EDUCANDO INNOVADORES

Según Rick Miller, “la innovación puede definirse como el proceso de tener ideas y pensamientos originales que tienen valor para, posteriormente, implementarlas de forma que sean aceptadas y utilizadas por gran número de personas”.

Hace unos días presentaba en este espacio mi definición de lo que el sistema educativo mexicano debería buscar: Debemos formar jóvenes creativos que generen innovación aplicada a problemas cotidianos, generando riqueza.

Ya nos deberíamos olvidar de la memorización como casi único objetivo del sistema educativo mexicano, pues este enfoque en el conocimiento nos ha estado alejando cada vez más del mundo desarrollado, que entendió que los sistemas educativos se deben centrar en la persona, para que una vez fortalecida, el conocimiento sea una consecuencia.

Para muchos investigadores educativos y de temas económicos, el conocimiento traducido a innovaciones, es el nuevo petróleo del siglo XXI. Estados Unidos es el país que más patentes desarrolla al año, en promedio 159.000, y, aun así, hay una preocupación creciente de los investigadores, que sienten que Estados Unidos ha perdido hegemonía en el mundo en cuanto a la generación de conocimiento. Esta preocupación no es infundada, pues la tasa de desempleo y de subempleo suman el 15% de la población activa, y más del 37% de las familias jóvenes (por debajo de los 30 años), viven en la pobreza (el nivel más alto de la historia), según Tony Wagner en su libro: Creando Innovadores.

Muchos países asiáticos han visto que la innovación y el emprendimiento son habilidades que deben desarrollar en sus educandos, por lo que desde hace algunos años todas las universidades de China, por ejemplo, llevan a cabo programas de fomento para emprendedores e innovadores.

Para Tony Wagner investigador estadounidense, estas son las habilidades que el sistema educativo debe desarrollar para formar jóvenes innovadores:

-       Desarrollar pensamiento crítico y resolución de problemas.

-       Fomentar la colaboración a través de las redes y liderazgo por influencia.

-       Desarrollar la agilidad y adaptabilidad

-       Instruir en la iniciativa y el espíritu emprendedor.

-       Facilitar el acceso y análisis de la información.

-       Desarrollar la comunicación oral y escrita efectiva.

-       Despertar la curiosidad e imaginación.

-       Fomentar la perseverancia.

-       Fomentar el deseo de experimentar.

-       Enseñar a asumir riesgos.

-       Desarrollar la resiliencia.

-       Instruir el pensamiento desde el diseño (Desing Thinking).

Según Jeffrey Dyer, Hal Gregersen y Clayton Christensen en un artículo de la Harvard Bussiness Review titulado El ADN del Innovador, logran definir las 5 habilidades que separan a los individuos innovadores de los no innovadores, y estas son: Asociarse, cuestionarse, observar, experimentar y hacer contactos por el mundo.

Como vemos el mundo desarrollado está muy preocupado por generar riqueza con el conocimiento, pues como lo vimos, este será el mayor valor agregado que un país tenga, en este inicio del siglo XXI.

En México estamos muy atrasados en este concepto, pues aún seguimos educando las mentes escolares como simples receptorios de información la cual pocas veces se aplica hacia la innovación.

Ojalá que el nuevo gobierno entienda el gran reto que tenemos de educar a una nueva generación que logre competir con el mundo moderno.

rectoria@ucuuahtemoc.edu.mx

¿SOLUCIONES O PROBLEMAS?

No me cabe la menor duda de que para que nuestro país mejore su economía y disminuya la brecha entre ricos y pobres, debemos apostar por el emprendimiento. Para que éste funcione adecuadamente, debemos inculcarlo desde la temprana edad, desarrollando habilidades de espíritu emprendedor y de pensamiento empresarial.

Constantemente comento con mis alumnos de la Universidad Cuauhtémoc, que es importante ir por el mundo viendo las áreas de oportunidad, que con visión y trabajo, seguro se podrán convertir en negocios exitosos.

Nuestra vida diaria en Aguascalientes nos presenta retos maravillosos que debemos asumir desde la oportunidad antes que desde la queja de ciudadanos pasivos que esperan a que las soluciones “caigan del cielo”. En nuestro Aguascalientes tenemos una cantidad de baches importantes en buena parte de las vías. Ante este problema tenemos dos caminos, uno es el de quejarnos de nuestras autoridades por no tener un esquema de mejora de vías, y el otro desde el punto de vista empresarial buscando soluciones para crear mejores pavimentos o sistemas más eficientes para solucionar el problema.

Hoy llueve mucho más que en años anteriores, y como nuestra ciudad carece de un sistema eficiente de recolección de agua lluvia, por eso se nos generan las complejas inundaciones que afectan a varias partes de la ciudad. Ya tenemos que tener universitarios pensando en soluciones para este problema, que además es paradójico, pues actualmente sacamos agua para consumo a más de 650 metros de profundidad, pero el agua que nos llueve, no hemos sido capaces de almacenarla para el consumo humano, pues gran parte del agua lluvia va al río San Pedro, el cual la conduce al estado de Jalisco, donde sí la almacenan.

Con las lluvias hemos podido ver que nuestros sistemas de impermeabilización son obsoletos y poco eficientes, allí tenemos otra área de oportunidad.

Contamos con más 50 universidades en el estado, donde nuestros alumnos y maestros debieran estar trabajando en soluciones creativas que mejoren problemas y generen riqueza.

Y viendo diferentes oportunidades de negocio, hace unos meses la revista International Living por segundo año consecutivo ubica a México como uno de los 5 países con mejores condiciones para el retiro. Según el Investigador Eugenio Herrera Nuño, esto está basado en las características que buscan principalmente los extranjeros en jubilación para vivir plenamente felices: clima agradable, belleza natural, buena atención médica, estilo de vida saludable y asequibilidad.

Dentro de la lista de ciudades en México para el retiro, aparece por primera vez Aguascalientes entre los 5 mejores lugares, junto con Valladolid en Yucatán, Cozumel en Quintana Roo, Costa Alegre en Jalisco, y Guanajuato en Guanajuato.

Quienes se dedican a hacer y a impulsar nuevos negocios dicen que un emprendedor nunca debe invertir en algo fuera de una mega tendencia, la cual es referida al giro que toman simultáneamente varios aspectos de la sociedad, cuyo impacto es perceptible a un segmento importante de la sociedad en el planeta, y que se mantiene en el largo plazo.

Justamente los adultos mayores son una mega tendencia, pues con la ampliación de la expectativa de vida en el mundo, luego del retiro las personas tendrán una buena parte de su vida sin trabajar y habrá que bridarle cada vez más y mejores servicios a este grupo poblacional.

Según esta importante revista, Aguascalientes tiene las condiciones para esos adultos mayores.

Como vemos, siempre las situaciones se convierten en áreas de oportunidad para quienes ven las cosas “fuera de la caja”. Necesitamos formar a nuestros educandos de manera diferente, “fuera de la caja”, para así darles las herramientas que les ayuden a solucionar problemas con innovación, pero siempre buscando la generación de riqueza.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

CREATIVIDAD + INNOVACIÓN / PROBLEMAS = RIQUEZA

No me cabe la menor duda de que el emprendimiento es el camino que América Latina tiene para crecer sus economías y disminuir las enormes y dolorosas diferencias entre ricos y pobres.

¿Cómo formar emprendedores?

Personalmente he desarrollado una fórmula de inicio que resuelve el problema: Debemos formar jóvenes creativos que generen innovación aplicada a problemas cotidianos, generando riqueza.

Comenzando por la creatividad, debemos ser honestos, nuestros países no desarrollan la creatividad en sus educandos, pues nuestros sistemas educativos centrados en el conocimiento y no en la persona, coartan la creatividad y vuelven al estudiante un receptor pasivo que recibe información. Eso lo debemos cambiar, y es que el mundo desarrollado nos lleva “años luz” en esto, pues mientras Estados Unidos genera 159 mil patentes al año, Corea del Sur 18 mil, y China 8 mil 700, México solo genera 222 patentes al año. Peor aún, todos los países de América Latina juntos, generan menos patentes que Israel, un país de poco más de 8 millones de habitantes.

La creatividad como modo de vida es una herramienta fundamental a desarrollar en nuestros estudiantes para encaminarla a la solución de problemas.

En cuanto a la cultura de la innovación podemos retomar lo escrito por Andrés Oppenheimer en su libro Crear o Morir: “es un clima que produzca un entusiasmo colectivo por la creatividad, y glorifique a los innovadores productivos de la misma manera en que se glorifica a los grandes artistas o a los grandes deportistas, y que desafíe a la gente a asumir riesgos sin temor a ser estigmatizados por el fracaso”. Innovar, por lo tanto, implica estar atento a las necesidades del mundo para buscar soluciones que generen mejor calidad de vida a las personas. Implica sentirse cómodo con el fracaso, habilidad que poco enseñamos en nuestros sistemas educativos, pue estamos acostumbrados únicamente a premiar con 10, a los niños que se aprenden de memoria las lecciones.

Nuestros gobiernos y empresarios también son culpables de la poca innovación en América Latina, pues únicamente el 2,4% de toda la inversión mundial en investigación y desarrollo tiene lugar en nuestra región; mientras que en Estados Unidos y Canadá se genera el 37,5%, y el 25,4% en Asia.

Fracasar para inventar, y generar riqueza, es la fórmula, y los ejemplos en la historia nos lo muestran. Thomas Alva Edison fracasó 1000 veces antes de inventar la bombilla eléctrica, o Alexander Graham Bell quien también fracasó al tratar de vender su invento del teléfono a la empresa que hoy se llama Western Union; o Brian Acton y Jan Koum creadores de WhatsApp, quienes fracasaron varias veces al acercarse a Twitter y a Facebook en busca de empleo, y al final terminaron vendido su empresa justamente a Facebook en 19.500 millones de dólares, evento considerado como el gran fracaso del área de recursos humanos de Facebook quien no supo detectar el talento de estos jóvenes que se ofrecieron como empleados y que al final esta misma empresa los convertiría en millonarios.

Al final debemos entender que el sistema educativo es el soporte de una economía, y mientras sigamos soportando a nuestros países con sistemas educativos obsoletos que no potencien la creatividad y la innovación, estaremos sumidos en esta dolorosa pobreza creciente, y en las desigualdades tan complejas que vivimos en la región.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

ECOSISTEMA EMPRENDEDOR PARA AGUASCALIENTES

Hace unos meses el Mtro. Luis Obregón Pasillas Secretario de Economía Social y Turismo Municipal nos convocó, a varios actores del estado, a una reunión con la idea de concebir un Ecosistema Emprendedor para Aguascalientes. A esta reunión acudimos empresarios, educadores, directores de cámaras, funcionarios del municipio capital, del gobierno del estado, e inclusive, de la delegación de la secretaría de economía federal (Gustavo Granados Corzo), entre otros, quienes fuimos reunidos con la idea de fomentar el emprendimiento y buscar una mejor economía para Aguascalientes.

¿Cuál es la idea? Generar más y mejores emprendedores, y apostar por la innovación como motor de crecimiento para el estado.

Quise escribir estas letras con el fin de agradecer al municipio de Aguascalientes, al gobierno del estado, al gobierno federal, y a todos los actores que se sumaron a esta importante causa, pues no me cabe la menor duda de que México necesita fomentar el emprendimiento como motor de crecimiento económico y como alternativa para disminuir las profundas desigualdades entre ricos y pobres.

Me gustaría usar este medio para compartir algunas ideas que propongo llevar a cabo con el fin de consolidar una primera idea de este Ecosistema Emprendedor para Aguascalientes:

1-    Creación de un Consejo Estatal de Emprendimiento constituido y con facultades para recibir donativos y bajar recursos para el fomento emprendedor. Por supuesto los actores de este Consejo deberán contar con amplia experiencia en la formación de emprendedores.

2-    Creación de un Centro de Emprendimiento e Innovación financiado por el sector educativo público y privado, empresarios, gobierno estatal y municipal. La idea de este centro es conjuntar en un solo lugar a las múltiples incubadoras, aceleradoras y desarrolladoras de negocios con el fin de sumar esfuerzos para la creación de una única metodología desarrollada para las necesidades propias del estado y con una visión conjunta de lo que buscamos como Ecosistema Emprendedor.

3-    Desarrollar un programa transversal de emprendimiento a temprana edad para todo sistema educativo del estado con alcances por nivel. La idea de este programa es desarrollar las habilidades de espíritu emprendedor y pensamiento empresarial en los niños y jóvenes de Aguascalientes.

4-    Consolidar un sistema estatal de ángeles inversores e inversores de riesgo, con el fin de apostar por proyectos generados en el centro de emprendimiento, generando riqueza a todos los involucrados.

5-    Consolidar un sistema de investigadores / innovadores financiados por el Centro de Emprendimiento e Innovación, enfocados a generar invenciones, innovaciones, disrupciones, incluso, empresas de pensamiento exponencial.

Ideas pueden haber muchas y mejores, pero creo que este paso que Aguascalientes da hacia la consolidación de un Ecosistema Emprendedor es digno de señalarse y apoyarse, pues el mundo desarrollado nos ha demostrado que cuando se generan más y mejores emprendedores, las economías cambian positivamente.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

JUMP START: UNA NUEVA MANERA DE INICIAR HACIA EL CONOCIMIENTO

Quienes nos dedicamos a la educación superior debiéramos estar muy preocupados pues las universidades mexicanas estamos muy poco preparadas para el proceso educativo que exige el educando del siglo XXI.

Aún debatimos sobre si la educación a distancia en buena, o si los sistemas educación blended son adecuados, o si el conductismo está “satanizado” o si el constructivismo es la panacea del mundo moderno. Queremos incorporar las TIC en el aula de clase, pero limitamos el uso de los teléfonos celulares. Sabemos de la importancia del internet en el proceso enseñanza aprendizaje, pero no enseñamos a los alumnos a revisar y a decantar la información de la red.

En fin, las universidades mexicanas necesitamos sacudirnos rápidamente para actualizarnos y así formar adecuadamente a los futuros profesionistas que necesita el mundo actual.

Mientras en París crearon la Universidad 42, la primera universidad del mundo sin profesores, gratuita y abierta las 24 horas del día, y que además ha graduado al 100% de sus alumnos con trabajo, gran parte de nuestras universidades en México siguen utilizando la cátedra del maestro “todopoderoso” (único conocedor de la verdad), como soporte casi único del proceso enseñanza – aprendizaje.

Mientras el Dr. Sugata Mitra investigador de la Universidad Newcastle en el Reino Unido ha estado demostrando por medio de su investigación denominada “Agujero en la pared”, que aún en la ausencia de una educación formal y sin supervisión adulta, los niños pueden ser autodidactas y aprender entre ellos, si son motivados por la curiosidad y el conocimiento compartido de sus compañeros, nuestra educación en México castiga a los alumnos que cuestionan a los docentes, o limita la posibilidad de exámenes grupales a libro abierto, que obliguen a los estudiantes a un pensamiento crítico y aplicado, antes que a un conocimiento repetitivo y cuadrado.

Dentro de mi tesis de doctorado he estado trabajando en un concepto al que he denominado Jump Start, el cual se refiere a mantener el asombro y la curiosidad en el educando por medio de una “choque eléctrico” que se da al alumno previo a la construcción del conocimiento. Este “choque eléctrico” puede ser un chiste introductorio alusivo al tema, un disfraz, un apunte tecnológico desconocido, o cualquier actividad que genere curiosidad y ganas de aprender.

Nadie ha dicho que el adquirir conocimiento debe ser un proceso aburrido, y más si entendemos que las generaciones a quienes hoy impartimos clases (millennials y centennials) son capaces de realizar 5 actividades al tiempo (la generación X, como la mía, únicamente podemos realizar 2 cosas a la vez).

En este nuevo concepto educativo tenemos que entender que debemos centrar la educación en la persona y no en el conocimiento (como lo hemos hecho en los últimos 100 años), ya que solo un ser humano fortalecido es capaz de recibir el conocimiento como con secuencia de sentirse “fuerte” y seguro.

Dentro de esta premisa, nuestro sistema educativo debe enfocarse en enseñar a: tomar decisiones, resolver problemas, ser emprendedores, ser creativos con aplicabilidad en la vida diaria, ser capaces de adaptarse, asumir riesgos, trabajar en equipo, ser resilientes, tener un pensamiento crítico y aplicado al mundo real, y ser sensibles.

Estas habilidades son FUNDAMENTALES para el mundo actual donde la memorización cada vez pierde más importancia y donde los exámenes estandarizados miden muy poco para asegurarnos del éxito de nuestros educandos en la vida laboral.

México necesita un cambio radical y urgente a su sistema educativo, pues el “mundo real” nos exige cada vez más, y mientras no demos a nuestros estudiantes las herramientas que necesitan, seguro seguiremos rezagados y aumentando la pobreza que cada día es más grande en nuestro país.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

¿SE NOS VA CAASA?

Buen momento para reflexionar sobre el agua

 

Aprovechando el tema de la no renovación de la concesión de la alcaldía de Aguascalientes al título de concesión en el manejo del agua a CAASA hasta el 2023, bien vale la pena realizar un análisis de este tema que es VITAL para nuestro estado en el mediano y largo plazo.

Según CAASA, en su administración ha logrado que el 99% de las familias cuenten con el servicio de agua, lo que equivale a 272 mil familias.

Por otro lado, la alcaldía señala que el servicio es deficiente y que no cumple con las expectativas, por lo que el siguiente paso sería la municipalización del servicio, o la concesión a otra empresa.

En fin, mientras son peras o manzanas, Aguascalientes sigue sin resolver el tema del agua, el cual debiera ser prioritario para cualquier administración.

Es raro, vivimos en un conflicto extraño con el vital líquido, pues hace algunos ayeres cuando escaseaban las lluvias, renegábamos (me incluyo) de la escases de las lluvias en la entidad, y ahora que el cambio climático nos beneficia con lluvias, nuestra ciudad colapsa cada que tenemos un aguacero fuerte… nuestras calles se despedazan, las impermeabilizaciones no funcionan, nuestras coladeras colapsan, los arroyos se desbordan y por supuesto todos (me incluyo) renegamos y pedimos al cielo “cerrar la llave”, aunque sea, un poco.

Lo triste del asunto es que hace 30 años existían una buena cantidad de ojos de agua, hace 15 años excavábamos pozos a 70 metros de profundidad, y hoy perforamos pozos de hasta los 600 o incluso, 700 metros de profundidad; agua que recibimos con arsénico, plomo y mercurio, los cuales seguro hacen un daño terrible a nuestros organismos.

¿Qué hacer?

Primero debemos entender que, para cualquier gobierno en nuestro Aguascalientes, el agua debe ser el tema prioritario de la agenda, pues si no tomamos medidas urgentes y drásticas, quizás en menos de 30 años no contaremos con agua para cumplir las funciones actuales.

Actualmente, de lo que llueve, muy poca cantidad se va al subsuelo, el gran porcentaje llega al río San Pedro, el cual transporta el gua a nuestro estado vecino de Jalisco, donde la reciben con gusto y la usan para diferentes giros.

Necesitamos:

1-    Generar un sistema (al costo que sea) para captar esa agua lluvia y usarla para consumo humano.

2-    Activar un verdadero uso de las plantas de tratamiento de aguas negras con que hoy contamos, pues esta agua únicamente se usa para el riego, pudiendo extenderse, con las adecuaciones pertinentes, para el consumo humano.

3-    Determinar que el crecimiento de nuestra ciudad debe ser vertical, pues las ciudades horizontales utilizan mucha más agua, pues en transporte hoy se pierde alrededor del 60% de cada litro extraído del subsuelo.

4-    Generar normas estrictas en la construcción de edificaciones. Es necesario que todas las azoteas de la ciudad sean captadoras de agua. Necesitamos que cada casa cuente con un sistema de reciclado de aguas negras, además de la instalación obligada de sanitarios y equipos ahorradores de agua.

5-    Utilización masiva de pavimentos porosos, esos que permiten el paso del agua lluvia al subsuelo con mayor facilidad.

En fin, las ideas pudieran ser muchas, pero lo que no nos podemos permitir es seguir tan pasivos ante un tema que quizás a largo o mediano plazo, termine por acabar con el desarrollo de nuestro Estado.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

DOS DE AMLO QUE NO ME GUSTAN

Considero poco estratégicas dos de las decisiones de nuestro presidente electo Andrés Manuel López Obrador: la primera la relacionada a la consulta propuesta para la construcción o no, del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, y la segunda, la relativa a la venta del avión presidencial.

Con respecto a la primera debo señalar que el turismo es el tercer ingreso para nuestro país (después del petróleo y las remesas), por lo que cualquier inversión que lo beneficie, nos ayudará a mejorar las condiciones de comodidad para quienes nos visitan cada año. Vale la pena señalar que, en el 2017, más de 40 millones de visitantes llegaron a nuestro país por medio del aeropuerto de la Ciudad de México.

En materia de turismo México necesita más aeropuertos, mejores y más seguras carreteras, trenes de alta velocidad, apertura a más rutas y mejores horarios para las aerolíneas de bajo costo, entre otras acciones que beneficiarían las condiciones para los visitantes.

Someter la continuidad de la construcción del nuevo aeropuerto a una consulta ciudadana donde se planteen las opciones de la cancelación de la obra del nuevo aeropuerto o la construcción de dos pistas adicionales en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, se me hace una estrategia desatinada del nuevo presidente. Aunque entiendo claramente que durante su campaña usó la cancelación de la obra como promesa en contra del “viejo gobierno”, su equipo de asesores debería entender y plantear que esta obra generaría un enorme y necesario beneficio para el país.

Por supuesto habrá que revisar los contratos evitando sobre costos y los abusos tan “acostumbrados” en nuestro país. Habrá que analizar la propia construcción para que sea segura, pero someter a la ciudadanía una decisión tan estratégica para México, se me hace una total irresponsabilidad del nuevo gobierno, que al final tendría que asumir las consecuencias, incluso económicas, de los contratiempos de una obra tan esperada por los inversionistas internacionales, así como por los usuarios del aeropuerto más importante de América latina.

En cuanto a la venta del avión presidencial, debo comentar que quizás esta inversión en un avión tan “lujoso” fue un exceso, pero desde mi particular punto de vista, el avión ya está y un mandatario de México (la 15 economía más grande del mundo) debería movilizarse en un avión presidencial, no por una cuestión de vanidad, sino más bien por practicidad.

La imagen del presidente electo de México hace unos días en la terminal 2 del aeropuerto de la ciudad de México, donde había una fila de más de 20 personas que esperaban su turno para tomarse una foto con él, se me hace sumamente lamentable pues yo espero de mi presidente una concentración total en el trabajo para con un país que tiene muchos problemas de seguridad, de desigualdad, económicos, de salud, educación, movilidad, etc., etc., y cualquier tiempo que el presidente tenga de privacidad será fundamental para aclarar las estrategias que México necesita para encaminarse hacia donde todos esperamos.

Usar el avión presidencial como oficina de trabajo durante los constantes desplazamientos que tiene un presidente, se me hace práctico y necesario, y mucho más estratégico que esa labor de “estrella de cine” que mostró en días pasados en la sala de espera del aeropuerto.

En conclusión: El aeropuerto nuevo es necesario estratégico y urgente, ojalá los votantes lo entiendan.

Un presidente necesita un avión para movilizarse, si el nuevo es muy lujoso, que se cambie por otro más modesto, pero el presidente de México no puede estar atorado varias horas en la sala de espera de la terminal 2 (como sucede en casi todos los vuelos actualmente), saludando al público y tomándose fotos… nos sale muy caro así.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

VUELVE GORDILLO… ¿EN PAZ?

Si algo debe preocupar a nuestro país es el nivel educativo, pues todos sabemos que no andamos nada bien. En educación básica hemos salido muy mal evaluados en las pruebas internacionales, y en educación superior, ya no contamos con la mejor universidad de la región, pues la UNAM bajó varios escalafones para ceder su primer lugar de varias décadas, a las universidades de Chile y Brasil.

La reforma educativa propuesta por el presidente Peña Nieto, aunque perfectible, fue un gran paso para aceptar que algo estaba mal en el sistema y que no podíamos quedarnos con los brazos cruzados.

Desde mi humilde opinión, el presidente electo debería pensar sobre el tema, pues acabar con la reforma sería un retroceso terrible para el sistema educativo.

Esta reforma ha puesto a pensar a las escuelas de México, a la SEP, a la educación privada. Pensar en cómo desarrollar habilidades en los niños que el viejo sistema no desarrollaba y que son fundamentales para el mundo moderno, por lo que destruirla, sería un retroceso lamentable.

Tampoco creo que sea el momento de revisarla, pues se requiere tiempo para medir los resultados de una estrategia, y esta reforma aún inicia.

El camino debiera ser fortalecerla, impulsarla, corregir algunos aspectos mínimos para su correcta implementación; además de ayudar a los maestros para fortalecer sus conocimientos y evaluar su desempeño.

La imagen de la semana anterior al ver y escuchar a la “maestra” Elba Esther Gordillo diciendo: “recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”, es completamente indignante para un país que debe su atraso educativo a muchos factores, pero entre los que seguro sobresale la gestión que Gordillo durante 15 años realizara en el SNTE, donde además de manejar de manera dudosa los recursos, nos demostró que todo le interesaba, menos la calidad educativa de nuestros estudiantes mexicanos.

Como olvidar sus discursos donde confundió “jocosamente” el nombre del virus de la influenza AH1N1, o en los que no podía leer tres palabras seguidas sin equivocarse. Esta mujer de lujos exorbitantes, de hummers regalados a sus maestros, de compras en Louis Vuitton, Chanel, Prada, Escada, Hermès, Diane von Fürstenberg y Neiman Marcus… la Elba Esther compradora de cuadros de Fernando Botero hoy sale a decirnos que es inocente (el dato más importante de todo el juicio es que el sindicato nunca la denunció), que todo fue una persecución política y que está de regreso con más fuerza que nunca.

Su imagen ante los medios levantando la absolución es una afrenta contra un país que debe su pobreza en gran medida a su sistema educativo. Ese sistema educativo que ella misma paralizó en dos sexenios a la conveniencia de los gobernantes en turno. Ese sistema educativo que protegía la mediocridad de los docentes, la venta indiscriminada de plazas, la herencia de plazas, el derroche y la incapacidad de formar a los educandos que el mundo moderno nos exige para competir dignamente.

Claro, seamos honestos, muchos de estos vicios aún siguen, pero el día en que México vio a esta señora en la cárcel, sentimos un gran alivio y una esperanza de que las cosas en México, en materia educativa, podrían funcionar mejor.

Hoy la “maestra” dice estar de vuelta, con fuerza, pero en paz. ¿Para qué? ¿A dónde? ¿Cómo? ¿Qué buscará? El tiempo lo dirá. Mientras tanto México sigue buscando una solución a su sistema educativo, ese que no funciona adecuadamente y que requiere que sus actores se comprometan desde la práctica docente y la estrategia, antes que, desde la política, los votos, y el descrédito que dan quienes lo usan como trampolín al poder.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

IDEA+MAKERS LAB: MÉXICO CRECIENDO

No me cabe la menor duda de que el emprendimiento es el camino que tiene nuestro país para crecer su economía y disminuir la brecha entre la pobreza y la riqueza.

El gran reto es que el sistema educativo mexicano no nos forma para ser emprendedores, por lo que es mucho más complejo lograr los objetivos de desarrollar un negocio, lo que nos ha llevado a que de cada 10 empresas que se abren en México, 9 cierran antes de 5 años.

Pero hemos iniciado un buen camino, pues México se ha vuelto un promotor del emprendimiento, tanto así que, en el 2016, un estudio denominado “Startup América Latina 2016: Construyendo un futuro innovador”, realizado por la OCDE, determinó que México es el país que más apoya las iniciativas de emprendimiento dentro de las naciones que conforman la Alianza del Pacífico.

Para que el camino se agilice, debemos incluir transversalmente la enseñanza del emprendimiento en nuestra educación básica y media superior, sentando las bases del espíritu emprendedor y el pensamiento empresarial, para buscar que en la educación superior los jóvenes ya estén en posibilidad de abrir sus propios negocios de manera paralela a la formación en sus universidades, esto facilitaría enormemente la generación de riqueza y una mayor experiencia en conocimiento, que al final, es el mayor valor agregado que un país puede tener.

Personalmente creo que existen cuatro carencias fundamentales de conocimiento, en el mundo moderno: primero es no saber leer ni escribir, segundo no saber inglés (pues es el idioma universal de los negocios), tercero, es no saber manejar una computadora o un dispositivo móvil con fluidez, y cuarto, no saber el lenguaje de la programación, pues la programación es el soporte de cualquier aparato electrónico en la actualidad.

Hace unos días conocí a un gran emprendedor, Juan Agustín Romero de Robolab quien se dedica a enseñar de una manera divertida, códigos de programación a los jóvenes de México.

Con Agustín decidimos unir dos ideas para mejorar la educación de los estudiantes mexicanos. Estaremos uniendo la enseñanza emprendedora (a la cual me he dedicado en los últimos 10 años), sumándola a la enseñanza de códigos de programación para que por medio de un Makers Lab (espacio de creación) los jóvenes hagan los prototipos para las ideas de negocio que van desarrollando.

En un Makers Lab, o Makers Space, debemos tener 5 áreas de trabajo básicamente: Electrónica y programación, área de trabajo manual, espacio para la fabricación digital, un área de manejo de textiles, y una última área de materiales de reciclaje.

La idea de estas áreas es que potencien las ideas de negocio para llevarlas a un prototipo que luego sea el soporte para una startup. Según Eduardo Morelos una Startup “es una gran empresa en su etapa temprana; a diferencia de una Pyme, la Startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales”.

México necesita más y mejores emprendedores, por lo que quienes nos dedicamos a la educación desde la inicial hasta la superior, tenemos la obligación de cambiar el rumbo y entender que las habilidades emprendedoras son fundamentales para un joven del mundo actual.

Si entendemos esto, seguramente podremos aspirar a un cambio radical en México en las próximas décadas, un cambio que nos augure mayor riqueza y mejores oportunidades para todos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EMPRENDER = SENTIRSE CÓMODO CON EL FRACASO

Estoy convencido de que el emprendimiento cambia la realidad económica de un país. Quienes han entendido esto, han logrado mejorar sus economías, especializar su capital intelectual y distribuir mejor la riqueza, ejemplos tenemos muchos: Israel, Corea del Sur, Estonia, Taiwán, Singapur, Estados Unidos, etc.

México tiene un ecosistema emprendedor muy débil, tanto que 9 de cada 10 empresas cierran en los primeros 5 años. Contamos con un sistema educativo que nos forma para ser empleados, de allí que quienes se “lanzan” a la aventura de ser emprendedores, sufran tanto.

Tan complejo es el proceso de un emprendedor, que hace unos días se lanzó una reforma a la Ley de Sociedades Mercantiles que habilita un proceso simplificado de liquidación y disolución de sociedades mercantiles a la que denominaron “Ley de Reemprendimiento. Según ASEM (Asociación de Emprendedores de México) “hasta ahora, para cerrar una empresa, una persona debía invertir más de seis meses de trámites y hasta 60 mil pesos de costos notariales, lo que representa tres veces más de tiempo y dinero que abrirla. Con esta reforma, el procedimiento se realiza vía Internet sin costo y en un plazo de dos meses”.

Según Fernando Mendívil, presidente de la ASEM, “como país debemos crear las condiciones para que el emprendedor solo se preocupe en hacer realidad un negocio y consolidarlo para que genere empleo y desarrollo económico; es absurdo seguir gastando dinero y tiempo en una empresa que dejó de ser productiva y creemos que esta ley impulsará el reemprendimiento en el país…”

El proceso para un emprendedor es nuestro país es tortuoso, pues no hemos logrado ser eficientes en formar las habilidades para ser un emprendedor, ni la capacitación y facilidades para abrir una empresa y mucho menos, para cerrarla.

Quienes hemos sido emprendedores sabemos que hay que acostumbrarse a fallar para ganar, por lo que es absurdo que nuestro sistema educativo no nos eduque para sentirnos cómodos con el fracaso y con los problemas que exigen el éxito final.

El emprendimiento es el camino, y estoy convencido de que esta habilidad se debe forjar desde la temprana edad, justo los 12 primeros años de vida donde se cimientan los valores más fuertes que construyen al ser humano integral.

Hemos creído, los que nos dedicamos a la educación superior (y lo digo con conocimiento de causa), que el emprendimiento se forma en las universidades y quizás ese ha sido nuestro gran error, pues es muy complicado para quien por 15 años recibió una formación para ser empleado, que en los años universitarios se rompa el paradigma y se generen las habilidades que requiere un emprendedor para ser exitoso, entendiendo que el emprendimiento no es únicamente hacer una empresa, un emprendedor va mucho más allá de constituir una empresa y lanzarla al mercado.

México necesita entender que el emprendimiento es la clave para fortalecer su economía y disminuir las desigualdades, por lo que es necesario hacer un giro de 180 grados al sistema educativo para transversalizar la educación emprendedora.

¿Cuál es la fórmula?

Potenciar la creatividad como modo de vida, para que, por medio de la innovación aplicada a problemas cotidianos, se logren soluciones que generen riqueza.

 

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx