Author Archives: jcmesa

EL FÚTBOL ESPACIO FAMILIAR O CAMPO DE BATALLA

El fútbol es una actividad que apasiona a millones, y lo que se mueve alrededor de él, es impresionante.

No importa la religión, la raza, la situación económica, la educación… Los aficionados acuden a los estadios gozosos por el tan “esperado” partido, acompañados por sus amigos y familiares. Es una oportunidad para compartir un momento agradable y de disfrutar de un evento, que se supone debe ser en un ambiente sano y familiar.

Los equipos de fútbol, y sobretodo los considerados “grandes” por el número de seguidores que tienen en sus filas, llevan a sus espaldas  las ilusiones de sus “hinchas” por verlos obtener un triunfo, lo que para muchos es una justificación de esa actitud obsesiva y fanática.

Lamentablemente, este “amor” desmedido por una camiseta, se ha tornado peligroso para aquellos que desean gozar en vivo y en directo de un encuentro de este popular deporte.

Con asombro hemos visto a través de los medios de comunicación cómo la violencia sigue invadiendo y opacando  partidos importantes de fútbol.

Y aunque México  ha sido considerado como uno de los lugares con menores índices de violencia en el fútbol, los hechos se han ido incrementando por lo cual, desafortunadamente el espectáculo se ha vuelto menos familiar y en ocasiones hasta peligroso. Peor aún, estos incidentes  se han extendido al exterior de los estadios… en lugares públicos en donde transitan personas ajenas a esta situación.

Pleitos en la tribuna que provocan heridos, aficionados que burlan la seguridad e ingresan a la cancha calentando la situación, jugadores que pierden la cabeza, etc., son escenas que tristemente,  son más frecuentes.

Pero ¿En qué momento  la alegría se convierte en tragedia?

¿Cómo es posible que un festejo se vuelva una batalla?

¿Cómo un ser pensante puede comportarse así?

Tal vez no podamos comprender cómo llegamos a hacernos daño por un evento que debería ser únicamente  júbilo, y en el peor de los casos, tristeza  por haber sido derrotados.

Sea lo que sea resulta totalmente reprobable esta violencia, por lo que en muchos países se han tomado medidas  drásticas para tratar de evitar y corregir este tipo de enfrentamientos que dolorosamente han llegado a causar pérdidas humanas.

Creo que es una tarea de todos: educación en la familia y las escuelas, fomentando valores como el respeto y  la tolerancia; participación de las autoridades, para que ejerzan con un castigo ejemplar todo el peso de la ley a los que incitan, generan y llevan a cabo acciones violentas. Seguridad por parte de los estadios y sus administradores: para que planifiquen estrategias de prevención (como detectores de metal) y reacción.

En fin, que la seguridad se sienta dentro del inmueble, sus alrededores e inclusive en los espacios públicos en donde los seguidores suelen acudir a festejar (lugares en donde últimamente se han presentado los hechos más crudos).

Es justo reconocer también, a los estadios y  a las aficiones que no se han visto envueltos en este tipo de circunstancias,   lo que es un claro ejemplo de que el orden, puede prevalecer en los partidos.

Considero que es normal que la “calentura del partido” prenda a jugadores y espectadores, pero eso no justifica por ningún motivo que se pretenda dañar la integridad física de aquellas personas que únicamente deseaban convivir y disfrutar de la participación de su equipo.

No olvidemos que la línea entre la cordura y la locura puede ser sumamente delgada, y sobretodo en esta sociedad tan vulnerable.

EL VERDADERO VALOR DE SER MAESTRO

Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida. (Pitágoras)

Estamos a la víspera de festejar el Día del Maestro,  evento del cual se desprenden un sinnúmero de celebraciones organizadas por  diferentes actores: gobierno, escuelas, asociaciones, sindicatos, etc., pero a mi  punto de vista, pocos reconocemos la forma REAL de agradecer y reconocer la importante labor de nuestros docentes.

Como parte de los festejos, nos encontramos con majestuosas comidas, nutridos desayunos y románticas cenas… pero ¿Motivamos a nuestros maestros de la manera adecuada?

En repetidas ocasiones, he escrito sobre la enorme labor de nuestros maestros, pues su tarea en la actualidad va mucho más allá que enseñar: son  una guía, un ejemplo, un mentor.

Pero no me cansaré de aplaudir a aquellos que saben de su trascendente actuar y deciden trabajar con esmero, respeto, cariño y profesionalismo independientemente de la remuneración económica que pudiesen recibir.

¿Cuánto tiempo pasan nuestros hijos al lado de estos maravillosos seres? Horas, tal vez muchas más que con nosotros mismos (por algo se forman ciertos  lazos afectivos).

Por ello su labor es esencial.

No olvidemos que la escuela es una continuidad de nuestro hogar, es de cierta forma, la segunda casa de los niños y jóvenes, por ello, el vínculo que se crea entre el alumno y el maestro puede ser tan fuerte y tan determinante para la formación que inclusive  los directivos buscan la manera de que los padres de familia participen más activamente en eventos escolares.

No olvidemos que además de enseñar, que es el cumplir con los objetivos que se plantea la escuela, el maestro educa, ya que gracias a su vocación apoyan a los estudiantes fomentándoles valores y ayudándoles con su ejemplo, a ser mejores personas.

En muchas películas hemos visto cómo un  maestro puede cambiar por completo el ambiente de un salón de clases, convirtiéndose en un modelo a seguir por los estudiantes, siendo éste casi un “HÉROE”.

Pero, al término del año escolar ¿Conocemos los sentimientos y sensaciones hacia el maestro (a) por las que atraviesa un niño?

¿Consideramos la posibilidad de que un maestro detecte algún problema familiar que ni nosotros mismos somos capaces de percibir?

¿Nos hemos acercado con algún maestro para solicitar su orientación sobre qué debilidades y fortalezas encuentra en nuestros hijos?

Seguramente, son preguntas a las que lamentablemente contestaremos que NO, pues muchos de nosotros no RECONOCEMOS la tarea que desempeña un maestro en nuestras vidas y no tomamos en cuenta sus cualidades humanas ni profesionales.

Creo que casi nunca intentamos ponernos en el lugar de ellos, pues además de enseñar y compartir su experiencia, su labor requiere de enorme paciencia y seguramente (en el caso de quienes conviven con niños más pequeños) pasar horas de cansancio físico y mental pues “lidiar” con actitudes egocéntricas, desiguales, caprichosas,      que enjuician, demandan y critican, es realmente complicado.

Sin hacer distinciones, un maestro se esmera en “corregir” a un alumno problemático, y trabaja junto a él, hasta que se vean los frutos de su esfuerzo.

Sin favoritismos, un maestro motiva a las “mentes brillantes” y los “ordenados” para que ayuden a sus compañeros a dirigirse por un mejor camino.

En conclusión, deseo aprovechar estas líneas para agradecer y felicitar a todos los maestros, por su valiosa elección de vida: enseñar y educar, por compartirnos su saber, por orientarnos y por haber aportado su grano de arena para ayudaros a ser lo que ahora somos.

UNA TRAGEDIA MÁS

Desafortunadamente,  hace unos días nuestro País vivió nuevamente un lamentable hecho que pone de luto al estado de Coahuila. Se trata de la explosión ocurrida en la población de San Juan de Sabinas, Coahuila en donde 14 mineros quedaron atrapados en la mina carbonera. Ya han sido rescatados algunos cuerpos sin vida.

Esta mina inició actividades desde hace apenas 19 días y ninguno de los accidentados contaba con Seguro Social, es decir, la mina operaba ilegalmente.

Hace más de 5 años, en este mismo municipio se vivió una tragedia que impactó a la sociedad mexicana en donde la acumulación de gas, causó una explosión en la mina Pasta de Conchos, falleciendo 65 mineros, de los cuales sólo dos cuerpos han sido rescatados. Mucha discusión existe en torno a este tema, pues critican a la empresa por haber suspendido las actividades de rescate  (aunque fuese para  darles a los cuerpos cristiana sepultura) con la finalidad de evitar una investigación de las causas reales del percance.

Un dato impactante es que en esta región, han sufrido más de 1700 decesos de mineros desde el año de 1889.

En el mundo varios países han vivido también este tipo de tragedias; algunos países en algunos hechos por fortuna han podido rescatar a los atrapados a metros de profundidad.

Para muchos es inevitable hacer la comparación, por ejemplo con China y Chile.

El primer país sufrió en las minas de Shanxi una explosión que dejó atrapados a 150 trabajadores de los cuales, la gran mayoría fueron rescatados (115). La mina también era de carbono.

En Chile, se vivió casi una telenovela, en donde se transmitió al mundo entero el rescate de 33 mineros que quedaron sepultados a más de 622 metros en la mina San José durante casi 70 días; cabe señalar que es una mina de oro y cobre y por lo tanto los gases que acompañan a los trabajadores no son los mismos.

La comparación que hacen muchos, radica principalmente en las estrategias y empeño que su puso en el rescate.

En esta ocasión, el Gobierno Mexicano ha solicitado apoyo a técnicos chilenos para que asesoren y asistan si es posible en las labores.

Chile fue un ejemplo de tenacidad y hermandad. Una muestra de solidaridad y compromiso con un gremio que es tan castigado. Fue un ejemplo de que las autoridades, buscaron un objetivo final que fue el rescate  con vida de sus compatriotas, dejando a un lado intereses individuales.

Como mexicanos,  nos encantaría escuchar que nuestras autoridades exigirán mano dura y ejercerán acción penal contra los dueños de la mina de manera inmediata y que además, pondrán a trabajar estrategias contundentes de rescate de esos seres humanos, quienes sus familiares esperan tener nuevamente con ellos… de una u otra forma.

UNA LÍDER ENTRE DOS MUNDOS: Un excelente aliciente para luchar por México

Rosario Marín es una mexicana increíble. Además de haber sido tesorera de Estados Unidos durante el mandato del ex presidente George W. Bush, es madre de Eric, un joven que nació con Síndrome de Down y que estuvo 7 veces a punto de morir en su primer año de vida. Esta mujer, que a los 14 años dejó México para ir a Estados Unidos con su padre, un intendente y su madre, una costurera, ha sido tal vez la mexicana con más éxitos en la vida pública de Estados Unidos.

Esta valiente mujer que fue la tesorera 41 de Estados Unidos, y la única que ha nacido fuera de las fronteras de ese país, firmó entre el 16 de agosto de 2001 al 30 de junio de 2003 los dólares nuevos que se imprimieron en el vecino del norte.

Hace algunos días Rosario Marín visito nuestro Aguascalientes e impartió una emotiva conferencia denominada: “Un Líder entre dos Mundos”. Además de contarnos su muy interesante historia de vida, donde combina sufrimiento, esfuerzo, tenacidad, esperanza, y éxito, por supuesto, dejó a todos los asistentes (alrededor de 500 personas) tres lecciones que desde mi punto de vista son fundamentales para cualquier ser humano:

La primera: Haz lo correcto aunque nadie te vea. Que interesante planteamiento para un presente en el que lo más importante se ha convertido en el “que dirán de mí”. Y es que como seres humanos nos hemos acostumbrado a usar la “mascara” que nos conviene ante una situación determinada, dejando nuestro verdadero YO, guardado a la privacidad…

Segunda lección: Da lo mejor de Ti. Hoy más que nunca nuestro México está urgido de hombres valientes que dejen a un lado el conformismo para sacar desde adentro las mejores armas que ayuden a construir el país en el que soñamos vivir. Nos quejamos de que ya acumulamos (segúnn la OCDE) rmas que ayuden a conmos (segejen a un lado el conformismo para sacr desde adentro las mejores armas que ayuden a común la OCDE)  70 millones de personas con algún grado de pobreza y que tenemos Gobiernos que se han olvidado de su pueblo… pero definitivamente nuestro México ya está cansado de escusas y recriminaciones. Hoy más que nunca debemos asumir nuestra realidad para convertirnos, antes que en víctimas de lo que hoy vivimos, en actores de cambio y esperanza.

La última lección, a la que denomina la “Regla de Oro”, es: Trata a la Gente como tú quieras que te traten a Ti. Que hermosa reflexión para quien ha sufrido la pobreza y el rechazo, y ahora se ha convertido en un referente político de California y Estados Unidos en general.

Yo considero que un ser humano tiene dos entornos básicamente, uno es su familia, y el otro, la naturaleza y la demás gente que nos rodea. Como habitantes de este planeta debemos ser capaces de construir y aportar valientemente en la construcción de estos dos entornos, y seguramente si tomamos en cuenta la Regla de Oro de Rosario Marín, tendremos un México mejor, un mundo mejor.

Ante la adversidad que vive nuestro país, la salida inmediata quizás sea la desesperanza y el miedo ante lo que vendrá, pero conocer a mexicanos que han logrado transformar dolor y miedo, en esperanza y éxito, es el mejor aliciente que tenemos para trabajar por el México en el que todos añoramos vivir.

ELECCIONES EN PERÚ: Resultado del Olvido a su Pueblo

Para todos es bien sabido que Perú ha sido uno de los países de Latinoamérica con un mayor y sostenido crecimiento en los ejan serias dudas sobre el futuro  estos dos candidatos, que desde mi opunto de vista dejan serias dudas dencia que ahora ostentúltimos años, 6,2 por ciento en promedio, pero que a pesar de esto, sigue presentando las mayores desigualdades entre ricos y pobres. Este crecimiento que ha sido objeto de muchos análisis y felicitaciones, no ha logrado impactar en la disminución de la pobreza en Perú.

Hace unos días se llevaron a cabo en este país las elecciones presidenciales que dejaron un sinnúmero de dudas entre los analistas mundiales. Debido a los porcentajes obtenidos por los candidatos, Perú lleva a cabo una segunda vuelta de las elecciones, donde los dos mejores posicionados en la primera vuelta, compiten por ocupar la presidencia que ahora ostenta el mandatario Alan García.

Ollanta Humala, como ocurrió 5 años atrás, de nuevo está en la segunda vuelta, y medirá fuerzas contra la hija del expresidente peruano Alberto Fujimori, Keiko Fujimori. Humala sigue siendo el líder de una izquierda cuyo modelo está más cerca del estatismo y la nacionalización, que del libre mercado y la iniciativa privada, que han sido los pilares que hoy tienen a Perú con un crecimiento sorprendente.

Keiko, una mujer carismática de 35 años de edad, es la antítesis de Humala; su discurso, muy similar a las experiencias de su padre, está permeado por las dudas que giran en torno a su capacidad de gobernar libre del “fujimorismo” que la precede y que genera una profunda división entre el pueblo peruano.

El 5 de junio próximo, el electorado peruano tendrá la posibilidad de elegir a uno de estos dos candidatos, bajo la mirada cercana de una comunidad internacional que ve en Humala un peligroso nacionalista del corte de Hugo Chávez presidente de Venezuela, y en Keiko, a una mujer sin experiencia que seguramente gobernaría de la mano de su padre preso… que conflicto. No solo Perú hace un borrón y cuenta nueva de su rumbo gubernamental con este resultado, sino que Latinoamérica entera ve una vez más una posible presidencia ligada a la “peligrosa” izquierda radical del Socialismo del Siglo XXI de Hugo Chávez.

Dejando de lado las dudas sobre la candidata Keiko, la posibilidad de que Humala ocupe la presidencia en Perú nos debe llenar de preocupación. Su pasado, sus declaraciones y la gente que le rodea, dibujan a un político amigo de las nacionalizaciones de empresas, crítico de los medios de comunicación libres y populista, sin dejar de sumar el pasado oscuro que como militar tuvo.

Al final, el electorado peruano tendrá la última palabra en unos meses; lo que definitivamente considero, es que el olvido constante de los gobiernos hacia su pueblo, hacen que éste se pronuncie, grite y quiera olvidarse de un esquema político que los ha exprimido y abusado, y que nunca ha visto por sus verdaderos intereses. Perú crece mucho, pero crecen sus  empresas, sus empresarios… el esquema económico peruano poco ha logrado para que este crecimiento mejore la calidad de vida de un pueblo peruano pobre, que ha sufrido bastante en la historia. Ojalá que estas experiencias cercanas nos ayuden para que en nuestro México nunca lleguemos a encrucijadas como ésta. Recordemos que para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en nuestro México ya acumulamos a 70 millones de personas con algún grado de pobreza, y sin embargo, tenemos al hombre m dee, guardando para la OCDE (Orlora realidadas evidentes diferencias, de todos modos, ufriudo bastante en la historia.ra ostentás rico del mundo… que paradoja; así que, guardando las obvias diferencias, de todos modos nuestra realidad no está muy distante de la peruana.

EDUCACIÓN ¿COBERTURA O CALIDAD?

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con una amiga sobre la situación que hoy vive nuestro México con respecto a la Educación Superior. Lastimosamente concluimos que el panorama para nuestros egresados no pinta nada bien en la competencia atroz que exige la era del conocimiento.

Comentábamos la anécdota de la gran multinacional que abrió sus puertas en Guadalajara en el 2009, ofreciendo, entre muchas plazas laborales, 5 para Ingenieros Industriales. A la cita asistieron cerca de 70 profesionistas de esta área, y al final fueron elegidos 5 Ingenieros de nacionalidad china… ¿Qué tal?

Hoy los chinos no sólo nos exportan “Vírgenes de Guadalupe”, sino también, capital intelectual. ¿Hasta cuándo?

La estrategia de los países asiáticos, y de la India, por ejemplo, es muy clara, enviar a sus estudiantes de posgrado a estudiar a las mejores universidades del mundo, con subsidios y apoyos que comprometen a los Estudiantes a aplicar su conocimiento en el desarrollo del país.

Lo triste de esta historia, es que los apoyos para que nuestros alumnos mexicanos estudien en el exterior cada vez son menos, lo que nos está alejando de los estándares de formación de nuestros competidores en el mundo. Según las estadísticas de Harvard, hoy el 80% de sus estudiantes de posgrado son extranjeros, y de este porcentaje, el 65% son de origen asiático… con este último dato podemos entender fácilmente el acelerado desarrollo que hoy tienen estos países con respecto a México, cuando hace apenas 30 años, Taiwán y Singapur, por ejemplo, eran economías débiles, muy por debajo de la mexicana.

Nuestra política educativa mexicana hoy se encuentra encaminada principalmente en buscar una mayor cobertura, antes que en la calidad, perspectiva que desde mi punto de vista es equivoca, si entendemos que lo que nos exige el mundo no es un simple título académico, sino que el profesionista cuente con las habilidades profesionales necesarias para el mundo contemporáneo; habilidades que incorporan no solo aspectos académicos, sino también elementos como la creatividad, la disciplina, el compromiso, la capacidad de acoplamiento, entre muchos otros.

Harvard es Harvard, por que sus alumnos son personas de éxito que se encuentran convencidas de que quieren ser exitosas…

Quizás esta filosofucuauhtemoc.edu.mxes muy complicado competir en esta era donde el conocimiento es el principal capital de los pades estadounidenía debiera ser el principio que  gobierne nuestro quehacer educativo. Hoy México debe apostar a la excelencia como el camino que a largo plazo nos permita competir con las economías que hoy nos han estado “ganando el mandado”. Quizás sería bueno aposar por que nuestro sistema educativo superior ocupe los puestos de elite que hoy son ajenos a nuestras universidades latinoamericanas, pues tristemente en las 200 mejores universidades del mundo, únicamente aparece una latinoamericana, la UNAM en el puesto 190, y así, definitivamente es muy complicado competir en esta era donde el conocimiento es el principal capital de los países.

¿CÓMO VER A LA GLOBALIZACIÓN?

Desde hace varios años, hemos venido escuchando la palabra globalización y viendo cómo puede afectar de manera positiva o negativa al desarrollo de una nación.

Lo que es una realidad es que su presencia es inevitable y los países  necesitan adaptarse a este mundo que los obliga a ello.

Varias personas consideran que la globalización provoca que las diferencias económicas entre los países sean más notorias y por ende, se corra el riesgo de sufrir  la falta de empleo, problemas de integración social y calidad de vida.

Lo anterior ha provocado que diversos grupos en contra de este fenómeno, se manifiesten hasta de forma violenta, actos que los medios de comunicación nos han difundido desde hace tiempo, sobre todo en eventos de trascendencia mundial.

Por otro lado, están las personas que consideran que sus beneficios pueden ser mayores a los perjuicios, con bondades sin precedentes como el desarrollo científico y tecnológico, avances culturales, fortalecimiento económico, entre otros, con un impacto de  miles de millones de personas.

Específicamente hablando de la economía de los países, sobre todo de los que cuentan con altos índices de pobreza, la globalización puede ser un fuerte dolor de cabeza, pues su adaptación es más lenta  provocando inclusive estancamiento en su desarrollo.

En el caso de  los países que han logrado integrarse se presenta un crecimiento económico más ágil, lo que provoca a la vez mayor competitividad y por ende,  más calidad en los productos y servicios.

La globalización también trae consigo la obligación de los países a modificar sus lineamientos para ser más flexibles ante lo inminente  y a analizar cuáles son sus áreas de oportunidad para fortalecerse y trascender.

La conclusión a la que puedo llegar es que naturalmente muchos países aún muestran reacia resistencia al cambio, al desarrollo y a la apertura… es una actitud sobretodo de los países  que ven en la Globalización una amenaza más que una oportunidad…

Este mundo vertiginoso  nos permite darle la razón a esa frase  que dice “No cabe duda de que todo depende del cristal con que se mire”, o bien, con la actitud con la que se enfrenten los retos que nuestro mundo nos presenta, será el resultado que obtendremos.

En definitiva, estamos en un momento en donde la oportunidad para los países pobres y ricos está latente: los ricos podrán expandir sus economías y volverlas más fuertes y los pobres podrán aprovechar su capital más valioso: el humano y el intelectual  y lograr de esta forma competir… así que una vez más, sale a relucir la importancia de la educación  en el camino al éxito y al desarrollo.

LA DOCENCIA: ¿PROFESIÓN U OFICIO?

“El camino a la pobreza, es la autopista de la ignorancia”.

Muchas veces he utilizado este medio para evidenciar los problemas que nuestro sistema educativo tiene, y que nos han hecho perder competitividad frente a muchos países que hasta hace algunos años, “mirábamos por encima del hombro”. Singapur por ejemplo, un país que inclusive importa el agua de consumo, y que hasta hace algunas décadas su economía era mucho menor que la de nuestro país, hoy se encuentra entre los 4 principales centros financieros del mundo, convirtiéndose en una de las mayores economías del planeta.

Brasil, nuestro eterno competidor, hoy nos ha demostrado que con un trabajo continuo y una buena planeación educativa (Brasil cuenta con una estrategia educativa en alianza tripartita: Gobierno, Escuela y Empresarios), los resultados son una realidad…

En una conversación con una gran amiga, la Doctora en Educación Verónica Mendoza quien tiene una extraordinaria experiencia en capacitación docente a nivel nacional, le externaba la inquietud de varios Rectores de la entidad con respecto a la constante deficiencia con que llegan los jóvenes a las universidades, resaltando la falta de habilidades sociales (en especial la comunicación), la pésima ortografía, la poca comprensión de lectura, y el constante temor hacia las profesiones que incluyen materias de matemáticas… ¿Quién no necesita matemáticas en esta vida?

Puntualizaba con la Doctora que México tiene un tabú muy marcado con la enseñanza de las matemáticas, y que esto era el reflejo de que no más del 10% de los universitarios mexicanos estudiarán ingenierías, contra un 70% de los universitarios chinos.

Es bien sabido por quienes nos dedicamos a estos temas, que nuestro país ha hecho un esfuerzo enorme en reformar los planes de estudio de la educación básica, además de incrementar los recursos anuales en materia educativa…, entonces, ¿Por qué nos va tan mal en los exámenes mundiales? ¿Qué hemos, o no hecho para aparecer en los últimos lugares en los exámenes que aplica la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)?

Personalmente yo siempre he creído que el principal problema de México con su educación radica en un costoso y anquilosado sindicato de maestros (respetando, por supuesto, a los pocos Maestros comprometidos que dan su vida por su profesión), que antes de buscar una mejor educación, está desesperado por mejorar las condiciones laborales de sus sindicalizados, al costo que sea… aunque de por medio se encuentre el país entero…

La Doctora Mendoza escucho con calma mis quejas y lamentos, y al final me comentó algo que definitivamente comparto plenamente: “En México la docencia no se ve como una profesión, sino como un oficio…” Qué interesante reflexión, pues nuestro sistema educativo se ha convertido en una lista mediana de repetición de conceptos que se explican y evalúan siempre de la misma manera. Quizás hace 30 años pudiera haber funcionado este esquema, ya que el conocimiento era limitado y cabía en un pequeño libro de texto, pero en nuestra actual “era del conocimiento”, definitivamente éste es imposible resumirlo y ponerle límites, por lo que el trabajo complejo será profesionalizar la enseñanza para que el docente adquiera su necesaria posición de tutor, mentor, y guía en la construcción conjunta del conocimiento.

Hoy el gran reto de nuestro sistema educativo se centra en poder capacitar al más de un millón de maestros con que cuenta nuestro sindicato, además de los docentes de los diferentes sistemas, en la nueva manera de entender la educación, para así conducir al estudiante hacia la construcción del conocimiento…

¿Podremos? Yo creo que sí, nuestros competidores asiáticos ya nos llevan 30 años de ventaja, pero nunca es tarde para comenzar.

¿QUÉ ESTUDIAR PARA TRIUNFAR?

La semana anterior una excelente alumna de la universidad Cuauhtémoc que a medio camino de su formación como licenciada en comunicación ya se encuentra laborando en un periódico de la ciudad, me entrevistó con el fin de buscar mi opinión sobre las carreras que los jóvenes en Aguascalientes deberían estudiar en los próximos años para que su futuro laboral fuese “un poco más seguro”. Inmediatamente se me vinieron a la mente 3 áreas: Ingeniería, Medio Ambiente y Salud.

Sobre la primera debo decir, que tristemente en nuestro país únicamente tenemos a poco más del 10% de nuestros universitarios estudiando una ingeniería, mientras que en países como China, el 70% de los universitarios se encuentran en alguna carrera de este corte. Peor aún, mientras en México seguimos limitando los apoyos para que nuestros Alumnos se formen en el exterior (por el ridículo miedo de la supuesta “fuga de cerebros”), en la India, por ejemplo, han multiplicado sus recursos para que los Alumnos estudien en el área ingenieril en las mejores universidades del mundo. Ya podrá imaginar amigo lector, quienes serán los desarrolladores de la tecnología cara que México adquiere y tendrá que adquirir…

¿Qué decir del medio ambiente? Todo. Hoy el mundo se encuentra desde mi punto de vista “patas pa´ arriba”, en este tema (basta con recordar lo que ahora vive Japón, o las inundaciones graves en más de 30 países del mundo, lo vivido en Tabasco, Monterrey, Veracruz, la extinción de especies, la gravedad del tema del agua dulce, el deshielo de los polos, el calentamiento global, el desabasto de alimentos en ciertas partes del mundo, etc., etc.). Requerimos de especialistas que nos ayuden a entender la gravedad de la debacle ambiental, pero con la tenacidad de trabajar arduamente en reconstruir la destrucción de 150 años de una inexplicable guerra contra natura…

El área de la salud también es, y seguirá siendo, un aspecto fundamental para el desarrollo de las sociedades. En México por ejemplo, seguimos muy preocupados por el costo en salud que nos genera el convertirnos ahora en el país más obeso del planeta, pues tenemos el mayor porcentaje de obesidad en adultos (70% de los mexicanos poseen sobrepeso) y el mayor también, en obesidad infantil… ¿qué tal?

Nuestra expectativa de vida hace que en nuestra población tengamos a un mayor número de adultos de la tercera edad, y en Aguascalientes por ejemplo, hoy tenemos alrededor de 10 Médicos Geriatras en todo el Estado.

Otro ejemplo de este tema es el relacionado con la Kinesiología. En el mundo esta especialidad médica existe desde hace más de 100 años, y en México aún no contábamos con ninguna facultad que formara licenciados en esta área. Después de innumerables esfuerzos de todo tipo, hoy la Universidad Cuauhtémoc ha abierto al público la instrucción en esta licenciatura…

En fin, dentro de pocos meses un gran número de jóvenes hidrocálidos decidirán el área y la universidad para su formación, ojalá que este año prime en las decisiones de estos jóvenes las necesidades que como país tenemos. Si bien nuestro México seguirá requiriendo de excelentes Abogados, Contadores y Comunicólogos (formados en buenas Universidades y no en las comunes y proliferadas universidades de dudosa procedencia y reputación…), entre muchas otras profesiones que hoy se consideran “saturadas”, esperemos que los estudiantes preparatorianos se inclinen por áreas de desarrollo profesional que ayuden al Estado y al país a resolver los graves problemas que tenemos, y a generar las habilidades que necesitamos para ser más competitivos en este mundo global de la era del conocimiento.

JAPÓN: AHORA EL PUNTO DE ENCUENTRO.

Japón  desde mi punto de vista, es uno de  los países más interesantes por conocer.

Es una nación que gracias a su cultura, gastronomía, arquitectura y avance tecnológico resulta  exquisito, místico, casi mágico… no conozco a una sola persona que haya tenido la oportunidad  de visitar al país del sol naciente que no haya quedado “encantada” tras su estadía.

Un lugar que forma parte de los países del primer mundo y que es un ejemplo de orden, trabajo en equipo, perseverancia y  profesionalismo.

Una  sociedad que a pesar de que muchos tienen la errónea idea de que sus habitantes son fríos,  es amable y una de las más educadas.

En fin, son muchos los atributos  de los cuales los nipones se pueden sentir orgullos y que hacen a su país, uno de los destinos turísticos más memorables.

Lamentablemente,  ahora la tragedia invade ese bella Patria, la cual ha sufrido  una tragedia que desafortunadamente parece no terminar. Incluso comentan que es la peor catástrofe ocurrida tras la segunda guerra mundial.

Primero, el terremoto más fuerte que ha sufrido Japón y el quinto más potente que se ha medido en la historia del mundo, con 9 grados de devastador daño. A consecuencia de este fenómeno de la tierra, se originó  un tsunami que arrastró con los sueños, propiedades  y lo que es más doloroso,  la vida  de muchos habitantes japoneses.

Se tienen confirmados miles de muertos y desaparecidos… más de medio millón de personas siguen siendo evacuadas  por no encontrarse en lugares seguros abandonando sus hogares fruto del esfuerzo de su trabajo.

Para agravar la situación, la nevada que azotó en el noreste complica las labores de rescate, lo que les hace sentir un calvario interminable… ¿A caso faltaba más?

Pero eso aún no queda ahí, está la preocupación por los incendios y las explosiones y más alarmante aún  la posible amenaza radioactiva,   que aunque se ha mencionado que sus consecuencias para la salud humana son nulas, el temor  y el pánico entre sus pobladores está ahí debido a esta crisis nuclear.

Afortunadamente, el mundo reacciona de inmediato, y los contingentes de ayuda humanitaria de más de 40 países se han visto llegar (muchos de ellos han sufrido ya pérdidas materiales y humanas debido a este tipo de catástrofes).

En cuanto a socorristas se refiere, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Singapur, Alemania, Suiza, China, EU, Inglaterra, Australia y satisfactoriamente México (además de la brigada de rescate de los tan famosos Topos), se han dado a la tarea de buscar sobrevivientes entre los escombros.

En el mundo existen muchas ideologías,  que ante este tipo de problemas se olvidan… el mundo se solidariza  con la finalidad de ayudar, ayudar y ayudar.

Los medios de comunicación nos muestran un escenario terrible, doloroso, que nos hace estremecer… imágenes de derrumbes, inundaciones, incendios, invaden los noticieros ante los ojos atónitos de quienes los ven: parece una película de ciencia ficción, pero es una realidad que literalmente “sacudió” a Japón y que hoy tiene al mundo, y principalmente a los nipones, llenos de temor y angustia.

Estos desastres siempre nos dejan una moraleja: ¿Por qué necesitamos el dolor, la tragedia para que seamos  un mundo más unido, más ordenado? Es una pregunta que considero muchos de nosotros nos hacemos cuando desafortunadamente ocurren estas catástrofes.