Author Archives: jcmesa

CREACIÓN DE EMPRESAS: UN CAMINO NO EXCLUSIVO DE ILUMINADOS

En México las estadísticas nos siguen alarmando en cuento a la creación y sostenimiento de nuevas empresas.

Por un lado hay que ser honestos en cuanto a que son muy pocos los mexicanos que deciden interesarse en el camino de ser su propio jefe y generar algunos empleos. Y es que el costo al fracaso en nuestro país es bastante alto, ya que en su mayoría quien no tiene buenos resultados en el intento de ser emprendedor, es señalado como “bicho raro”, y duramente cuestionado por su grupo familiar, quien lo presiona para que mejor decida buscar un empleo que le de un ingreso fijo mensual.

Y es que nuestra formación financiera en el colegio es prácticamente nula, dejando esta enseñanza a papás instructores exitosos, o las casualidades del destino.

Yo personalmente culpo de la poca creación de empresas, a esta falta de instrucción en el tema, y al fracaso alarmante de las de nueva creación (8 de cada 10 cierran sus puertas en los dos primeros años de vida) al desconocimiento sobre las actividades empresariales (estudios de mercado, impuestos, calidad, costos, etc.).

México realmente necesita fortalecer este aspecto impulsando desde la formación básica la instrucción financiera, dando a los niños la oportunidad de ver el negocio como un juego, y como algo cotidiano, no exclusivo de hombres iluminados.

En estas vacaciones de fin de año, tuve la oportunidad de conocer a un empresario exitoso, y digo exitoso, por que para él, su mayor éxito empresarial, es ser feliz, y vivir gozando cada instante haciendo lo que le gusta y obteniendo resultados económicos favorables, que le permiten llevar a cabo su estilo de vida.

Lo importante de este encuentro fue obtener de este hombre dos conceptos empresariales que me llamaron la atención. Por un lado él maneja un concepto interesante sobre “perderle el miedo a ser pobre”. Comenta que en la vida, quien inicia un negocio con el terror a la pobreza, muy seguramente sus resultados no serán los esperados, ya que esta presión psicológica lleva a la toma “miedosa de decisiones” que seguramente no serán las más adecuadas para el naciente negocio… “si se cae en la pobreza, se vuelve a empezar y ya…”

El otro concepto que me pareció interesante fue el relacionado con la capacidad que debe tener el empresario para cambiar de giro. Y es que muchas veces nos obstinamos con un negocio e invertimos todo nuestro capital en él, cuando nos ha estado demostrando que no funciona.

El empresario debe lograr la capacidad de darle el tiempo a lo sembrado y si este no cosecha, entender que hay que seguir por otro camino y buscar otra oportunidad partiendo de la enseñanza que nos ha dejado el anterior intento.

Quizás estas lecciones que aprendí sean básicas o inclusive inoperables para algunos, pero creo que en el tema de emprendedores, todas las ideas son buenas para que quienes se lancen en este camino tengan un cúmulo de ideas vividas por otros, que quizás les ayuden a que su negocio tenga unas mayores posibilidades de éxito.

AL SUR DEL CONTINENTE

En nuestro México hemos visto desde hace algunos años como se han estado dando situaciones que lastimosamente nos llenan de pena y preocupación. Secuestros, Narcotráfico, Delincuencia Común, entre otros, son algunos de los eventos cotidianos que ya hacen parte común de los encabezados noticiosos. Pero un tema que debe generar un análisis especial es el relacionado con las revueltas causadas por denominados Grupos Guerrilleros que siguen llamando la atención, sobre todo, en ciertos Estados de la República.

Y es que si volteamos al sur del continente Americano, vemos a un país como Colombia, el cual ha soportado desde hace varias décadas del crecimiento y desarrollo de este tipo de grupos, que escudados en supuestas teorías socialistas, se han dedicado a delinquir en diferentes modalidades a lo largo de su historia.

En un inicio, la explotación del petróleo era su preocupación, luego la tenencia de grandes territorios por parte de terratenientes, fue un lema de lucha; ahora, y desvirtuando totalmente su supuesto fundamento, se han dedicado a los rentables negocios del secuestro y narcotráfico, viendo en ellos un gran esquema de financiamiento para sus actividades y para el sostenimiento de su ejercito.

Hoy el mundo se pregunta: ¿Qué pasa en Colombia con los supuestos políticos y personajes reconocidos, retenidos por la guerrilla, quien pretende dejarlos en libertad?

Por un lado está el actual Gobierno del Presidente Uribe quien ha decidido recuperar la autoridad actuando con “mano dura”, frente a estos delincuentes que jugaron con la buena voluntad de anteriores Mandatarios, quienes terminaron sus periodos frustrando sus esperanzas de paz.

Por otro lado estas los actores internacionales que se suman a este proceso buscando ser interlocutores en el problema, historia que hemos visto sin éxito incontables veces, en la última década.

Hoy por ejemplo es el Presidente de Venezuela Hugo Chávez quien se ha involucrado como mediador de este conflicto, mostrándose preocupado por los secuestrados y en pro de ayudar a los “hermanos colombianos”, situación que causa risa, cuando encontramos que algunos análisis de la inteligencia colombiana han demostrado que militares venezolanos han escondido en este país, a los guerrilleros tras las persecuciones del ejército de Colombia.

Definitivamente el peor escenario para esta negociación sea al lado de este Presidente “Neo-Socialista”, que le ha demostrado al mundo que lo que menos propone es la conciliación y la mesura, ya que su discurso siempre ha buscado el choque  con quienes considera sus enemigos de ideas.

Para el Presidente Uribe el camino debe continuar, ya que tras su segundo mandato los números lo han favorecido. Una disminución importante en la producción de droga, un 50% menos de guerrilleros son los que hoy tiene que perseguir, las constantes desmovilizaciones de las autodefensas, y todo enmarcado en un crecimiento económico fuerte, hacen que este Presidente siga en su camino por regresar a Colombia por el buen sendero que perdió desde hace mucho tiempo.

INSEGURIDAD: Aportemos para ponerle un fin inmediato.

Este fin de semana tuve la oportunidad de salir a cenar con unos amigos, y mientras la plática se desarrollaba logramos escuchar varias sirenas que se confundían con la música del lugar. Azuzados por la curiosidad decidimos salir al frente del lugar para tratar de entender de lo que se trataba, y varias de las personas que pasaban por el lugar comentaban: “Levantaron a alguien…”. Hoy después de algunos días sigo sin saber si este comentario fue cierto, pero lo que si debo comentar, es que este tipo de situaciones nos llenan de preocupación e incertidumbre.

Enseguida regresamos a nuestros lugares e inmediatamente la plática cambió de intrascendentales comentarios decembrinos, a historias sobre la inseguridad que hemos estado experimentando.

Por un lado una de las amigas presentes comentó como fue víctima del robo en un café de la ciudad cuando se encontraba con unas amigas y sin darse cuenta le robaron su cartera, de la cual sustrajeron sus tarjetas de crédito con las que los usurpadores hicieron fuertes compras en varias tiendas.

Luego, otro de los amigos comentó como fue víctima de un maleante que entró a su casa a altas horas de la noche robándole el estéreo de su vehículo sin que la alarma se llegara a activar.

Pero el caso que me sorprendió más, fue el que comentó otra de las amigas, quien explicaba como su sobrino fue interceptado por dos personas en el semáforo de un crucero importante de la ciudad, donde estos personajes se subieron a su coche y lo llevaron a las afueras de la ciudad, despojándolo de su vehículo y sus pertenencias, además de dejarle una herida en su cuello realizada con un arma blanca. Lo más interesante de la historia fue que este joven acudió a instaurar la denuncia a las autoridades por el hecho, y una vez en este lugar le comentaron que ya eran 6 casos iguales perpetrados por esta par de “hampones” en el mismo lugar…

Definitivamente ya nuestra ciudad no es la misma de hace algunos años. Hoy nos hemos tenido que enfrentar un incremento notable en la inseguridad circundante. Si bien las autoridades están trabajando en revertir estas situaciones, son muchos los esfuerzos que aún quedan por hacer para tratar de frenar esta ola de delincuencia que poco a poco se está convirtiendo en costumbre de las conversaciones familiares.

Para enfrentar este grave problema debemos generar un esquema de trabajo conjunto entre las autoridades y nosotros mismos. Por un lado debemos ser participativos en el apoyo con la denuncia de las irregularidades o sospechas que tengamos, ya que tenemos que acostumbrarnos a ser mas sensibles a la duda y no tan confiados como acostumbrábamos, ya que de nuestra pasividad los maleantes hacen broma, y de nuestro miedo la delincuencia se aprovecha. Toda esta labor deberá acompañarse de una vigilancia más activa y eficiente por parte de nuestras autoridades quienes deberán desde ya trabajar arduamente en la capacitación de su personal para que la efectividad en la solución de estos incidentes sea mayor, evitando que esta pequeño tumor se convierta en una metástasis en la cual las consecuencias las terminaríamos pagando todos por igual.

MAYOR EDUCACIÓN: Mayor Éxito Empresarial.

En México 8 de cada 10 empresas cierran sus puertas en los primeros dos años de vida, esto debido a varias situaciones que en definitiva nos han vuelto un país donde muy pocos se arriesgan al camino de ser emprendedor. También es importante conocer que en nuestro país el 99% de las empresas son Micro, Pequeñas o Medianas, y en su gran mayoría son dirigidas por personas con una escolaridad muy baja.

Con respecto a la generación de MiPyMEs muchos avances hemos tenido en los últimos años, donde los gobiernos han decidido crear espacios de apoyo a quien decide tomar este camino, pero aún estamos lejos de los estándares que todos deseamos.

Un aspecto importante a analizar de quienes se han lanzado al camino de crear una MiPyME, es que el 95% son mayores de 26 años; 65%, mayor a 40 años, y sólo 5% son menores de 25.

Si recordamos que en el país de los 14 millones de educandos que inician en la primaria, menos del 2% culminan una licenciatura, esto nos lleva a analizar que quizás el grado académico pudiera afectar en el buen funcionamiento de una nueva empresa.

Cabe señalar que no pretendo decir que el éxito empresarial depende en todos los casos del grado académico de su iniciador, ya que existen varios casos que dicen lo contrario, pero considero que mientras se tenga una mayor formación, quizás pudiera disminuir el grado de incertidumbre para el futuro del negocio.

La gran mayoría de las empresas se están teniendo que enfrentar a la globalidad que nos exige un mayor grado de preparación a fin de no ir perdiendo competitividad, incluso en los mercados locales, y para ello cuentan con muy pocas herramientas gerenciales que les ayuden en su toma de decisiones, por lo que constantemente nos seguimos enfrentando al cierre de este tipo de empresas.

Los países asiáticos de nuevo son un excelente referente, ya que nos han demostrado que existe una relación directa entre el nivel de escolaridad de los directores de las empresas, y el éxito de las mismas, por lo que se han dado a la tarea de apoyar a los empresarios facilitándoles el camino de su formación profesional.

Considero que es tiempo de inculcar en nuestros jóvenes el amor por el desarrollo emprendedor; si bien seguimos en su mayoría formando a los jóvenes en las Universidades para ser empleados, es tiempo de cambiar esta dinámica y apostar por el desarrollo de creadores de empresas, que vean en ello la oportunidad inigualable de labrase un futuro laboral más seguro; por que la instrucción recibida en las universidades, estoy seguro les proveerá las herramientas para un mayor éxito empresarial, teniendo como consecuencia una amplia generación de empleos y por consiguiente, la solución del grave y creciente problema al que se enfrentan los profesionistas al salir de las universidades a conseguir un espacio laboral, el cual es ajeno para muchas de las profesiones más demandadas por nuestros universitarios.

UNA TAREA MÁS QUE TENEMOS PENDIENTE.

Por estos días se ha llevado a cabo con gran éxito la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, Jalisco, con la honrosa presencia de Colombia como país invitado especial.

En medio de autores y diferentes publicaciones, el país andino presentó su cultura al son de un vallenato, además de su reconocida cumbia, la que engalanó la presencia de su novel de literatura, Gabriel García Márquez, un enamorado de México y su cultura, quien desde hace varios años ha decidido vivir en la capital de nuestro país.

Grandes obras escritas por el colombiano han sido traducidas a varios idiomas y leídas por millones de enamorados de sus historias, de su magia que se vuelve realidad… de su Macondo de ensueño.

Esta feria internacional nos ha dado la oportunidad, además de descrestarnos con publicaciones de todo tipo, de preguntarnos sobre nuestra propia cultura, esa que se plasma en un libro por medio del actuar de un traductor de sueños, muchos suyos, muchos de los que ve…

Y es que en materia bibliográfica seguimos a la espera de muchas decisiones y combinaciones que alienten nuestro crecimiento intelectual. Por un lado los precios de las publicaciones se alejan de las mayorías, que optan, o por no leer, o por buscar la “copia pirata” que no siempre es fiel al original, además de incurrir en la aceptación del delito contra los derechos de autor.

Por otro lado nuestras autoridades que por muchos años han sido ajenas a nuestra ignorancia, quizás disfrutándolo, no alentando programas serios que desarrollen la necesidad de la lectura como medio de autoaprendizaje y desarrollo intelectual.

Entre que son peras o son manzanas, hoy México se ubica como uno de los países que menos lee, con un promedio de menos de un libro leído por habitante por año, situación que es alarmante cuando nos comparamos con países como Holanda o Inglaterra que tienen un promedio de arriba de 19 libros por habitante por año, sin ser quienes más leen en el planeta.

En definitiva, hoy por hoy, los jóvenes siguen llegando inclusive a la Educación Superior sin saber leer, con una mediocre comprensión de la lectura, y con una vergonzosa ortografía. No podemos culpar de lleno a la escasa o casi nula lectura por esta falta de competencia en nuestros educandos, pero definitivamente una mejor cultura lectora provee, además de un desarrollo intelectual mayor, la posibilidad del simple contacto con las palabras que luego quizás tengamos que escribir, o por lo menos escoger en el corrector de la computadora, según la intensión que le queramos dar a la frase.

La tarea sigue estando pendiente, cada quien debemos hacer un gran esfuerzo por promover en nuestros hijos el amor por la lectura. Podemos comenzar por dejarlos escoger sus propios libros, jugando con ellos desde niños, logrando ese acercamiento que poco a poco se irá convirtiendo en una costumbre hacia los temas que mas les vayan interesando.

Pero también las escuelas tienen su tarea pendiente. Debemos buscar estrategias que fomenten en los jóvenes el hábito por la lectura, olvidando un poco el facilismo del Internet “que supuestamente todo lo sabe, y peor aún… todo resuelve”.

Tenemos que ser capaces de descubrir la magia de un Miguel de Cervantes Saavedra, y no la tortura de los 4 tomos del Quijote de la Mancha; hay que lograr transmitir a los muchachos que Macondo es pura magia, pero una magia que se traduce en verdad en cada momento que vivimos nuestra propia historia.

TRABAJO CONJUNTO: MAYOR POSIBILIDAD DE ÉXITO

Desde hace algún tiempo se ha estado hablando en Aguascalientes de crear un consejo ciudadano que represente a la sociedad y le ayude a nuestro gobierno a tomar mejores y más acertadas decisiones en beneficio de una mayor representatividad de nuestra población.

Y es que algunas ciudades importantes del mundo han optado por aceptar las opiniones de los ciudadanos para que conjuntamente se realicen las obras que ayuden en algunos aspectos que quizás por desconocimiento, los gobernantes no han tomado en cuenta.

Casos como el de Barcelona en España, o Curitiva en Brasil, son buenos ejemplos de cómo el trabajo conjunto entre sociedad y gobierno han dado excelentes resultados en materia de planeación, desarrollo y crecimiento de las ciudades.

Un ejemplo interesante de análisis fue lo ocurrido en Bilbao al norte de España, donde un visionario Alcalde propuso, en primera instancia al consejo de su ciudad, y posteriormente a la fundación Guggenheim, la instalación de un museo que fuese una obra de arte en si misma y le ayudara a salir a esta ciudad del anonimato. Y es que Bilbao, una ciudad desconocida en el panorama turístico de Europa, siempre opacada por las capitales históricas del viejo continente, donde su mayor desarrollo industrial se dio gracias al acero, pretendía cambiar su giro, buscando convertirse en un destino turístico internacional. En una primera instancia la idea parecía absurda, ya que las características de esta ciudad gris, no constituían un buen recinto para las obras de arte de tan prestigiada fundación.

En su momento, el actual presidente de la fundación, condicionó enormemente el proyecto, instaurando parámetros complejos que quizás frenarían el ímpetu de toda una ciudad. Millonarios costos, infraestructura de apoyo, entre otros, fueron los primeros obstáculos al proyecto, los cuales siempre fueron respaldados por las autoridades de gobierno, y por la decidida acción de un consejo ciudadano inteligente, que vio en ésta, una gran oportunidad de desarrollo para esta capital.

Para el gran proyecto, se decidió la contratación de uno de los arquitectos más importantes de la actualidad, Frank Gehry, un Judío Norteamericano que ha revolucionado la arquitectura llevando al deconstructivismo arquitectónico a un juego de formas que cautivan la retina de cualquier observador sea especialista o no.

Hoy después de algunos años de terminado el proyecto, Bilbao se ha convertido en una de las 10 ciudades más visitadas de Europa, lo cual obligó al desarrollo de una importante infraestructura hotelera que dio a esta ciudad un gran desarrollo y por ende una generación increíble de empleos de todo tipo.

Bilbao es un ejemplo audaz de ese trabajo conjunto de la sociedad ordenada y participativa con el gobierno, pero son muchos los ejemplos que podríamos analizar buscando que nuestro Aguascalientes se convierta en una ciudad que sobrepase el reconocimiento nacional por medio de un trabajo de planeación que trascienda la unilateralidad de las decisiones del gobernante en turno.

Ojalá el proyecto del consejo ciudadano siga adelante, y quienes decidan aportar en él entiendan el gran compromiso y la excelente oportunidad que se tiene para que en una ciudad que de por si es bastante gobernable, se logre la toma de decisiones adecuada para que la ciudad crezca hacia el desarrollo equitativo de toda su población.

EL HONOR… LO QUE HACE LA DIFERENCIA.

El fútbol en nuestro país es el deporte más practicado y seguido por nuestra población, pero muchas veces la pasión que despierta lleva a que en muchas ocasiones vivamos aspectos ajenos a lo fundamental, que definitivamente nos avergüenzan. Peleas de porras, “cachirules”, dopajes de estrellas, arbitrajes dudosos, triunfos robados y directivas deshonestas, son algunos de los ejemplos que en alguna ocasión nos ha tocado vivir, y en muchos casos comprobar…

“¿Qué queda cuando se ha perdido el honor?”                          Publio Siro.

El Equipo de fútbol Arsenal es uno de los clubes más importantes no sólo de Inglaterra, sino del mundo entero. Cuenta en sus vitrinas con 13 Campeonatos de la Liga Nacional, 9 Copas Locales, 2 Copas de Liga, una Copa UEFA, y una Recopa Europea.

De sus filas, la selección inglesa de fútbol ha podido contar con grandes aportaciones importantes para los resultados obtenidos por este país, en varios torneos mundiales.

Cuenta la reciente historia del balompié de esta país, que uno de los partidos clave para los Gunners, como se les conoce por sus seguidores, para hacerse acreedores a uno de los Torneos de Copa, fue ganado por un gol anotado con la mano, por parte del jugador holandés Marc Overmans, y validado por el árbitro que no se percató de este incidente.

Sin embargo, su entrenador de origen francés Arséne Wenger, pidió a la Asociación Inglesa de Fútbol, en un hecho sin precedentes a nivel del balompié mundial, que repitiera el partido, argumentando por supuesto, que este no había sido ganado honestamente.

La polémica se desató en torno a tan penoso hecho, pero después de acalorados debates y miles de repeticiones del suceso futbolístico, la lógica reinó en las mentes de los directivos, y el partido se volvió a jugar. Pero como decimos vulgarmente los que hemos jugado al fútbol aunque sea en la “cascarita”: “Si se falla el penal, es que no era… ley divina”; y luego de repetir el partido, de nuevo el que fue mejor en los dos partidos, volvió a ganar.

Al final del encuentro, muchos de los periodistas se acercaron con el valiente entrenador a fin de cuestionarlo por lo que había obligado a hacer a su equipo, y este simplemente les respondió: “Ahora podemos mirar atrás con orgullo, porque como hombres hicimos lo correcto y respetamos a nuestro rival”.

Ya decía Séneca Anneo: “El honor prohíbe acciones que la ley tolera”.

Hoy que estamos cerca de la navidad, tiempo de nacimiento y renovación de lo que debemos cambiar, y no sólo tiempo de fiesta y derroche, es importante darnos cuenta que la vida nos propone escenarios diferentes, y en muchos casos opuestos. De nosotros dependerá la capacidad acertada de decidir hacia el camino correcto, o al simple facilismo de lograr nuestros objetivos a costa de lo que sea, incluso de nuestro honor, término que en muchos casos el mercantilismo desaforado en que vivimos, ha ido olvidando.

EL CAMBIO QUE NO DEBEMOS PERMITIR.

Desde hace algún tiempo hemos venido experimentando en nuestra ciudad una escalada de violencia y desorden en seguridad que nos llena de profunda preocupación.

Si bien seguimos muy lejos de los índices delictivos de algunas de las principales ciudades del país, ya nuestra Aguascalientes no es la tan anhelada y pacífica urbe de la que gozábamos hace unos cuantos años…

Hoy nuestras autoridades se debaten entre estrategias y acciones que los lleven a recuperar la ciudad de unos cuantos delincuentes que se aprovechan del miedo que ha comenzado a rondar entre la población. Robos, asaltos, asesinatos, secuestros, en fin, son algunas de las actividades que hoy nos acompañan en el día a día, y que lastimosamente nos hemos ido acostumbrando a escuchar, y lo peor, a aceptar.

Quizás por nuestro reconocimiento nacional de, “Gente Buena”, es que una cantidad considerable de delincuentes hayan decidido avecinarse en la ciudad para cometer los ilícitos para los cuales no estábamos preparados ni autoridades, ni mucho menos, nosotros los habitantes.

Es completamente entendible y aceptable que la población en un inicio entre en un estado de pánico y desorientación que definitivamente es aprovechado por los “mal vivientes”, facilitándoles su actuar al margen de la ley.

Posterior al letargo producido por el cambio repentino en la seguridad de nuestra ciudad, es imprescindible que tomemos cartas en el asunto, a fin de sumar esfuerzos que nos lleven a estrategias conjuntas que eviten convertirnos en parte de las víctimas de este tipo de personajes. En un país sudamericano hablan de “no dar papaya”, que significa: aumentar nuestro entorno personal de seguridad para evitar ser presa de los agresores de la ley.

Cada uno seremos copartícipes de nuestra seguridad, ya que es imposible obligar a las autoridades a ser completamente proveedores de nuestra protección, si partimos de la premisa de que los delincuentes gozan de la “sorpresa”, como mecanismo de acción… cada quien, vigilantes de nuestros vecinos, informantes de nuestra cuadra, y “policías cívicos” de la colonia que habitemos.

Desde ahora cada que decidamos retirar dinero de un cajero o de un banco, será importante asistir acompañados, revisando a nuestro alrededor para descubrir lo sospechoso… desde ahora será importante llevar siempre los seguros puestos a la hora de conducir y estar muy pendientes en el momento de bajarnos del coche.

La seguridad en nuestros domicilios también será un tema que habrá que establecer como prioritario. Protecciones, alarmas comunitarias y personales, vigilantes entrenados, entre otros, serán algunas de las acciones que nos tocará implementar para protegernos de estos delincuentes…

En fin, muchas serán las estrategias que cada quien determine para establecer sus parámetros de seguridad; lo que si es una hecho, es que definitivamente cada día nuestra ciudad nos exige ser mas participativos y unidos, a fin de que conjuntamente establezcamos un escudo de defensa que nos aleje de estos delincuentes. Sólo en un esquema de trabajo conjunto iremos recuperando la ciudad que por mayoría nos pertenece y en la cual tenemos la obligación de “extraditar” a quienes ven en ella la oportunidad de delinquir.

UNA DE MÉDICOS…

Por afanes del destino en esta semana tuve que asistir como escudero a una de las clínicas de nuestra ciudad. La verdad me sorprendió la atención, cumplimiento y esmero en el servicio hacia la paciente con que asistí.

Y es que en Aguascalientes cada día contamos con más nosocomios de buena calidad que se esmeran por dar al paciente el mejor trato en su afán por hacerlos olvidar el padecimiento por el que se asiste a él.

En esta breve visita (agradezco a Dios por la brevedad), me toco conocer de voces de varios asistentes y también de pacientes, de algunas historias sobre médicos abusadores que ven a su paciente como un costal de dinero, al que por medio de un trabajo psicológico, se termina por vaciar, inventando enfermedades y necesidades que muchas veces el adolorido realmente no necesita.

Desde hace vario tiempo hemos visto con tristeza una profunda deshumanización de ciertos médicos que creen que por lo complejo y costoso de su formación, pueden abusar del dolor y desconocimiento de quienes por desgracia lo tuvieron que consultar, exprimiendo al máximo sus recursos sin importar los grandes esfuerzos que muchas personas tienen que hacer para salir del percance que sufrieron, ellos o algún familiar.

Me toco darme cuenta sobre todo de algunos pediatras que ven en la emoción del nacimiento y la inexperiencia de los padres, la “oportunidad redonda” de inventar o exagerar situaciones de los niños, que los orilla a la toma de una decisión apresurada sobre intervenciones quirúrgicas antes del primer mes de nacidos.

Circuncisiones innecesarias, supuestos padecimientos pulmonares, entre otros, se suman a la lista de historias que los médicos mediocres y abusadores inventan a sus victimas para exprimir esos recursos económicos de los cuáles se consideran propietarios.

¿Dónde ha quedado el respeto por el dolor del otro?, básicamente, ¿Dónde quedó el juramento hipocrático que realizan antes de egresar de su formación?

Tal parece que en la ambición de riqueza estos “pseudos-médicos” olvidaron por completo la ética, y el respeto por el sufrimiento de quienes se los encuentran.

Lo que si es importante dar a conocer es que ya nuestra ciudad comienza a señalarlos; ya quienes han tenido que sufrir de sus abusos han comenzado a discriminarlos y a comentar a sus conocidos de estos “asaltos legales” a los que han sido tristemente sometidos…

Cada galeno sabrá la cola que tiene. Cada abusador conoce de las presas a las que ha chupado su sangre. Por lo pronto la ciudad será quien rápidamente los señale a fin de arrinconarlos y separarlos del contacto de nuestros enfermos, por que lastimosamente este tipo de abusos son difícilmente comprobables y sus costos, penosamente legales.

LA AUTOPISTA A LA POBREZA…

En la actualidad el conocimiento es un capital que cada día es más valorado por las potencias mundiales. Y es que con las fluctuaciones económicas el dinero cada vez es más efímero, y en algunos casos simplemente representado por un “plástico” del banco considerado seguro.

Con gran preocupación vemos como la concentración del dinero a nivel mundial se centra en unos cuantos personajes que “golosamente” acaparan gran porcentaje de los recursos, dejando a las grandes masas con lo mínimo para su subsistencia, o en muchos y preocupantes casos, sin ni siquiera eso.

Definitivamente ese capital intelectual toma gran valor en la medida en que el conocimiento aporta de manera importante al desarrollo y crecimiento de las empresas de quienes acaparan los grandes recursos.

Este esquema ha sido entendido claramente por las potencias mundiales, llevándolos a generar una gran inversión en materia educativa, a fin de que sus estudiantes adquieran las herramientas que se requieren para el gran enfrentamiento económico mundial.

México por su parte sigue perdiendo la batalla, hoy seguimos con una tasa de analfabetismo de casi un 9%, cuando países que consideramos menos desarrollados como Argentina, Chile, Uruguay, y Costa Rica, están por debajo de un 5%.

En la educación superior también estamos en deuda, de los casi 15 millones de niños que ingresan en promedio a la primaria, menos del 2% logran terminar una licenciatura, lo que definitivamente nos lleva a pensar que la educación para nuestro país sigue siendo un tema sin importancia en la agenda de nuestros gobernantes.

Una muestra de esta situación se presenta con el nuevo impuesto aplicado por nuestros legisladores federales a las instituciones educativas, en un principio denominado CETU (Contribución Empresarial a Tasa Única), y luego aprobado como IETU (Impuesto Empresarial a Tasa Única), el cual afecta enormemente al desarrollo e inversión de las instituciones educativas en nuestro país.

Si en la actualidad es prácticamente nulo el apoyo del gobierno a las instituciones educativas privadas (situación considerada aberrante por la gran mayoría de los países desarrollados, e incluso por algunos subdesarrollados) ahora nuestros legisladores han decidido aprovecharse de los recursos de la educación para subsanar otras “supuestas necesidades” con que cuenta nuestro país.

No nos hagamos tontos, a través de la historia ha quedado completamente demostrado que la única manera de desarrollar a un país es por medio de la capacitación de su gente y para esto hay que invertir decididamente en fortalecer los procesos educativos y por ende a las instituciones que imparten educación… así que a los señores legisladores les podemos decir que con decisiones como estas, el camino a la pobreza es la autopista de la ignorancia.