Author Archives: jcmesa

HERRAMIENTAS DEL NUEVO MAESTRO PARA UNA GENERACIÓN DIFERENTE

En algún escrito señalé que nuestro sistema educativo fue concebido en el siglo XIX, es impartido por maestros del siglo XX, para alumnos que nacieron en el siglo XXI. Para iniciar, el sistema educativo fue creado con un fin específico de industrialización muy diferente a los objetivos que perseguimos en la actualidad, y por otro lado, es completamente obvio que existan diferencias complejas entre las generaciones de maestros y alumnos, pues los cambios en los últimos 50 años han sido abrumadores.

Debemos entender a la generación a la cual educamos, pues son jóvenes completamente tecnológicos, bastante informados (un niño de 5 años tiene más información que un emperador romano), críticos y aparentemente “desinteresados”.

El sistema educativo y sus maestros en específico, tenemos un gran reto para lograr potenciar las habilidades de los jóvenes minimizando las diferencias. A continuación presento una lista de metodologías que el maestro moderno tiene la obligación de conocer y aplicar, en cualquier nivel educativo en el que esté laborando:

1-        Aula Invertida:es un modelo pedagógico en el que los elementos tradicionales de la clase impartida por el profesor se invierten, los materiales educativos primarios son estudiados por los alumnos en casa y luego, se trabajan en el aula.

2-        Aprendizaje Basado en Proyectos:este modelo permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que se enfocan a problemas de la vida real.

3-        Aprendizaje Cooperativo: “Más fuertes si trabajamos juntos”. Así se podría resumir de forma sencilla el aprendizaje cooperativo, una metodología usada para agrupar a los estudiantes y así, impactar en el aprendizaje de una manera positiva.

4-        Gamificación: Es la integración de mecánicas y dinámicas propias de juegos y videojuegos en entornos no lúdicos; se practica desde hace tiempo pero ha sido en los últimos años cuando el fenómeno ha adquirido una dimensión sin precedentes, siendo una de las apuestas recurrentes de los expertos del sector cuando analizan las tendencias actuales y futuras de la industria educativa.

5-        Aprendizaje Basado en Problemas:es un proceso de aprendizaje cíclico compuesto de muchas etapas diferentes, comenzando por hacer preguntas y adquirir conocimientos que, por su vez, llevan a más preguntas en un ciclo creciente de complejidad.

6-        Design Thinking: este modelo permite identificar con mayor exactitud los problemas individuales de cada alumno y generar en su experiencia educativa la creación y la innovación hacia la satisfacción de los demás.

7-        Aprendizaje Basado en el Pensamiento: es un modelo que desarrolla destrezas del pensamiento más allá de la memorización, generando un pensamiento eficaz aplicado a la realidad.

Quienes nos dedicamos a educar tenemos un gran compromiso con el desarrollo del país, pues la educación se convierte en la diferencia entre la pobreza y la riqueza de un país.

Los “viejos” maestros deben hoy entender que esta nueva generación no es ni mejor ni peor que la nuestra, es una generación con habilidades diferentes que representa un gran reto para quienes cada día formamos a los educandos que en poco tiempo dirigirán a México.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Entonces… ¿Cómo Educar?

Mucho he podido señalar acerca de los complejos problemas que vive el sistema educativo mexicano principalmente debido a la pérdida de competitividad, comparándonos con los países con los que competimos.

Mientras nosotros luchamos por una nueva reforma educativa, el mundo desarrollado habla de una mega transformación en la educación.

Según un estudio realizado en Canadá, en el 2030 las carreras más demandadas serán: expertos en nostalgia, expertos en recuperación de la naturaleza, diseñador especializado en basura, expertos en simplicidad, terapeutas para el final de la vida, consejero de robots, entre otras, y lo más impresionante aún, es que según este estudio todos los niños que hoy cursan primero de primaria se ubicarán en trabajos que hoy no existen.

Si nuestro actual sistema educativo forma para actividades que no existirán entonces ¿dónde nos deberíamos enfocar?.

La pregunta es compleja, pues las transformaciones son radicales. Según el periodista Javier Jiménez los gigantes de Silicon Valley están contratando a gente que no tiene estudios universitarios. Algunas empresas están empezando a dejar de mirar los expedientes y están empezando a fijarse en las habilidades. Para estos “monstruos” de la tecnología, hoy es mucho más importante el trabajo en equipo, la resiliencia, al ética, la responsabilidad, el compromiso, la lealtad, entre otros, que los laureados títulos de las grandes universidades del mundo.

Y si hablamos del Silicon Valley en específico, la diversidad étnica también es fundamental, pues vemos por ejemplo que una empresa como Apple tiene en su equipo al 55% de raza blanca, 15% asiáticos, 11% hispanos y 7% de raza negra o Pinterest donde el 42% son asiáticos.

Particularmente creo que las universidades y el sistema educativo en general, debiera centrarse en otras habilidades diferentes a solo el conocimiento como fin último. Enseñar a tomar decisiones, asumir riesgos, a ser resiliente, a tener habilidades sociales, entre otras, se convierten en herramientas fundamentales para cualquier profesión, pues el mundo está entendiendo que la memoria no es la principal habilidad en nuestros días, pues el conocimiento se duplica en el mundo cada 4 años y próximamente se duplicará cada año, así que memorizar se convertirá en una habilidad más, de muchas otras significativamente más prioritarias para el éxito.

Tristemente nuestro sistema educativo sigue priorizando la memorización como elemento fundamental y divide a los alumnos entre buenos, los que memorizan bien, y malos, los que tienen otras habilidades. Es lamentable como los sistemas educativos lleven al fracaso a un sinnúmero de estudiantes que tienen otras habilidades diferentes a la memorización y que terminan no encajando en un sistema como el de México que sigue centrado (inclusive con la nueva reforma) en el conocimiento como fin último y no en la persona como debiera ser.

México necesita un proceso de disrupción radical en el sistema educativo si pretende salir del tercer mundo y de la dolorosa pobreza que nos agobia, pues es bien claro que el camino a la pobreza es la autopista de la ignorancia.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL CONOCIMIENTO: La Nueva Riqueza

En la revolución industrial el mayor valor para un país eran sus fábricas y su capacidad de vender los productos al mundo.

En la actualidad las fábricas e instalaciones pasaron a un segundo plano convirtiéndose el capital intelectual en el mayor valor agregado para un país.

Desde este punto de vista el sistema educativo se convierte en el mejor soporte que una nación tiene para formar a los profesionistas que den valor a las economías.

Por tal motivo, la pérdida constante de competitividad de nuestros educandos en comparación con los de los países con los que competimos, se convierte hoy en el mayor obstáculo que México tiene para crecer y dejar atrás las desigualdades que nos han llevado a estar sumidos en el tercer mundo.

Bien vale la pena analizar algunos datos de los países con los que competimos. Por ejemplo, Estados Unidos cuenta con un población de 318 millones de habitantes, tiene aproximadamente 28 millones de empresas y genera alrededor de 159 mil patentes al año. Corea de Sur, un país que “se moría de hambre” después de la segunda guerra mundial, tiene 50 millones de habitantes y genera 18 mil patentes al año.

Otro interesante ejemplo es China quien cuenta con 1.300 millones de habitantes, posee cerca de 45 millones de compañías y produce 8.700 patentes cada año.

¿Cómo está nuestro México?

Nuestro país cuenta con cerca de 122 millones de habitantes, posee cerca de 5 millones de empresas y produce poco más de 200 patentes cada año… lamentable.

Si hablamos de que el capital intelectual es el principal valor agregado para un país, podemos entender claramente nuestro atraso sustentado en un sistema educativo caduco que no genera los educandos que la economía mexicana requiere para crecer y desarrollarse de una mejor manera.

Personalmente considero que el poderío de Estados Unidos en el mundo se debe a dos razones principales, una al control de los mares con las armas, y el otro al control del conocimiento (patentes). Pero esto no es circunstancial, pues desde inicios del siglo XIX (1820) Estados Unidos promovía todo un sistema creativo de generación de ideas patentables, que llevaban a muchos a conseguir riqueza y a generar desarrollo. Un caso especial fue el de Thomas Alba Edison quien logró desarrollar 1.093 patentes registradas a su nombre en Estados Unidos y 1.500 en todo el planeta, una de ellas el telégrafo que le valió un ingreso de 10.000 dólares al venderlo a Western Union.

Un esquema interesante en los Estados Unidos de este tiempo, fue la unión de los banqueros con inventores, por medio de financiamientos para la generación de inventos. Hoy Israel hace algo similar, en una triada que conjunta a los inventores, al gobierno, y a los capitales privados en proyectos de desarrollo que han llevado a Israel a convertirse en un referente mundial en la generación de nuevas patentes.

En México es muy diferente. El gobierno no llega al 1% de inversión del PIB en ciencia y tecnología, los bancos no creen en los inventores y el capital privado prefiere negocios seguros en lugar de apoyar a la generación de nuevas ideas.

Esta es nuestra realidad, la de un país pobre que sustenta su desarrollo en un sistema educativo obsoleto que difícilmente llegará a formar los educandos que necesitamos. Ojalá que la nueva reforma educativa nos lleve, por lo menos, a iniciar ese cambio, uno que nos ayude a ubicarnos en el lugar que merece un país que tiene TODO para ser grande.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

¿Por qué nos cuesta tanto ser felices?

Cada día vemos más personas con estrés, depresión y sin encontrar sentido a sus vidas. Unos creen que el dinero es el objetivo principal, otros, que el ser famosos, algunos mas piensan que la salud, pero al final tenemos una sociedad que interactúa poco, sufre mucho y no es feliz.

Desde hace 75 años la Universidad de Harvard inició un estudio para tratar de entender el factor o los factores que generan más felicidad en las personas.

Escogieron dos grupos de estudio, uno donde sus integrantes vivían en condiciones económicas altas, y otro, fueron personas que vivían en pobreza. Durante 75 años han estado evaluando de manera médica y psicológica a cada uno de los integrantes de los dos grupos para logar entender si existen conexiones entre salud y felicidad.

Recientemente el grupo de estudio, decidió trabajar con un nuevo grupo de jóvenes “Millennials” a quienes les preguntaron sobre cuáles serían los elementos que los harían felices. El 80 por ciento de la muestra comentó que el dinero les daría la felicidad mientras que un 10 por ciento más comentó que ser famosos los haría felices.

Durante los 75 años de estudio, han encontrado resultados maravillosos, dándose cuenta que los mayores momentos de felicidad de los dos grupos iniciales se encontraron en la construcción de buenas relaciones sociales. Mientras más fuertes y estrechas relaciones sociales se tuvieron, más felices fueron y mejor salud tuvieron… maravilloso.

Cada dos años un equipo especializado de la Universidad de Harvard se acerca con los participantes del estudio (que ya pasan de los 90 años y algunos han muerto) para evaluarlos físicamente con muestras de sangre y exámenes del cerebro, pero lo más importante es que cada dos meses los participantes llenan pruebas desarrolladas por la investigación, la cual hoy es dirigida por el Dr. Robert Waldinger (quien ha sido el 4º director del estudio) y las conclusiones preliminares, pues el estudio sigue, arrojan que la felicidad en las personas no depende del dinero, los logros, la pobreza o la riqueza, depende claramente de la capacidad de generar relaciones sociales fuertes y profundas con la familia y la demás gente que nos rodea y mejor aún, mientras más fuertes sean estas relaciones sociales, mejor es la salud de las personas.

Todo este estudio nos debería llevar a pensar en nuestras nuevas generaciones, los Millennials, los Centennials, generaciones denominadas “solas”, a quienes les cuesta mucho socializar, generaciones que se han formado muy lejanas a sus padres, generaciones a las que la tecnología los ha atrapado de tal manera que los han alejado de la calle y de los parques, donde normalmente se generaban los mejores amigos.

Por tal motivo las escuelas hoy se vuelvenen el mejor espacio para ayudar a los niños a construir buenas y fuertes relaciones sociales. El trabajo en equipo, la mediación y la socialización en sí, se vuelven fundamentales para esta nueva sociedad tecnológica aislada del mundo de la convivencia.

Entiendo que la conectividad digital es importante, pues hoy podemos tener amigos o conocidos en cualquier parte del mundo, viéndolos de manera constante usando la tecnología. Quizás debamos entender mejor esta nueva manera de socializar, una donde no se toca al otro físicamente, una donde no se suda al correr en la calle… una nueva manera de socializar que aún no entendemos y que quizás debemos estudiar para saber si fortalece o disminuye la capacidad de ser felices.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

UN BUEN PADRE DE FAMILIA ES…

Estamos en medio de una nueva Feria Nacional de San Marcos y los padres de familia la siguen sufriendo.

Para los jóvenes la feria es un espacio diferente donde se permiten ciertas libertades que durante el año están prohibidas.

Para las autoridades que nos gobiernan es un buen momento para mostrar nuestra belleza a invitados especiales y a otras autoridades nacionales e internacionales, pero también se convierte en el “gran problema”, debido al incremento de inseguridad que atrae el festejo abrileño.

Para los padres de familia la feria puede ser el gran dolor de cabeza, pues generalmente los jóvenes sobrepasan los límites durante el festejo.

Según el Gobernador del Estado la derrama aproximada de recursos durante la feria es de 8.000 millones de pesos, beneficio que contrasta significativamente con los cerca de 1000 detenidos que puede tener un fin de semana de feria, debido a diferentes faltas administrativas.

No cabe duda que la feria es un excelente evento que transforma nuestra ciudad durante casi un mes, pero la realidad es que el incremento en los delitos, el consumo excesivo de alcohol, los accidentes y diferentes problemas, hacen que para muchos la feria se convierta en un gran dolor de cabeza.

Para el Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones en el día a día (sin feria o con feria), el 70 por ciento de los universitarios del estado han probado drogas ilegales en su vida, y poco más del 80 por ciento son consumidores habituales del alcohol, lo que significa que toman semanalmente de una a dos copas. Esta es nuestra realidad, la de una juventud que excede límites y es cada día más cercana al consumo de drogas licitas e ilícitas.

Considero que el delicado problema en el aumento del consumo de drogas lícitas e ilícitas entre los jóvenes no es la feria o la zona de antros de la ciudad, el verdadero problema son unos padres de familia que han creído que un “buen colegio” es la solución para evadir la responsabilidad de educar a los hijos en límites y valores; unos padres que prefieren dar regalos y dinero a sus hijos antes que tiempo juntos, e historias inolvidables.

Mientras más solos crezcan nuestros hijos, más tentaciones y salidas fáciles tendrán para ingresar a un mundo complejo de adicciones, un mundo que seguramente los destruirá y les generará daños irreversibles.

Educar en el amor significa tener tiempo valioso con nuestros hijos (y no cantidad), significa escuchar con empatía, poniéndose en sus zapatos. Significa poner límites claros y estrictos frente a situaciones que pudieran ser amenazas. Significa vigilar inteligentemente a sus amigos y lugares de reunión. Significa hablar y ganarse su confianza.

Ser un buen padre de familia no es ser amigo de su hijo (los padres NO somos amigos de los hijos), es ser un guía que camine siempre a su lado, entendiendo su realidad, su generación, pero cimentando los valores, habilidades y seguridad que le ayuden en los momentos más difíciles de su vida, para convertirlos en energía creativa.

Ser un buen padre de familia es guiar con amor sin invadir la integridad, es instruir con firmeza sin agredir, es escuchar sin juzgar, en definitiva, es amar profundamente con el corazón, pero desde la razón.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL SABROSO “CALDO” DE GENERACIONES

Para el escritor Jorge Cuevas hoy pasamos de la era de la mejora continua al de la reinvención continua, y es muy cierto pues en este siglo solo tenemos seguro algo en el tema empresarial, y es que las fórmulas exitosas expiran si no nos adaptamos rápidamente a los cambios del mundo.

El sistema educativo mexicano pasa por un momento complejo pues varias veces hemos escrito sobre lo desastroso de enfocar éste en el conocimiento y no en la persona, como lo hacen varios de los sistemas educativos exitosos en el mundo.

Quizás las mayores habilidades que el sistema educativo debiera formar antes que la acumulación de conocimiento serían la toma de decisiones, la capacidad de resolver problemas, la habilidad de asumir riesgos controlados, la capacidad de adaptación y la habilidad de generar innovación por medio del uso de la creatividad como modo de vida.

En el actual sistema educativo y en la vida diaria empresarial convergen 4 generaciones muy diferentes las cuales se entremezclan e interactúan para lograr objetivos:

Los Baby Boomers que son quienes nacieron entre 1945 y 1965, muchos de ellos son hoy nuestros más experimentados docentes y hábiles empresarios. En esta generación se caracterizan por estar 100 por ciento enfocados a la obtención de resultados, separando claramente las emociones del trabajo. Son tradicionales y en el mundo aún controlan la economía. La mayor área de oportunidad es lograr que sean divergentes, aceptando que otras generaciones también tienen la capacidad de aportar un mayor valor agregado.

Luego tenemos a la Generación X que corresponde a los nacidos entre 1965 y 1982, una generación que ha vivido grandes cambios y transformaciones, se mueven por la ambición y la seguridad, y generalmente trabajan para vivir. Su principal área de oportunidad es entender que pueden existir mejores cosas que las que parecen hoy “perfectas”.

Luego tenemos a los Millenials quienes nacieron entre 1985 y 1995, quienes pronto serán la mayor fuerza laboral en el planeta; prefieren viajar, conocer, que estabilizarse. Son ecológicos, emprendedores y prefieren mejores experiencias en las empresas que prestaciones. Cambian fácilmente de trabajo si se sienten motivados por un nuevo proyecto, son el mayor reto en la actualidad para de los jefes de recursos humanos.

Al final tenemos a los Centenians. Ellos nacieron casi en el año 2000 y hoy son quienes hacen parte del sistema educativo; son ecológicos, tecnológicos, algo irreverentes pero están convencidos de que puede existir un mundo mejor.

Esta mezcla de generaciones es la que convive en el planeta, el éxito para una organización está en la capacidad de obtener lo mejor de cada una de ellas logrando estar siempre vigentes, anticipándose a los cambios pero con la solidez que se requiere para sostenerse en el tiempo.

La experiencia de los Baby Boomers, la capacidad de lucha de la Generación X, la disrupción y la capacidad de emprender de los Millenials, y la tecnología aplicada y las ganas de cambiar al mundo de los Centenians son los elementos que deben tomarse para crear empresas sólidas y que trasciendan en el tiempo.

Nuestro sistema educativo tendrá que entender a cada una (las dos primeras en su mayoría son quienes hoy forman parte de las plantillas docentes y están capacitando a las otras dos), entendiéndolas y siendo capaces de fortalecer el conocimiento en doble vía, pues hoy el aprendizaje no es solo para los alumnos, es para una micro sociedad educativa que aprende y se complementa por medio del trabajo de actores, ya sean profesores, padres de familia o alumnos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

PERFECTAMENTE PODRÍAMOS VIVIR DEL TURISMO Y EL AGRO

De los principales ingresos de nuestro país, el petróleo, las remesas, el turismo la industria automotriz y la agricultura, debemos entender que tenemos serias complicaciones debido a los cambios que hemos estado viviendo. Por un lado el petróleo no mejora su precio de venta y nuestro costo de explotación sigue siendo alto, además de que más de la mitad de la gasolina que consumimos la tenemos que importar, por lo que al final salimos en deuda.

Las remesas, ese ingreso del cual no deberíamos depender por nuestro tamaño como país, sigue muy amenazado frente a los embates constantes del presidente de Estados Unidos. También la industria automotriz aun espera el “golpe” debido a los posibles cambios impulsados por Trump al Tratado de Libre Comercio.

Al final dependemos del turismo y la agricultura como camino inmediato para fortalecer nuestra economía.

México perfectamente podría vivir del turismo como lo hace España, quien recibe más de 60 por ciento de sus ingresos por este rubro. Nuestro país cuenta con hermosas playas, arquitectura prehispánica, colonial, una gastronomía que sobresale en el mundo, arquitectura moderna, convenciones, y mucho más. Lo importante de este rubro es entender que necesitamos invertir mucho más en él, para lograr los beneficios en el mediano plazo. En primer lugar necesitamos estabilizar la seguridad del país, pues aún seguimos en la lista negra de países peligrosos para el turismo; por otro lado necesitamos generar conectividad con más aerolíneas de bajo costo, trenes de alta velocidad, mejores carreras, entre otros.

Considero un gran acierto del presidente la decisión que tuvo de desarrollar un nuevo aeropuerto para la ciudad de México, pues sabemos que el actual es casi inoperante en horas pico.

ICA y Carlos Slim sumandos en un consorcio con la empresa española FCC ganaron la licitación de construcción a otros dos participantes; el monto fue de casi 85 mil millones de pesos.

México requiere con urgencia de este aeropuerto que sea el enlace para el turismo que nos visita de todo el mundo.

El otro ingreso que ha venido creciendo en nuestro país es el agrícola, el cual gracias a la producción de tequila alcanzó en el 2015 niveles de ingresos bastante interesantes. Lo importante en este sector es tecnificar los cultivos y apoyar para que México desarrolle zonas y productos, sobre todo en el centro del país, que hoy no tienen ningún uso.

Este 2017 nos obliga a ser mejores, a luchar más, pero estoy completamente seguro de que nuestro país cuenta con las herramientas necesarias para cambiar el giro de sus ingresos mejorándolos inclusive, en el mediano plazo.

Ojalá nuestras autoridades entiendan la coyuntura que vivimos y la importancia de actuar rápidamente. Ojalá que las elecciones próximas no se conviertan en un obstáculo para el desarrollo que requiere nuestro país.

Recordemos que a México lo movemos los 122 millones que cada día no levantamos buscando un mejor país para nuestros hijos, luchando por construir ese México en el que todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LLEGÓ LA HORA DE REPENSAR EL COMBATE A LAS DROGAS

Aun no terminamos de entender y combatir las drogas conocidas en el mundo, cuando las autoridades descubren que el carfentanil se está poniendo de moda. Esta droga que se está usando en las calles como sustituto de la heroína es tan potente (5,000 veces más potente que la heroína, según autoridades estadounidenses) que es utiliza para anestesiar elefantes.

Hoy conocemos que al menos 107 personas en Estados Unidos murieron en el 2016 debido a sobredosis por su consumo, y muchas otras más en Canadá, convirtiéndose en el opioide sintético más fuerte hasta ahora conocido.

Según al Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), esta droga es fabricada en China e ingresada a Estados Unidos vía México, con la ayuda los narcotraficantes de nuestro país.

Mientras la vida sigue, México sigue “desangrándose” en una guerra entre grupos narcotraficantes que defienden territorios y estados, todo frente a la mirada pasmosa de la comunidad internacional.

La verdad es que las acciones del gobierno, padres de familia, escuelas y demás no han servido de mucho, pues datos resientes presentan que el 70 por ciento de los universitarios en México han probado drogas en su vida, siendo las más recurridas la mariguana, cocaína y las drogas químicas.

Siempre había defendido la postura de la no legalización de las drogas, y más por mi cargo como Presidente del Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones (CICA), pero creo que ha llegado la hora de romper el paradigma y entender que el camino de guerra contra las drogas lo estamos perdiendo con la actual estrategia.

Seamos coherentes, si un kilo de cocaína, por ejemplo, vale 10 veces más en las calles de New York que en las de México, ¿dónde están los grandes capos de la droga?

Bien valdría la pena pensar de manera seria, madura y estructurada, en una virtual legalización de las drogas que deje el consumo a la decisión de cada quien. El morbo al consumo, la presión social, el ir contra las reglas, la ausencia de los padres, los problemas, la poca capacidad de resiliencia, entre otros, son agentes que potencian la posibilidad de consumo, así que en una virtual legalización, el problema radicaría en la obligación que tienen los padres de familia en cimentar los valores que los hijos requieren para evitar estas salidas “fáciles” (consumo de drogas) a los problemas. Dejaríamos las acciones a estrategias de apoyo gubernamental para la disminución de consumo, como hoy lo hacen Portugal, Suiza y Holanda, entre otros, con maravillosos resultados de disminución de consumo y muertes por sobredosis, y tratamientos para los adictos.

Las drogas, “el monstruo de siete cabezas”, como alguna ocasión lo bautizamos, definitivamente debe tratarse de manera diferente, pues cada día tenemos sociedades mas enfermas, más consumidoras, y nuestro país en especial, sigue desangrándose a causa del control de un negocio tan rentable que se vuelve “caldo de cultivo” para un país que según la OCDE, ya acumula 70 millones de pobres.

Es momento de actuar, de repensar, de analizar lo que vivimos, con el fin de encontrar alternativas que nos lleven a disminuir el número de víctimas que hoy se consumen a causa de este flagelo.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LOS MIEDOS EN LA FORMACIÓN DE NUESTROS HIJOS

Para muchos padres de familia la formación de sus hijos puede convertirse en un complejo dolor de cabeza; y es que todos quisiéramos contar con un manual para manejar la personalidad de cada uno, pero como no lo tenemos cometeremos grandes errores desde el amor.

Muchos padres de familia expresan miedo a la educación, un miedo que es vital, pues como dice la investigadora María Jesús Álaba, el miedo es circunstancial a la labor de padres: “No sólo va unido a ella, también es necesario. Los padres que no tienen ningún tipo de miedo demuestran o un profundo desconocimiento de lo que es la educación de los hijos o una gran falta de responsabilidad e implicación. El problema aparece cuando ese miedo nos impide actuar como debemos”.

Ante el miedo, buscamos insertarlos en una burbuja que los aleje de los peligros del mundo real, situación que los convierte en seres aislados a la realidad que deben entender para soportarla, y en el mejor de los casos, mejorarla, pues ellos serán tarde o temprano quienes manejen el planeta.

Mi recomendación principal para los padres es que “rompan estas burbujas” y lleven a los niños a la comprensión del mundo real, que entiendan la pobreza, las desigualdades, el abuso, la guerra, el dolor, que lo vayan comprendiendo con una explicación siempre de sus padres, para que logren entender que hacen parte de un mundo complejo que necesita un cambio.

En cuanto a los principales miedos que tienen los padres, encontramos:

1-    El sexo. Nos preocupamos por los contactos físicos a temprana edad, que una hija quede embarazada, o que nuestro hijo deje embarazada a una niña; lo peor es que por vergüenza evitamos hablar del tema. “De la sexualidad hay que hablar desde pequeños, adecuando nuestro lenguaje e información a cada edad. Hay que tratarlo de forma abierta y tranquila. Si lo hablas con naturalidad no provocas promiscuidad, sino conocimiento real y profundo de la sexualidad”, dice la maestra Álaba.

2-    El alcohol y las drogas. Aguascalientes tiene uno de los primeros lugares en consumo de alcohol, además de que somos el estado donde hay más muertes a causa de quienes manejan en estado de ebriedad, y según el CICA, 7 de cada 10 universitarios han probado drogas en su vida. Que los padres entiendan y conozcan el problema, facilitaría su solución. A los hijos debemos inculcarles hábitos saludabas desde pequeños. Los padres tienen la obligación de leer y entender el tema para poderlo combatir.

3-    La anorexia y la bulimia. Según datos del CICA el 50% de los universitarios en Aguascalientes han sufrido desórdenes alimenticios en algún grado, muchos de ellos deslumbrados por los estándares de belleza que nos venden los medios de comunicación. Los padres de familia tenemos la obligación de entender el problema para darnos cuenta cuando nuestros hijos están sufriendo estos problemas, además de generar hábitos sanos de vida.

4-    Las redes sociales. “Como no controles lo que hacen pueden surgir dos mundos diferentes. Los padres, por desconocimiento o porque les resulta más cómodo que sus hijos estén tranquilos en la habitación, pueden acabar dándose cuenta tarde de que el tema es peligroso”, explica María Jesús Álava. Los padres debemos supervisar y poner normas claras para el uso de las computadoras y redes sociales, solo así les podremos ayudar a mitigar los riesgos del mal uso de la tecnología y las amenazas.

5-    Las malas compañías. La única manera de prevenir que nuestro hijos estén cerca de personas nocivas es fortalecer su capacidad de tomar decisiones, solo así serán capaces de alejarse de quienes ellos saben que no les conviene.

6-    El acoso escolar. El bullying siempre ha existido, pero la tecnología lo ha estado complicando. La mejor manera para prevenirlo es fortalecer en nuestro hijos su autoestima y la seguridad para que sean capaces de confiarnos sus inquietudes y problemas.

7-    La diferencia. Soñamos que nuestros hijos sean perfectos y al final nos damos cuenta de que no es así. Son buenos para algo, y no tanto para otras cosas. Lo importante es decirles siempre que los amamos a pesar de todo. Recordemos que el peor error es querer realizar nuestros sueños frustrados, en ellos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

 

ARMAS Y GUERRA ¿EL COSTO DEL ATRASO?

La realidad es que los conflictos bélicos en el planeta siempre son derivados del poder. Es increíble que mientras más de 1100 millones de personas aguantan hambre cada día en el planeta, muchos países busquen “armarse hasta los dientes” a fin de mostrar una supuesta seguridad para sus habitantes.

Desde finales de la guerra fría el mundo no comercializaba tantas armas como lo está haciendo ahora. En los últimos 4 años la compra y venta de armas creció en casi un 9 por ciento, según el Sipri (expertos del Instituto Internacional de Investigación sobre Paz de Estocolmo).

Oriente medio aumentó sus importaciones en un 86 por ciento entre 2012 y 2016. Arabia Saudí fue el segundo país con mayor importación de armas con un 212 por ciento en comparación con lo comprando entre 2017-2011, y en igual periodo  Qatar aumentó un 245 por ciento.

Según el Sipri hay un crecimiento alarmante de adquisiciones de armas en el sudeste asiático y Oceanía, regiones que suman el 43 por ciento de las importaciones del mundo entero, inclusive la India se convirtió en el mayor importador de la región, por encima de China y Pakistán.

Otro dato interesante es que Vietnam pasó de ser el exportador número 29 del  mundo en 2011 al 10 en 2016.

En esta región del mundo el complejo problema de las reclamaciones marítimas en el Mar Meridional de China hacen que estos países adquieran fragatas, submarinos barcos de apoyo, misiles anti-buque, etc.

El informe de Sipri presenta a Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Alemania como los principales exportadores de armas al mundo, concentrando el 74 por ciento de las ventas.

Estados Unidos vende armas a más de 100 países, a los que surte, entre otras cosas, misiles dirigidos de alta precisión.

Lo más preocupante del tema es entender que la economía mundial se mueve en gran parte por la industria armamentística y los desarrollos tecnológicos alrededor de esta.

La buena noticia del informe es que América latina bajó la compra de armas en un 30 por ciento en los últimos 4 años, aunque América del Sur acapara el 46 por ciento de las importaciones de todo el continente; los principales exportadores a la región son Rusia que vende el 34 por ciento, Estados Unidos el 16 por ciento y Francia el 8,1 por ciento.

Una parte importante del estudio señala la preocupante cercanía de varios países miembros del Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) con Rusia, quienes han visto en este país un gran aliado, además de un “buen vendedor” de armas.

América latina cuenta con únicamente el 8 por ciento  de la población mundial pero tiene la tasa más alta de homicidios (una tercera parte) del planeta; y no es extraño, pues la región cuenta con 40 millones de fusiles de asalto.

La guerra es un “jugoso” negocio mientras gran parte del mundo se muere de hambre. Ojalá nuestros líderes entendieran que nuestro supuesto desarrollo debe enfocarse a combatir las desigualdades de un planeta que discrimina y se destruye gracias a quienes supuestamente dicen ayudarnos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx