Category Archives: Uncategorized

ALCALDES EN FORMACIÓN

Hace unos días se llevó a cabo en nuestro estado la reunión de capacitación para todos los Alcaldes electos del país, con el objetivo de presentar un panorama general sobre los aspectos básicos del desarrollo municipal y sobre los retos que enfrentarán las nuevas autoridades al iniciar su gestión.

 

Esta capacitación destinada a Alcaldes, Síndicos, Regidores y equipos de trabajo de 989 municipios electos este año, es una muestra del camino por profesionalizar y actualizar a quienes tendrán el gran reto de construir un mejor México.

 

Para estas actividades, se contó con la presencia de varias personalidades, entre las que destacó la del del Secretario de Gobernación de México, el Lic. Miguel Ángel Osorio Chong, quien claramente invitó a los Alcaldes a dar lo mejor de sí en la construcción de un México diferente.

En varios foros a los que asistió el Lic. Osorio en su visita al estado, vale la pena destacar su autorreflexión y valentía al aceptar los errores y aciertos del gobierno del Presidente Peña Nieto. Lamentó profundamente los incidentes de seguridad entre los que destacan la fuga del “chapo guzmán” y los constantes enfrentamientos con algunas corrientes sindicales en el país.

 

Para nuestro estado fue un honor contar con la presencia de quienes guiarán los destinos de muchas de las alcaldías de México, y que mejor que este evento se llevara a cabo en nuestro Aguascalientes, que es ejemplo nacional de convivencia, trabajo, liderazgo, coordinación política, desarrollo y seguridad.

Dentro de las capacitaciones, tuve la fortuna de ser invitado como moderador de un interesante panel denominado: “La Importancia de los Servicios Públicos como Factor de Reducción de la Pobreza en los Municipios”.

Claramente hablar de reducción de la pobreza en un país como el nuestro con tantas desigualdades, presenta una motivación particularmente importante para un servidor; pues si algo nos debiera mover en este México, es el trabajo hacia una búsqueda constante que nos lleve a alejarnos de los estándares de pobreza que tanto golpean al país.

Dentro de las propuestas de los 3 panelistas (todos Ex Alcaldes de diferentes lugares de México), resalto lo siguiente:

-       Lo primero que debe hacer un Alcalde, es hacer un diagnóstico real del municipio.

-       Se deben escoger los mejores para el trabajo en el municipio, y no a los amigos del Ex Candidato.

-       Se debe gobernar con la gente y para la gente.

-       Se deben buscar soluciones alternativas para ahorrar cualquier cantidad (por mínima que sea) de recursos del gasto corriente, para poder invertirla en el beneficio de la sociedad.

-       Un Alcalde debe trabajar duro, 7 días a la semana, por lo menos 12 horas por día. Los fines de semana debieran ser para socializar con la gente.

-       Se debe apostar por conseguir el mayor número de recursos posible, para invertirlo en incubadoras de empresas.

Estas y muchas más ideas se expusieron por los panelistas, pero al final la gran conclusión fue la de aceptar que este país solo lo podremos mejorar si decidimos con determinación, mejorar nuestro sistema educativo; y por otro lado, lograr enfocar  la inversión en emprendimiento, pero a una temprana edad, ya que solo así, y en un largo plazo, tendremos la cultura de generación de empresas que este país necesita para crecer y abatir las desigualdades que hoy tiene.

 rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

VERGÜENZA NOS DAN ALGUNOS DEL FÚTBOL…

Hace algunos meses nos visitó en Aguascalientes el reconocido periodista y escritor Andrés Oppenheimer quien además de tener un programa en la cadena norteamericana CNN, escribe para el importante diario Nuevo Herald de Miami.

 

Traigo a colación el evento, ya que en su visita nos habló sobre la importancia de mejorar el sistema educativo mexicano, además de lograr una mayor vinculación universidad – empresa. También criticó que en nuestro país, y en Latinoamérica entera, valoremos mucho más al futbol que a la ciencia, y comentaba: “¿por qué todos los niños de México sueñan con ser el nuevo chicharito? ¿Dónde están los niños que sueñan con ser científicos y desarrollar nuevas vacunas, por ejemplo?”

 

Hablando del fútbol, en la columna del diario Nuevo Herald escrita el primero de agosto, Oppenheimer tocó el tema relacionado con Qatar y sus supuestos sobornos de más de 5 millones de dólares a funcionarios de la FIFA para obtener la sede de la Copa Mundial del 2022. Qatar, un país que además es señalado por Derechos Humanos Internacionales en cuanto a los excesos y maltratos del personal de nuevas construcciones, a quien dicen las investigaciones, tratan como esclavos, logró la adjudicación de la sede de la Copa Mundial, por encima de fuertes críticas por diferentes aspectos, entre los que destaca las altas temperaturas en las que tendrían que jugar los equipos, lo que haría imposible el buen rendimiento de los jugadores.

Lo interesante de esta historia, es que para fortalecer la editorial, Oppenheimer decidió entrevistar de manera remota al “astro” portugués Cristiano Ronaldo con el fin de conocer la opinión de uno de los mejores jugadores de fútbol en el mundo, con respecto a los escándalos de corrupción de los que está siendo señalada la FIFA. Las respuestas, son increíbles:

Oppenheimer: “… Cristiano, no podemos dejar de preguntarte por el tema del fútbol que está en las primeras planas de todo el mundo, el escándalo de corrupción de la FIFA. ¿Cómo está afectando el escándalo de corrupción de la FIFA a los jugadores?”

Hasta allí, la pregunta parecía lógica, pues cualquier jugador de fútbol debe entender que su trabajo se debe a este máximo organismo que aglutina el balompié mundial.

Cristiano Ronaldo después de reírse burlonamente, comento: “¿Quieres que te sea sincero? A mí no me preocupa nada… doy todo para mi club, los demás a mí no me importan”.

Luego Oppenheimer comenta que entonces de que habla con sus compañeros en el vestidor, y Cristiano siguiendo con un tono de burla, responde: “hablamos de música, de mujeres, de moda, de zapatos, de maletas, de joyas, de peinados… ¿más?”.

Después de una nueva pregunta, Cristiano se quita sus audífonos, dice varias groserías, “chasquea” sus dedos y se va…

Increíble. Que triste. ¿Esos son los ídolos de nuestros niños? Esos que solo piensan en lo material o como nuestro Ex DT de la selección mexicana, que únicamente piensa en resolver sus diferencias a golpes…

Definitivamente el fútbol (el deporte que más amo y practiqué) y sus excesivos salarios y compensaciones forma “monstruos” antes que personas. Salarios que un ciudadano “de a pie” no ganaría en 100 vidas…

Bien vale la pena reflexionar como padres de familia la manera en que educamos a nuestros hijos, pues muchos de ellos siguen a estos personajes como “dioses” capaces de darnos o quitarnos la felicidad.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

CALIDAD Y EMPRENDIMIENTO, EL CAMBIO URGENTE EN MÉXICO

Estoy convencido de que la única manera de cambiar la economía de un país pobre como el nuestro, es por medio de la educación y el emprendimiento.

Alguien podría decir que si México invierte casi el 6 por ciento del PIB  en educación, ¿Por qué los malos resultados?

¿Por qué si cada presidente electo de México apuesta por un monto mayor de recursos para emprendedores, a que se debe que no generemos las empresas que se requieren?

En cuanto al tema educativo, la respuesta es clara, un sindicato muy complejo totalmente desproporcionado en sus acciones, y un gobierno incapaz de poner orden a fin de exigir la capacitación constante y los resultados que se esperan. Un empresariado “conforme” que no ha decidido involucrase en el tema educativo, y una sociedad que no ha logrado convertir a la educación en un tema social y de objetivo único, como motor de crecimiento y desarrollo.

En definitiva, la educación en México va por un camino, y la economía por otro; así de simple.

El otro tema es de enfoque.

¿Hasta cuándo nos daremos cuenta de que dar recursos a quienes sueñan con ser emprendedores pero no cuentan con ninguna formación en ello, es en casi todos los casos (8 de cada 10 empresas cierran sus puertas en menos de dos años de vida), tirar el dinero?

Es imposible que si tú sales del sistema de educación básico y de educación media superior sin ningún conocimiento financiero (el sistema educativo de México está centrado en formar empleados), se pretenda que en 4 o 5 años de universidad se inculque el amor y el conocimiento por los negocios… eso definitivamente es una utopía.

Los países que han apostado a la calidad educativa y al emprendimiento como motor de crecimiento y desarrollo han entendido que el segundo ítem se inculca en la temprana edad. Según la revista Forbes, “para que nuestra sociedad global desarrolle soluciones a problemas acuciantes en un mundo impulsado por la tecnología y en un constante cambio, necesitamos revisar cómo nos capacitamos con habilidades para hacer lo que las maquinas no pueden hacer: ser emprendedores, independientes y con una visión estratégica para ser creadores motivados.

Esto comienza cambiando la forma en la que los estudiantes, especialmente los más jóvenes, aprenden”.

Para varios investigadores norteamericanos, el emprendimiento debe enseñarse en los niños por medio del juego: “El mundo en que vivimos ya no se ordena por la eficiencia industrial o la repetición, sino todo lo contrario: la imprevisibilidad. Pero seguimos educamos para las fábricas – educando a la gente a que pierdan su creatividad, como decía Sir Ken Robinson -, mientras que los empresarios de hoy en día necesitan habilidades “changemaking” que incluyen la empatía, la comunicación, el trabajo en equipo, el pensamiento crítico y la resolución imaginativa de problemas”.

El camino para cambiar nuestra realidad es por medio de la educación y el emprendimiento, la buena noticia es que ambos pueden estar unidos. Un solo esfuerzo, eso sí, centrado, con objetivos claros y con una estructura en los diferentes niveles educativos.

Esta es la clave del desarrollo que nuestro país necesita para cambiar su realidad, ser incluyente y abatir las dolorosas desigualdades que hoy vivimos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LA CALIDAD EDUCATIVA Y EL EMPRENDIMIENTO, CAPACES DE TRANSFORMAR A MÉXICO.

Para nadie es un mito que el sistema educativo en México se encuentra en “tela de juicio”.

Los resultados en las pruebas educativas internacionales no son alentadores, pues durante más de una década hemos ocupado el último lugar en cuanto a comprensión lectora, ciencias y matemáticas.

La educación superior igual pasa por un momento complejo, y prueba de ello es que nuestra máxima casa de estudios, la UNAM, que durante décadas fue la mejor universidad latinoamericana, hoy ha cedido este honroso lugar a la Universidad de Sao Pablo y a la Universidad Católica de Chile.

Es bastante complejo determinar el rumbo que debiera seguir nuestra educación, pues ha quedado demostrado que no basta con los medianos esfuerzos de nuestras autoridades en cuanto a la reforma educativa y la evaluación docente; la realidad es que necesitamos alinear nuestra economía con la educación.

Muchos ejemplos en el mundo nos pudieran dar luz, tales son los casos de varios países asiáticos que hace 3 décadas se “morían de hambre” y hoy presentan economías boyantes que lograron un cambio, transformando sus sistemas educativos y fortaleciendo decididamente el emprendimiento.

¿Por qué nuestras universidades no generan el emprendimiento necesario y una mayor transferencia tecnológica?

Las respuestas son varias. Por un lado, nuestro sistema educativo básico no forma a los estudiantes en ningún aspecto financiero, salen de la preparatoria sin saber que es un balance, un estado de resultados o un punto de equilibrio, entre otras. Otra de las razones importantes, es que nos ha costado salir del modelo profesor-alumno, donde se recibe clase y se aplica lo que dice el maestro. Este sistema, agotado y reevaluado, no deja mucho espacio al cuestionamiento, la réplica e, incluso, la diferencia.

Analizando los esquemas exitosos de las mejores universidades del mundo, encontramos que el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) por ejemplo, desarrolla entre 20 y 30 patentes cada año, y unas 900 empresas, muchas de ellas sin usar la tecnología de sus laboratorios. Según el profesor Bill Aulet de MIT, esta universidad cuenta con un modelo exitoso, ya que ha sabido generar un bucle de realimentación positivo, mediante el cual se capturan estudiantes con espíritu emprendedor que están obsesionados por desarrollar las capacidades que necesitan en su área y que se involucran intensamente en las clases. Este tipo de estudiantes que cuentan con características similares, cada vez aprenden más y presionan a los profesores para que les brinden más y mejor conocimiento. De esta forma, los profesores se ven obligados a mejorar, o corren el riesgo de quedarse rezagados frente al ritmo que exigen sus estudiantes. Bajo esta dinámica las clases terminan siendo más estimulantes y atractivas, retando al estudiante, de manera permanente, para lograr el éxito con su idea o proyecto emprendedor.

En definitiva, nuestro modelo educativo debiera fortalecer el emprendimiento, pues estos dos esquemas articulados con calidad, son capaces de cambiar la economía de un país; además el sistema educativo debe mejorar su ambiente colaborador, para que estimule el conocimiento y genere miradas diferentes y complementarias. Y como último punto, el Maestro, quien deberá pensar no solo en lo qué es capaz de entregar el alumno, sino qué es capaz de lograr con sus alumnos. El maestro debe ser consiente de que su trabajo hace la diferencia entre el México de hoy y el que soñamos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LA PRESIDENTA DEL INEE ACEPTA NUESTRA REALIDAD EN EDUCACIÓN

Todos sabemos que la educación en México pasa por una grave crisis que nos aleja del anhelado desarrollo. No es un mito, los exámenes internacionales nos han puesto por más de una década como el último lugar en educación de los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Es claro, un país con un sistema educativo deficiente, está condenado a la pobreza, y ese es nuestro panorama real… pobreza, desigualdad, falta de oportunidades y baja competitividad. Si a eso le sumamos la mercantilización de la educación superior donde cada día se abren y abren nuevas universidades “patito”, tenemos los ingredientes para seguir estancados en el aterrador subdesarrollo.

Hace unos días tuvimos en nuestra ciudad a la presidenta del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, la socióloga e investigadora, Sylvia Schmelkes, responsable del proceso de evaluación del desempeño docente en México. En reunión con autoridades del estado, la presidente comentó que “no se trata de aplicar una prueba donde se repruebe o apruebe; no se trata solamente de aplicar un instrumento sino varios de ellos, pues los objetivos son diversos además que la misma deberá repetirse al menos una vez cada cuatro años y si bien es cierto el instrumento es complejo, de ninguna manera es difícil para el educador”.

Según Schmelkes, entre finales de este año y hasta el 2018, se deberán haber evaluado 1.5 millones de maestros de jardines de niños, primarias, secundarias y bachilleratos.

Lo más interesante de su participación en el estado, fue la de aceptar como autoridad, los graves problemas que tiene el sistema educativo, presentando los siguientes datos:

  • Según un estudio de PISA, el 55 por ciento de los alumnos entre la educación básica y la profesional, no son competitivos a nivel global.
  • 4 millones de niños en México entre los 3 y los 14 años, no están en la escuela.
  • 1.7 millones de niños que ingresan a la primaria, la abandonan.
  • 32 millones de niños, no terminaron la secundaria.
  • 2 de cada 5 infantes se encuentran en abandono de la escuela.
  • Los grupos en la escuela pública son de entre 50 y 60 alumnos, mientras que en la privada, son de 30.

“En conclusión, 32 millones se encentran en rezago educativo”.

Como podemos observar, el panorama educativo de México es preocupante, y más para un país que se ubica como la 14 economía más grande del planeta. Lo rescatable, es la aceptación de las autoridades frente al gran problema y enorme reto que tenemos, pues por muchos años quisimos “esconder la situación” maquillando los datos. Hoy sabemos que estamos tocando fondo, por lo que la evaluación es un buen camino para detectar las fallas de nuestros docentes, quienes desde mi punto de vista, son quienes hacen la diferencia entre un sistema educativo exitoso, y uno a punto de colapsar, como lo es el mexicano.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LAS DESIGUALDADES QUE NOS MATAN

Hoy vivimos en un planeta muy complejo, con unas desigualdades aberrantes que nos deben llenar de preocupación.

Personalmente creo que los “adultos” hemos acabado con este planeta en 3 cosas fundamentalmente:

Por un lado, el tema ambiental. Para nadie es un mito que al planeta lo estamos sosteniendo con “dos hilitos”, y  si bien ya estamos viviendo situaciones ambientales casi insostenibles, nadie sabe cuando recibiremos los verdaderos efectos de nuestros errores.

Por otro lado está el tema valoral. Hoy somos capaces de “pisotear” al vecino con tal de lograr nuestros propios objetivos… y tristemente es lo que estamos dejando a nuestros hijos: la ley del más fuerte.

Y finalmente la repartición de la riqueza. Según el banco mundial, los 80 hombres más ricos del planeta tienen lo mismo que 3.500 millones de personas. Que tristeza. Cada día, 1.050 millones de personas pasan hambre, cifra que aumenta año con año.

Y justamente este último punto, bien vale la pena analizarlo.

México es un país muy desigual, siendo la 14 economía del mundo, cuenta con 70 millones de personas con algún grado de pobreza (según la OCDE), lo que ha llevado al país a un círculo vicioso de desigualdad, bajo crecimiento (cada vez menos crecimiento) y pobreza.

Según la prestigiada revista norteamericana de finanzas y negocios, FORBES, “México está dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo y es uno de los dos países más desiguales de la OCDE”.

Si bien medir las causas que nos han llevado a tan cruda desigualdad, son complejas, para la revista FORBES existen 7 datos que nos pudieran dar luz en el tema:

  1. El 1% de la población recibe el 21% de los ingresos de todo el país.
  2. Cada día los ricos crecen y crecen sus fortunas. La riqueza de los 4 hombres más ricos de México (Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Baillères y Ricardo Salinas Pliego) asciende a casi el 10% del PIB (Producto Interno Bruto) de México. En el 2002, la fortuna de estos “4 grandes” únicamente llegaba al 2% del PIB.
  3. Se privilegian solo algunos sectores (monopolios).
  4. El actual régimen fiscal, favorece a los más ricos.
  5. La población indígena es 4 veces más pobre. El 38% de la población indígena vive en pobreza extrema.
  6. Desigualdades en la educación pública y la privada. Mientras que el pago de colegiaturas es deducible, el 48% de las escuelas publicas carecen drenaje, el 31% carecen de acceso a agua potable, 13% no cuenta con baños y 11% no tienen luz eléctrica; el 62% de los niños no cuentan con un equipo de cómputo y 80% carecen de internet.
  7. Violencia a causa de la marginación.

Como podemos observar la desigualdad del país es quizás una de las principales causas de atraso de México.

Este es el gran reto, generar riqueza que impacte a muchas más personas. Quizás valga la pena que el gobierno entienda el país que dirige y presente un nuevo rumbo que nos ayude a construir el México en el que todos queremos vivir.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

EL PELIGRO DE LA MERCANTILIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

El sistema educativo mexicano hoy más que nunca se encuentra en un complejo problema. Por un lado la educación básica y media superior que ha salido muy mal evaluada en los exámenes internacionales, un buen número de maestros que no quieren dejarse evaluar y una educación superior que se ha mercantilizado de manera alarmante.

Cada día vemos la apertura de un nueva universidad, muchas de ellas instalándose en infraestructuras no adecuadas, con maestros de dudosa calidad y ofreciendo una educación al vapor que llevan al joven a una frustración al egresar y a darse cuenta que muchas empresas les cierran las puertas por la mediocridad de su formación.

He tenido la oportunidad de conocer a varios empresarios y directivos que señalan con preocupación las limitaciones con que egresan los jóvenes de muchas  universidades estatales. Tal es el caso del gerente regional de un reconocido banco, que me señaló que de 10 jóvenes licenciados que entrevistaron para el puesto de cajero de una sucursal, ninguno pasó la primera prueba que aplica su institución.

La verdad es preocupante, pues el capital intelectual es el principal activo de un país, y ante la mediocridad de gran parte de nuestra educación superior, hoy México pierde competitividad ante la gran competencia mundial.

Desde mi punto de vista, la mayor responsabilidad de este tipo de pseudo universidades, son los padres de familia, pues por la facilidad de una colegiatura económica, aceptan que sus hijos pasen por instituciones que simplemente los engañan entregándoles un título que antes que abrirles un panorama laboral exitoso, se los cierran.

Por otro lado está el gran vacío de control de las autoridades educativas, que ante la descentralización de los institutos de educación con la SEP (Secretaría de Educación Pública), y donde cada uno tiene propia su autonomía para entregar autorizaciones y aperturas de nuevas universidades, los pseudo empresarios universitarios buscan el camino más fácil dependiendo de las facilidades que les den en la federación o en los estados.

La educación superior de calidad es la principal herramienta que un país tiene para que alineándola con la economía, se logre el desarrollo y crecimiento que se anhela, pero ante tan evidente perdida de competitividad, seguiremos siendo un país con enormes deficiencias educativas; un país que no promueve la investigación a gran escala con generación de riqueza; un país condenado a la pobreza y a seguir viviendo de la manufactura como única opción para emplearse.

México tiene todo para ser diferente, pero si no nos damos cuenta que la educación es la base para cambiar la actual economía, seguramente seguiremos viviendo con las enormes desigualdades que hoy tenemos, pues no olvidemos que el camino a la pobreza, es la autopista de la ignorancia.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

A VARIOS DÍAS DE LA ELECCIÓN…

Después del vendaval, viene la calma…

Luego de las elecciones locales para diputados federales, pudimos ver con preocupación como la función de los partidos políticos se encuentra en “tela de juicio” ante el ciudadano común.

Siempre he creído que nuestra democracia mexicana se encuentra aún en proceso de maduración, un proceso que inició con el cambio de partido en la presidencia de la república después de 7 décadas. La alternancia fue el primer paso en esa madurez, y quizás el siguiente escaño sea la pérdida de fuerza de las maquinarias políticas importantes de México, que generalmente son quienes se reparten los diferentes cargos públicos en la actualidad.

Estas últimas elecciones nos presentaron un pueblo cansado y asteado de esas grandes fuerzas, tanto que en nuestro estado por ejemplo, la anulación de votos fue la tercera fuerza triunfadora.

También he creído que la madurez de una democracia llega cuando un pueblo es capaz de elegir a personas y no únicamente a partidos; las ideas y estrategias siempre serán más importantes que el andamiaje…

México está urgido de líderes, de personas confiables que nos ayuden a construir un cambio radical para soñar un México mejor.

Por ahora los partidos se han convertido en estrategas que se sirven de cualquier artimaña positiva o negativa, para lograr los objetivos, y eso hace que la ciudadanía desconfíe, y peor aún, pierda la esperanza en quienes ganan los espacios públicos.

Hoy vivimos un México de desconfianza, inseguridad, desigualdades y desesperanzas que ha llevado a su pueblo a abstenerse de elegir, anular su opinión, o simplemente a votar esperando que alguien tome el liderazgo que necesitamos.

Hoy más que nunca nuestro país necesita de héroes con la capacidad de ver el global y no sólo el beneficio suyo o de pocos. Hoy necesitamos que quienes nos gobiernen se convenzan de que este México tiene mucho para todos y no sólo, todo, para pocos.

Ojalá que esta pequeña muestra de hartazgo de la sociedad sea tomada en cuenta por los partidos políticos y los lleve a una reflexión profunda y a transformaciones de raíz que aseguren unas mejores estructuras que aporten los cimientos necesarios para gobernar o para sumarse al partido que sea para trabajar en conjunto por los objetivos nacionales.

México es uno. México no es de un color. México lo componemos 110 millones de personas que buscamos un mejor futuro para nuestros hijos y un mejor lugar para vivir.

Ojalá logremos madurar a la velocidad que nos exige el país, nuestras familias y la competencia mundial.

Para nadie es un mito que nuestro país no va por un buen camino, pero lo importante es saber que a México lo hace su gente, su historia y su tenacidad para salir de los momentos más complejos. Y justo allí, en la gente, nace la esperanza de lograr construir el México que soñamos.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

EMPRENDIMIENTO A TEMPRANA EDAD, el camino de México

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en México acumulamos cerca de 70 millones de personas con algún grado de pobreza, además de que las desigualdades entre ricos y pobres se han tornado tremendamente absurdas, tanto que hoy nuestro compatriota Carlos Slim es uno de los hombres más ricos del planeta.

Según el Fondo Monetario Internacional, México es una de las 15 economías más fuertes del mundo, por lo que estas desigualdades son incomprensibles para un país que tiene TODO para repartir riqueza a sus 110 millones de habitantes.

El tema en la generación de riqueza está centrado en la manera como enfrentamos nuestro desarrollo profesional, pues existe una gran diferencia entre los países que forman emprendedores y en los que buscan únicamente instruir a  futuros empleados.

El sistema educativo mexicano, y me atrevería a decir, latinoamericano, forma empleados. Un estudiante egresa de la educación media superior sin ningún conocimiento financiero; no sabe lo que es un balance, un estado de resultados o un punto de equilibrio. Con estos vacíos llegan a la educación superior donde algunas universidades le tratan de inculcar el emprendimiento como camino de desarrollo, pero los efectos son pocos, pues ya vienen con un proceso de varios años de formación para emplearse.

Este no es un tema exclusivo de México, incluso en países del primer mundo como España, los datos son preocupantes. Según una encuesta de una reconocida empresa española, el 98 por cuento de los españoles sueñan con ser empleados de una gran multinacional, y de los pocos que se lanzan en el emprendimiento, el 95 por ciento fracasan en los primeros dos años de vida de la empresa.

Siempre he considerado que el gran problema del emprendimiento está centrado en la edad en que se inculca, pues el camino debiera ser desde la temprana edad.

Algunos países asiáticos han demostrado un cambio radical en la generación de empresas, cuando desarrollaron modelos para inculcar en los niños el tema emprendedor.

Si logramos formar desde la temprana edad el emprendimiento (como ahora programamos a nuestros niños para buscar empleos), seguramente saldrán de la secundaria o la preparatoria, con las bases que requieren para ver en el desarrollo de una empresa, el camino para establecer sus planes de vida.

México definitivamente debe apostar por el emprendimiento a temprana edad como camino para romper el paradigma de formación de niños, buscando que la siguiente generación sea quien genere los puestos de trabajo que el país requiere para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

 

Por supuesto que el otro ingrediente es la calidad en el sistema educativo, pues con un sistema educativo con tan mala calidad como el actual, es complejo lograr los objetivos, por lo que el gran reto para aspirar a un México mejor en el mediano plazo, será el de apostar por una educación emprendedora desde la temprana edad y mejorar la calidad de la enseñanza, solo así lograremos construir el México que soñamos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Necesitamos un CAMBIO en el Sistema Educativo

El sistema educativo mexicano hoy más que nunca se encuentra en “tela de juicio” pues los resultados obtenidos en los exámenes internacionales nos ubican como un país con deficientes resultados académicos y con graves problemas de desigualdad.

Para la OCDE (organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) la medición de la calidad educativa de los países miembros es sumamente importante, ya que quienes pertenecen a este organismo son las principales economías del planeta y su crecimiento definitivamente dependerá de equilibrar y alinear la economía con la educación.

México vive principalmente del petróleo, las remesas que nos envían los connacionales sobre todo de Estados Unidos, el turismo y el sector automotriz, pero lo preocupante es que las carreras más demandadas por los aspirantes a ingresar a las universidades son derecho, administración y contabilidad.

Yo me pregunto: ¿Dónde están los ingenieros en turismo, en petróleo o los diseñadores automotrices?

Definitivamente es muy importante lograr alinear la vocación económica de México con nuestra educación.

Necesitamos fortalecer el sistema educativo desde temprana edad a fin de generar que los niños establezcan sus planes de vida basándonos en sus capacidades y habilidades, pero conociendo los requerimientos del país.

En Alemania por ejemplo, cada año el gobierno sabe cuántos arquitectos, médicos, ingenieros, entre otros, necesita el país para su desarrollo, por lo que las universidades ofertan los lugares académicos tomando en cuenta los requerimientos nacionales. Ahí está la diferencia. Y si a la vocación le sumamos la calidad, seguramente mejoraríamos sustancialmente los resultados y la desigualdad que vive nuestro México en la actualidad.

Para Finlandia, el país con los mejores resultados académicos en los últimos años, la educación debe centrase en la persona y no en el conocimiento. Ellos se enfocan en que los niños sepan trabajar en equipo, sean leales, honestos, puntuales, proactivos, decididos; sepan tomar decisiones y resolver problemas… ya que para un ser humano fortalecido el conocimiento es una consecuencia. Si un niño no es el mejor en matemáticas, pero es bueno en biología y sabe trabajar en equipo, seguramente se levantará de su silla, buscará a un compañero y le dirá: Tú eres bueno en matemáticas, yo en bilogía, trabajemos juntos.

Así funciona el mundo, con habilidades sociales, con trabajo asociativo y no en la individualidad que muchas veces es el enfoque de los sistemas educativos.

El problema es que el sistema educativo mexicano está centrado en el conocimiento, pues si hablamos del sistema público, los maestros obligan a los buenos resultados a los niños, ya que de ellos dependen sus compensaciones y si hablamos del sistema educativo privado, los buenos resultados llevan a que los colegios exhiban lonas al exterior de sus instalaciones presumiendo sus logros… ¿Y esto hace exitoso a un niño? Por supuesto que NO. Esto no asegura nada, es más, ya sabemos que este enfoque lleva a los niños a un aprendizaje memorístico que no les abre el panorama para un buen desarrollo en sus vidas.

Para nadie es un mito que vamos mal en educación en México y tenemos dos caminos; el primero, no hacer nada y dejar que todo siga y fluya. El segundo, el de exigir a nuestras autoridades y empresarios que juntos construyamos el sistema que México requiere para ser exitoso y poder competir en igualdad de condiciones con los países que son nuestra competencia, y así lograr el equilibrio económico y las oportunidades que hoy no tenemos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx