Category Archives: Uncategorized

El principio de algo mejor.

Antes de iniciar el año, es normal que todos estemos con gran actitud y los  mejores deseos… propósitos que a veces no cumplimos,  pero que momentáneamente nos ilusionan.

Así es para muchos el sentir cuando está por terminar un año que tal vez nos dejó amargas experiencias y hermosos recuerdos… un año que ya pasó y que le da la bienvenida a uno nuevo que es toda una posibilidad para todos.

Este nuevo año que está por comenzar  es una esperanza para lograr lo que más anhelamos, cada quien de acuerdo a sus necesidades específicas y más grandes sueños…

Tal vez algunos se inclinarán más por un objetivo  material: comprar una nueva casa, cambiar el auto… otros quizá buscarán ser más sensibles y deseen corregir sus errores proponiéndose ser más positivos, menos rencorosos, más generosos; algunos buscarán mejorar su salud, comprometiéndose con el ejercicio y una mejor alimentación…

Cualquiera que sea nuestro propósito, considero que es necesario que independientemente de ello, busquemos siempre que base de todos nuestros deseos y retos para este 2016, esté la inquietud por querer ser mejores cada día, como seres humanos y como integrantes de una sociedad que tanto nos necesita y que se ha dañado precisamente por el poco valor que se le ha dado.

Busquemos siempre ser mejores y más productivos en nuestras empresas o trabajos, para apoyar al desarrollo económico  de nuestras familias.  Tengamos siempre en cuenta a nuestro alrededor: apoyemos en la medida de lo posible a quienes más lo necesitan y son los más vulnerables…  No prioricemos lo material, busquemos siempre destacar lo humano antes de lo superficial, pues esto nunca llenará nuestras  necesidades reales.

 Todo lo que nos propongamos  es sin lugar a duda un cambio positivo, y  el buscar ser mejores primeramente por nosotros mismos y por quienes más queremos, es ya un gran avance que será impulso para seguir con una actitud de cambio.

El principio de algo mejor, es un gran motivo para sentirnos optimistas y con energía… dispuestos a transformar y a apoyar. Inquietos por ser mejores y por demostrarnos a nosotros mismos la capacidad que tenemos para destacar y buscar siempre el beneficio propio y el de los demás.

Ponernos retos que nos hagan sentir útiles y que al alcanzarlos, nos brinden satisfacciones que serán alimento para continuar hacia adelante.

Aprovechemos esa actitud para lograr lo que más deseamos y aquello que nos permitirá cristalizar nuestros objetivos, personales o profesionales.

Todos tenemos algo qué corregir en nosotros mismos, algo que no nos gusta y todos tenemos también algo bueno qué compartir y enseñar a los demás… algo en lo que somos buenos y que puede ser motivo de cambio para alguien más.

Ser perseverantes, comprometidos es cuestión de actitud.

De nosotros dependerá cuánto nos dure el efecto de esos nuevos bríos por el inicio de un nuevo año, si será algo permanente y en verdad el cambio fue determinante o bien, si sólo fue algo pasajero y emoción por el momento.

Feliz año 2016 a todos!!

Mis mejores deseos. 

M.D.A. JUAN CAMILO MESA JARAMILLO
rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

¿HACIA DÓNDE VAMOS?

Esta época, es para todos esa oportunidad para compartir y pasar momentos agradables con nuestros amigos, familiares y demás seres queridos; es la ocasión perfecta para descansar, analizar lo hecho, valorar lo que se tiene y tomar nuevos bríos.

Lamentablemente, nuestra sociedad actual nos marca un estilo de vida materialista, superficial en donde para destacar, lo que se tiene  es lo que más importa, dejando a un lado los valores,  los sentimientos y lo que para todos, debería ser lo más trascendente.

Vivimos en un mundo donde la cordialidad y la convivencia se han ido desgastando hasta convertirse en prácticamente algo poco necesario; nos basta con tener en nuestras manos la más alta tecnología para saber qué hacen nuestros  familiares, qué plan tienen los amigos, y así “comunicarme” y estar al día…

Si bien, la tecnología nos permite conocer más y tener mayor información de lo que sucede en nuestro planeta con rapidez, su uso irracional también ha fraccionado esa relación interpersonal que tanta falta hace para humanizar al mundo.

Siempre he reiterado mis comentarios sobre la forma alarmante en la que se ha perdido la esencia del ser humano: su capacidad de asombro ya no es como antes, tantas cosas y hechos suceden a nuestro alrededor, que se vuelven parte de lo cotidiano y de lo “normal”;  nuestra necesidad de dar y compartir también ha sido dejada a un lado para ganar terreno el egoísmo y la prepotencia en la que muchos sin darse cuenta se ven inmersos; el materialismo y la frivolidad es algo que vemos en la vida diaria: tienes= vales.

La poca tolerancia es también un problema que se ha ido agravando con el paso de los años, y que mueve a juzgar, odiar, y señalar a los demás,  considerando que al no ser, ni pensar cómo nosotros no merecen nuestra aceptación ni respeto.

Como sociedad hemos perdido mucho… lo más importante, lo que no se compra. Hemos sacrificado eso, por lo comodidad y los lujos, creyendo que así podemos ser más felices; hemos deteriorado nuestra relación familiar no apreciando esos momentos en los que podemos convivir,  pues el celular o tabletas nos absorben tanto, que pareciera que nos satisfacen más que nuestros propios hijos;  hemos herido y juzgado, nos hemos vuelto indiferentes…

Pero ¿Y hacia dónde vamos?, qué estamos dispuestos a seguir perdiendo con tal de seguir lo que las reglas sociales marcan y lo que la tecnología nos pauta…

¿Tendremos la capacidad realmente para saber equilibrar y no caer en las tentaciones materiales? Eso sin duda alguna depende de nosotros mismos, y lo poco o mucho que nuestras familias convivan es parte del ejemplo que pongamos en casa y de la convivencia que se genere. Lo bien o mal que actuemos con los demás, y nuestra capacidad para ser generosos es únicamente decisión propia.

Con lo anterior, hay una esperanza… siempre hay una esperanza para cambiar las cosas y revertir aunque sea un poco, el daño que nos hacemos y hacemos a los demás, y tener así la oportunidad de disfrutar de una sociedad más justa, más responsable y consciente, más humana y cordial.

Todo ha estado y sigue en nuestras manos; sólo es cuestión de decidirnos y empezar por uno mismo y nuestras familias, y así esa cadena generará más impacto y tarde o temprano, hará eco positivo.

Definitivamente esta época debe ser, la ocasión perfecta para meditar sobre ello.

 

M.D.A JUAN CAMILO MESA JARAMILLO

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

VENEZUELA CON UNA LUZ DE ESPERANZA

En mi adolescencia siempre veía a Venezuela como un país rico, importante y con un crecimiento sostenido.

La realidad es que la oligarquía venezolana olvidó por mucho tiempo la pobreza que como país tercermundista hace parte del día a día. Esta pobreza creciente, muy similar a lo que ocurre con nuestro México, donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más numerosos, decidió darle el poder al señor Hugo Rafael Chávez Frías quien gobernó el país sudamericano desde el 2 de febrero de 1999 hasta su muerte en 2013. Hombre carismático con su pueblo, manipulador y populista, fundador del llamado Socialismo del Siglo XXI, sembró las bases del fracaso económico más impresionante de los últimos tiempos. La realidad de Venezuela es la siguiente: cuenta con una economía colapsada, la tasa de inflación más alta del planeta, los estantes de los supermercados semivacíos y un entorno internacional cada vez menos amigable. Venezuela es el país más violento y peligroso del continente; además de que sus inversionistas han decidido llevar sus recursos a países vecinos como Colombia, a fin de garantizar la seguridad de sus patrimonios.

En la actualidad el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro Moros, de quien se dice haber nacido en Colombia por lo que no podría ser presidente de Venezuela, se ha encargado de hundir profundamente al país, llevándolo a una insostenibilidad que ha terminado por unir al pueblo venezolano en la última elección legislativa en torno a un cambio de rumbo. Esta oposición al Presidente Maduro ganó a pesar de que fue el proceso electoral más antidemocrático en la historia reciente de Sudamérica, donde incluso se encarcelaron líderes de oposición si motivo alguno, además se dio la orden de controlar de prensa, así como también se crearon leyes electorales que permitieron a pequeños estados con mayoría oficialista elegir más legisladores que los estados más poblados del país con mayoría opositora. Al final, la oposición pudo ganar incluso en los estados más “chavistas”, como Barinas.

¿Qué sigue ahora?

Desde mi punto de vista la oposición debe seguir fortaleciéndose, pues aunque el Presidente Maduro aceptó su derrota, no sería extraño que cambiara alguna ley para reducir el poder de los legisladores electos, como cuando el opositor Antonio Ledezma ganó la alcaldía de Caracas (el cargo más importante del país después de el de Presidente), y poco después la Asamblea Nacional controlada en ese momento por el Presidente Chávez, creo el nuevo “Distrito Capital” que estaba por encima del Alcalde, con la idea de reducir el poder del mandatario electo.

El mundo democrático debe ayudar a Venezuela, pues muchas veces los países sudamericanos estuvieron callados ante las arbitrariedades y abusos contra los derechos humanos cometidos en el país, quizás por miedo a perder el apoyo de los “petrodólares” venezolanos que eran enviados a los países partidarios del “Socialismo del Siglo XXI”.

Maduro cuenta con una muy baja popularidad y con un nulo carisma, además de que con la caída del precio del petróleo, el dinero ya no fluye como antes, esto, sumado a las voces que hoy señalan las violaciones cometidas a los derechos humanos, como las de el secretario de la OEA Luis Almagro, el presidente electo de Argentina Mauricio Macri, y el presidente de España Mariano Rajoy, nos presentan un panorama esperanzador para el gran cambio que requiere el hermano país sudamericano.

El tiempo nos dirá como se acomodan las cosas, pero esperemos que países importantes del cono sur como Brasil no se hagan de la “vista gorda”, pues es una obligación de la comunidad diplomática latinoamericana señalar y presionar, a los actuales regímenes represivos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

UCA CHALLENGE 66: 350 Jóvenes Soñando un México Mejor

Siempre he creído que este país los construimos cada día sus cerca de 120 millones de personas, y no únicamente sus autoridades. Si bien quienes nos gobiernan dan la línea de trabajo hacia donde pretenden llevarnos, somos cada uno de nosotros los que con nuestro trabajo y acciones, construimos el país en el que vivimos.

El camino más fácil es el del descrédito hacia México y sus gobernantes. Es común escuchar y leer frases como: “México es una porquería”, “todos los políticos son ladrones”, “México no sirve”, “nuestro país no tiene futuro”, entre muchas otras.

La realidad es compleja, si bien hoy tenemos unas desigualdades alarmantes y preocupantes como la de contar con uno de los hombres más ricos del mundo, mientras que la OCDE nos dice que en México hay 70 millones de personas con algún grado de pobreza; México cuenta con todas las condiciones de riqueza para ubicarse en un lugar muy diferente al que hoy ocupa.

Nuestro país es la 13 economía más grande del mundo; contamos con un ingreso per cápita que supera los 15 mil dólares, y para muchos analistas internacionales, México se convertirá en el mediano plazo en la “China de occidente”, económicamente hablando.

Siempre he inculcado a mis alumnos que este país lo hacemos nosotros, por lo que nos tenemos que dejar de quejar, y actuar más. De cada 10 niños que ingresan a un kínder en México, solo 1.2 termina una licenciatura, por lo que cada día les señalo el gran privilegio que tienen dentro del sistema educativo mexicano, y por ende, el gran compromiso que deben asumir para construir el México que soñamos, ese al que los adultos no hemos sido capaces de llegar.

Gracias a esto, la Universidad Cuauhtémoc Campus Aguascalientes acaba de lanzar el evento UCA Challenge 66, en el cual 350 alumnos de la universidad desarrollaron 66 ideas que se convertirán en proyectos sociales en 4 temas: Salud, Educación, Ciencia y Tecnología, y Desarrollo de Empresas.

Estos 4 temas se escogieron por especialistas de la universidad como pilares fundamentales para el país, y 4 expertos en los mismos impartieron conferencias sobre la actualidad de estas áreas en México y sus oportunidades.

Después de una ardua jornada, los estudiantes asesorados por docentes, entregaron a la comunidad hidrocálida sus propuestas de mejora para la construcción de un México mejor.

La Universidad Cuauhtémoc promueve en su lema la frase de Excelentes Profesionistas, Mejores Seres Humanos, así que eventos como éste llevan al involucramiento de los estudiantes en la realidad del México en el que viven, aportando desde su juventud y “frescura de ideas”, las soluciones que se pueden desarrollar en cada uno de los 4 aspectos .

Al final de cuentas, la gran conclusión del UCA Challenge 66 fue el comprender el gran interés de los jóvenes mexicanos en el desarrollo de un país mejor, partiendo de lo que se ha hecho bien, y buscando resolver las áreas de oportunidad que tenemos; alejándose de la crítica destructiva y peyorativa, para pasar a un esquema de colaboración, ideas, creación y solución de problemas.

Felicitaciones a estos 350 líderes que creen en un México diferente, y aportan en su construcción.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

MUSULMÁN NO ES IGUAL A TERRORISTA

En la actualidad los países ricos invierten 100.000 millones de dólares al año para aliviar la pobreza en el mundo, pero gastan 13 veces más, en armas y soldaos.

En América Latina invertimos cerca de 50.000 millones de dólares en armas y soldados… datos que nos llenan de preocupación cuando nuestro planeta vive el inicio de la que algunos periodistas (basados en los estatutos de la ONU) han denominado la “tercera guerra mundial”; y lo comentan en el entendido de que para que se considere una guerra mundial deben estar involucrados al menos 5 países, y en lo que hoy vivimos se encuentran Estados Unidos, Francia, Rusia, Irán, Irak y Alemania.

Siempre he creído que los peores delitos que alguien puede cometer son la violación y el secuestro, pero tratando de ponerme en el lugar de muchos que hoy sufren, el terrorismo ocuparía la tercera casilla; desde mi particular punto de vista.

Lo que hoy vivimos en el mundo a causa de radicales terroristas, es terrible, pues la intranquilidad de todos al esperar lo peor, nos lleva  aun desgaste abrumador que termina por volvernos paranoicos.

Ver las imágenes de los desplazados en el mundo quienes huyen para salvar sus vidas y las de sus familias dejando atrás toda una historia y su patrimonio, es definitivamente desgarrador.

Ver las imágenes de inocentes acribillados por hombres que se escudan en una religión, es completamente lamentable; y allí en medio de las dos caras de la moneda, el mundo, sus potencias y sus grandes líderes, que se unen por “tercera vez” para regresar el equilibrio al planeta.

Usando las redes sociales, miles de personas decidieron lanzar frases de repudio en contra de los musulmanes, además de exigir a los refugiados que regresen a su país para enfrentar su realidad… como diría la joven periodista Tatiana Lozano: “Parece que no entienden que el islam es una religión con millones de practicantes y que los extremistas representan solo una porción, y que los refugiados están huyendo justamente de estas personas. Pienso en las mezquitas que fueron atacadas en Francia tras el atentado a Charlie Hebdo, de las que poco se habló, y me pregunto a cuántas más les espera el mismo destino”. 

Una pena que nuestra ignorancia culpe a TODOS los musulmanes de las atrocidades de unos pocos. Esta acción equivale a decir que todos en Brasil son buenos jugadores de fútbol o que en México todos somos narcotraficantes… muy lamentable.

El terrorismo nuca tendrá justificación; sin embargo generalizamos en contra de una religión, de una población, de un país. En México tenemos poca influencia de esta cultura y quizás no la conozcamos bien, pero bien valdría la pena invitar a la población a escoger sus palabras a la hora de expresarse sobre lo que estamos viviendo. No seamos partícipes del odio y el miedo global hacia otros credos que en este caso también se sustentan en la fe y el amor,  pues la ignorancia en temas como este, es la mejor manera de destruir y dividir al mundo que ya bastantes problemas y dolores guarda.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LOS 8 PASOS DE LA CREATIVIDAD COMO MODO DE VIDA

Siempre he comentado a mis alumnos que la creatividad no es un tema de pintores y artistas, la creatividad es una manera de enfrentar la vida asumiendo retos y buscando soluciones que mejoren una situación.

 La creatividad y su proceso creativo será mucho mas eficiente en quien utiliza el aprendizaje constante como “ejercicio” para el cerebro, pues estudios recientes de la neurociencia han determinado que es completamente falso el mito de que a mayor edad de un ser humano y debido a la muerte de las neuronas, una persona perdía la capacidad de aprender.

La neurociencia ha demostrado que el continuo aprendizaje motiva a las interconexiones entre las neuronas (desarrollando más y mejores conexiones entre dendritas) y esto facilita que una persona pueda aprender, incluso en su vejez.

Debido a la importancia del proceso creativo, a continuación presento los pasos que un ser humano debiera seguir para solucionar un problema por medio de algo que he denominado: Creatividad como Modo de Vida:

  1. Se Presenta un Problema que parece complicado y quizás imposible de solucionar. A lo mejor sintamos miedo, o incapacidad, pero siempre valdrá la pena intentar solucionarlo.
  2. Es muy importante Aceptar el Reto. El camino fácil es decir no puedo, pero un creativo siempre dirá: Yo lo puedo lograr. Allí podremos subir el primer peldaño hacia la solución del problema.
  3. El siguiente paso es Entrar en Pánico. Allí decimos frases como: Es imposible, yo no sé del tema, soy incapaz, mejor que vega otro y lo resuelva… pero lo interesante de este paso es que “salgan nuestros miedos” para dejar la mente libre de aspectos negativos.
  4. El cuarto paso es fundamental: Estudiar el Tema; nos podemos ayudar de libros, del internet, o de personas que conozcan sobre el problema planteado. Este pasó es muy importante y nos permite acercarnos a soluciones similares a nuestro problema planteado.
  5. El paso número cinco es maravilloso, Debemos Reírnos, divertirnos, hacer lo que más nos gusta, ir de fiesta quizás, hablar de tonterías con los mejores amigos… nuestro cerebro necesita después de informarse, un descanso y es justo allí cuando el subconsciente comienza a trabajar.
  6. El sexto paso es muy simple: Dormir bien. Mínimo 8 horas.
  7. En el paso siete simplemente debemos Dejar que Suceda… sentiremos una especie de “iluminación”; nos llegará en cualquier momento la solución como por arte de magia. Una solución entre muchas quizás, pero una solución que nos ayudará a resolver lo que planteamos.
  8. Para el último paso simplemente debemos tener siempre cerca Pluma y Papel para Escribir, pues cuando nos llegue la idea debemos anotarla, no importa que sea a media noche; debemos escribirla sin omitir detalles, pues la solución nos llegará de manera impredecible.

Al final, un buen creativo de modo de vida, deberá tener mucha fe en si mismo, en sus capacidades, pues solo así lograremos llegar a soluciones efectivas que nos ayuden en la vida.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LEGALIZAR O NO LEGALIZAR… ESE ES EL PUNTO

El tema de las adicciones y el narcotráfico siguen siendo una gran piedra en el zapato para nuestro país y el mundo entero.

Por un lado se encuentra la “sangre” que nos ha generado el negocio que son las drogas ilícitas para los países productores y consumidores, las cuales dejan al año miles de víctimas por control de rutas, ciudades y territorios.

Por el otro, una sociedad atraída por lo prohibido que encuentra en las drogas un gran refugio para olvidar sus vidas, repetir patrones, o simplemente, para estar a la moda.

En medio de ambos, sociedades perdidas, jóvenes sin futuro y una cantidad de muertos que asusta a cualquiera.

¿Qué hacer?

En el sexenio de Felipe Calderón se estima que fallecieron más de 60 mil personas por el narcotráfico, y en lo que va de éste, la cifra parece comportarse de la misma manera.

En cuanto a las adiciones a drogas ilícitas, podemos tomar el ejemplo de nuestro Estado, donde, según el Consejo Interuniversitario Contra las Adiciones, 7 de cada 10 jóvenes universitarios han probado drogas en su vida (sin decir que sean adictos), y de estos, 9 de cada 10 lo hicieron debido a que sus “mejores amigos” los invitaron a hacerlo.

Como podemos observar, el tema es sumamente complejo, creciente y muy rentable.

Definitivamente el tema de las drogas debe ser tratado con mucho cuidado y responsabilidad, pues son muchas las aristas que se deben analizar antes de tomar un partido definitivo como el de legalizar o no, su consumo recreativo.

Particularmente veo como un grave error el decidir radicalmente por una postura sin conocer y analizar lo que está pasando en el mundo.

Desde el punto de vista del negocio, es claro: La legalización pudiera ser el mejor camino para acabar con la “sangre” generada, pues ya en manos del estado sucedería lo que hoy hacen muchos países que controlan el alcohol, por ejemplo.

En cuanto al consumo, bien valdría la pena analizar lo que están haciendo Suiza y Portugal particularmente, entregando de manera gratuita la droga a los adictos, y de manera paralela llevando un plan de disminución y tratamiento que busca reintegrar a la sociedad a los adictos.

También se deberían analizar los resultados de lo que realizó Estados Unidos con la legalización de la marihuana en algunos estados, o lo que valientemente hizo Uruguay (particularmente interesante por tratarse de un país en vías de desarrollo)…

México tiene condiciones muy particulares en el tema del narcotráfico, pues al haberse convertido en el principal distribuidor de droga en el mundo, hoy presenta los problemas del negocio y el consumo, lo que hace complejo y urgente el enfrentar el problema.

Desde mi particular punto de vista, el gran responsable de lo temas de consumo de drogas ilícitas, es la familia y su estructura, pues allí es donde se cimientan o se dejan de cimentar los valores que un joven necesita para alejarse de este gravísimo problema. Lo triste es que los padres han deicidio dejar la formación de sus hijos únicamente en los colegios, amigos, y empleadas de servicio doméstico, lo que facilita enormemente que los jóvenes se desarrollen sin las habilidades que los alejen de este “monstruo de 7 cabezas”.

Legalizar o no legalizar, ese sería el punto. Cualquiera de los dos caminos es aceptable, dependiendo del punto de vista de donde se vea. Lo importante es que no dejemos el problema únicamente en las autoridades, pues la solución está en fortalecer las herramientas en nuestros hijos para saber decir NO, ante la primera situación que se les presente.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

MENOS CRÍTICA. MÁS ACCIÓN EN EDUCACIÓN

Mucho he podido escribir en este espacio sobre los graves problemas de nuestro sistema educativo mexicano los cuales se traducen en la pérdida de competitividad de nuestros egresados frente al mundo complejo en el que deben competir.

En varias ocasiones he presentado los resultados de los exámenes internacionales (en específico PISA) que se aplican para medir los resultados académicos (matemáticas, lectura y ciencias) de nuestros estudiantes, y en los cuales llevamos más de una década ocupando los últimos lugares de los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Académico).

Pero lo más fácil es criticar y señalar, pero: ¿Qué debemos hacer?

Definitivamente hoy nuestros docentes deben pasar de ser los “grandes sabios” capaces y conocedores de todo, a excelentes mediadores del conocimiento que lleven al estudiante a construir y  a aplicar lo que aprenden, en el día a día.

El Dr. Sergio Tobón Tobón especialista en modelos educativos y sociedad del conocimiento por la Universidad Complutense de Madrid y posdoctorado en competencias de los docentes en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior, propone 6 competencias que las instituciones educativas tenemos la obligación de garantizar en nuestros estudiantes, a fin conseguir un ético y exitoso desarrollo de sus vidas profesionales; estas son:

    1. Plan Ético de Vida. No basta con determinar el plan de vida de un joven, éste debe ser ético. Eso significa, que el joven se integre a la sociedad pero respetando a la naturaleza, a su familia y a la demás gente que lo rodea.
    2. Emprendimiento. Un emprendedor no siempre es un empresario, pero la educación debe garantizar la formación de habilidades para determinar metas, desarrollarlas y cumplirlas, en un periodo de tiempo.
    3. Trabajo Colaborativo. La educación en la actualidad debe responder al trabajo construido por todos, de manera interdisciplinaria, y con objetivos que beneficien a la comunidad.
    4. Gestión del Conocimiento. Los estudiantes deben conocer el proceso investigativo, determinar donde está el conocimiento, lograr digerirlo, y con habilidades para aplicarlo en la vida diaria.
    5. Desarrollo Sustentable. Debemos ser capaces de formar en los estudiantes el equilibrio ecológico que nuestra generación olvidó. Debemos cambiar lo que hoy no nos gusta, por medio de nuestros alumnos.
    6. Comunicación Bilingüe. Los jóvenes tienen que ser capaces de comunicarse en una lengua diferente a la materna. No siempre deberá ser el inglés.

Podemos analizar muchos autores, pero lo más importante será partir de la premisa de que nuestro sistema educativo debe mejorar, y para eso, necesitamos fortalecer nuestra red de aprendizaje, esa que se encuentra compuesta entre familia y sociedad. Solo así, con un ecosistema de aprendizaje diferente, poder construir a través de nuestros estudiantes, el México en el que todos queremos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

YA BASTA DE QUEJARNOS: HAY QUE ACTUAR.

Definitivamente me molesta demasiado leer las continuas quejas de la gente en las redes sociales contra el gobierno y sus instituciones.

¿Tenemos problemas? SÍ, y muchos, pero este país los formamos cerca de 120 millones de personas que cada día nos levantamos a luchar.

Es muy fácil culpar a otros de lo que no nos gusta: corrupción, pobreza, desigualdades, violencia, niveles educativos… pero yo me pregunto: ¿Qué hacemos cada día por construir el México que soñamos?

¿Somos capaces de no dar una “mordida” a un policía que nos quiere infraccionar? Esta acción es igual de equivocada a los millones que se pueda robar un Gobernador de un Estado.

¿Somos capaces de dedicar 10 minutos en las noches para leer a nuestros hijos inculcando este hábito? Entonces no nos quejemos de que un mexicano en promedio lee 1.2 libros al año, cuando un niño de primaria en Finlandia lee un libro por semana.

¿Somos capaces de construir una familia son violencia física o psicológica?

¿Soy capaz de ayudar a los demás así sea con una sonrisa de aliento?

Personalmente he creído que este mundo no se cambia únicamente con dinero; si alguien tiene mucho, lo podría invertir en tantas áreas de extrema pobreza de nuestro país, pero a México lo podemos cambiar con pequeñas acciones día con día.

México es una de las 15 economías más grandes de planeta, es uno de los países con mayor producción petrolera, cuenta con playas hermosas, arquitectura prehispánica, colonial, moderna. Nuestro país se consolida cada día como una potencia en manufactura automotriz, entre muchas otras.

Debemos ser realistas, la riqueza de México no se distribuye equitativamente, pues si bien tenemos un ingreso per cápita anual de más de 15 mil dólares, la realidad es que contamos con una pobreza creciente que según datos de la OCDE ya impacta a 70 millones de personas.

Particularmente considero que nuestra generación y quizás, las 2 anteriores, acabamos este planeta en poco menos de dos siglos, en 3 aspectos básicamente:

-       Ambiental: no cabe duda de que hoy sostenemos el planeta con “dos hilitos”. En Aguascalientes por ejemplo, pasamos en 30 años de tener ojos de agua en diferentes puntos del Estado, a tener en la actualidad pozos de extracción de agua a más de 500 metros de profundidad.

-       Valoral: Tristemente hoy somos capaces de “pisotear” al otro con tal de lograr nuestros objetivos.

-       Repartición de la Riqueza: Los 85 hombres más ricos del mundo tienen lo mismo que 3.500 millones de personas… un contraste aberrante.

Después de analizar el crecimiento de muchos países que hace algunas décadas estaban en pobreza y desigualdad como el nuestro, he llegado a la conclusión de que México necesita llevar a cabo dos acciones para transformar su realidad. La primera es la de mejorar el sistema educativo, y la segunda, apostar por la formación de emprendimiento a la temprana edad.

Al final, considero que nuestra generación tiene la obligación de revertir el daño que hicimos o aceptamos, por medio de nuestros hijos, inculcando los valores que los lleven a construir un México diferente, ese lugar donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LA CORRUPCIÓN: NUESTRO GRAN PROBLEMA

Podemos decir que las principales economías de Latinoamérica son la de México, Chile y Brasil.

Hace unos años estos tres países se presentaban al mundo como economías en franco desarrollo con crecimientos anuales que superarían de manera individual el 5%. Lastimosamente algunos eventos han llevado a estos “grandes de la región” a bajar sus expectativas ante el mundo. ¿Qué sucedió?

Latinoamérica presenta muchos males: delincuencia, pobreza, desigualdad, bajos niveles educativos, falta de infraestructura, poca investigación, etc., etc., pero definitivamente el gran problema de la región se llama CORRUPCIÓN; como diría el Premio Nobel Mario Vargas Llosa en una entrevista pública frente a 300 editores de periódicos: “la corrupción es la mayor amenaza a la democracia en América Latina”.

Iniciemos con Brasil. Todos pensábamos que la consolidación del país había llegado gracias al presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Los índices de crecimiento económico y los estándares educativos nos hablaban de un Brasil diferente. Programas como Todos por la Educación que llevó a la Universidad de Sao Pablo a convertirse en la mejor universidad de Latinoamérica auguraban que Brasil se despagaba del atraso, para encaminarse al primer mundo. Pero luego nos dimos cuenta de que su economía se derrumbaba tras el escándalo político por los pagos ilegales de la compañía petrolera nacional Petrobras a líderes del partido gobernante. El escándalo de $800 millones, que tuvo lugar cuando la actual presidenta Dilma Rousseff era miembro de la junta directiva de Petrobras, provocó protestas masivas en todo el país y definitivamente alejó a muchos inversionistas que veían en Brasil un país diferente. Según el Fondo Monetario Internacional, Brasil este año tendrá un ingreso negativo del 3%.

Luego Chile, un país ordenado, con buenos niveles educativos, menor desigualdad entre ricos y pobres, ahora se vio ensombrecido a causa del mismo fenómeno: la corrupción. Un escándalo de corrupción que involucra al hijo de la presidenta Michelle Bachelet desaceleraron la economía a un crecimiento del 2.3% este año.

Al final, nuestro México. El “nuevo tigre del mundo” como lo bautizó alguna editorial del London Daily, que con sus reformas energética y educativa pronosticaban crecimientos anuales de arriba del 5%, terminó fuertemente afectado por situaciones cotidianas de presunta corrupción como la “casa blanca “ de la primera dama, la asignación de obra del tren de alta velocidad entre México y Querétaro, y por supuesto, la desaparición de los 43 estudiantes de Iguala; situaciones que nos llevarán a un panorama muy diferente al esperado. Para el Fondo Monetario Internacional el crecimiento del país para este año sería un estimado cercano al 2.3%.

Para nadie es un mito que todos los adultos somos responsables de la corrupción, y es justo este elemento lo que menos nos gusta de México. ¿Cómo revertirla?

Desde mi punto de vista será un proceso a largo plazo donde entendamos que nosotros somos los actores del país. Nosotros construimos cada día el México que queremos. Es tan delicado darle una “mordida” de 200 pesos a un policía, como los 20.000 millones que se robe un gobernador… Si logramos entender esto, podemos aspirar a cambiar al país por medio de nuestros hijos, inculcándoles los valores que nos ayuden a construir el México que añoramos, y que no hemos sido capaces de construir.

rectoria@ucuahtemoc.edu.mx