Monthly Archives: August 2011

LA CREATIVIDAD COMO MODO DE VIDA

Según el diccionario, “la creatividad, denominada también ingenio, inventiva, pensamiento original, imaginación constructiva, pensamiento divergente o pensamiento creativo, es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales”.

Lo interesante de este tema, es que por muchos años hemos creído que la creatividad es un tema exclusivo de artistas, pintores, escultores, poetas, arquitectos, etc., cuando según su definición, la creatividad es la construcción de ideas que producen soluciones originales, o sea que la creatividad, viene siendo un modo de vida

Hace unos días me encontré a un buen amigo israelí con quien siempre habíamos hablado de lo complejo de la situación histórica de su pueblo y la actualidad del conflicto árabe-israelí, pero lo que nunca habíamos hecho era hablar de creatividad. En esta amena conversación, me encontré con la realidad de un pueblo al que la guerra (o la necesidad como él dice) los ha hecho creativos, inventivos.

Hoy conocemos que el pen-drive o USB (una tecnología que usamos a diario para almacenar información) fue desarrollada en Israel, además de que la multinacional Intel desarrolló sus sistemas Pentium y Centrino en las universidades de este país; también que la píldora-cámara cada vez más usada en el mundo médico para transmitir fotografías de los intestinos, también fue un invento israelí, además de que la mayoría de los medicamentos para el Alzheimer son desarrollados allí. Como podemos ver, este pueblo vive creando, produciendo, desarrollando. Y es que pareciera ser que cuando no se posee territorio, o recursos naturales, o como en el caso de Israel, se esté amenazado por sus vecinos, la creatividad aflora y sino, recordemos a Suiza que sin producir una sola planta de cacao, hoy tiene el mejor chocolate del mundo, o que sin poseer una salida al mar, hoy tenga una de las flotas navieras más importantes del planeta…

Imagínese usted señor lector, que según las Naciones Unidas, Israel registró 7.652 patentes entre 2002 y 2005, mientras que Arabia Saudita registró sólo 171, Egipto 77, Kuwait 52, aunque aún sigue por debajo de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, la producción de patentes es impresionante para una población tan pequeña.

También sabemos que la población judía que apenas representa el 0.2 por ciento de la población mundial, tiene el 54 por ciento de los campeones mundiales de ajedrez, el 31 por ciento de los premios Nobel de Medicina y el 27 por ciento de los premios Nobel de Física.

En conclusión, la creatividad como modo de vida, soluciona, construye y desarrolla una economía.

Quizás nuestra abundancia y riqueza en recursos naturales, sea la barrera que hoy tiene México para expresar su capacidad y creatividad, pues si analizamos los principales ingresos como país (petróleo, remesas de connacionales y turismo) vemos que son producto de la bendiciones que tenemos como nación, y no de una necesidad que nos haga expresar nuestras ideas. Ojalá no esperemos hasta agotar nuestros recursos para entender que en la creatividad (que es rica en nuestra sociedad, pero quizás poco, o mal enfocada) pudiera estar el desarrollo que México necesita para cambiar su compleja realidad.