Monthly Archives: December 2011

UN PAÍS QUE SE MUERE DE A POQUITO…

Definitivamente la tasa de desempleo en México es un tema que ha estado latente en las agendas de los Gobernadores y del propio Presidente de la República. Según los analistas, México ya cuenta con una tasa de desempleo de dos dígitos, lo que es realmente preocupante para un país sumido en la delincuencia, ya que la falta de trabajo se convierte en el “caldo de cultivo” idóneo para delinquir.

Un tema que es merecedor de un particular análisis con respecto al desempleo, y comparándonos con nuestros vecino del norte, es el relativo a la falta de empleo en profesionistas. Dice Luis Rubio del Periódico Reforma, que el comportamiento del mercado de trabajo en México es exactamente opuesto al estadounidense. Aquí el desempleo de graduados universitarios es mayor que el promedio, en tanto que el desempleo de personas con educación secundaria es inferior. En EU ocurre lo contrario: ahí el desempleo promedio es 9%, pero la cifra asciende a 15% para quienes tienen estudios de preparatoria o menos, en tanto que es de 4.3% para los egresados con título universitario.

Hasta hace algunos años, el tener un título universitario en México era un “pasaporte” seguro a un empleo relativamente bien remunerado. En la actualidad, contar con un título universitario no genera ninguna seguridad en el plan de vida de cada quien. Lo interesante de analizar, es que las empresas mexicanas y extranjeras claman por profesionistas, además de capaces, formados en áreas que no son del agrado de los estudiantes. Por ejemplo: LAS INGENIERÍAS.
Debido a una ridículo paradigma, hoy los estudiantes universitarios mexicanos tienen “miedo” de estudiar alguna ingeniería, por el alto contenido matemático de estas, lo que definitivamente los aleja de excelentes trabajos con buenos salarios, en empresas multinacionales que requieren día a día de ingenieros, en diferentes especialidades.

En la actualidad el 70 por ciento de los universitarios en China se encuentran estudiando alguna ingeniería, y en México, únicamente un 10 o 12 por ciento, lo que nos muestra un panorama claro de que a corto y mediano plazo, seguiremos comprando la tecnología que no somos capaces de producir, ya no quizás a Estados Unidos, sino a varios países asiáticos que han entendido el problema macro económico.

La realidad es que México requiere con urgencia definir su vocación, pues ya el petróleo, las remesas, y el turismo no pueden seguir siendo el único soporte de una economía que presenta graves problemas de desempleo y falta de oportunidades. Basta con analizar el caso de la India, un país que hasta hace algunas décadas estaba sumido en la pobreza, y que hoy vio en la industria del software y el hardware una excelente oportunidad para crecer su economía, generando muchas posibilidades a sus habitantes.

Es claro, el camino de definir la vocación debe ir de la mano con una reestructura profunda al sistema educativo, ya que desde mi punto de vista, un país que pretenda cambiar su rumbo, hablando del crecimiento económico, nunca lo podrá lograr, si no cuenta con un sistema educativo pertinente y de calidad, que lo respalde. Mientras tanto, la verdadera alternativa es entre un país que crece y se desarrolla y uno que se muere de a poquito.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx