Daily Archives: June 7, 2012

LA HERMOSA SIMPLICIDAD

Cuántas veces nosotros mismos nos complicamos las cosas SIN NECESIDAD.
Cuántas veces nos quejamos de hechos que en lugar de perjudicarnos son una bendición. Cuántas veces nos ahogamos en un vaso de agua.

Sin desear enumerar la larga lista de cosas por las cuales no nos sentimos completamente felices, es “de ley” que diariamente veamos “un negrito en el arroz” que nos ensombrezca.

Es importante hacer una pausa en esa ajetreada y a veces amargada y frustrada vida que nosotros mismos nos creamos.

Sí, es verdad, el trabajo puede generar estrés, presión, puede restarnos tiempo importante en nuestra vida familiar y personal: pero cuánto tiempo pasamos frente al televisor viendo esa serie que tanto nos gusta o devorándonos todos los noticieros; cuánto tiempo dedicamos al internet, a la ahora tan famosa y “necesaria” ipad; cuánto tiempo…

Sí, es cierto, la economía cada vez pareciera afectarnos más y nuestro poder adquisitivo puede verse disminuido: pero ¿realmente compramos lo necesario?, o hemos caído ya en el consumismo “necesito esto y aquello para ser feliz”.

Totalmente de acuerdo, la violencia y la inseguridad son temas que lamentablemente ocupan un lugar prioritario en nuestras conversaciones: pero ¿Y qué hacemos en nuestros hogares para fomentar el respeto, la tolerancia, la paz?

Nuestro hijos nos generan demasiadas preocupaciones, es una realidad, deseamos lo mejor para ellos, queremos que sean felices y que siempre reciban lo que necesitan y a medida de lo posible, algunos gustos. ¿Fomentamos también el amor propio, la cordialidad y el trabajo?

Sí, sí, sí, la vida es dura, hay muchos retos, se nos presentan miles de obstáculos y nos suceden hechos que nos duelen…Eso es inevitable y hasta a veces necesario para valorar lo que tenemos…y créame, comparativamente con otros seres humanos, puede ser mucho, muchísimo.

Aprendamos a encontrar en las cosas que aparentemente son simples, la felicidad y la satisfacción.
Gocemos con nuestras familias esos domingos de “carne asada” y de los días en pijama.
Recibamos con agrado la lluvia que tan necesaria es para la vida.
Comamos, démosle gusto a nuestro paladar y dejémonos llevar por los sabores y olores, claro está con medida.
Disfrutemos de esas charlas con la pareja, con los amigos, con esos seres queridos.
Riamos, de nuestros pequeños errores, de nosotros mismos.
Esas caminatas por el parque, por la “cuadra” pueden ser un buen momento para acercarnos con nuestros hijos y escucharlos.
Siempre, es importante rodearnos de personas que nos alimenten el alma y nos transmitan su buena vibra.
En fin, no necesitamos mucho para disfrutar de la vida… que es sólo una.

Démonos la oportunidad de encontrar más satisfacción y felicidad en la hermosa simplicidad de la cosas. No nos compliquemos.

A veces lo más sencillo, lo más simple, lo más a la mano es lo que puede ayudarnos a sentirnos más contentos con nosotros mismos, y por ende, transmitirlo a nuestros hogares, a nuestro lugar de trabajo, etc.

¿No es la absoluta simplicidad lo que más maravilla de un genio?
Ernst Theodor Amadeus Hoffmann

M.D.A. JUAN CAMILO MESA JARAMILLO
rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx