Monthly Archives: August 2013

SIETE AÑOS DE CIMIENTOS…

Hoy vivimos en un mundo que nos exige resultados y una gran velocidad para conseguirlos. El problema está en que en medio del camino vamos dejando nuestra salud y nuestra familia. Estamos “montados” en una carrera que nos obliga a ser exitosos al precio que sea. Y es que para nuestro mundo pareciera que el “tener” es la única cuestión que vale. De allí vemos a “exitosos” ejecutivos que trabajan 24 horas, inclusive en sus días de descanso, dejando de lado la formación de sus hijos. Vemos a políticos que utilizan su poder para captar el mayor número de recursos durante sus mandatos; vemos a jóvenes que optan por el narcotráfico como el camino veloz para hacer recursos que aseguren su vida… o su muerte

Hoy quiero aprovechar este espacio para compartir con mi amable lector, una excelente historia de un autor desconocido que encontré en los viajes de tranquilidad, que la lectura me lleva para equilibrar el ajetreo del día a día:

“No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada, halándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, por favor!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡más de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años”.

Hoy vivimos en un mundo raro, un mundo complejo. Muchas veces nos sentamos a discutir las posibles consecuencias de lo que hoy tenemos, y elucubramos algunas estrategias que podrían cambiar la realidad. Lastimosamente el cambio que requiere este planeta no se puede lograr en un corto tiempo, debe ser un proceso estructurado y prolongado donde quizás nuestra generación no llegue a conocer los primeros resultados. Para quienes nos dedicamos a la educación, es bien sabido que los primeros 7 años de formación de un niño son los determinantes para un futuro exitoso del adolescente y el adulto, por lo que nuestro trabajo deberá iniciar con el fortalecimiento de quienes tendrán que operar el gran cambio que necesita este planeta para alargar su existencia.

Los padres de familia somos en un 90% responsables de la educación de nuestros hijos, de allí la importancia de que nuestro sueño de lograr el “éxito” exigido por la sociedad, no nos opaque esta responsabilidad, ya que las consecuencias de un niño que se forma sin la guía de sus padres, pueden ser lamentables.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EMPRENDEDORES TECNOLÓGICOS: BIENVENIDOS DEL PAÍS QUE SEAN

Hablando de ingresos, quizás al economía más importante del planeta en la actualidad, sea la de China, aunque Estados Unidos seguirá siendo la gran potencia debido a dos cosas principalmente, el control de los mares por medio de la armas, y la generación de patentes por investigación. En el 2012 Estados Unidos registró 134.000 patentes nuevas por invenciones; únicamente IBM registró 6.400 patentes en este mismo año, lo que equivale a 10 veces más, que las patentes de todos los países latinoamericanos juntos. En ese mismo año Brasil obtuvo 256, México 153, 67 Argentina y 38 Chile.

Cada año, un gran número de emprendedores latinoamericanos llegan a Silicon Valley con la idea de desarrollar sus ideas y proyectos en un país que invierte gran cantidad de recursos en el desarrollo de nuevos proyectos. En ciertos casos, invierten hasta un 75 por ciento de capital de riesgo para ideas con futuro.

La notica interesante es que desde hace varios años las economías de Brasil y Chile principalmente, han apostado con recursos importantes, en el desarrollo de nuevos negocios, sobre todo tecnológicos. Se ha comenzado a notar una importante migración de “techies” (obsesivos con la tecnología) estadounidenses a estos dos países, con el fin de aprovechar la apertura y los recursos que se ofrecen para la creación de nuevos negocios en el giro. Con políticas muy similares a las de Chile, Brasil ha lanzado una convocatoria de ayudas que llegan hasta los 100 mil dólares por empresa, además de facilitar las oficinas, el servicio, legal, contable, y de trámites empresariales. Bajo el programa Startup – Brasil, se ha decidido apoyar hasta un 25 por ciento de empresas extranjeras con la obligatoriedad de permanecer en el país por un determinado tiempo. La idea clara de las autoridades en este país sudamericano es poder captar a un número importante de “cerebros”, que le ayuden al país en un mayor y mejor desarrollo de la tecnología aplicada a las diferentes necesidades no sólo de Brasil, sino del mundo entero. Dice Felipe Matos director operativo de Startup – Brasil: “Queremos atraer mentes interesantes, y gente que pueda ayudarnos a volvernos más competitivos”.

El mayor número de empresas que han optado por buscar nuevos caminos en Brasil, son de origen estadounidense, y muchos de ellos comentan que su decisión fue basada en que hay mucho más terreno para crecer en Brasil que en las economías maduras. En la actualidad, Brasil es el mayor mercado de consumo de Latinoamérica, por encima de México y Chile que están en las siguientes posiciones; tiene 80 millones de usuarios de internet, que apenas inician con las compras online… un diamante en bruto en un país de casi 200 millones de habitantes.

Chile la otra potencia latinoamericana, apoya a estas empresas extranjeras con cerca de 40 mil dólares, además de los beneficios en trámites, oficinas y asesorías empresariales. En los 3 años de su programa, han apoyado a cerca de 700 empresas, donde el promedio de los ejecutivos es de 27 años de edad, por lo que el plan de “captación de cerebros” para el desarrollo, parece que les está funcionando bastante bien.

Esta es una muestra de la gran oportunidad que tenemos en México, pues por muchos años hemos dejado “partir” a nuestros cerebros quienes ven en la economía estadounidense una excelente área de desarrollo. Quizás debamos generar las estrategias que nos ayuden a retenerlos, y es más, poder captar a los emprendedores de otros países para que conjuntamente con los nuestros logremos crecer esta importante área de desarrollo, como lo es la de la tecnología aplicada, que tantos recursos genera en el mundo, y en la que en México invertimos y desarrollamos muy poco aún.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

NUESTROS MAESTROS, PIEZA FUNDAMENTAL DE LA MEJORA EDUCATIVA

Desde hace algún tiempo hemos visto con preocupación como nuestros sistemas educativos en Latinoamérica han resultado muy mal evaluados en las pruebas internacionales en comparación con las principales economías de mundo.

Durante la realización de la Copa Confederaciones llevada a cabo en Brasil, vimos como los maestros de este país se manifestaron en contra del gobierno con la consigna de menos dinero para el fútbol y mayor inversión en la educación; interesante postura para un país que desde hace varios años ha tomado muy en serio el tema educativo con su manifiesto Todos por la Educación, que entre otras cosas, los ha llevado a ubicar a la Universidad de Sao Pablo como la mejor de Latinoamérica, incluso por encima de nuestra máxima casa de estudios, la UNAM. Digo interesante, ya que por encima de aceptar los pequeños avances, hoy el magisterio brasileño se sobrepone a la mediocridad y busca una mayor inversión, no únicamente en salarios, sino en procedimientos y estrategias, que ubiquen a la comunidad de este país en otro lugar en los análisis mundiales, encaminados a un crecimiento económico del país, y por consiguiente, al mayor desarrollo de su gente.

Coinciden estas manifestaciones con la emisión de los resultados de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) sobre un estudio de los sueldos de los docentes en el mundo:

“Hablando en dólares por año, mientras el salario inicial de un maestro de primaria es de $64,000 en Luxemburgo, $38,000 en Estados Unidos, $36,000 en España, $30,000 en Finlandia y $28,000 en Corea del Sur; en Latinoamérica los salarios son de $17,400 en Chile, $16,600 en Argentina y $15,000 en México. Los maestros de escuela primaria mejor pagados ganan un promedio de $113,000 en Luxemburgo, $77,000 en Corea del Sur, $58,000 en Japón, $53,000 en Estados Unidos, $51,000 en España, $32,000 en México, $31,000 en Chile y $25,000 en Argentina”.

Al final el estudio concluye, hablando de Latinoamérica, que casi cualquier persona puede ser docente en nuestros países, ya que no hay un proceso de selección riguroso. En países como Finlandia y Corea del Sur (con excelentes resultados académicos), la selección es rigurosa y únicamente los mejor calificados (sólo el 10% de los aspirantes) pueden optar por la carrera para ser docentes. Estos países consideran a los niños como el tesoro del país, por eso buscan a los mejores para que desarrollen las habilidades de los estudiantes.

Si bien los sistemas educativos de Latinoamérica tienen muchas áreas de oportunidad en cuanto a estrategias y procedimientos, el tema central hacia una mejora en nuestros resultados se encuentra en los docentes. Debemos DIGNIFICAR la profesión docente. Tenemos que entender que la labor del docente es la clave y la diferencia entre el éxito y el fracaso, un éxito que nos acerque al anhelado desarrollo, o un fracaso que nos refunda en la dolorosa pobreza. Al final me quedo con la opinión emitida por el periodista argentino Andrés Oppenheimer: “Ya es hora de que los maestros latinoamericanos sean tratados como profesionales, como los abogados o los contadores. Para eso hay que pagarles mejor, a cambio de que los nuevos maestros rindan exámenes de admisión y que todos sean evaluados y ganen según sus méritos”.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

Vivir…

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.

Abraham Lincoln

La vida es todo un tema: en ella, suceden cosas increíbles que nos alimentan el espíritu y el alma…nos llenan de felicidad; pero también suceden cosas inexplicables, dolorosas, que en ocasiones no nos sentimos con la suficiente fuerza para sobrellevar.

El día a día nos envuelve y en ocasiones la rutina nos hace olvidar que no somos eternos y que en realidad no valoramos el estar vivos, el despertar y tener un día más para compartir con nuestros seres queridos.

¿Vivir en plenitud o durar muchos años? Mmm es muy respetable y seguramente la gran mayoría diremos: quiero vivir muchos años, pero ¿Cómo quiere vivirlos? O ¿Simplemente quiere durar?

Problemas hay muchos: presiones y complicaciones laborales, riñas familiares, dificultades económicas, soledad, enfermedades graves, etc. y lamentablemente nos llevan a vivir con frustraciones, enojos, egoísmo, envidia, tristeza, preocupación, etc.

Pero también hay mil cosas buenas que se deben valorar: obtener éxito laboral, ver felices a nuestros seres queridos, recibir amor y unión familiar, gozar de buena salud, estabilidad emocional, apreciar una hermosa puesta del sol, conocer bellas ciudades, etc.

Sí, realmente hay mucho que valorar, pero a veces la vida nos pone obstáculos y pruebas que son muy difíciles, como lo es la muerte por ejemplo, de un ser querido y eso nos debe hacer reflexionar acerca de nuestra estadía en este mundo…

Niños, jóvenes y adultos, han dejado de existir cuando tenían aún todavía muchas cosas por hacer, muchísimo camino que recorrer, muchas cosas para dar… Algunos en el mejor momento de sus vidas… Otros, adultos mayores, mueren dejando una importante huella con la larga vida que tuvieron, rodeados, tal vez, de nietos, hijos, sobrinos, etc.

Pero, nuestra vida y cómo la vivamos, depende generalmente de nosotros mismos…

Valorar lo que se tiene, trabajar con entusiasmo y esfuerzo para tener una mayor tranquilidad, cuidarse para gozar de buena salud, disfrutar de la vida, demostrar y expresar nuestro amor, compartir, respetar, y sí, también sufrir… es parte de lo natural de los seres humanos.

No nos compliquemos demasiado, ser feliz realmente puede ser sencillo:

Apreciar los pequeños detalles que nos regala el estar vivos es inigualable.

Aceptarnos tal y cual somos, sin envidiar nada a nadie, nos ayudará a vencer obstáculos. Ser auténtico, amar lo que se hace, ser congruente, nos da mayor seguridad.
Cuidarse físicamente, es quererse así mismo.

No guardar rencores, pues endurece el alma y sólo nos provoca amargura.

Disfrutar cada momento con actitud positiva y gran ánimo, sin mirar atrás ni agobiarse por el futuro.

Ante las adversidades: creer, confiar, tener esperanza…perdonar.

Viva, viva intensamente. Demuestre hoy el cariño que le tiene a su familia, trabaje hoy con lealtad a su empresa, aproveche hoy las oportunidades que se le presenten, valore y reconozca hoy lo que recibe de los demás, comparta hoy con lo más necesitados, busque hoy actuar para trascender, agradezca la oportunidad de un nuevo día… Hoy, hágalo hoy.

No olvidemos que en esta vida estamos de paso, así que debemos extraer todo el jugo a esta hermosa aventura que es vivir.

M.D.A. JUAN CAMILO MESA JARAMILLO
RECTOR