Monthly Archives: September 2014

¿CÓMO ESCOGER UNA UNIVERSIDAD?

En la economía globalizada el capital intelectual es el principal activo de un país, por lo que muchas naciones están apostando por mejorar sus sistemas educativos. México no ha sido la excepción, la reforma educativa promovida por el Presidente de México justamente busca mejorar la educación, con maestros competentes y que puedan ser evaluados constantemente, a fin de garantizar la calidad de formación hacia los estudiantes.

 

Los cambios educativos tardan décadas, lo sabemos, pero no por eso hay que dejar de hacerlos, ya que México definitivamente ha perdido muchos escalones en comparación con los sistemas educativos de los países que son nuestra competencia en el tema económico.

 

La educación superior de nuestro país desde mi punto de vista, se encuentra en “tela de juicio”, y es que si bien contamos con reconocidas universidades que nos enorgullecen, bien es cierto que también pululan una gran cantidad de peuso-universidades avaladas por las autoridades educativas, que dejan mucho que desear, pero lo peor de todo, es que engañan a los estudiantes con una formación MEDIOCRE que seguramente les cerrará las puertas del sector económico llevando a sus egresados a subemplearse o a engrosar la crecida lista de desempleados del país.

 

Para quienes nos dedicamos a la educación superior seria es bien sabido el costo de formación por cada estudiante; es imposible formar integralmente y con calidad a un joven cobrando las cantidades que acostumbran estas pseudo-universidades.

La mejor herencia que una familia puede darle a sus hijos es la educación, y muchas veces el optar por una educación mediocre y de bajo costo los condena a un fracaso en su desarrollo profesional.

Los padres de familia deben ser muy “astutos” a la hora de buscar las opciones educativas de sus hijos. Casi siempre “lo barato sale caro”, por lo que como familia debemos hacer un gran esfuerzo para lograr una educación que asegure un éxito a los hijos en el largo plazo.

Muchas veces los padres no saben como escoger una universidad, es fácil, simplemente deben:

-       Revisar y comparar los planes de estudio. Hoy deben ser por competencias (aprender haciendo).
-       Comparar las instalaciones específicas de una carrera en las universidades que ofrecen una oferta similar.
-       Conocer el porcentaje de egresados laborando de la universidad que se desea.
-       Revisar que las instalaciones lleven al joven a una formación integral (académica, social, deportiva y cultural).
-       Conocer las certificaciones nacionales e internacionales de la institución.
-       Conocer el porcentaje de maestros de tiempo completo de la institución.
-       Conocer si la universidad en cuestión genera conocimiento por medio de procesos que fomenten la investigación.

El mejor regalo que un padre puede dar a su hijo es su educación, no olvidemos que el conocimiento es el principal valor que podemos tener, y una educación mediocre los puede llevar a un fracaso anunciado.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

JUGÁRSELA POR MÉXICO

Un grito más de independencia para un país que lucha y lucha por crecer, mejorar y dar mejores oportunidades a sus habitantes.

Un año más de gritar: VIVA MÉXICO, con todas las fuerzas y con la esperanza de vivir en un país mejor.

Jugársela por México es el verdadero sentido de estas festividades. Más allá del grito, la fiesta, el descanso y las celebraciones, se encuentra el compromiso de todos por renovar nuestros “votos” con un país que requiere del trabajo de cada uno de sus habitantes.

México es mágico, incognito, inesperado muchas veces, pero también grande y líder. México sigue siendo la punta de lanza del continente, por encima del crecimiento de Brasil y el ordenamiento de Chile; nuestro país es en quien todos ponen la mirada en la región, quizás por que siempre damos de que hablar, o por ser el gran vecino del norte, o por nuestra grandeza histórica y presente… México grande, por su historia, su arquitectura, sus recursos naturales, su turismo, sus mares, su geografía, su petróleo… por encima de todo, por su GENTE.

Jugársela por México es definitivamente luchar por la construcción de un país mejor, con mejores oportunidades. Jugársela por México es luchar y luchar por encima de los sistemas y sus gobernantes.

Hoy nuestro país nos exige menos crítica a lo que tenemos y un mayor trabajo, valorando el gran país que somos.

Necesitamos de ciudadanos comprometidos con su país, capaces de dejar de lado los partidos y sumar por quien nos gobierna. Capaces de ver las maravillas de México y sus dolores también, pero con las ganas de cimentar las bases del México que soñamos.

Jugársela por México es entender que debemos ser capaces de trabajar en equipo; que debemos ser éticos, responsables, honorables y puntuales. Debemos ser capaces de ser leales, sensibles al dolor del otro, ya que una sociedad que pierde la capacidad de sentir el dolor del otro, está perdida.

México necesita que su gente crea en él, en su grandeza, en sus instituciones muchas veces violentadas por intereses personales.

México necesita que cada uno de sus ciudadanos sea incorruptible, en lo grande y lo pequeño. Hoy el país requiere que volvamos a las bases de la confianza, de la enseñanza como motor de crecimiento.

Dejemos de lado las críticas destructivas a nuestros gobernantes. Más bien seamos capaces y hábiles para construir desde cada una de nuestras realidades el país que soñamos. ¿Será difícil? Por supuesto que SÍ. Pero no por ello hay que dejar nuestro futuro en manos de otros o de las casualidades. Cada quien somos responsables de nuestro entorno inmediato y ese entorno si es nuestra responsabilidad cambiarlo.

Para quienes somos padres de familia el compromiso es mayor, ya que por medio de nuestros hijos debemos inculcar los valores y los ideales del país que soñamos, ese que quizás no hemos sido capaces de construir, pero que hemos querido siempre.

Que este nuevo grito nos permita decir: ME LA JUEGO POR MI PAÍS.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LA SALUD, EL NUEVO TEMA DEL PRESIDENTE

El tema de salud en México se ha venido complicando dramáticamente, ya que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) nuestro país sigue siendo el que presenta mayor obesidad en niños, además de que ya sobrepasó a Estados Unidos en cuanto a la obesidad en adultos.

 

El problema de la mala alimentación y la obesidad como consecuencia, nos ha llevado a un gran problema de salud pública, englobado en ciertos grupos de enfermedades: Cardiovascular (Insuficiencia cardiaca, corazón agrandado, varices, embolia pulmonar), Endocrino (Ovario poliquístico, trastorno menstrual, esterilidad), Gastrointestinal (reflujo, hígado graso, cálculos biliares, hernias, cáncer colorrectal), Insuficiencia Renal y Genitourinario (disfunción eréctil, incontinencia urinaria, insuficiencia renal, cáncer), Tegumento (estrías, celulitis, ántrax), Trastornos Musculoesqueléticos (hiperuricemia, inmovilidad, osteoartritis, dolor de espalda), Neurológico (dolor de cabeza, túnel carpiano, demencia), Respiratorio (disnea, apnea obstructiva del sueño, síndrome de hipoventilación, asma), y Psicológico (depresión, autoestima baja).

Es común escuchar que nuestros sistema público de salud está a punto de colapsar, ya que la atención es deficiente, no se cuenta con los medicamentos necesarios y los espacios ya no son suficientes. Según estudios de la OMS, en menos de 2 décadas el sistema de salud mexicano no tendrá la capacidad para atender el numero de pacientes con enfermedades relacionadas a la obesidad.

 

Si bien la obesidad es un tema cultural y de prevención personal, los sistemas de salud terminan absorbiendo los graves problemas generados por esta condición.

Hace unos días escuché con beneplácito las declaraciones del Presidente de México con respecto al tema de salud. Y es que es común que los mandatarios eludan el tema o generen simples paliativos que no resuelven el problema de raíz.

Además de las reformas generadas por el Presidente, ahora se llevará a cabo una gran reforma en salud, denominada: Sistema Nacional de Salud Universal.

Según la Secretaría de Salud, la reforma sería gradual y comenzará a operar con un grupo de enfermedades crónico – degenerativas como la diabetes, corazón, trasplantas renales, hemofilia y VIH – Sida.

La idea de esta reforma es que un paciente pueda ser atendido en el IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, o en la Secretaria de Salud Federal o Estatal, lo que le daría la oportunidad al paciente de atenderse en el hospital que mejor le convenga o mayor experiencia tenga en su padecimiento.

La reforma pretende mejorar las instalaciones y la atención llevando al paciente a recibir un mejor trato y mayores servicios sin importar la entidad a la que se encuentre afiliado.

Según las autoridades de salud, la meta es tener mexicanos mas sanos con acceso equitativo a los mejores servicios de salud.

 

La realidad es que el tema de salud contiene muchas aristas complejas y variables que no siempre se pueden controlar, pero el hecho de que el Presidente ponga su mirada en el tema, nos llena de esperanza para un sector que requiere de una reforma integral y profunda, que en el largo plazo asegure la cobertura y calidad que hoy son deficientes. A la reforma habrá que sumar al sistema educativo, buscando educar a los niños y a sus familias en un esquema de capacitación integral en salud, que los lleve a alimentarse y a vivir de una mejor manera.

También habrá que generar un esquema de denuncia integral, buscando que el usuario pueda dar a conocer las irregularidades de la atención, pero con una efectividad inmediata de las autoridades en su accionar.

En definitiva, la salud es el don mas preciado que podemos tener, y que el Presidente esté interesado en ella, nos llena de satisfacción y esperanza.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx