Monthly Archives: October 2014

NO HAY CAMA PA´TANTA GENTE

El planeta donde habitamos está pasando por un momento complejo, pues los seres humanos nos hemos encargado de irlo destruyendo poco a poco; o más bien muy rápido, en los últimos 150 años.

El tema ambiental nos debe llenar de preocupación, cada año talamos 10 millones de hectáreas de bosques de los cuales 6 millones se vuelven desierto. El hielo polar se derrite a una 9 por ciento por década, y el grosor del hielo ártico ha perdido un 40 por ciento de su grosor, desde 1960. El agua escasea en varias regiones del mundo, los ríos se secan y cada vez tenemos que extraer agua a mayor profundidad, como es el caso de nuestro estado que hoy cuenta con pozos a 600 metros de profundidad.

El tema valoral es complejo, hoy el dinero prima por encima de cualquier interés y los valores básicos de convivencia humana están siendo transgredidos por decisiones de pequeños grupos, o por ciertos individuos.

La distribución de la riqueza nos presenta que cada vez más la diferencia entre ricos y pobres se amplía. Hoy sabemos que los 85 hombres más ricos del mundo aglutinan tanta riqueza como 3.570 millones de personas que componen la mitad más pobre de la población mundial, lo que equivale a que la mitad de la riqueza del planeta estaría en manos del 1 por ciento de la población (un estudio del Instituto Gallup con 131 países concluyó que la población de los 10 países más ricos del mundo tiene 50 veces más ingresos que la de los países más pobres, todos ellos del África subsahariana. Según ellos un europeo o un americano consumen entre 150 y 200 veces más recursos que un ciudadano africano).

Lo paradójico de estas desigualdades es que tenemos cerca de 1.000 millones de personas que cada día pasan hambre en el mundo, pero cada año se botan a la basura 1.300 millones de toneladas de alimentos.

 

Como vemos el tema es complejo y se hace mucho más preocupante cuando conocemos estudios serios de universidades dedicadas al tema. Uno de ellos fue el realizado por Camilo Mora Ph. D. e investigador de la Universidad de Hawai quien publicó que a niveles de consumo óptimo necesitaríamos 27 planetas Tierra para compensar el consumo de recursos de la población humana en el 2050.

 

Para Naciones Unidas éramos 7.000 millones de habitantes en el 2011. Pasamos por 7.200 millones al finalizar el 2013, y comentan que ahora podríamos ser entre 11 mil y 13 mil millones para el 2100.

Ante este panorama, el desafío planetario se concentra en el manejo de los recursos y su aprovechamiento, lo que en los últimos años se ha conocido como “huella ecológica”.

¿Qué nos queda?

Según la ONU, de los cerca de 7.000 mil millones que somos, 1.800 millones son jóvenes, así que el camino que nos queda es EDUCAR DE UNA MANERA DIFERENTE para que esta nueva generación logre enderezar el rumbo y alargar la vida del planeta. Por lo pronto la estrategia debiera ser: Educar, equilíbranos de una manera diferente con el medio ambiente, fortalecer los valores, y distribuir de mejor manera la riqueza de nuestro planeta.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

 

AGUASCALIENTES, CON UNA VISIÓN GLOBAL…

Cada día me convenzo más de que vivimos en un estado privilegiado, ese que algún día denominé la Suiza de México.

Claro que tenemos problemas, amenazas y áreas de oportunidad, pero después de ver de cerca lo que viven estados como Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, entre otros, veo con claridad que nuestro estado tiene un rumbo claro y definido hacia un desarrollo que nos genere mayores oportunidades y una desigualdad mucho menor, que la media nacional, entre ricos y pobres.

 

El reciente viaje de nuestro Gobernador del Estado el Ingeniero Carlos Lozano de la Torre a Japón es una clara muestra. La participación con 170 empresarios nipones interesados en invertir en nuestro estado, las reuniones con 17 empresas del sector automotriz que consolidan un sector que nos hace fuertes, los dos seminarios de promoción en Tokio y Kanagawa, y la posibilidad latente de la apertura del banco japonés Yokohama en nuestra entidad, son claras muestras del empuje que el gobierno del estado está generando para la construcción de un mejor Aguascalientes.

 

Otro elemento que nos debe llamar la atención, es el reciente viaje del Alcalde de la Capital, el Ingeniero Juan Antonio Martín del Campo a territorio europeo con el fin decidido de hacer enlaces con empresas, conocer tecnologías aplicables y fortalecer el sector educativo; esta acción es también una clara muestra de un lenguaje coherente y coordinado entre el gobierno y la capital.

 

Muchas voces de crítica siempre salen ante este tipo de acciones, voces sin argumentos que demeritan el buen trabajo que nuestro estado realiza ubicándose como una de los lugares con mejor calidad de vida de nuestro país.

 

Mi llamado siempre será a la unidad por encima de partidos e ideologías. México necesita de políticos y ciudadanos a la altura de sus circunstancias, y simples críticas descalificadoras lo único que generan son desconfianza y división.

 

Viajar, conocer y comparar siempre será el camino para abrir el panorama. Muchas veces las soluciones a nuestras necesidades ya fueron estudiadas y resueltas por otros, así que la posibilidad de conocer lo que otros están desarrollando nos lleva a acortar el tiempo entre nuestros problemas y sus soluciones.

 

Hoy Aguascalientes es ejemplo nacional, si bien tenemos áreas de oportunidad, estas son mínimas para un país que vive un momento bastante complejo y confuso. Complejo por sus reformas y aspiraciones; confuso, por los últimos acontecimientos en Guerrero que nos llenan de preocupación y dudas. El camino que tenemos como aguascalentenses de nacimiento y adopción, es seguir trabajando por construir un mejor estado, una mejor ciudad.

El camino fácil es la crítica destructiva que no lleva a nada. Hoy necesitamos de ciudadanos que se la jueguen por el estado, por el país. Hoy tenemos las condiciones ideales para sobresalir, para crecer, para construir el lugar donde siempre hemos soñado vivir, lo único que nos sigue haciendo falta, es que todos “nos la creamos”.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

SEGÚN LAS EMPRESAS NECESITAMOS UN CAMBIO RADICAL AL SISTEMA EDUCATIVO

Como lo hemos conocido de diferentes especialistas, nuestro sistema educativo mexicano no ha estado pasando por un buen momento en comparación con los sistemas educativos de los países con que competimos.

En los exámenes que aplica la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) a sus miembros, hemos ocupado el último lugar por más de una década, esto hablando de educación básica; y en educación superior, nuestra máxima casa de estudios la UNAM que por años fuera la mejor universidad de Latinoamérica, hoy ha bajado varios peldaños según los resultados de las más prestigiadas evaluadoras internacionales.

Frente a este panorama ¿qué debemos hacer?

 

Lo más preocupante de los resultados de nuestro sistema educativo radica en que se han conocido innumerables casos en todo el país de empresas que han decidido contratar a profesionistas de otros países diferentes al nuestro debido a la poca capacidad que muestran nuestros egresados universitarios.

 

Hace unos días la prestigiosa revista FORBES realizó un estudio para determinar las razones por las que las empresas no están contratando a estudiantes mexicanos y los resultados son bastante interesantes.

Cabe señalar que en muchas ocasiones he señalado que el sistema educativo mexicano básico está completamente centrado en el CONOCIMIENTO COMO FIN ÚLTIMO, a diferencia de los sistemas educativos exitosos en el mundo como los de Finlandia, Dinamarca, Alemania, entre otros, que han decidido CENTRARSE EN LA PERSONA, eso significa que para ellos es más importante trabajar los valores como la responsabilidad, la ética, el trabajo en equipo, la lealtad, la resolución de problemas, la toma de decisiones, etc., para que el conocimiento llegue como añadidura a un ser humano fortalecido y capaz de asociarse para obtener los resultados que necesita.

Un estudio realizado por Workforce Solutions Group, encontró que más del 60% de las empresas encuestadas afirman que hay una falta de “habilidades comunicativas e interpersonales” por parte de los candidatos. Un alto porcentaje de gerentes de diferentes empresas dicen que los candidatos de hoy en día no son capaces de pensar de forma crítica o creativa, resolver problemas o escribir correctamente.

A estas habilidades sociales se le ha denominado soft skills, a diferencia del conocimiento técnico y especializado al que se le denomina hard skills.

 

Definitivamente habrá que pensar en un cambio radical a nuestro sistema educativo, ya que cada vez nos alejamos más de la competitividad que requiere el mundo globalizado.

La noticia alentadora es que en nuestro estado contamos con un excelente colegio que en sus pocos años de creación ha demostrado que focalizar la educación en la persona genera excelentes réditos y al final un mejor aprendizaje. Este modelo denominado Emprender para Aprender y que es aplicado en Aguascalientes por el Colegio Nuevos Horizontes ha estado dando de que hablar tanto que la Secretaría de Economía Federal envió a un equipo de evaluadores para analizar los resultados y buscar una implementación en todo el sistema educativo del país.

Para este colegio los valores principales son: Trabajo en Equipo, Creatividad, Habilidades Sociales, Responsabilidad, Lealtad, Compañerismo, Puntualidad, Mediación, Seguridad y Autoestima, Ética, Respeto, Sensibilidad y Empatía con el Entorno, Toma de Decisiones, y Resolución de Problemas, todos elementos acordes a lo que el sector productivo del país necesita para crecer y equipararse a las economías con las que competimos.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LAS CLAVES PARA TRANSFORMAR A MÉXICO

Transformar a México no es un camino fácil, pero definitivamente necesitamos que la suerte nos lleve a tener un país con menos bondades. ¿Qué significa eso?

México necesita que su petróleo se agote, que los países donde viven nuestros connacionales les prohíban enviarnos dinero, y que nuestras riquezas turísticas desaparezcan… ¿A qué loco se le ocurre esto?

Las bendiciones con que contamos para recibir nuestros principales ingresos (petróleo, remesas, turismo) nos han llevado a ser un país que se ha olvidado de “pensar, crear y luchar”, pues al fin, tenemos dinero haciendo agujeros, estirando la mano o recibiendo turistas.

¿Hasta cuando decidiremos pensar?

 

Suiza, un país sin acceso al mar y sin cacao, posee una de las flotas navieras más importantes del mundo y el mejor chocolate. Singapur, que importa hasta el agua, es ahora una de las economías más fuertes del planeta.

Pareciera que la necesidad obliga al ser humano a utilizar su cerebro para construir otras realidades.

 

¿Qué debemos hacer en México para ser diferentes?

  1. Lo primero que tenemos que lograr es crear un sistema educativo desde la educación básica que potencie la creatividad, el emprendimiento, la resolución de problemas, la toma de decisiones, la honestidad, la ética, la responsabilidad, el trabajo en equipo, todo esto encaminado a una excelencia educativa que nos lleve a ser más competitivos.
  2. Tenemos que ser capaces de dejarnos de quejar de nuestras autoridades y actuar. Nuestros políticos salen de nuestras aulas y son nuestros hijos, así que esto nos obliga a que seamos padres ejemplares para formar los hijos que queremos; esos capaces de transformar al mundo.
  3. Tenemos que entender que la mejor manera de crecer es trabajar juntos, así que esa costumbre de “ocultar las ideas” para que los otros no me la roben, la debemos cambiar por una política de apertura de ideas para que los otros nos complementen y nos lleve a un desarrollo comunitario. México no es y no puede ser, la típica historia del balde lleno de cangrejos que todos se jalan para que nadie suba…
  4. Tenemos que ser capaces de unirnos como sociedad ordenada en la exigencia a nuestras autoridades electas en el cumplimiento de sus deberes y en la construcción de soluciones a las carencias que tenemos. El poder lo tiene el pueblo y no sus gobernantes, el problema es que pareciera que no lo sabemos.
  5. Al final, debemos hacer lo que dice nuestro gran amigo Andrés Oppenheimer: “Tenemos que vanagloriar a nuestros científicos como lo hacemos con nuestros futbolistas. México necesita el chicharito de la ciencia, y éste debe ser reconocido y ensalzado por nuestra sociedad”.

 

El principal activo de nuestro país es su gente, así que tenemos que ser capaces de trabajar por la construcción del México que soñamos. Basta de quejas y disculpas, pues tenemos todo para ubicarnos en el lugar que merecemos.

El primer paso no será fácil, pero deberá ser el reconocimiento de nuestras debilidades, desigualdades e incapacidades, para que con nuestras fortalezas establezcamos el camino del México donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

¿DROGADICTOS SOCIALES? UNA ESTUPIDEZ

Desde hace varios años algunos rectores de las principales universidades de Aguascalientes hemos declarado la guerra a quien hemos denominado: “El Monstruo de 7 Cabezas”, las drogas.

 

Por medio del CICA (Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones) desde hace más de una década nos hemos unido a fin de cambiar el paradigma del consumo de drogas en estudiantes universitarios. La política antes de la creación del CICA era que de ser detectado un consumidor en una universidad, se le expulsaba, lo que generaba un rechazado social.

Posterior a la fundación del CICA, la política ha sido incluyente, buscando siempre la reintegración a la sociedad por medio de un trabajo profesional de los involucrados (familia y consumidor), con la guía de un especialista en el tema.

 

Según datos de nuestro organismo, siete de cada diez jóvenes universitarios (instituciones públicas y privadas) han probado drogas en su vida, sin que quiera decir que sean adictos, pero 9 de cada 10 lo hicieron porque sus amigos los llevaron a hacerlo… así que el dealer muchas veces se encuentra cercano a nuestros alumnos.

 

Hace unos días tuve una gran discusión con dos investigadores “reconocidos” de Aguascalientes quienes se han empeñado en pugnar por la legalización de las drogas asumiendo que en cuestión de consumo de drogas ilegales existe una diferenciación, entre el consumidor de drogas social y el consumidor de drogas adicto. Que reverenda estupidez.

Para quienes hemos estado cerca de casos de jóvenes consumidores de drogas (en cualquier grado), y hemos podido constatar la destrucción de sus vidas, es increíble que alguien se atreva a hacer una aseveración como esta.

 

Para estos investigadores, el alcohol es igual que las drogas ilícitas, pues en el consumo de alcohol existe el “mala copa” (alcohólico – adicto) y el social… Desde mi punto de vista, es imposible hacer una comparación como ésta, ya que las consecuencias y el grado de degradación de un consumidor de alcohol a uno de drogas ilícitas, es completamente diferente.

 

Definitivamente “socializar las drogas” es el PEOR camino que una sociedad puede llevar a cabo, pues las consecuencias en cuanto a la salud pública, son desastrosas.

 

Otra de las tesis de estos investigadores es que el combate del gobierno al tráfico de drogas ha dejado miles de muertos (más de 60 mil en el gobierno de Calderón), y que en el país únicamente mueren al año cerca de 1000 adictos, lo que explica la necesidad de legalizarlas… otra estupidez.

Una cosa es la guerra contra las drogas la cual seguramente se acabaría si se legalizan, pero otra muy diferente es el tema de los consumidores. La experiencia de varias naciones nos muestra  que haciendo legal las drogas, el consumo crece de manera exponencial, como ocurrió en Holanda, donde las autoridades han aceptado el grave error que fue legalizar casi todas las drogas.

En definitiva, el tema es complejo y cuenta con muchas aristas, pero aceptar que un consumidor de drogas ilícitas puede ser un simple “consumidor social”, es una de las aberraciones más grandes; aberración que de ser aceptada por nuestra sociedad, seguramente nos llevaría a la destrucción de miles de vidas en nuestra nación.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx