Monthly Archives: April 2015

UNA NUEVA FERIA Y LOS PADRES A SUFRIR…

Llega la feria nacional de San Marcos y unos brincan de felicidad y otros sufren el jolgorio…

Cuando inicia la feria, es recurrente que muchos periodistas se acerquen para conocer mi postura sobre el consumo de drogas licitas e ilícitas durante la verbena, y las complejas repercusiones en nuestra juventud.

La principal preocupación de los amigos de  los medios de comunicación es lo referente a la hora de cierre de los antros y bares, que para este año se amplió considerablemente.

Mi respuesta ha sido por muchos años la misma, y es que no importa la hora de cierre, incluso podrían estar abiertos 24 horas, pues si hay alguna prohibición, los jóvenes buscarán otros estados, otras ciudades, para encontrar la diversión que ellos decidan asumir.

Lo verdaderamente importante es el compromiso que debiera tener la familia como guía de un joven. Si una familia decide que la hora de llegada de sus hijos a la casa es a las doce, una o dos de la mañana, esta postura debe ser cumplida y respetada, pues una familia que se desobliga de su responsabilidad como guía, deja la puerta abierta para que los jóvenes sean guiados por sus “amigos” y conocidos, con las posibles consecuencias que esto les pueda ocasionar.

 

La familia moderna tiene la obligación de sentar las bases de seguridad, información, control y toma de decisiones adecuadas en sus hijos, para que ellos asuman sus posturas y decisiones con la capacidad de medir las consecuencias de sus actos.

Es imposible que un padre de familia esté con su hijo 24 horas en todos los lugares, así que la única herramienta que ellos tendrán para defenderse y tomar decisiones que eviten consumos de drogas y excesos, será la buena o mala cimentación que sus padres les desarrollaron.

 

La realidad es que el consumo de drogas y alcohol en Aguascalientes y México entero, ha incrementado considerablemente; eso lo sabemos y sufrimos, así que la responsabilidad de los padres es un factor fundamental en la prevención de hábitos de consumo.

 

Según el Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones, organismo que presido, 8 de cada 10 jóvenes universitarios en Aguascalientes tienen un consumo habitual de alcohol, esto quiere decir que consumen de una a dos copas, de una o dos veces por semana.

También conocemos que 7 de cada 10 jóvenes universitarios han probado drogas en su vida (sin que esto quiera decir que sean adictos), y que 9 de cada 10 de estos que han probado, lo han realizado debido a que sus “amigos” les dijeron que lo hicieran.

El tema es complejo, pero no es un tema de la feria nacional de San Marcos.

Las drogas, el alcohol, los excesos son problemáticas de una sociedad enferma que no encuentra satisfacción en lo sencillo o busca simplemente evadir sus problemas en el refugio de las adicciones.

Ojalá los padres de familia entendamos la gran responsabilidad que tenemos con nuestros hijos, pues solo nosotros podremos ayudarles a templar el carácter para que tengan las habilidades para sortear esos momentos complejos cuando no podamos estar con ellos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

SOBRE LA MERCANTILIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Según un estudio del Canadian Scholarship Trust Plan, en el 2030 los profesionales vivirán una transformación propia de un mundo conectado a la red. Las personas vivirán en un ambiente totalmente diferente al de hoy, por lo que los sistemas educativos en el mundo tendrán que adaptarse a fin de formar a los profesionales necesarios. Según el estudio, para el 2030 necesitaremos de las siguientes profesiones: Expertos en Nostalgia, Telecirujano, Experto en Recuperación de la naturaleza, Diseñador Especializado en Basura, Expertos en Simplicidad, Asesor en Salud, Terapeuta para el Final de la Vida, Diseñador de Nuevas Habilidades en Videojuegos, Consejero de Robots, y Remixer de Medios.

Como podemos observar, la transformación de nuestro planeta nos obligará a la formación de especialidades muy diferentes a las que hoy tenemos para nuestros estudiantes, por lo que el reto será enorme, y mucho más para países como el nuestros donde la educación superior se ha convertido en un “mar de dudas” en cuanto a la calidad y efectividad de sus educandos, lo que nos ha llevado a una pérdida de competitividad con los principales países del mundo.

Para nadie es un mito que México no vive su mejor momento en cuanto a su sistema educativo. Por un lado la educación básica ha salido muy mal librada en los exámenes internacionales, principalmente en PISA, donde llevamos más de una década ocupando el último lugar entre los miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), y por el otro, una educación superior que se ha mercantilizado de manera vulgar en todos los estados de la república. Una mercantilización que quizás ha impactado hasta nuestra máxima casa de estudios, la UNAM, pues de ser la mejor universidad de Latinoamérica por décadas, hoy cede este honroso lugar a la Universidad de Sao Pablo y a la Universidad Católica de Chile, pasando nuestro UNAM al lugar número 7, según rankings internacionales.

Lo triste de esta historia es que pareciera que al gobierno no le preocupa este gran retroceso y pérdida de competitividad, pues antes de presionar a las universidades para mejorar sus estándares, las autoridades educativas siguen autorizando la apertura de nuevas pseudo-universidades (por no usar el término: patito) privadas, que invaden las ciudades con programas mediocres a muy bajo costo engañando al estudiantado y a una sociedad que es la que termina sufriendo la incorporación al mercado de profesionistas mal preparados que no logran encajar en un sistema económico, que cada vez nos exige mayor adaptación, creatividad, y conocimiento; habilidades que las pseudo-universidades no otorgan a sus estudiantes.

Es una pena esta mercantilización de la educación superior. Es lamentable ver que cada mes se abra una nueva universidad es un local que antes funcionaba como hotel, oficinas, bodega, tienda y hasta en talleres…

Es cierto, nuestras autoridades tienen gran culpa en esta “catástrofe educativa”, pero nosotros la sociedad, también la tenemos, pues apostar por formar a nuestros hijos en este tipo de instituciones simplemente por un tema económico, es ser parte del juego macabro de destrucción de un país que lo que más necesita es que su gente se forme de la mejor manera para estar a altura de los países con los que tenemos que competir diariamente.

 rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LA EDUCACIÓN EN FINLANDIA, UN BUEN PARÁMETRO DE ANÁLISIS PARA MÉXICO

Hace unos días fue entrevistado el decano de la facultad de educación de la Universidad de Helsinki Jari Lavonen, durante un simposio educativo en Europa, y expresó algunas de las claves que han llevado a Finlandia a contar con el sistema educativo más exitoso de los últimos tiempos.

Los niños en Finlandia son los que comienzan más tarde la escuela (a los 7 años), los que menos horas de clases tienen, y a los que se les encargan menos tareas en casa… aún así son los mejores del mundo en las pruebas internacionales.

Para el decano Lavonen, el éxito radica en varios aspectos:

Maestros: Los docentes deben ser personas con experiencia en el manejo de gente joven, que sepan escuchar; que sean personas motivadas hacia la construcción del conocimiento. También deben saber trabajar duro, estudiar mucho, y sobre todo, que sean personas con capacidad de comunicación e interacción.

Cultura de Educación: Finlandia es un país que ha forjado una cultura educativa desde el siglo XIV. Esta cultura selecciona los buenos maestros y los sigue formando por toda la vida. Según el decano, la sociedad debe respetar y valorar al maestro, y Finlandia lo hace, su sociedad lo hace (no hay supervisión docente en ningún nivel educativo). El maestro tienen su libertad y su responsabilidad. Al final la educación en un Valor Nacional.

No Centrase en la Medición: Si bien el informe PISA es un buen parámetro, Finlandia no se centra en ello. El sistema educativo de Finlandia está centrado en la persona (trabajo en equipo, ética, responsabilidad, compromiso, puntualidad, lealtad, tenacidad, etc.) y confían que el conocimiento es una consecuencia de un ser humano fortalecido.

Los Niños Deben Jugar: Para el sistema educativo de Finlandia la educación no debe iniciar antes de los 7 años. Los niños deben jugar, disfrutar la vida y luego vendrá la instrucción formal.

Análisis Constante del Sistema Educativo: Según informes del gobierno de este país, los niños de primaria leen un libro por semana, pero ahora la discusión e investigación educativa (que es constante y a la que le invierten cerca de la mitad de los recursos) se centra en como introducir la tecnología al aula de clase y como motivar a los niños a que lean más.

Desde mi particular punto de vista el éxito de este sistema educativo radica en no centrar los objetivos en el conocimiento, sino en la persona fortalecida. Allí radica la gran diferencia con nuestro país, ya que para México los resultados son la meta obligada, pues para los colegios privados las pruebas positivas son una manera de promoverse y vanagloriarse ante la sociedad (así en la vida real los niños no aseguren el éxito con un 10…); y para las escuelas públicas, los buenos resultados son el camino para un mejor salario.

En fin, mucho que aprender y mucho que mejorar en nuestro sistema educativo. Lo que sí queda claro es que el cambio radical al sistema educativo lo debemos llevar a cabo de INMEDIATO pues el “letargo” en que estamos nos ha llevado a alejarnos peligrosamente del ideal de formación que requerimos para que nuestros jóvenes puedan competir con los estudiantes y profesionistas de este mundo cada vez más globalizado y complejo.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

OJALÁ QUE LLUEVA… O MEJOR QUE NO.

Que increíble, sufrimos por el agua y “no queremos que siga lloviendo”.

Y es que la mayoría de los pronósticos de especialistas nos presentan un panorama complejo para México y por supuesto para Aguascalientes en el tema del vital líquido, pues según los estudios en nuestro estado hace 30 años existían una buena cantidad de ojos de agua, hace 15 años excavábamos pozos a 70 metros de profundidad, y hoy perforamos pozos de hasta los 550 metros de profundidad.

La realidad es que el principal problema de nuestro estado a largo plazo será el agua, eso no es un mito, lo preocupante es que en la actualidad aún no hemos iniciado con las medidas drásticas que nos ayuden a alargar la vida de nuestro manto acuífero.

 

Por otro lado está el cambio climático. Ese incremento de la temperatura del planeta que nos está llevando a inviernos más fuertes y veranos más cruentos, y a la trasformación radical de la vida de muchas especies y a la desaparición de otras.

Debido a este cambio, considero yo, es que en Aguascalientes hemos vivido importantes  alteraciones en nuestros tradicionales periodos de invierno, verano y lluvias, como lo experimentado a inicios del mes de marzo de este año donde los ciudadanos percibimos como el evento con más cantidad de agua en la historia reciente de nuestro estado.

Ese evento nos presentó un Aguascalientes que no está preparado para las lluvias constantes. Prácticamente todas las vías presentaron inundaciones por falta de colectores pluviales y pendientes adecuadas, además de que se destruyeron los pavimentos en ciertas áreas, como el municipio de Jesús María, donde muchas calles quedaron prácticamente inutilizables.

 

Sin ser especialista, creo que el cambio climático nos llevará a transformaciones importantes en todas las regiones del mundo, pues en las zonas donde hoy llueve mucho, quizás lleguen a ser inhabitables, pues las inundaciones constantes terminarán por alejar a los habitantes.

 

Por otro lado, y dentro de mis predicciones positivas con la relativa ignorancia del desconocimiento científico, está que las áreas semidesérticas en la actualidad (Aguascalientes, por ejemplo), gozarán de la cantidad de lluvias que le permitirán cambiar su fisionomía y sus condiciones para convertirse en lugares mucho más frescos, con ríos y quebradas con constante fluido de agua y con una fisionomía verde, como la que hoy podemos disfrutar en las planicies del estado de México por ejemplo.

Dentro de un panorama ideal como este, el agua no será el problema, pero sí, el manejo de la misma, pues si con 4 días de lluvias constantes la ciudad se nos “desarmó”, no me imagino que pasaría con periodos largos de lluvias como hoy ocurre en ciertas zonas del planeta.

 

El cambio climático es una realidad. Una realidad que quizás los actuales adultos no suframos, pero lo que sí es seguro, es que nuestros hijos recibirán las consecuencias de lo que hicimos y dejamos de hacer nosotros.

Ojalá comencemos a pensar a futuro, con estudios reales y no con mis predicciones positivas. Aguascalientes es grande, enorme, pero su “gran problema” es el agua y si no hacemos nada por ella, seguramente estaremos condenados a desaparecer si se nos acaba, o a sufrir una ciudad destruida e inundada, si nos cambia el panorama ambiental.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx