Monthly Archives: February 2016

TRUMP Y SUS AMENAZAS: Quizás debiéramos reaccionar antes.

Desde hace un buen rato el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos el magnate Donald Trump nos ha estado haciendo pasar “malos ratos” a los mexicanos, quienes vemos con preocupación un posible triunfo en este país del racismo, la xenofobia y la discriminación.

Donald Trump habla con seguridad de construir un muro en la frontera entre México y Estados Unidos; habla peyorativamente de los mexicanos, olvidando que han sido un gran motor de impulso de la economía norteamericana. Se burla de la gente y sus dolores, ataca, grita, humilla… todo esto con la idea de revivir el oído de los radicales norteamericanos que lo ven como un supuesto “mesías” dispuesto a recuperar “lo perdido”… ¿qué han perdido? Todos sabemos que Estados Unidos se hizo fuerte por medio de los millones de inmigrantes que lo construyen, y es precisamente esa diversidad la que ha logrado amalgamar la potencia que hoy es. Es más, la madre de Trump nació en Escocia y su Abuelo en Alemania. Su actual esposa también es inmigrante (eslovena), por lo que la vida de este señor ha estado rodeada de quienes hoy son atacados por su campaña mediática que cada día parece estar tomando más fuerza en el vecino del norte.

Por encima de los insultos (que no son más que simples artimañas para captar a los votantes radicales de Estados Unidos) se encuentra la realidad de nuestro México.

El principal ingreso de nuestro país, el petróleo, hoy se encuentra seriamente comprometido por el precio mundial del barril que se encuentra por debajo del costo de producción, situación que parece se extenderá por algunos años.

El otro ingreso, las remesas (lastimosamente una limosna que nos envían nuestros compatriotas en el exterior), hoy más que nunca podría estar amenazado por el posible triunfo de un personaje como el señor Trump, quien seguramente buscará nos solo construir un “nuevo muro de Berlín”, sino que además tratará de frenar la salida de dólares hacia México, situación que pondría en graves aprietos a la economía del país.

Después del petróleo y las remesas, sigue el turismo como el tercer ingreso de México, esa gran fortaleza medianamente explotada y que podría ser el sustento principal del país si lo decidiéramos e invirtiéramos como se debe, y que vale la pena señalar, hoy también se encuentra amenazada debido a que los países ricos nos tienen en sus listas negras como un destino turístico peligroso.

Al final debemos ser congruentes y entender que nuestro actual sistema de generación de recursos debe cambiar de manera radical y urgente. Los países ya no podemos depender de las materias primas y los recursos no renovables, y mucho menos, del dinero que nos envían nuestros familiares de otros lugares. México debe migrar a la economía del conocimiento, a la generación de tecnología. El ingenio lo tenemos, la capacidad y la voluntad existe; únicamente nos falta mejorar nuestro sistema educativo enfocando a nuestros estudiantes hacia procesos de investigación, creatividad y solución de problemas, solo así generaremos las cadenas de valor que nos ayuden a crecer y a abatir las desigualdades, lo que seguramente nos ubicará en el lugar que merecemos en el mundo actual.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

RICHARD GERVER, BUENAS IDEAS PARA UN SISTEMA EDUCATIVO DIFERENTE

Siempre he comentado que un país con un deficiente sistema educativo está condenado a la pobreza.

México hoy tiene un reto enorme, pues si bien su economía nos es pequeña (somos la 15 economía más grande del mundo), la brecha entre nosotros y los países desarrollados cada vez se hace más grande, muy similar a lo que nos ocurre al interior, los ricos cada vez más ricos y los pobres cada día tienen menos oportunidades.

También he señalado que el enfoque actual de nuestro sistema educativo en el “conocimiento con fin último”, es un grave error, pues los países exitosos en este aspecto, como Finlandia, han decidido centrar su sistema en la persona, a fin de que el se humano fortalecido reciba el conocimiento como una consecuencia.

Hace unos días un diario español entrevistó a uno de los más reconocidos expertos de su generación, en educación en el mundo, el londinense de 42 años Richard Gerver, quien defiende su postura de  que “las universidades ya no son la respuesta para una vida de éxito”, postura con la que concuerdo plenamente, pero a la que agregaría, que gran parte de la educación inicial y las universidades en el mundo, ya no son la respuesta que requerimos.

Gerver, quien logró transformar un centro educativo de su país con pésimos resultados académicos en uno de los mejores, comentó que su única clave fue la motivación: Para que la educación sea la mejor necesitamos tener pasión, creer, ser auténticos, y nada de esto estaba pasando, porque los profesores no sentían emoción y cuando estaban dando clases no transmitían pasión a los niños. Los niños son muy buenos para percibir cuando realmente ellos nos importan”.

El cambio en el sistema educativo debe ser inmediato pues ya no sólo se exportan mercancías, hoy el mejor capital intelectual de un país  va a otros, buscando crecimiento y desarrollo.

Sobre un cambio de paradigma, comenta: “A mucha gente le da miedo porque la dimensión del cambio que es necesario es enorme. Se trata de un cambio muy drástico en la cultura y necesitamos empezar a tener conversaciones: ¿qué debería ser la educación?, ¿qué queremos que nuestros hijos sean como seres humanos?, ¿qué necesita el mundo económico de nuestros niños?, ¿qué necesita la ecología de nuestros niños?, ¿cuál es el clima social que necesitamos para nuestros niños? Y después, comenzar a reconstruir el sistema educativo”.

Para este investigador el emprendimiento debería ser la clave en el nuevo modelo educativo mundial, y comenta: “Aún tenemos un sistema que enseña a los niños lo que tienen que aprender, se les dice lo que es importante y luego existe un examen sobre eso. La mayoría de los empleados llegan a su puesto de trabajo esperando que les digan qué hacer y como hacerlo, una cultura en la que predomina el control. Pero el futuro de los países tiene que ser construido sobre el espíritu emprendedor, ya no somos una sociedad con grandes compañías que nos van a emplear el resto de nuestras vidas y nos van a pagar buenos salarios y buenas pensiones. Por eso necesitamos movernos de esta atmósfera de control a una de fortalecimiento”.

La realidad es que el mundo necesita educar de manera diferente, pues quedarnos en la comodidad nos podría llevar a más años de pobreza y desigualdad. El gobierno no debiera ser el único responsable de la educación, bastaría con solo ser una pieza más en el esquema de familias, empresarios y gobierno, todos unidos desarrollando el educando que el país necesita para crecer y ser competitivo.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LLEGA FRANCISCO: UNA LUZ PARA MÉXICO

Se llegó la hora de recibir al papa Francisco, el argentino Jorge Mario Bergoglio, quien seguramente nos llenará de esperanza en un México que vive un estado económico y de seguridad, bastante complejo.

Muy interesante me resultó la entrevista realizada por la revista Newsweek a la maestra Gretel Arcos Alvarado en la que se analizan los perfiles de los últimos 3 papas. Para ella Juan Pablo II era más fenomenológico, plasmaba una idea y la llevaba a su máxima expresión, un discurso complejo que para los jóvenes se tornaba siempre complicado, pero definitivamente, y desde mi punto de vista, Juan Pablo Segundo era un papa “para ver, y no para leer”.

Benedicto XVI fue un papa teológico, su gran virtud, la escritura. Definitivamente se entendía su legado mucho más fácil leyéndolo que viéndolo, y como en la actualidad “todo entra por los ojos”, no fue un papa para nada popular entre muchos católicos. También fue el papa de los “memes” y el inicio de la variedad en las redes sociales, por lo que su imagen se difundió inclusive como burla en muchos de estos espacios que la gran mayoría de las personas usan muy mal.

El papa Francisco, es muy diferente a sus predecesores, es un papa práctico, humilde, cercano a la gente y que ha decidido hablar de temas que para la iglesia siempre fueron motivo de “vergüenza”.

Francisco ha decidido encontrar lo mejor de las personas, potenciarlo y desde allí transformar el mundo en que vivimos. Para Francisco los gobiernos son únicamente los guías, pero no deben hacer todo el trabajo. Somos los seres humanos quienes decidimos construir el mundo que soñamos.

En la agenda del papa en nuestro país se encuentra la visita a un penal, a algunas zonas de cruce de migrantes, además de visitar comunidades de muy escasos recursos y violencia con el fin de llevar un mensaje de esperanza a quienes tanto sufren en nuestro país cada día.

Recordemos, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en México contamos con 70 millones de personas con algún grado de pobreza; además ocupamos el ultimo lugar en calidad educativa por más de una década en los países miembros de este organismo.

También se calcula que entre los gobiernos de Felipe Calderón y el actual presidente, se acumulan más de 100 mil muertos debido al flagelo del narcotráfico y en general, del crimen organizado.

México hoy más que nunca necesita de una luz de esperanza, y que más que la del máximo jerarca de la iglesia católica, un papa que ha logrado ganarse muchos espacios considerados “perdidos” por la iglesia, como el de ciertos grupos de jóvenes que habían decidido alejarse del catolicismo por los escándalos que la iglesia, desde mi punto de vista, no había sabido manejar bien, y que Francisco ha estado enfrentando desde la humildad, el respeto y el perdón.

Esperemos que su mensaje nos de la fuerza y el entendimiento de que a nuestro México lo hacemos nosotros y no únicamente sus gobernantes. Lo más sencillo es criticar a quienes nos lideran… lo complejo es aceptar nuestra responsabilidad en la construcción del México donde todos queremos vivir, recordemos que: Cuando se es buen ser humano, lo demás viene por añadidura.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

YA HUELE A CAMPAÑAS…

Ya se vislumbra un nuevo proceso electoral y los aspirantes buscan los medios para adelantarse en sus campañas. Espectaculares, entrevistas, páneles, y demás, son el pan de cada día para quienes sueñan con gobernar al estado y a la capital.

Debemos ser honestos, en Aguascalientes hemos venido haciendo las cosas bien. Por un lado, y muy admirable desde mi punto de vista, ha sido la articulación entre el gobierno del estado y la presidencia municipal de Aguascalientes, que aunque sus titulares provienen de diferentes partidos, se han coordinado en beneficio de la sociedad entera… es de resaltar.

Para una ciudad o estado, los 4 pilares principales para el buen funcionamiento son: la salud, la educación, la seguridad y el empleo. Si bien tenemos áreas de oportunidad y mucho en que trabajar en Aguascalientes, bien podemos decir que en salud estamos mejorando el sector hospitalario, tal es la muestra con  la reactivación de la construcción del nuevo Hospital Hidalgo y el nuevo hospital del IMSS, en Jesús María.

En cuanto a educación debemos resaltar que Aguascalientes ha venido saliendo bien evaluada en las pruebas nacionales; contamos con excelentes universidades y una comunicación fluida entre los diferentes niveles educativos.

En cuanto a la seguridad podemos decir que nuestro estado se mantiene en relativa calma, y que nuestras autoridades hacen su trabajo para ir mejorando los puntos rojos que se presentan.

En generación de empleo, Aguascalientes sobresale, pues la industria automotriz y muchas más, han venido a fortalecer este sector tan importante para la población.

La tarea para los nuevos gobernantes no será nada fácil, pues en esta tierra nos gusta la gente que trabaja y deja trabajar, y que además suma para la construcción de un mejor estado. Queremos gobernantes que se “remanguen la camisa”  y trabajen por seguir mejorando y por poner a Aguascalientes en la mira de muchos más países en el orbe.

Como ciudadano pido a los aspirantes prudencia, seriedad, honestidad y unas campañas propositivas e incluyentes que recojan las inquietudes de la gente para que entre todos, sociedad y autoridades, trabajemos por ese Aguascalientes que soñamos.

Ya dejemos de lado las campañas de descrédito y destrucción que solo llevan a la polarización de la sociedad. Hoy necesitamos candidatos y candidatas de “altura”, que sueñen con un Aguascalientes grande y con más futuro.

Con todo el respeto que me merecen los actuales gobernantes y los futuros, me permito presentar algunos puntos que considero fundamentales para quienes tomen la batuta de nuestro estado y de la capital:

-       Seguridad: Debemos ser capaces de mantener el control de la “macro seguridad” (secuestro, crimen organizado, extorsión, etc.) y la “micro seguridad” (robo domiciliario, robo de vehículos, asaltos, etc.).

-       Empleo: Si bien Aguascalientes ha trabajado muy bien en este aspecto, necesitamos diversificar el giro de los empleos y buscar cada vez que sean mejor pagados.

-       Salud: Nunca será poco el esfuerzo en este punto. Necesitamos dignificar la atención en cualquier sistema de salud al que pertenezcan las personas, además de culminar los dos hospitales que están en proceso.

-       Educación: Considero que ya es hora de que Aguascalientes se convierta en el estado más exitoso de México en sus procesos educativos en cualquiera de los niveles y subsistemas. Tenemos los recursos, la infraestructura y el personal para hacerlo.

-       Agua: Este para mi sigue siendo el tema pendiente en el largo plazo. Necesitamos entender nuestra realidad y actuar en consecuencia. Somos un estado con gravísimos problemas en torno al vital líquido.

-       Trasporte Público: Gracias a la excelente traza urbana con que contamos, Aguascalientes debiera dar el brinco hacia un sistema de transporte que fuera usado por toda la sociedad sin distinción de clases. Se puede.

Mucho que trabajar, pero los cimientos están bien colocados. Ojalá nuestros candidatos y ganadores estén a la altura de este gran estado; un Aguascalientes que va mas allá de quienes lo gobiernan, pues su principal activo es la gente, luchadores dispuestos a trabajar día con día en ese sueño de construir el estado en el que todos queremos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx