Daily Archives: October 7, 2016

HASTA LOS “MALOS” VEN A LA EDUCACIÓN COMO EL CAMINO A SEGUIR

Definitivamente la buena educación es la gran diferencia entre un país pobre y uno rico; tenemos muchos ejemplos que nos demuestran esta realidad, como es el caso de varios países asiáticos que han logrado excelentes resultados académicos fortaleciendo sus economías de manera importante, o Finlandia, quien se han convertido en el modelo educativo a seguir, gracias a sus magníficos resultados en las pruebas educativas internacionales.

La educación es tan importante para un país que hasta los “malos” lo han entendido, tal es el caso del grupo terrorista Estado Islámico (EI) que decidió aperturar escuelas privadas en la ciudad de Al Mayadín, al este de la provincia nororiental siria de Deir al Zur, luego de que varias escuelas fueron destruidas por los bombardeos de los ejércitos internacionales.
En estas escuelas se imparten asignaturas como legua árabe, matemáticas, religión, historia e INGLÉS. Esto grupo radical cobra una cuota mensual a las familias que han decidido adoctrinarse con ellos. Lo interesante de esta historia es que los terroristas han escogido casas viejas para ubicar las escuelas a fin de no ser edificios llamativos a los bombardeos de los países con los que tienen el conflicto, demostrando claramente que hasta para este tipo de grupos al margen de la ley y de la “lógica mundial”, la educación es vital para el desarrollo de sus comunidades.

En nuestro México las cosas son totalmente diferentes. Llevamos más de una década ocupando el último lugar de las evaluaciones educativas internacionales y la realidad es que no pasa nada, nadie decimos nada… a ninguno nos duele esta penosa ignorancia.

Por un lado el gobierno se hace “sordo” ante las necesidades de la educación. Personalmente he conocido escuelas sin agua, sin luz, y por supuesto, sin internet, en muchos estados de la república. Por otro lado se encuentran un gran número de maestros mediocres que olvidaron su vocación para únicamente preocuparse por su percepción económica, dejando atrás la obligación de construir un México diferente.

Luego se encuentran los padres de familia que creen que el problema de la educación se resuelve llevando a sus hijos a cualquier escuela, desobligándose de la gran responsabilidad de educar, pues el 90% del éxito de un estudiante depende de sus padres de familia.
Al final los estudiantes, completamente pasivos ante la mediocre educación que reciben, inclusive alegrándose cuando sus docentes están en paro, o no llegan a impartir sus clases.
El camino a la pobreza es la autopista de la ignorancia, y México parece estar cómodo en esta ruta que crea mucho más ricos a muy pocos, y mucho más pobres a muchos.

Para este año la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico nos ha presentado el preocupante panorama de que nuestro país ya acumula 70 millones de personas con algún grado de pobreza, lo que definitivamente nos debe llevar a un replanteamiento del sistema educativo para buscar disminuir las profundas desigualdades del país.

No me cansaré de señalarlo: México tiene TODO para ser grande, para estar en el primer mundo, pero mientras todos los actores del proceso educativo (autoridades, padres de familia y educandos) no nos unamos para determinar lo que este país necesita, y cada quien no aportemos nuestra parte, seguiremos siendo pobres, y peor aún, aumentando las ya dolorosas desigualdades.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx