Daily Archives: November 11, 2016

El Mundo nos exige: UNA NUEVA MANERA DE EDUCAR

Para varios investigadores norteamericanos un niño de 5 años en la actualidad pudiera tener más información que un emperador romano.

El mundo está cambiando radicalmente y los sistemas educativos no avanzan al ritmo que se exige.

Según Dave Price, en el 2014 se calculaba habían unos 7 mil millones de computadores conectados a internet en el planeta, lo que equivalía al total de la población mundial. Para el 2015 la cifra se duplicó. En el 2014 se estimaba que, en un solo minuto en internet, se mandaban doscientos cuatro millones de mails, se descargaban cuarenta y siete mil aplicaciones, se hacían seis millones de visitas a Facebook y dos millones de nuevas búsquedas en Google, se subían tres mil fotografías, se publicaban cien mil tuits, había 1,3 millones de visualizaciones de videos en YouTube y se subían treinta nuevas horas de video.

En varios escritos he presentando la realidad de nuestro sistema educativo el cual está claramente enfocada al aprendizaje como fin último y no al desarrollo del ser humano para que el conocimiento sea una consecuencia de un ser humano fortalecido, que lo adquiere.

Para Ken Robinson (experto en educación) el aprendizaje es nato en los niños y habla sobre la inminente necesidad de un niño para aprender a comunicarse. “A los dos o tres años la mayoría de los niños aprenden a hablar con extraordinaria fluidez, y no son los padres quienes les enseñan a hacerlo; no podrían, pues no disponen de tiempo ni tendrían la suficiente paciencia. Los niños asimilan el lenguaje por el simple hecho de verse expuesto a él”.

Sugata Mitra (investigador educativo hindú) se planteo la pregunta: ¿hasta que punto los niños son aprendices natos?, y este cuestionamiento lo llevó a hacer unas investigaciones en Nueva Delhi.

Uno de los experimentos consistió en instalar un computador en una pared, conectarlo a internet y observar como los niños se comportaban ante él. Además de no haber visto nunca un computador, los niños no sabían inglés, idioma en el que funcionaba ese ordenador.

Lo sorprendente del asunto fue que los niños aprendieron el uso del equipo con una velocidad sorprendente, y luego comenzaron a enseñar a otros niños sobre su funcionamiento.

Al cabo de unas horas ya escuchaban música, grababan sus voces y navegaban en internet.

Los experimentos fueron a tal punto de tratar de entender si los niños de 12 años eran capaces de aprender biotecnología solos, con las ayuda del computador y el internet. Al cabo de dos meses los niños respondían cuestiones como: “Aprendimos que la replicación incorrecta de la molécula de ADN causa enfermedades genéticas…”

Nuestro actual sistema educativo se fundamente, en parte, en memorizar información e ideas. Robinson señala: Las escuelas perecen dar por sentado que solo existen dos opciones: tener buena memoria o no; y si no se tiene, deducen que el alumno no es muy inteligente y que deberá esforzarse más.

Justo allí nos equivocamos. No hemos entendido que el conocimiento ya existe, y que el estudiante lo puede recibir, mejorar y transformar, desde el acompañamiento que es capaz de entender las fortalezas y debilidades del propio educando. Todos somos diferentes, todos aprendemos de manera diferente, pero nuestra realidad y la velocidad como cambia el mundo, nos invita a repensar lo que hoy hacemos con nuestros estudiantes.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx