Daily Archives: November 26, 2016

LAS UNIVERSIDADES DESAPARECERÁN: David Roberts  

Desde hace algunos años he venido usando este medio para dar a conocer los graves problemas que tiene la educación en México, problemas que son reflejados en dos principales aspectos: los malos resultados de nuestros alumnos en las pruebas internacionales, y la pérdida de competitividad.

La educación disruptiva hoy se ha convertido en una revolución difícil de detener, por lo que estoy seguro que México tarde o temprano tendrá que “sacudirse” y entender que si no cambia el modelo, la pobreza nos seguirá inundando.

Hace unos días conocí una interesante entrevista que le realizó la periodista Ana Torres a David Roberts, quien es uno de los mayores expertos en tecnología disruptiva en el planeta y también uno de los personajes más representativos de Singularity University, la universidad de Silicon Valley creada en 2009 con el apoyo de la NASA y de Google. Singularity University ha roto con el modelo de títulos y diplomas, su único objetivo es formar líderes capaces de innovar y atreverse a romper las normas para alcanzar el ambicioso reto que se ha marcado la universidad en 20 años, que es el de desarrollar la tecnología para resolver los grandes desafíos del planeta: alimentar a toda la población, garantizar el acceso al agua potable, la educación para todos, la energía sostenible o cuidar el Medio Ambiente, entre otros.

Para Roberts la mayoría de las universidades tienen los días contados pues considera que se han enfrascado en sistemas obsoletos que definitivamente no desarrollan las habilidades que requiere el mundo actual.

Quisiera presentar de manera textual una de las preguntas realizada por la periodista Torres al Profesor Roberts, en la cual nos presenta el complejo panorama educativo que vivimos.

Pregunta. ¿Cuál es hoy es principal problema de la educación?

Respuesta. La educación se ha roto. Hemos enseñado a la gente de la misma forma durante los últimos 100 años y, como hemos crecido en ese sistema, creemos que es normal, pero es una locura. Enseñamos en las escuelas lo que los colonialistas ingleses querían que aprendiese la gente: matemáticas básicas para poder hacer cálculo, literatura inglesa… Hoy no tiene sentido. Tenemos que enseñar herramientas que ayuden a las personas a tener una vida gratificante, agradable y que les llene. Algunos son afortunados de tener unos padres que les ofrecen eso, pero la mayoría no. Los programas académicos están muy controlados porque los gobiernos quieren un modelo estándar y creen que los exámenes son una buena forma de conseguirlo. Otro de los grandes dramas es la falta de personalización en las aulas. Cuando un profesor habla, para algunos alumnos irá demasiado rápido, para otros muy despacio y para cuatro a la velocidad idónea. Luego les evalúan y su curva de aprendizaje no importa, les aceleran al siguiente curso. Hoy sabemos que si nos adaptamos a los diferentes tipos de inteligencias, el 98% de los alumnos obtendrán el mejor resultado.

Como podemos observar, la educación tradicional hoy debe migrar a una educación personalizada que desarrolle las habilidades que requiere el mundo moderno. Quizás si México decidiera enfocar su sistema educativo en la persona (como lo hace Finlandia) y no en el conocimiento como fin último, podríamos lograr un cambio significativo en las próximas décadas. Mientras tanto seguiremos sufriendo en las comparativas educativas internacionales,  perdiendo competitividad, y lo más preocupante, acrecentando la pobreza del país.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx