Monthly Archives: December 2016

COREA DEL SUR, UN EJEMPLO A SEGUIR

Cuando nos preguntamos sobre cual es el principal problema de nuestro país, la respuesta es contundente: la corrupción.

Muchas veces me he preguntado si el flagelo de la corrupción es un tema cultural o institucional y personalmente considero que si este fuera un tema cultural habría poco por hacer, pero definitivamente estoy seguro que es un tema de nuestras instituciones y la incapacidad de las autoridades por hacer cumplir la ley. El ejemplo lo tenemos cerca. Si prácticamente todo el sur de Estados Unidos fue nuestro (nuestras raíces aún están allí), a que se debe que manejemos por las carreteras del norte del México con exceso de velocidad, sin cinturón de seguridad y hablando por celular, y al cruzar la frontera con Estados Unidos “mágicamente” nos convertimos en conductores perfectos, respetando los límites de velocidad, usando el cinturón y demás? Es claro, allá tememos a las instituciones. Nos da miedo que nos detenga un policía y nos quite la licencia o la visa…

Otro ejemplo es Corea del Sur. Antes de la segunda guerra mundial la península de Corea era un solo país con una historia similar, misma cultura, tradiciones, etc., y pasados poco más de 70 años, Corea del Norte es el país más corrupto del mundo y uno de los más pobres, y Corea del Sur uno de los menos corruptos y de los más ricos del orbe. Es claro, las instituciones y el cumplimiento de la ley es el camino para salir de nuestra penosa realidad.

¿Qué hizo Corea del Sur para mejorar su realidad?

Corea del Sur es un país muy pequeño, ocupa el lugar 109 en el mundo en cuanto al área total, pero ha logrado desarrollar a tal nivel su sistema educativo que hoy se ubican como uno de los mejores del mundo en las pruebas internacionales.

En la actualidad el 82,7%  de la población tiene acceso al internet y 78,5% usa un teléfono inteligente (entre los jóvenes de 18 a 24 años la penetración de teléfonos inteligentes es de 97,7%), pero lo interesante es que han logrado insertar el uso de estas dos herramientas a las aulas de clase.

Otro de los datos interesantes a analizar, es que los surcoreanos lograron que el 63% de la población tenga una carrera universitaria, lo que hace mucho más profesional su inserción al mundo laboral.

El deporte también los hace destacar. En la actualidad de las 100 mejores golfistas del mundo, 38 son surcoreanas, y de las 10 mejores, 4 son de este país.

Uno de los puntos atractivos es que ser un “nerd” en Corea del Sur, vale, pues son las “celebridades” mejor pagados.

En los temas de salud también sobresalen; por tomar un área, hoy este país es conocido como uno de los mejores destinos para realizarse cirugías plásticas, privilegio que ocupan con Brasil, Estados Unidos y Colombia.

Al final Corea del Sur encontró en sus debilidades (pobreza, desigualdades, “vecino incómodo”) la fuerza para convertirse en un país modelo a seguir.

Bien valdría la pena, que ante un 2017 que se presenta con grandes retos para México, volteemos la cara a ejemplos como este; países que nos pueden ayudar a entender que cuando se trabaja con estrategia y con una visión clara de lo que se quiere (alineando la economía con la educación), los resultados llegan en el mediano y largo plazo, y hoy más que nunca nuestro país debe buscar el camino estratégico que nos lleve a ocupar el lugar que merecemos en el planeta.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

YA VIENE LA NAVIDAD…

Ya viene la navidad, momento de reflexión, de disfrutar, de “nacer” y cambiar; de reconstruirnos.

Tristemente nuestras navidades se han convertido en espacio de compras y regalos, de consumo y gasto únicamente. La navidad es mucho más que eso. Cada año en estas fechas tenemos la posibilidad de analizar nuestro paso por la tierra, ver si nuestro actuar está ayudando a dejar un poco mejor el mundo al que llegamos.

Navidad significa nacer; nacer para mejorar nuestros defectos, nacer para construir una mejor familia, un mejor Aguascalientes, un mejor mundo.

La cruda realidad en que vivimos nos exige que los seres humanos logremos “romper nuestra burbuja” de individualismo, tratando de entender la gran responsabilidad que tenemos como seres humanos. Hoy más que nunca debemos entender la “irracionalidad aceptada” del planeta; esa irracionalidad que nos lleva a acumular millones y millones de pobres, desplazados, golpeados e indigentes que deambulan en nuestras ciudades ante nuestra cada vez mayor aceptación.

Pareciera que nos dimos por vencidos en la guerra contra el subdesarrollo. Hoy tenemos 1.200 millones de personas que diariamente pasan hambre en el planeta, 50 millones más que hace 2 años… ¿qué nos está pasando?

Una sociedad que pierde la capacidad de sentir dolor por el otro, está perdida, y quizás hoy nuestro individualismo nos esté llevando a esta cruda premisa.

Cada uno de nosotros necesita ponerse en los “zapatos del otro”, ayudando a quienes nos necesitan, dando más de lo que simplemente nos sobra, respetando las reglas, siendo coherentes entre lo que damos y lo que exigimos.

Este país que ya acumula 70 millones de personas con algún grado de pobreza (según datos de la OCDE) pide a gritos que quienes tenemos otra realidad nos sumemos en la construcción de un México diferente, menos desigual, más incluyente. México nos exige menos indiferencia y más compromiso, desde cualquier posición en la que estemos, gubernamental, empresarial, familiar o educativa. Necesitamos sumarnos cada uno en un trabajo conjunto que nos lleve a marcar el camino del México que soñamos, pero también el que estamos dispuestos a construir, sacrificándonos y luchando cada día por llegar a él.

Ya basta de quejarnos de que todo esta mal; ya basta de la indiferencia ante el dolor del otro; ya basta de la corrupción; ya basta de la doble moral; ya basta de ser mexicanos que todo critican pero poco actúan.

Esta navidad nos da una nueva oportunidad de nacer, de cambiar, de reinventarnos. Una oportunidad de unirnos con el Creador para forjar en nosotros a los seres humanos que lleven a nuestro México, al lugar que merece. Un México diferente, con esperanza, un México de lucha, de tenacidad. Este país tiene TODO para ser más justo y equilibrado… ojalá que esta navidad sea nuestra mayor fortaleza para construir un 2017 diferente, mejor. Un nuevo camino que nos lleve al México donde todos queremos vivir.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EDUCAR, EDUCAR Y EDUCAR: El único camino.

Nuestros principales ingresos como país hoy se encuentran más amenazados que nunca; el petróleo a un precio muy por debajo de lo esperado, las remesas (nuestro segundo ingreso) en “tela de juicio” por el complejo presidente electo de Estados Unidos, y el turismo, nuestro tercer ingreso, seriamente comprometido al seguir estando en la “lista negra” como un país peligroso, catalogado por las oficinas de turismo del mundo desarrollado.

¿Que nos queda?

Nos queda entender que México ha estada demasiado “cómodo” con sus actuales ingresos, pues ninguno de ellos nos ha obligado a soportarnos en un buen y eficiente sistema educativo.

Para el mundo desarrollado, la educación debe ser el motor de la economía, pues el capital intelectual hoy más que nunca es el mayor activo de un país.

México sigue estando pésimamente evaluado en las pruebas educativas internacionales, y los pequeños cambios denominados “reforma educativa” aún no se convierten en la solución a un sistema caro y poco eficiente.

Mientras el país no entienda que la educación debe ser el pilar fundamental de la economía, seguiremos dando “tumbos” en cuanto a lo que México necesita para mejorar su educación y por ende, disminuir las profundas desigualdades que hoy tenemos entre ricos y pobres.

¿Cómo educar entonces?

Para iniciar, el primer cambio radical al sistema debería ser el de centrarlo en la persona y no en el conocimiento como fin último, como hasta ahora lo hacemos.

Cada ser humano es diferente, y el sistema educativo debería potenciar las fortalezas individuales del educando, para que conjuntamente con un grupo, el conocimiento sea una consecuencia de un ser humano fortalecido.

Para el educador y escritor británico Ken Robinson, estos son los 4 fines básicos que debería perseguir la educación actual en el mundo:

Económico: La educación debe capacitar a los alumnos para convertirse en personas responsables e independientes económicamente. Los Alumnos se deben involucrar en cuestiones económicas mundiales, en las desigualdades, en los recursos naturales, etc.

Cultural: La educación debe capacitar a los alumnos para comprender y valorar su propia cultura y respetar las demás. Las escuelas deben ayudar a los alumnos a entender su propia cultura, conocer otras distintas, y fomentar un clima de tolerancia y coexistencia.

Social: La educación debe capacitar a los jóvenes para convertirse en ciudadanos activos y compasivos, fomentando la participación ciudadana y entendiendo las desigualdades con el fin de cambiar el panorama. 

Personal: La educación debe capacitar a los jóvenes para relacionarse con su mundo interior, además de hacerlo con el mundo que les rodea. Los planes académicos convencionales se centran muy poco en los sentimientos.

El mundo desarrollado se encuentra seriamente preocupado por la educación, pues han entendido su valor en el desarrollo de un pueblo. Muchos han optado por una disrupción a sus sistemas educativos para enfocarlos hacia lo verdaderamente importante: la persona.

Como vemos, México va muy lento. Hoy más que nunca necesitamos acelerar el paso que nos lleve a cambiar el rumbo educativo, con el fin de construir un país diferente; ese México donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL MUNDO CAMBIA, Y LAS UNIVERSIDADES TAMBIÉN.

Hace unos días escribía sobre la postura del investigador de Singularity University David Roberts, quien presenta un panorama poco halagador para las universidades tradicionales, debido al uso de sistemas de enseñanza obsoletos, que no desarrollan las habilidades que requiere el mundo actual.

Los nuevos modelos educativos que se están probando en diferentes partes del mundo seguramente tomarán fuerza en los siguientes años, tal es el caso de 42, la universidad francesa de tecnología, que además de ser gratuita, no cuenta con profesores.

42 es una universidad para creativos, programadores y desarrolladores fundada en París, Francia, en el 2013, que además de innovadora, está abierta las 24 horas del día. El sistema de enseñanza utilizado se denomina peer to peer learning“, es decir, aprendizaje entre compañeros. Kwame Yamgnane, uno de los cuatro fundadores de 42, comenta “Hace unos años o décadas atrás, no se podía acceder fácilmente al conocimiento, se necesitaban profesores para llevarlo a la población, en cambio, ahora, en la ciencia de la computación, el conocimiento está en internet. Es accesible a cambio de casi nada”.

La filosofía usada en 42, fue creada por cuatro personas: Xavier Niel, un multimillonario francés, dueño de la empresa de telefonía móvil Iliad y de una parte del periódico Le Monde; Nicolas Sadirac, Kwame Yamgnane y Florian Bucher, quienes claramente señalan que en una clase normal el maestro expone el camino a seguir para desarrollar algún tipo de producto. En su sistema, se pretende desarrollar la creatividad y la innovación, usando el camino que se crea más conveniente: “En 42 sólo decimos a los alumnos que creen una web. No les damos la solución, ellos la buscan solos”, comentan. “Cuando se gradúan no replican un modelo. Tienen más espacio para experimentar y desarrollar su creatividad”.

Uno de los elementos más importantes de este modelo es el trabajo en equipo, justo una de las habilidades más necesarias en el mundo actual.

Los alumnos se reúnen en las instalaciones y construyen el conocimiento encontrando caminos diferentes a los que normalmente se toman.

42 ha recibido muchas aplausos, pero también varias críticas, pues algunos maestros consideran que los alumnos necesitan muchas habilidades que solo un docente puede entregarles.

Por lo pronto gran parte de los egresados de 42 están desarrollando sus propias empresas con excelentes resultados, y otros más, se emplean en multinacionales con excelente facilidad. Es una de las pocas universidades en el mundo donde la tasa de egresados laborando es del 100%.

Los alumnos de 42 se gradúan cuando logran finalizar 21 proyectos, lo que les toma aproximadamente de 3 a 5 años.

Brittany Bir, graduada de 42 París y directiva de 42 EE.UU., comenta: “Lo que aprendí en 42 lo podría usar en otros trabajos en el futuro. Sé que es útil porque he hecho programación en la universidad de Francia donde trabajé y porque todos los que estudiaron conmigo han podido encontrar trabajo”.

El mundo cambia rápidamente y la educación debe responder con la misma velocidad. Ojalá que nuestro país pudiera darse cuenta de la ventaja que los países con los que competimos nos toman cada año en educación, situación que nos aleja de la competitividad que el país requiere para ser mejor.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx