Daily Archives: January 6, 2017

2017: RETOS Y OPORTUNIDADES

Como escribía hace unos días, luego de la victoria del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump, pasé dos noches sumamente preocupado por nuestro país; y es que si analizamos nuestro presente quizás sea justificada la preocupación. Por un lado el petróleo, nuestro principal ingreso, se encuentra a un precio muy por debajo de lo esperado años atrás. El segundo, las remesas que envían nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos, podrían disminuirse drásticamente si el señor Trump cumple sus promesas de campaña sobre limitar los envíos de dinero a México si no pagamos la construcción del muro fronterizo; y el tercer ingreso del país, el turismo, sigue limitando su crecimiento debido a la violencia que vivimos y que aleja a quienes con normalidad disfrutaban de las maravillas mexicanas.

Pero últimamente me he levantado con una esperanza diferente. En cada clase con mis alumnos he cambiado el discurso de preocupación, a un discurso de oportunidad.

Días atrás escuché una frase que decía: “Mientras la gente lloraba en USA por el triunfo de Trump, otros se dedicaron a venderles pañuelos faciales para que se limpiaran las lágrimas”. Justo así. Hoy más que nunca México tiene una gran oportunidad de cambiar su realidad, una oportunidad única de salir de nuestra zona de confort para construir ese México diferente y menos dependiente de Estados Unidos, país al que con seguridad le seguiremos vendiendo todo lo que producimos y empacamos con calidad, pues los estadounidenses son consumistas por naturaleza y compran y compran, así que no hay que perder la cabeza entrando en un pánico infundado.

Entonces ¿qué perderemos?

México seguro perderá el asentamiento de algunas empresas que Trump “obligará” a que se queden en suelo estadounidense. México seguro perderá el apoyo (en recursos directos) de Estados Unidos en materia de seguridad y apoyos para la pobreza.

Pero México seguro ganará independencia de su “hermano mayor”. Ganará el apoyo de otras potencias como China que hoy desean hacer negocios con México.

Nuestro país ganará esa presión que antes no teníamos para ser mejores, más competitivos, innovadores. Ganará probar la resiliencia de su gente, esa que nos hizo fuerte a través de la historia.

Hoy más que nunca nuestro discurso será el de la esperanza, el de la lucha de los 120 millones de personas que cada día nos levantamos con la idea de vivir mejor. México es grande y su fortaleza está en la gente, así que dejemos el pesimismo a un lado. Dejemos de quejarnos en las redes sociales, pues eso no sirve de nada. No somos ni el mejor ni el peor país del mundo, pero tenemos las herramientas y la fortaleza para trazar el camino que nos lleve a un lugar mejor.

El 2017 será una año que nos retará y nos obligará a ser mejores, a creer en nosotros, pero estoy seguro que al final miraremos atrás y veremos como juntos logramos ir construyendo el México donde todos queremos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx