Monthly Archives: April 2017

¿Por qué nos cuesta tanto ser felices?

Cada día vemos más personas con estrés, depresión y sin encontrar sentido a sus vidas. Unos creen que el dinero es el objetivo principal, otros, que el ser famosos, algunos mas piensan que la salud, pero al final tenemos una sociedad que interactúa poco, sufre mucho y no es feliz.

Desde hace 75 años la Universidad de Harvard inició un estudio para tratar de entender el factor o los factores que generan más felicidad en las personas.

Escogieron dos grupos de estudio, uno donde sus integrantes vivían en condiciones económicas altas, y otro, fueron personas que vivían en pobreza. Durante 75 años han estado evaluando de manera médica y psicológica a cada uno de los integrantes de los dos grupos para logar entender si existen conexiones entre salud y felicidad.

Recientemente el grupo de estudio, decidió trabajar con un nuevo grupo de jóvenes “Millennials” a quienes les preguntaron sobre cuáles serían los elementos que los harían felices. El 80 por ciento de la muestra comentó que el dinero les daría la felicidad mientras que un 10 por ciento más comentó que ser famosos los haría felices.

Durante los 75 años de estudio, han encontrado resultados maravillosos, dándose cuenta que los mayores momentos de felicidad de los dos grupos iniciales se encontraron en la construcción de buenas relaciones sociales. Mientras más fuertes y estrechas relaciones sociales se tuvieron, más felices fueron y mejor salud tuvieron… maravilloso.

Cada dos años un equipo especializado de la Universidad de Harvard se acerca con los participantes del estudio (que ya pasan de los 90 años y algunos han muerto) para evaluarlos físicamente con muestras de sangre y exámenes del cerebro, pero lo más importante es que cada dos meses los participantes llenan pruebas desarrolladas por la investigación, la cual hoy es dirigida por el Dr. Robert Waldinger (quien ha sido el 4º director del estudio) y las conclusiones preliminares, pues el estudio sigue, arrojan que la felicidad en las personas no depende del dinero, los logros, la pobreza o la riqueza, depende claramente de la capacidad de generar relaciones sociales fuertes y profundas con la familia y la demás gente que nos rodea y mejor aún, mientras más fuertes sean estas relaciones sociales, mejor es la salud de las personas.

Todo este estudio nos debería llevar a pensar en nuestras nuevas generaciones, los Millennials, los Centennials, generaciones denominadas “solas”, a quienes les cuesta mucho socializar, generaciones que se han formado muy lejanas a sus padres, generaciones a las que la tecnología los ha atrapado de tal manera que los han alejado de la calle y de los parques, donde normalmente se generaban los mejores amigos.

Por tal motivo las escuelas hoy se vuelvenen el mejor espacio para ayudar a los niños a construir buenas y fuertes relaciones sociales. El trabajo en equipo, la mediación y la socialización en sí, se vuelven fundamentales para esta nueva sociedad tecnológica aislada del mundo de la convivencia.

Entiendo que la conectividad digital es importante, pues hoy podemos tener amigos o conocidos en cualquier parte del mundo, viéndolos de manera constante usando la tecnología. Quizás debamos entender mejor esta nueva manera de socializar, una donde no se toca al otro físicamente, una donde no se suda al correr en la calle… una nueva manera de socializar que aún no entendemos y que quizás debemos estudiar para saber si fortalece o disminuye la capacidad de ser felices.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

UN BUEN PADRE DE FAMILIA ES…

Estamos en medio de una nueva Feria Nacional de San Marcos y los padres de familia la siguen sufriendo.

Para los jóvenes la feria es un espacio diferente donde se permiten ciertas libertades que durante el año están prohibidas.

Para las autoridades que nos gobiernan es un buen momento para mostrar nuestra belleza a invitados especiales y a otras autoridades nacionales e internacionales, pero también se convierte en el “gran problema”, debido al incremento de inseguridad que atrae el festejo abrileño.

Para los padres de familia la feria puede ser el gran dolor de cabeza, pues generalmente los jóvenes sobrepasan los límites durante el festejo.

Según el Gobernador del Estado la derrama aproximada de recursos durante la feria es de 8.000 millones de pesos, beneficio que contrasta significativamente con los cerca de 1000 detenidos que puede tener un fin de semana de feria, debido a diferentes faltas administrativas.

No cabe duda que la feria es un excelente evento que transforma nuestra ciudad durante casi un mes, pero la realidad es que el incremento en los delitos, el consumo excesivo de alcohol, los accidentes y diferentes problemas, hacen que para muchos la feria se convierta en un gran dolor de cabeza.

Para el Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones en el día a día (sin feria o con feria), el 70 por ciento de los universitarios del estado han probado drogas ilegales en su vida, y poco más del 80 por ciento son consumidores habituales del alcohol, lo que significa que toman semanalmente de una a dos copas. Esta es nuestra realidad, la de una juventud que excede límites y es cada día más cercana al consumo de drogas licitas e ilícitas.

Considero que el delicado problema en el aumento del consumo de drogas lícitas e ilícitas entre los jóvenes no es la feria o la zona de antros de la ciudad, el verdadero problema son unos padres de familia que han creído que un “buen colegio” es la solución para evadir la responsabilidad de educar a los hijos en límites y valores; unos padres que prefieren dar regalos y dinero a sus hijos antes que tiempo juntos, e historias inolvidables.

Mientras más solos crezcan nuestros hijos, más tentaciones y salidas fáciles tendrán para ingresar a un mundo complejo de adicciones, un mundo que seguramente los destruirá y les generará daños irreversibles.

Educar en el amor significa tener tiempo valioso con nuestros hijos (y no cantidad), significa escuchar con empatía, poniéndose en sus zapatos. Significa poner límites claros y estrictos frente a situaciones que pudieran ser amenazas. Significa vigilar inteligentemente a sus amigos y lugares de reunión. Significa hablar y ganarse su confianza.

Ser un buen padre de familia no es ser amigo de su hijo (los padres NO somos amigos de los hijos), es ser un guía que camine siempre a su lado, entendiendo su realidad, su generación, pero cimentando los valores, habilidades y seguridad que le ayuden en los momentos más difíciles de su vida, para convertirlos en energía creativa.

Ser un buen padre de familia es guiar con amor sin invadir la integridad, es instruir con firmeza sin agredir, es escuchar sin juzgar, en definitiva, es amar profundamente con el corazón, pero desde la razón.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL SABROSO “CALDO” DE GENERACIONES

Para el escritor Jorge Cuevas hoy pasamos de la era de la mejora continua al de la reinvención continua, y es muy cierto pues en este siglo solo tenemos seguro algo en el tema empresarial, y es que las fórmulas exitosas expiran si no nos adaptamos rápidamente a los cambios del mundo.

El sistema educativo mexicano pasa por un momento complejo pues varias veces hemos escrito sobre lo desastroso de enfocar éste en el conocimiento y no en la persona, como lo hacen varios de los sistemas educativos exitosos en el mundo.

Quizás las mayores habilidades que el sistema educativo debiera formar antes que la acumulación de conocimiento serían la toma de decisiones, la capacidad de resolver problemas, la habilidad de asumir riesgos controlados, la capacidad de adaptación y la habilidad de generar innovación por medio del uso de la creatividad como modo de vida.

En el actual sistema educativo y en la vida diaria empresarial convergen 4 generaciones muy diferentes las cuales se entremezclan e interactúan para lograr objetivos:

Los Baby Boomers que son quienes nacieron entre 1945 y 1965, muchos de ellos son hoy nuestros más experimentados docentes y hábiles empresarios. En esta generación se caracterizan por estar 100 por ciento enfocados a la obtención de resultados, separando claramente las emociones del trabajo. Son tradicionales y en el mundo aún controlan la economía. La mayor área de oportunidad es lograr que sean divergentes, aceptando que otras generaciones también tienen la capacidad de aportar un mayor valor agregado.

Luego tenemos a la Generación X que corresponde a los nacidos entre 1965 y 1982, una generación que ha vivido grandes cambios y transformaciones, se mueven por la ambición y la seguridad, y generalmente trabajan para vivir. Su principal área de oportunidad es entender que pueden existir mejores cosas que las que parecen hoy “perfectas”.

Luego tenemos a los Millenials quienes nacieron entre 1985 y 1995, quienes pronto serán la mayor fuerza laboral en el planeta; prefieren viajar, conocer, que estabilizarse. Son ecológicos, emprendedores y prefieren mejores experiencias en las empresas que prestaciones. Cambian fácilmente de trabajo si se sienten motivados por un nuevo proyecto, son el mayor reto en la actualidad para de los jefes de recursos humanos.

Al final tenemos a los Centenians. Ellos nacieron casi en el año 2000 y hoy son quienes hacen parte del sistema educativo; son ecológicos, tecnológicos, algo irreverentes pero están convencidos de que puede existir un mundo mejor.

Esta mezcla de generaciones es la que convive en el planeta, el éxito para una organización está en la capacidad de obtener lo mejor de cada una de ellas logrando estar siempre vigentes, anticipándose a los cambios pero con la solidez que se requiere para sostenerse en el tiempo.

La experiencia de los Baby Boomers, la capacidad de lucha de la Generación X, la disrupción y la capacidad de emprender de los Millenials, y la tecnología aplicada y las ganas de cambiar al mundo de los Centenians son los elementos que deben tomarse para crear empresas sólidas y que trasciendan en el tiempo.

Nuestro sistema educativo tendrá que entender a cada una (las dos primeras en su mayoría son quienes hoy forman parte de las plantillas docentes y están capacitando a las otras dos), entendiéndolas y siendo capaces de fortalecer el conocimiento en doble vía, pues hoy el aprendizaje no es solo para los alumnos, es para una micro sociedad educativa que aprende y se complementa por medio del trabajo de actores, ya sean profesores, padres de familia o alumnos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

PERFECTAMENTE PODRÍAMOS VIVIR DEL TURISMO Y EL AGRO

De los principales ingresos de nuestro país, el petróleo, las remesas, el turismo la industria automotriz y la agricultura, debemos entender que tenemos serias complicaciones debido a los cambios que hemos estado viviendo. Por un lado el petróleo no mejora su precio de venta y nuestro costo de explotación sigue siendo alto, además de que más de la mitad de la gasolina que consumimos la tenemos que importar, por lo que al final salimos en deuda.

Las remesas, ese ingreso del cual no deberíamos depender por nuestro tamaño como país, sigue muy amenazado frente a los embates constantes del presidente de Estados Unidos. También la industria automotriz aun espera el “golpe” debido a los posibles cambios impulsados por Trump al Tratado de Libre Comercio.

Al final dependemos del turismo y la agricultura como camino inmediato para fortalecer nuestra economía.

México perfectamente podría vivir del turismo como lo hace España, quien recibe más de 60 por ciento de sus ingresos por este rubro. Nuestro país cuenta con hermosas playas, arquitectura prehispánica, colonial, una gastronomía que sobresale en el mundo, arquitectura moderna, convenciones, y mucho más. Lo importante de este rubro es entender que necesitamos invertir mucho más en él, para lograr los beneficios en el mediano plazo. En primer lugar necesitamos estabilizar la seguridad del país, pues aún seguimos en la lista negra de países peligrosos para el turismo; por otro lado necesitamos generar conectividad con más aerolíneas de bajo costo, trenes de alta velocidad, mejores carreras, entre otros.

Considero un gran acierto del presidente la decisión que tuvo de desarrollar un nuevo aeropuerto para la ciudad de México, pues sabemos que el actual es casi inoperante en horas pico.

ICA y Carlos Slim sumandos en un consorcio con la empresa española FCC ganaron la licitación de construcción a otros dos participantes; el monto fue de casi 85 mil millones de pesos.

México requiere con urgencia de este aeropuerto que sea el enlace para el turismo que nos visita de todo el mundo.

El otro ingreso que ha venido creciendo en nuestro país es el agrícola, el cual gracias a la producción de tequila alcanzó en el 2015 niveles de ingresos bastante interesantes. Lo importante en este sector es tecnificar los cultivos y apoyar para que México desarrolle zonas y productos, sobre todo en el centro del país, que hoy no tienen ningún uso.

Este 2017 nos obliga a ser mejores, a luchar más, pero estoy completamente seguro de que nuestro país cuenta con las herramientas necesarias para cambiar el giro de sus ingresos mejorándolos inclusive, en el mediano plazo.

Ojalá nuestras autoridades entiendan la coyuntura que vivimos y la importancia de actuar rápidamente. Ojalá que las elecciones próximas no se conviertan en un obstáculo para el desarrollo que requiere nuestro país.

Recordemos que a México lo movemos los 122 millones que cada día no levantamos buscando un mejor país para nuestros hijos, luchando por construir ese México en el que todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx