Monthly Archives: May 2017

HERRAMIENTAS DEL NUEVO MAESTRO PARA UNA GENERACIÓN DIFERENTE

En algún escrito señalé que nuestro sistema educativo fue concebido en el siglo XIX, es impartido por maestros del siglo XX, para alumnos que nacieron en el siglo XXI. Para iniciar, el sistema educativo fue creado con un fin específico de industrialización muy diferente a los objetivos que perseguimos en la actualidad, y por otro lado, es completamente obvio que existan diferencias complejas entre las generaciones de maestros y alumnos, pues los cambios en los últimos 50 años han sido abrumadores.

Debemos entender a la generación a la cual educamos, pues son jóvenes completamente tecnológicos, bastante informados (un niño de 5 años tiene más información que un emperador romano), críticos y aparentemente “desinteresados”.

El sistema educativo y sus maestros en específico, tenemos un gran reto para lograr potenciar las habilidades de los jóvenes minimizando las diferencias. A continuación presento una lista de metodologías que el maestro moderno tiene la obligación de conocer y aplicar, en cualquier nivel educativo en el que esté laborando:

1-        Aula Invertida:es un modelo pedagógico en el que los elementos tradicionales de la clase impartida por el profesor se invierten, los materiales educativos primarios son estudiados por los alumnos en casa y luego, se trabajan en el aula.

2-        Aprendizaje Basado en Proyectos:este modelo permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que se enfocan a problemas de la vida real.

3-        Aprendizaje Cooperativo: “Más fuertes si trabajamos juntos”. Así se podría resumir de forma sencilla el aprendizaje cooperativo, una metodología usada para agrupar a los estudiantes y así, impactar en el aprendizaje de una manera positiva.

4-        Gamificación: Es la integración de mecánicas y dinámicas propias de juegos y videojuegos en entornos no lúdicos; se practica desde hace tiempo pero ha sido en los últimos años cuando el fenómeno ha adquirido una dimensión sin precedentes, siendo una de las apuestas recurrentes de los expertos del sector cuando analizan las tendencias actuales y futuras de la industria educativa.

5-        Aprendizaje Basado en Problemas:es un proceso de aprendizaje cíclico compuesto de muchas etapas diferentes, comenzando por hacer preguntas y adquirir conocimientos que, por su vez, llevan a más preguntas en un ciclo creciente de complejidad.

6-        Design Thinking: este modelo permite identificar con mayor exactitud los problemas individuales de cada alumno y generar en su experiencia educativa la creación y la innovación hacia la satisfacción de los demás.

7-        Aprendizaje Basado en el Pensamiento: es un modelo que desarrolla destrezas del pensamiento más allá de la memorización, generando un pensamiento eficaz aplicado a la realidad.

Quienes nos dedicamos a educar tenemos un gran compromiso con el desarrollo del país, pues la educación se convierte en la diferencia entre la pobreza y la riqueza de un país.

Los “viejos” maestros deben hoy entender que esta nueva generación no es ni mejor ni peor que la nuestra, es una generación con habilidades diferentes que representa un gran reto para quienes cada día formamos a los educandos que en poco tiempo dirigirán a México.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Entonces… ¿Cómo Educar?

Mucho he podido señalar acerca de los complejos problemas que vive el sistema educativo mexicano principalmente debido a la pérdida de competitividad, comparándonos con los países con los que competimos.

Mientras nosotros luchamos por una nueva reforma educativa, el mundo desarrollado habla de una mega transformación en la educación.

Según un estudio realizado en Canadá, en el 2030 las carreras más demandadas serán: expertos en nostalgia, expertos en recuperación de la naturaleza, diseñador especializado en basura, expertos en simplicidad, terapeutas para el final de la vida, consejero de robots, entre otras, y lo más impresionante aún, es que según este estudio todos los niños que hoy cursan primero de primaria se ubicarán en trabajos que hoy no existen.

Si nuestro actual sistema educativo forma para actividades que no existirán entonces ¿dónde nos deberíamos enfocar?.

La pregunta es compleja, pues las transformaciones son radicales. Según el periodista Javier Jiménez los gigantes de Silicon Valley están contratando a gente que no tiene estudios universitarios. Algunas empresas están empezando a dejar de mirar los expedientes y están empezando a fijarse en las habilidades. Para estos “monstruos” de la tecnología, hoy es mucho más importante el trabajo en equipo, la resiliencia, al ética, la responsabilidad, el compromiso, la lealtad, entre otros, que los laureados títulos de las grandes universidades del mundo.

Y si hablamos del Silicon Valley en específico, la diversidad étnica también es fundamental, pues vemos por ejemplo que una empresa como Apple tiene en su equipo al 55% de raza blanca, 15% asiáticos, 11% hispanos y 7% de raza negra o Pinterest donde el 42% son asiáticos.

Particularmente creo que las universidades y el sistema educativo en general, debiera centrarse en otras habilidades diferentes a solo el conocimiento como fin último. Enseñar a tomar decisiones, asumir riesgos, a ser resiliente, a tener habilidades sociales, entre otras, se convierten en herramientas fundamentales para cualquier profesión, pues el mundo está entendiendo que la memoria no es la principal habilidad en nuestros días, pues el conocimiento se duplica en el mundo cada 4 años y próximamente se duplicará cada año, así que memorizar se convertirá en una habilidad más, de muchas otras significativamente más prioritarias para el éxito.

Tristemente nuestro sistema educativo sigue priorizando la memorización como elemento fundamental y divide a los alumnos entre buenos, los que memorizan bien, y malos, los que tienen otras habilidades. Es lamentable como los sistemas educativos lleven al fracaso a un sinnúmero de estudiantes que tienen otras habilidades diferentes a la memorización y que terminan no encajando en un sistema como el de México que sigue centrado (inclusive con la nueva reforma) en el conocimiento como fin último y no en la persona como debiera ser.

México necesita un proceso de disrupción radical en el sistema educativo si pretende salir del tercer mundo y de la dolorosa pobreza que nos agobia, pues es bien claro que el camino a la pobreza es la autopista de la ignorancia.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL CONOCIMIENTO: La Nueva Riqueza

En la revolución industrial el mayor valor para un país eran sus fábricas y su capacidad de vender los productos al mundo.

En la actualidad las fábricas e instalaciones pasaron a un segundo plano convirtiéndose el capital intelectual en el mayor valor agregado para un país.

Desde este punto de vista el sistema educativo se convierte en el mejor soporte que una nación tiene para formar a los profesionistas que den valor a las economías.

Por tal motivo, la pérdida constante de competitividad de nuestros educandos en comparación con los de los países con los que competimos, se convierte hoy en el mayor obstáculo que México tiene para crecer y dejar atrás las desigualdades que nos han llevado a estar sumidos en el tercer mundo.

Bien vale la pena analizar algunos datos de los países con los que competimos. Por ejemplo, Estados Unidos cuenta con un población de 318 millones de habitantes, tiene aproximadamente 28 millones de empresas y genera alrededor de 159 mil patentes al año. Corea de Sur, un país que “se moría de hambre” después de la segunda guerra mundial, tiene 50 millones de habitantes y genera 18 mil patentes al año.

Otro interesante ejemplo es China quien cuenta con 1.300 millones de habitantes, posee cerca de 45 millones de compañías y produce 8.700 patentes cada año.

¿Cómo está nuestro México?

Nuestro país cuenta con cerca de 122 millones de habitantes, posee cerca de 5 millones de empresas y produce poco más de 200 patentes cada año… lamentable.

Si hablamos de que el capital intelectual es el principal valor agregado para un país, podemos entender claramente nuestro atraso sustentado en un sistema educativo caduco que no genera los educandos que la economía mexicana requiere para crecer y desarrollarse de una mejor manera.

Personalmente considero que el poderío de Estados Unidos en el mundo se debe a dos razones principales, una al control de los mares con las armas, y el otro al control del conocimiento (patentes). Pero esto no es circunstancial, pues desde inicios del siglo XIX (1820) Estados Unidos promovía todo un sistema creativo de generación de ideas patentables, que llevaban a muchos a conseguir riqueza y a generar desarrollo. Un caso especial fue el de Thomas Alba Edison quien logró desarrollar 1.093 patentes registradas a su nombre en Estados Unidos y 1.500 en todo el planeta, una de ellas el telégrafo que le valió un ingreso de 10.000 dólares al venderlo a Western Union.

Un esquema interesante en los Estados Unidos de este tiempo, fue la unión de los banqueros con inventores, por medio de financiamientos para la generación de inventos. Hoy Israel hace algo similar, en una triada que conjunta a los inventores, al gobierno, y a los capitales privados en proyectos de desarrollo que han llevado a Israel a convertirse en un referente mundial en la generación de nuevas patentes.

En México es muy diferente. El gobierno no llega al 1% de inversión del PIB en ciencia y tecnología, los bancos no creen en los inventores y el capital privado prefiere negocios seguros en lugar de apoyar a la generación de nuevas ideas.

Esta es nuestra realidad, la de un país pobre que sustenta su desarrollo en un sistema educativo obsoleto que difícilmente llegará a formar los educandos que necesitamos. Ojalá que la nueva reforma educativa nos lleve, por lo menos, a iniciar ese cambio, uno que nos ayude a ubicarnos en el lugar que merece un país que tiene TODO para ser grande.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx