Monthly Archives: July 2017

TRUDEAU Y LAS PEQUEÑAS GRANDES COSAS

Los ajetreos de la vida muchas veces nos niegan espacios de reflexión que nos ayuden a valorar lo verdaderamente importante de nuestro paso por la tierra.

Estoy muy sorprendido al ver la cantidad de casos de personas jóvenes con problemas de salud a causa del exceso de trabajo y su incapacidad de prevenir trastornos que luego se complican con el paso del tiempo.

Hígado graso, arritmias cardiacas, ambos a causa del estrés, micro-infartos cerebrales, presión alta, problemas musculares y hasta esguinces cervicales son causados por una vida donde lo más importante pareciera es obtener y obtener, por encima del vivir.

Este mundo complejo y competitivo en el que vivimos nos ha llevado a tomarnos con poca seriedad nuestros problemas de salud. Dejamos de lado una buena alimentación, el hacer ejercicio y el disfrute de la vida, a fin de lograr las metas que cada día nos ponemos y nos ponen, olvidando que nuestro cuerpo sufre delicadas consecuencias, en algunos casos, irreversibles.

Dentro de este planeta competitivo donde el que gana es el dueño del poder, da gusto conocer algunos aspectos del primer Ministro canadiense Justin Trudeau, quien a sus 45 años nos da muestra de sus habilidades para gobernar positivamente a una potencia, que crece y se desarrolla, pero en equilibrio con el mundo.

Con menos de dos años en el poder, Trudeau se ha rodeado de un equipo (Gabinete) competente que le ayuda a construir el Canadá incluyente que sobresalga a nivel mundial, todo sustentado en la educación, pues bien vale la pena señalar que el Primer Ministro cuenta con una licenciatura en literatura inglesa y otra en educación.

Justo hace unos días llegó a mi poder un video sobre un discurso maravilloso de Trudeau, donde señala muchos puntos interesantes:

-       “Los discursos casi siempre son sobre realizar grandes cosas, pero es importante darle valor a las pequeñas cosas”.

-       “Las cosas pequeñas las podemos hacer de una manera grande: Podemos dar un extra de dinero en nuestras obras de caridad, este dinero se convertirá en un libro para una niña que sueña con salir adelante; podemos enviar flores a nuestras madres sin ningún motivo, y les aseguro que les daremos el mejor día de su semana. Deberíamos hablar profundamente con alguien que sea totalmente diferente a nosotros, esto nos servirá para conocer nuestra propia identidad. También podemos usar la bicicleta en lugar del automóvil en un día de sol, seguro que esta acción, ayudará a mejorar al planeta”.

Al final de su discurso comenta: “Nuestras acciones, grandes o pequeñas, tienen un impacto, así que sé amable y atento, y aguanta la puerta al salir para el que venga detrás”.

La sencillez es la mejor herramienta que tenemos los seres humanos para llevar una vida sana y en equilibrio, pero este ajetreo del mundo moderno nos hace olvidar lo verdaderamente importante: Vivir, ser feliz y dejar ser felices a los demás, y el que un líder mundial se tome unos minutos para reflexionar sobre las “pequeñas cosas” es una gran esperanza para un planeta que necesita repensarse y replantearse para las futuras generaciones.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

REZAGO Y CALIDAD ACADÉMICA: Los Grandes Problemas de México

Definitivamente la pobreza y la desigualdad en México son temas que nos deben llenar de preocupación. Para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) México acumula cerca de 70 millones de personas con algún  grado de pobreza, lo que contrasta radicalmente si conocemos que México está entre las 15 economías más grandes del mundo, solamente superados por Brasil y la India como países subdesarrollados, siendo los demás países, del primer mundo.

Es increíble que con los recursos que tenemos no hayamos podido disminuir esta penosa realidad.

Quizás el mayor obstáculo que tenemos para “romper” esta desigualdad y la dolorosa pobreza, sea nuestro sistema educativo, pues pese a que invertimos cerca del 6% del PIB (Producto Interno Bruto) en educación, aún no logramos ni los resultados, ni la cobertura que requiere el país para salir adelante.

Actualmente México cuenta con más de 30 millones de personas en condición de rezago educativo según el INEGI. De los casi 90 millones de personas de 15 años y más en el país, el 34.4% están en rezago en materia educativa (una persona está en rezago educativo si tiene 15 años de edad y no tiene escolaridad, o la tiene pero sin terminar la secundaria).

Los estados con mayor rezago son Chiapas, Oaxaca y Michoacán, y los que presentan menos rezago son la Ciudad de México, Nuevo León y Sonora.

Según el INEGI, de los más de 30 millones de mexicanos que viven en rezago educativo, 4.7 millones son analfabetas, 9.4 millones no terminaron la primaria y 16.1 millones no concluyeron la secundaria.

Además del rezago debemos señalar que México lleva más de una década en el último lugar de las pruebas educativas internacionales que aplica la OCDE denominadas PISA (Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes), por lo que la pobreza de nuestra gente es el resultado de un deficiente sistema educativo y del gran rezago en que hemos dejado caer a nuestra población.

Hoy cuando el petróleo se esta acabando y ya no vale tanto en el mercado, cuando las remesas que nos envían de otros países nuestros connacionales, están amenazadas por las políticas de los gobernantes, y el turismo se ve afectado por la creciente inseguridad en casi todo el país, es el momento de reflexionar y entender que sin un sistema educativo eficiente y acorde al mundo actual, México podría ampliar sus desigualdades llevando a más personas a la pobreza, con las desastrosas consecuencias que esto traería.

Nuestro país necesita urgentemente un sistema educativo centrado en la persona (como lo hace Finlandia) y no en el conocimiento. Tenemos que formar a nuestros alumnos en la creatividad y la invocación, con herramientas de toma de decisiones, resolución de problemas, pensamiento crítico y aplicado, y con la capacidad de ser resilientes y adaptativos, entre otras habilidades.

No nos podemos quedar atrás, el mundo nos gana la carrera y México debe reaccionar antes de que sea demasiado tarde.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

CRECE LA DELINCUENCIA COMÚN EN AGUASCALIENTES

Debemos ser honestos y aceptar que la delincuencia común en Aguascalientes ha estado aumentado considerablemente. Robos a casa habitación, cristalazos a vehículos, asaltos a transeúntes, entre otros, están siendo más comunes en nuestra ciudad.

Hoy es “normal” escuchar historias de señoras a quienes les han robado sus bolsas en las inmediaciones de los colegios, o personas a quienes les fueron extraídos aparatos digitales de sus vehículos o a quienes le robaron su cartera con violencia, amagados con cuchillos o incluso armas de fuego.

La inseguridad es un tema muy complejo, pues si no se pone orden, ésta tratará de crecer y quizás transformarse, de delincuencia común a delincuencia organizada, buscando migrar a “negocios” más rentables lo que nos llevaría al peligroso Aguascalientes que vivimos hace unos años, o a la brutal delincuencia que viven muchas ciudades de México.

Me queda claro que la solución no debe venir únicamente de los gobiernos municipales y estatal. Personalmente he podido constatar que tanto la Alcaldesa Teresa Jiménez como el Gobernador Martín Orozco están seriamente preocupados por este fenómeno, desarrollando estrategias que nos ayuden a detener esta situación que agobia a la sociedad.

Tanto la alcaldía como el gobierno del estado están generando programas muy serios de prevención del delito en comunidades conflictivas. También han estado buscando opciones tecnológicas que nos ayuden a vigilar los sectores con mayor índice de delincuencia, además de acciones coordinadas entre las autoridades para ser mucho más eficientes en la vigilancia y acción ante los episodios delincuenciales. Pero lo importante es que entendamos que la seguridad es una obligación de todos los que vivimos en Aguascalientes. Es imposible que los gobiernos nos pongan un policía en cada esquina; como ciudadanos debemos llevar a cabo acciones que le ayuden a las autoridades a ser más eficientes en su actuar:

-       Ciudadano vigilante. Tenemos que buscar caminos de denuncia inmediata para acciones que veamos en las calles de la ciudad.

-       Vecino vigilante. Debemos organizarnos con los vecinos de la cuadra donde vivimos, para que entre todos generemos códigos de alarma y denuncia frente a acciones de la delincuencia.

-       Ser mucho más precavidos. Hasta hace unas décadas vivíamos en una ciudad completamente segura, necesitamos estar al pendiente de nuestras pertenencias para no ser foco de los malhechores.

-       Casa segura. Es importante que instalemos en nuestras casas sistemas de seguridad, protecciones y alarmas.

Tristemente en una ciudad que crece también aumentan sus problemas, esperemos que las acciones conjuntas de nuestras autoridades, y con la ayuda de nosotros los ciudadanos, se combata este flagelo que afecta a todos en el estado.

No esperemos a que nuestras autoridades lo resuelvan todo, pongamos de nuestra parte para recuperar el Aguascalientes seguro donde soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

ACOSANDO A NUESTRAS MUJERES: ¿ALGO NORMAL?

“Esforzarse por erradicar la violencia contra la mujer no es solo una buena idea, se convierte también en la obligación de un gobierno”. Charlotte Brunch

Hace unos días el periódico El Universal presentó un estudio realizado por el Centro de Investigación, Desarrollo, Capacitación y Emprendimiento y la Universidad Autónoma de Aguascalientes, en el que señalan que el 87 por ciento de las mujeres en nuestro estado han sentido acoso sexual callejero.

El acoso callejero es una forma de acoso sexual que consiste en comentarios indeseados, silbidos y otras acciones similares hacia personas, desde extraños y en espacios públicos.

En el estudio del CIDCE y la UAA se comprobó que la población más vulnerable de sufrir acoso fluctúa entre los 10 y los 20 años. En los testimonios recabados por los investigadores se encontró que el 57.78 por ciento de los acosadores está cerca de los 30 años, y 32.22 por ciento dijo que la edad es cerca de los 40 años.

Este es un tema que pasa directamente por la educación de las personas, pues el respeto debiera ser el patrón de comunicación con personas conocidas y desconocidas de nuestro entorno; lastimosamente, Aguascalientes es un estado sin legislación en el tema, ya que no se cuenta con alguna ley o reglamentomunicipal que sancione a las personas relacionadas con la comisión de acoso sexual callejero y que faculte a las autoridades a proceder en su contra.

El hostigamiento sexual está tipificado en el Código Penal Federal desde 1991, y como acoso sexual desde el 2007, aunque solo en 16 estados se encuentra tipificado.

Desde mi particular punto de vista, el acoso sexual callejero es un tipo de violencia no siempre denunciado, que afecta a las mujeres en Aguascalientes y demeritan su dignidad.

En el estudio, el 97 por ciento de las mujeres encuestadas aseguran que una sanción sería el camino para disminuir este tipo de violencia.

Algo que llama poderosamente la atención en el estudio es que el 87 por ciento de las mujeres dicen recibir este tipo de violencia por lo menos 3 veces a la semana, situación que se convierte en algo increíble para un estado que ha terminado por aceptar esta violencia cotidiana como algo “aceptable y normal” para la sociedad.

Sería interesante que nuestros diputados actuaran en beneficio de nuestras mujeres, pues no dudo (aunque el estudio no llegó a este nivel) que existan conexiones entre el acoso sexual callejero, el abuso sexual y el abuso sexual intrafamiliar.

Me queda claro que si bien este es un tema de educación, las sanciones evitarían que prácticamente todas las mujeres (87 por ciento), reciban agresiones de este tipo que las lleva a ponerse en riesgo cada día.

Es imprescindible actuar dentro de nuestras familias, educando a nuestros hijos, fomentando el respeto a los demás, y por supuesto desde la ley, para sancionar ejemplarmente a quien “se pase de listo” con nuestras mujeres.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx