Monthly Archives: January 2018

USA YA NO ES IGUAL. ¿MIRAMOS A CHINA?

Iniciamos el 2018 con la esperanza prometedora que siempre traen los inicios, pero la realidad es que este año parece complejo en muchos aspectos.

Según la consultora de riesgo Eurasia Group “México presentará para el 2018 un riesgo creciente derivado de las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio con USA y Canadá las cuales podrían no tener un buen fin, además de la celebración de unas elecciones, cuya carrera lidera en estos momentos el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que puede provocar inestabilidad en los mercados conforme se acerque la fecha electoral”.

Si el panorama mexicano no está claro, a nivel mundial también podemos encontrarnos en el corto plazo, con una crisis geopolítica severa derivada de los problemas con la ciberseguridad, el terrorismo, y en un error de cálculo en los conflictos con Corea del Norte, Siria o Rusia, además de la gran pérdida de liderazgo mundial del actual presidente estadounidense Donald Trump, comenta Eurasia Group.

Luego del enfoque decidido del Presidente estadounidense hacia el concepto “América Primero”, Estados Unidos ha relegado ese liderazgo característico ante el mundo; ese es un espacio que muchos países desean, pero que China está tomando con mucha inteligencia.

China no desea ser la “gran potencia” mundial a quien todos deban consultar, ese país desea ser el líder económico y tecnológico del mundo, eso sí, bajo sus propias reglas, las de un país autoritario acostumbrado a sus propios manejos, situación completamente diferente a las reglas del sector privado que es quien lleva la batuta en occidente.

Según Eurasia Group, China ya ha logrado superar a Estados Unidos en número de robots operativos, (340.000 a 250.000), usuarios de internet (773.000 frente a 246.000) o en los avances de la economía digital, con 5,5 billones de pagos por teléfono móvil frente a los 112 millones de Estados Unidos.

Frente a este panorama local y mundial, nuestro país debe plantearse la pregunta de si debe seguir construyendo una relación con Estados Unidos como hasta ahora, o debe buscar generar un enlace fuerte a largo plazo con el país asiático.

Seguramente todo dependerá del fin de las negociaciones del TLC con Estados Unidos y Canadá, mismas que aún se encuentran sesgadas por los arrebatos del Presidente norteamericano que las ha llevado a una incertidumbre donde el mejor camino es no esperar nada bueno.

México tiene mucho que ofrecer al mundo, y quizás la facilidad del “vecino consumidor” nos llevó a depender en gran parte de ellos, pero quizás sea hora de olvidarnos de Estados Unidos para lograr estructuras comerciales de mejor beneficio en otros continentes; lo que sí no podemos aceptar, es seguir esperanzados en que Donald Trump cambie su visión de nosotros, pues según él, México se “roba” lo mejor de estados Unidos, su trabajo, su dinero, su seguridad, entre otros, por lo que desde esta perspectiva es urgente que nuestra economía encuentre aliados que sí deseen competir desde las reglas del mercado y con la buena voluntad de generar riqueza para ambos países.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

LOS RETOS DEL ESTADO PARA EL 2108

Aunque las condiciones de nuestro Aguascalientes han cambiado debido al deterioro que vive gran parte de nuestro país, aún sigo pensando que vivimos en un estado privilegiado que tiene las condiciones de gobernabilidad y desarrollo que perfectamente nos permitirían vivir en el estado con las mejores condiciones del país.

¿Qué debemos hacer?

Desde mi particular punto de vista considero que el 2018 será un año interesante que tendrá dos ingredientes complejos, uno sería la elección del nuevo Presidente de nuestro país, lo cual nos marcará un rumbo en los rubros más importantes para México (salud, educación, empleo, seguridad), y el otro sería el cierre de las negociaciones del TLCAN, lo cual presentaría un nuevo panorama en la macroeconomía de México.

En medio de este panorama nos encontramos nosotros, un estado que aporta únicamente el 1.2% al PIB nacional, pero que ha demostrado ser un estado sólido que está creciendo de manera importante en los últimos años.

Analizando los retos de Aguascalientes para el 2018 en los principales rubros, podemos ver:

Salud: Con la inauguración de la primera parte del nuevo Hospital Hidalgo y del Hospital General de Zona número 3 del IMSS en Jesús María, Aguascalientes amplía su cobertura lo que ayudará a desahogar la atención en los hospitales públicos tradicionales del estado. Dimos un excelente paso, ahora el reto para el 2018 será mejorar la atención a pacientes, que sigue siendo el gran tema a resolver en la salud pública no sólo del estado, sino de todo el país.

Educación: Si bien Aguascalientes ha tenido buenos resultados, incluso por arriba de la media nacional en algunas pruebas educativas, es momento de que el empresariado, las familias y el propio gobierno determinemos la vocación del estado a fin de complementar nuestro sistema educativo (que aunque es nacional, podríamos adecuarlo, según la nueva reforma educativa) para formar al educando con el capital intelectual y las habilidades (inglés por ejemplo) que se requieren para soportar nuestra economía.

Empleo y Economía: Aunque hemos crecido nuestra economía por encima de la media nacional, existe un desempleo promedio que fluctuó en el año entre un 3 y un 3.5%, por lo que tenemos el gran reto en el 2018 de generar muchos más empleos que brinden oportunidades a todos los hidrocálidos.

Seguridad: Aunque debemos aceptar que se ha mejorado la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y las corporaciones, la seguridad sigue siendo el gran reto en el estado para el 2018. Aunque debo señalar que la seguridad no es un tema exclusivo del gobierno. Si los ciudadanos queremos un Aguascalientes seguro debemos sumarnos con la denuncia y la alerta por medio de grupos de vecinos, a fin de señalar cualquier sospecha que consideremos importante.

Nuestro estado es privilegiado, y debemos cuidarlo nosotros los ciudadanos, pues las autoridades son pasajeras, pero nosotros seguiremos disfrutando o “sufriendo” a Aguascalientes.

El 2018 nos pondrá a prueba a todos los mexicanos. Seguro no será ni más, ni menos complejo que el 2017. Será un año que nos exigirá sacar lo mejor de cada uno, reinventarnos, pero al fin, estamos acostumbrados a luchar cada día, pues a éste México no lo mueven únicamente sus gobernantes, lo movemos los 122 millones de mexicanos que cada día nos levantamos con la consigna de construir un mejor país para nuestros hijos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

NUESTRA LABOR COMO PADRES

El proceso educativo no depende únicamente de las escuelas, como piensan muchos padres, pues considero que el 90% del éxito de un niño, depende del trabajo que los padres de familia hagan con ellos.

No basta con pagar un colegio privado; las buenas bases para la vida se forjan en el hogar, fortalecidas por la educación que se recibe en las instituciones educativas.

¿Cómo educar entonces?

Antes que nada debemos ser conscientes de que estas nuevas generaciones tienen actividades muy diferentes. Hace algunas décadas los niños se divertían jugando a la pelota, corriendo en los parques y socializando con otros niños de diferentes edades. Las cosas han cambiado. Hoy pasan la mayor parte del tiempo con computadoras o tabletas digitales, o viendo videos en las plataformas digitales.

Ante este panorama, investigadores de la facultad de psicología de Harvard llegaron a la conclusión de que los padres de familia deben llevar a cabo estas 5 acciones para formar hijos “buenos”:

1-    PASAR TIEMPOS CON LOS HIJOS.

Pareciera una sugerencia simple, pero ante el “mundo veloz” y tecnológico en el que vivimos nos queda poco tiempo para ellos. Preferimos darles un aparato digital que los entretenga para tener más tiempo para nuestros asuntos personales. Dar tiempo a nuestros hijos es dejar todo de lado, jugar con el balón, salir a caminar, leer un libro con ellos, en definitiva, convivir cara a cara con ellos.

2-    HABLAR EN VOZ ALTA CON LOS HIJOS.

Aunque digamos siempre que nuestros hijos son nuestra prioridad, a menudo los niños no escuchan ese menaje. Dedicar tiempo a nuestros hijos es involucrarnos en sus vidas, para esto hay que consultar a maestros, entrenadores, tutores, e inclusive a sus amigos. Necesitamos saber si hay cambios de comportamiento. Tenemos que generar un clima adecuado para que ellos se nos acerquen a contar sus historias, sus miedos, sus sueños. No es suficiente darles cosas, se necesita tiempo para hablar, y la mejor manera de hacerlo, es mientras se camina al aire libre.

3-    HAY QUE MOSTRLES COMO RESOLVER PROBELMAS SIN ENFATIZAR RESULTADOS.

El mejor regalo que les podemos dar es enseñarles a analizar y resolver problemas, habilidad que necesitan en cada instante de sus vidas. Hay que permitirles que nos busquen para plantear sus problemas y hay que ayudarles dándoles algunas perspectivas, pero al final ellos deberán decidir. Como padres es difícil ver que se pueden equivocar, pero es completamente necesario que fallen. Queremos hijos exitosos y para eso hay que enseñarles que para lograr el éxito, normalmente se falla varias veces.

4-    HAY QUE MOSTRARLES GRATITUD.

Investigaciones demuestran que las personas que se involucran en el hábito de expresar la gratitud son más propensos a ser útiles, generosos, y compasivos, además de que viven mucho más felices y saludables.

Debemos darles tareas y expresar nuestra gratitud por su apoyo. Debemos enseñarles a ser empáticos y compasivos con los demás. Hay que mostrarles la realidad del mundo en que viven, la pobreza, el dolor, el sufrimiento. No hay que tener miedo de llevarlos a refugios de niños abandonados, a casas de abuelos sin hogar, entre muchos otros.

5-    HAY QUE ENSEÑARLES A TENER UNA PERSPECTIVA MÁS AMPLIA.

Necesitamos que nuestros hijos experimenten el mundo a través de su compasión. Los niños solo se preocupan por su familia y el pequeño círculo de amigos. Deben “poner los pies en la tierra” y entender la realidad del mundo complejo donde viven. Tenemos también que enseñarles a ser buenos oyentes y a interactuar sin el uso de la tecnología; a ser empáticos y a no juzgar a nadie en base a sus preferencias, nacionalidad o religión.

Criar hijos amorosos, cariñosos y empáticos es un trabajo complejo pero gratificante. Este mundo necesita mejores seres humanos y de nosotros dependerá formarlos para mejorar y construir ese mundo donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx