Daily Archives: October 5, 2018

CREATIVIDAD + INNOVACIÓN / PROBLEMAS = RIQUEZA

No me cabe la menor duda de que el emprendimiento es el camino que América Latina tiene para crecer sus economías y disminuir las enormes y dolorosas diferencias entre ricos y pobres.

¿Cómo formar emprendedores?

Personalmente he desarrollado una fórmula de inicio que resuelve el problema: Debemos formar jóvenes creativos que generen innovación aplicada a problemas cotidianos, generando riqueza.

Comenzando por la creatividad, debemos ser honestos, nuestros países no desarrollan la creatividad en sus educandos, pues nuestros sistemas educativos centrados en el conocimiento y no en la persona, coartan la creatividad y vuelven al estudiante un receptor pasivo que recibe información. Eso lo debemos cambiar, y es que el mundo desarrollado nos lleva “años luz” en esto, pues mientras Estados Unidos genera 159 mil patentes al año, Corea del Sur 18 mil, y China 8 mil 700, México solo genera 222 patentes al año. Peor aún, todos los países de América Latina juntos, generan menos patentes que Israel, un país de poco más de 8 millones de habitantes.

La creatividad como modo de vida es una herramienta fundamental a desarrollar en nuestros estudiantes para encaminarla a la solución de problemas.

En cuanto a la cultura de la innovación podemos retomar lo escrito por Andrés Oppenheimer en su libro Crear o Morir: “es un clima que produzca un entusiasmo colectivo por la creatividad, y glorifique a los innovadores productivos de la misma manera en que se glorifica a los grandes artistas o a los grandes deportistas, y que desafíe a la gente a asumir riesgos sin temor a ser estigmatizados por el fracaso”. Innovar, por lo tanto, implica estar atento a las necesidades del mundo para buscar soluciones que generen mejor calidad de vida a las personas. Implica sentirse cómodo con el fracaso, habilidad que poco enseñamos en nuestros sistemas educativos, pue estamos acostumbrados únicamente a premiar con 10, a los niños que se aprenden de memoria las lecciones.

Nuestros gobiernos y empresarios también son culpables de la poca innovación en América Latina, pues únicamente el 2,4% de toda la inversión mundial en investigación y desarrollo tiene lugar en nuestra región; mientras que en Estados Unidos y Canadá se genera el 37,5%, y el 25,4% en Asia.

Fracasar para inventar, y generar riqueza, es la fórmula, y los ejemplos en la historia nos lo muestran. Thomas Alva Edison fracasó 1000 veces antes de inventar la bombilla eléctrica, o Alexander Graham Bell quien también fracasó al tratar de vender su invento del teléfono a la empresa que hoy se llama Western Union; o Brian Acton y Jan Koum creadores de WhatsApp, quienes fracasaron varias veces al acercarse a Twitter y a Facebook en busca de empleo, y al final terminaron vendido su empresa justamente a Facebook en 19.500 millones de dólares, evento considerado como el gran fracaso del área de recursos humanos de Facebook quien no supo detectar el talento de estos jóvenes que se ofrecieron como empleados y que al final esta misma empresa los convertiría en millonarios.

Al final debemos entender que el sistema educativo es el soporte de una economía, y mientras sigamos soportando a nuestros países con sistemas educativos obsoletos que no potencien la creatividad y la innovación, estaremos sumidos en esta dolorosa pobreza creciente, y en las desigualdades tan complejas que vivimos en la región.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx