Daily Archives: November 2, 2018

EL CAMINO PARA DEJAR DE SER POBRES

Si alguien me preguntara la fórmula para que México mejorara su economía y las profundas desigualdades entre ricos y pobres, no dudaría en decir: mejorar la educación al costo que sea.

Según un informe reciente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cada año la ineficiencia en el gasto de los gobiernos de América Latina y el Caribe genera un despilfarro de 220.000 millones de dólares, equivalente al 4,4% del PIB; y según el economista Alejandro Izquierdo del BID, esta cifra bien invertida sería suficiente para acabar con la pobreza extrema de la región.

Según el informe del BID, usamos mal los recursos, en: malas inversiones en compras públicas, mala utilización y enfoque de las ayudas gubernamentales a las personas de “escasos recursos”, y en los exagerados salarios que pagamos a los servidores públicos.

Al final de cuentas la gran mayoría de los países de la región parecieran conformes con la pobreza y desigualdad reinantes, pues las soluciones son completamente posibles si enfocáramos nuestros objetivos a la construcción de países con mejores sistemas educativos, lo que seguro nos llevaría a un desarrollo que nos permitiera mejorar las condiciones de los habitantes.

¿Será posible?

Recientemente el Banco Mundial realizó su análisis de Índice de Capital Humano el cual mide a 157 países según el conocimiento, las habilidades y la salud que pueden esperar tener los niños de los países evaluados. El periodista Andrés Oppenheimer comentó sobre este análisis: “el razonamiento subyacente es que —en una economía mundial cada vez más basada en el trabajo mental y cada vez menos en el trabajo manual— la salud y la educación de los jóvenes son las claves del progreso”.

El país número 1 en el análisis fue Singapur, un país que ha apostado TODO su desarrollo a la educación; este país que en las pruebas PISA aplicadas por la OCDE siempre sale en los primeros lugares, tiene una historia maravillosa; fue una colonia británica atrasada, pobre, tanto que Inglaterra la abandonó en 1963, y Malasia se hizo cargo de ella, pero luego los malayos la dejan, así que declaran su independencia en 1965. En aquel momento el ingreso per cápita de Singapur era igual al de México, y hoy, 53 años después, su ingreso per cápita es más alto que el de Estados Unidos y 4 veces más alto que el de nuestro país.

¿Qué hicieron?

Decidieron invertir TODO a la educación. Son obsesionados con la educación de su gente, y en un plantea donde el conocimiento es el nuevo petróleo, Singapur se comienza a posicionar como uno de los países más ricos del mundo y con mayor proyección.

Mientras Singapur selecciona a los mejores del país para ser maestros, pagándoles salarios que les permiten vivir excelentemente bien, en México ya no queremos evaluar a nuestros maestros, y cada día la docencia se está convirtiendo en una de las profesiones peor pagadas y menos respetadas.

Al final de la historia, vemos que la buena noticia es que un país puede salir de la pobreza su decide invertir TODO a la educación. Singapur lo hizo en tan solo 53 años.

Ojalá que en México seamos capaces de entender que el camino a la pobreza es la autopista de la ignorancia, así que, si en algún momento queremos desarrollar a México y acabar con la pobreza y la desigualdad, ya tenemos la “fórmula de oro”.

rectroria@ucuauhtemoc.edu.mx