Monthly Archives: January 2019

PEMEX: ¿Cuándo Invertiremos en Energía Limpia?

El sector petrolero del mundo parece tener los días contados, o los barriles: 2,1 billones, según la consultora noruega Rystad Energy.

Tal es la complejidad del tema que países altamente productores como Arabia Saudita hacen millonarias inversiones en generación de energías limpias (7 mil millones de dólares). Un caso interesante de análisis es el desarrollado por los Emiratos Árabes Unidos, donde recientemente iniciaron un ambicioso proyecto que pretende que para el 2050 el 75% de la energía que consuman, sea energía renovable.

También se han comprometido con un nuevo concento denominado: Sustainable City, una nueva ciudad en la periferia de Dubai que pretende generar más energía limpia que la que se consuma. En aproximadamente 46 hectáreas vivirán familias que estén comprometidas con el consumo de energías limpias, pues estarán prohibidos los vehículos de combustión interna, y el uso de la red eléctrica tradicional; toda la energía se generará con paneles solares. Esta ciudad que promete generar nuevas áreas de invernaderos, granjas urbanas, hoteles, centros comerciales y áreas deportivas, pretende convertirse en un modelo a seguir en el mundo en cuanto al desarrollo de ciudades sostenibles.

Volviendo al petróleo, la realidad es que el mundo ha decidido olvidar este “viejo combustible” para migrar a energías limpias. Estados Unidos, China y Europa son quienes más están invirtiendo en energías limpias (75% del total global), mientras que las inversiones en el sector petrolero vienen bajando año con año.

Un dato que llama la atención sobre el crecimiento de las energías limpias está en que la solar fue más influyente en el sistema eléctrico mundial que la que se genera en las plantas de gas natural, carbón o nucleares.

“Para lograr que la transición energética se lleve a cabo, es necesario que los gobiernos tengan liderazgo al eliminar los subsidios a los combustibles fósiles y la energía nuclear, al realizar inversiones en la infraestructura necesaria, y al establecer metas energéticas”, aseguró Arthouros Zervos, presidente de REN21 (La organización renewable energy policy for the 21st century, conecta una amplia gama de entidades como gobiernos, organizaciones internacionales, asociaciones de la industria, la ciencia y el mundo académico con la sociedad civil para facilitar el intercambio de conocimientos, el desarrollo de políticas y la acción conjunta y así lograr una rápida transición global a la energía renovable).

Por otro lado, ExxonMobil de Estados Unidos que genera 2,2 millones de barriles al día ha decidido comprar una generadora de energía solar. También la brasileña Petrobras ha creado un plan que centrará la mayoría de sus inversiones en la estructuración de proyectos de energía eólica y solar. Incluso una empresa petrolera pequeña como Ecopetrol de Colombia, ha decidido iniciar con la inversión de un lote de 18 hectáreas para la producción de energía solar, con una capacidad instalada de entre 10 y 15 MW (se espera producir 140MW en 5 años), lo que equivale al consumo energético de 6 mil hogares.

Como vemos, el mundo ha decidido apostarle a otras energías, por lo que PEMEX debiera sumarse a esta nueva oportunidad que se está generando, y que por el tamaño y poderío de nuestra empresa, perfectamente podríamos convertirnos en líderes mundiales en la producción de energías limpias, en muy corto tiempo.

Desde esta perspectiva, ¿será necesaria la inversión de los 75 mil millones de pesos en la rehabilitación de las refinerías de Minatitlán, Salamanca, Tula, Cadereyta, Madreo y Salina Cruz?

¿No sería más conveniente, y aprovechado la enseñanza que nos está dejando la escasez de gasolina que vivimos en México por la lucha contra los criminales que se roban este combustible, iniciar un plan a mediano y largo plazo que nos lleve a migrar a otras energías, y al uso masivo de vehículos eléctricos?

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

BUSCANDO UN CAMINO PARA LA EDUCACIÓN

Peter Senge director del centro para el Aprendizaje Organizacional del Instituto Tecnológico de Massachusetts fue considerado por The Economist como uno de los 50 pensadores más influyentes del mundo. Según Senge los colegios de diferentes partes del mundo siguen replicando un modelo de aprendizaje pasivo, en el que los docentes hablan y los estudiantes permanecen sentados y callados, “como si se les estuviese entrenando para trabajar en una fábrica”.

La realidad es que la educación atraviesa un complejo momento que obliga transformaciones profundas, pero en países como el nuestro donde no hemos encontrado un rumbo claro, se acentúa el problema.

No se trata de copiar sistemas educativos exitosos como los de Singapur o Finlandia, necesitamos encontrar nuestras fortalezas como país, y construir nuestro propio sistema, aprendiendo de quienes han logrado resultados positivos con sus educandos. Singapur, por ejemplo, viene trabajando desde el año 2000 en un sistema de aprendizaje conectado, de todos los actores del proceso (profesores, padres de familia y alumnos), olvidando la postura del docente “todo poderoso” que todo lo sabía. Ahora los profesores lanzan retos reales y los estudiantes aportan soluciones con el soporte de sus familias y de los propios docentes. Al final, llevan a los niños a entender la realidad del mundo en el que viven y los impulsan a construir soluciones que hagan un mejor planeta.

El gran reto del maestro actual se centra en enseñar lo que no sabe y para actividades que hoy no conocemos, y justo allí empieza la innovación, pues recordemos que muchos especialistas coinciden en que todos los niños que hoy están en 1º de primaria estarán en trabajos que hoy no existen; Senge resume este proceso con una frase maravillosa: “hay que crear nuevas fórmulas para que los niños aprendan cosas sobre las que no hay respuestas claras”.

Desde mi punto de vista, el sistema educativo debería enfocarse en: formar jóvenes creativos capaces de generar innovación aplicada a la resolución de problemas cotidianos, generando riqueza.

Este nuevo sistema educativo al que debiéramos aspirar, debe desarrollar habilidades emprendedoras (espíritu emprendedor y pensamiento empresarial), además de habilidades sociales, las cuales se suman a lo que he denominado las 10 llaves del éxito educativo, y estas son: enseñar a tomar decisiones, enseñar a resolver problemas, enseñar a usar la creatividad como modo de vida, desarrollar la capacidad de adaptación, enseñar a asumir riesgos, enseñar a trabajar en equipo, fomentar la resiliencia, desarrollar un pensamiento crítico, enseñar a ser sensibles y enseñar a ser persistentes.

Para el pedagogo Augusto Cury “los buenos profesores preparan a sus alumnos para el éxito, pero los profesores maravillosos preparan a los alumnos para que el peor día de su vida se convierta en energía creativa”.

Para Senge “los buenos profesores crean un entorno en el que los estudiantes mejoran contantemente y pueden juzgar de forma objetiva como están evolucionando”.

Al final debemos entender que tenemos que buscar un nuevo sistema educativo que lleve a nuestros alumnos a sentirse cómodos con la incertidumbre del mundo complejo en el que vivimos, a sentirse cómodos con cometer errores, ya que solo así lograremos desarrollar mentes positivas e innovadoras que nos lleven a construir un planeta diferente, ese lugar donde todos queremos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

RETOMAR LA OBRA DEL AEROPUERTO. ES NECESARIO

Siempre me he considerado una persona positiva que busca el lado bueno de las cosas. Creo que nuestro presidente ha tomado varias decisiones en su gobierno que seguramente darán buenos réditos a nuestro país; pero debo señalar que con profunda tristeza recibimos hace unos días la noticia relacionada con la cancelación definitiva de la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México; y digo con tristeza, pues yo era uno de los que albergaba la esperanza de un cambio repentino en la decisión del presidente de México.

Esta obra en la que se han invertido más de 153 mil millones de pesos y que al día de la cancelación llevaba un 32% de avance general y casi un 50% en las pistas, queda completamente detenida por la “decisión del pueblo”, según la consulta que fue acatada por una minoría de ciudadanos de México.

Debido a las obligaciones en mi trabajo tengo que usar con relativa frecuencia las instalaciones del actual aeropuerto de la ciudad de México, tanto la terminal 1, como la 2, y es muy evidente que el principal aeropuerto de nuestro país (y quizás de Latinoamérica) se encuentra completamente rebasado y en proceso de colapsar.

Mis razones:

-       Las pistas no son suficientes lo que genera un caos por la cantidad de aviones.

-       Las puertas de salida y llegada a las terminales son insuficientes, lo que genera un conflicto a la hora de abordar los vuelos.

-       La comunicación entre las dos terminales (1 y 2) funciona de manera deficiente; existe un tren que las conecta que no siempre funciona y que además se encuentra fuera del control interno de las salas de espera generando caos en el transporte de equipaje; el otro medio de comunicación es un camión público que obliga al viajero a salir de las terminales.

-       Los servicios sanitarios y de seguridad están completamente rebasados, por lo que es normal percibir olores nauseabundos en varias áreas de las terminales.

-       Los servicios de taxi y Uber en las horas pico son tan complejos que en ocasiones se debe esperar por más de una hora para poder hacer uso de ellos.

-       La saturación en el uso de este aeropuerto hace que los vuelos de todos los aeropuertos del país presenten constates demoras, debido a la programación que se debe realizar en la ciudad de México.

Quizás me he quedado muy corto en las explicaciones de los problemas que hoy presenta el aeropuerto de la Ciudad de México, pero la realidad es que los millones de usuarios que cada año pasan por este aeropuerto sufren los constantes problemas de esta terminal.

El tercer ingreso del país es el turismo, y según especialistas, este rubro seguirá al alza, por lo que construir un aeropuerto funcional debiera ser la prioridad número uno de nuestro gobierno.

¿Por qué dudo de la alternativa del nuevo aeropuerto en Santa Lucía?

Es simple. Lo más complejo en un vuelo internacional son las conexiones locales, así que una persona que llegue del extranjero a las terminales 1 o 2 actuales, y que vaya a una ciudad del interior de la república, necesitará por lo menos 5 horas de conexión para alcanzar su nuevo vuelo (el promedio de tiempo para una conexión internacional en un aeropuerto común en algún país de Europa es de 45 minutos). Una hora de migración y reclamo de equipaje, dos horas de transporte al aeropuerto de Santa Lucía (tomando en cuenta el tráfico normal de la Ciudad de México); y para un vuelo local, se debe llegar con por lo menos con 2 horas de anticipación a la salida del vuelo. Allí están las 5 horas.

Si existe la idea de conectar las actuales terminales con la nueva de Santa Lucía por medio de un tren interno, seguramente esta solución tendría un costo altísimo que seguro hoy no tenemos previsto.

En fin, me encantaría que hubiera un nuevo análisis a esta “decisión definitiva”, pues el costo para México es alto; necesitamos dar a quienes nos visitan las facilidades para que sigan llegando a disfrutar de las bellezas de nuestro país, y el contar con una terminal funcional y segura, debiera ser el objetivo primordial.

Ojalá aún quede alguna esperanza de retomar la obra, eso sí, aplicando todos los controles necesarios para evitar los sobrecostos y los lujos innecesarios. Nuestro México se merece que más personas lo visiten pues esto genera trabajo y desarrollo, además de que estoy seguro que el continuar con la obra sería la mejor disculpa para unir a la población de México, facilitando el trabajo de todos, y asegurando las inversiones de quienes hoy nos siguen viendo con dudas.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

”OLAS GRANDES” PARA EL ÉXITO LABORAL

Según especialistas en Canadá, las profesiones más demandadas en el 2030 serán: expertos en nostalgia, tele cirujano, expertos en recuperación de la naturaleza, diseñador especializado en basura, expertos en simplicidad, asesor en salud, terapia para el final de la vida, diseñador de nuevas habilidades de videojuegos, consejero de robots y remixer de medios; peor aún, según investigadores estadounidenses, todos los niños que hoy están en primero de primaria estarán en trabajos que hoy no existen.

En la entrevista que realizó Andrés Oppenheimer a Benjamín Pring director del Centro para el Futuro del Trabajo, Pring recomienda a nuestros jóvenes en edad universitaria que para escoger una carrera en la actualidad “busquen una ola grande y coloquen su tabla de surf encima”. Para Pring las “olas grandes” en el futuro inmediato serán las áreas de biotecnología, la computación cuántica, la industria de ciberseguridad, la realidad virtual, la realidad aumentada, la exploración espacial, la medicina preventiva y todo lo que tenga que ver con mejorar el estadio físico de la gente.
Para Pring el mejor consejo puede ser: “busca las olas que te gusten, luego identifica la que tenga futuro y surféala. Pero antes que nada, reconoce las olas que te gusten”.

La pasión es el mayor motor que tenemos los seres humanos, así que unir la pasión con las corrientes que el mundo moderno tiene para el futuro, es la mejor herramienta para construir un panorama prometedor.

A estas enseñanzas debemos agregar el emprendimiento, como motor de construcción de la economía, pues quizás gran parte de nuestros actuales estudiantes del ciclo básico educativo, tendrán que inventarse los trabajos y las empresas que les generen los recursos para su propio sustento.

Para las anteriores generaciones (como la X, que es la mía), la educación nos preparó para ser empelados, así que nuestra tarea fue relativamente fácil, nos preparábamos bien y salimos con currículums en busca de un espacio laboral.
La incertidumbre del mundo moderno obligará cada día más a nuestros jóvenes a inventar soluciones que generen riqueza, por medio de nuevos modelos de análisis y resolución de problemas, de allí mi máxima que define lo que debería desarrollar el sistema educativo: debemos formar jóvenes creativos capaces de generar innovación aplicada a la resolución de problemas cotidianos, generando riqueza.

El mundo cambiante nos exige dar lo mejor de nosotros, de allí que quienes nos dedicamos a la educación debemos adaptarnos rápidamente para poder entregar a nuestros alumnos las herramientas que requieren para construir un mundo que quizás no conocemos, pero que exigirá nuevas habilidades a los educandos, habilidades que nuestro sistema educativo aún no desarrolla de manera consiente.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx