Monthly Archives: February 2019

AGUA PASÓ POR AQUÍ…

Según autoridades del Estado, en Aguascalientes ya contamos con pozos de agua a 750 metros de profundidad. Esta agua milenaria que contiene plomo, arsénico y flúor, es consumida por los ciudadanos seguramente causando diferentes problemas de salud.

El agua se está convirtiendo en el gran dolor de cabeza para el mundo, pues son pocos los gobiernos que han decidido buscar soluciones.

Según especialistas, la población mundial aumentará en 3000 millones de personas en los siguientes 50-75 años, situación que se convierte en un gran reto para el abastecimiento del vital líquido, además del tratamiento de las aguas contaminadas.

Según el periodista Marc Fortuño: “Si hacemos una fotografía actual del mundo, observamos que muchas regiones del mundo se encuentran en lo que se denomina “estrés hídrico” debido al crecimiento demográfico y económico. De hecho, 2.500 millones de personas (36% de la población mundial) viven en zonas bajo el concepto de “estrés hídrico”, y más del 20% del PIB global ya se produce en zonas de riesgo de escasez de agua”.

El problema se complica cuando conocemos que el 66% de las extracciones de agua se usan para el riego en la producción de alimentos, y hasta el 90% en zonas poco fértiles y de bajas precipitaciones; un 10% más, se usa en los hogares, 20% en la industria, y el 4% restante se evapora.

Y es que no solo debemos ser más eficientes en la extracción y uso del agua, sino también en la producción de alimentos. Para que podamos comernos una hamburguesa, se necesitan 2400 litros de agua, para que un bife esté en nuestra mesa se usan 7000 litros de agua, unas papas fritas, 185 litros, un vaso de jugo de naranja, 170 litros, un café 140 litros, por poner algunos ejemplos.

Para Fortuño: “En América Latina, menos del 20% de la población tiene acceso a sistemas de saneamiento adecuados a las demandas de consumo. Asimismo, la Ciudad de México que soporta 23 millones de habitantes ha crecido por encima que la capacidad de su sistema de agua y su sistema de saneamiento.

El futuro se avecina complicado… para mediados del siglo XXI se proyecta que alrededor de 2.000 millones de personas que residen en Oriente Medio y el norte de África vivirán en zonas con escasez absoluta de agua y alrededor de 5.000 millones de personas (de una población estimada en 9.700 millones), vivirían en regiones geográficas con escasez física o económica de agua”.

Dentro del panorama mundial México se encuentra ubicado como un país con problemas de abastecimiento de agua en los siguientes años, pero nuestro consumo per cápita sigue siendo alto con 366 litros por persona al día, siendo Estados Unidos el que más consume con 575 litros, seguidos de Australia con 493, Italia 386, Japón 374, por señalar los más consumidores.

El camino marcado por los especialistas en el tema es bastante claro, debemos encontrar procesos de desalinización de agua de mar a bajo costo, el tratamiento de aguas residuales de una manera más eficiente, la tecnificación del uso de agua en riego en la agricultura, y un consumo prudente de los ciudadanos.

Aguascalientes tiene una gran oportunidad para generar empresas que nos ayuden a resolver este gran problema, pues tenemos desde ya la obligación de encontrar soluciones, antes de que la escasez del agua se vuelva nuestro común denominador. Ojalá nuestras autoridades entiendan la gravedad del asunto y se sumen a un trabajo coordinado con el empresariado, a fin de buscar alternativas y desarrollo de tecnologías, que luego podamos ofrecer al mundo entero.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

MAESTRO/ALUMNO/PADRES DE FAMILIA: TRIADA PERFECTA

Mucho hemos señalado sobre las necesidades urgentes de nuestro sistema educativo para formar mejores educandos, esos niños capaces de construir el mundo que nosotros no hemos sido capaces.

Dentro del proceso enseñanza – aprendizaje, existen tres autores fundamentales: el propio estudiante, sus padres de familia y los maestros que hacen parte de una institución educativa.

En esta triada que debe funcionar en perfecta sincronización, los padres de familia tienen una función prioritaria, pues considero que el éxito de un joven, depende en gran medida del buen trabajo de sus padres. Un padre que construye, ayuda a desarrollar habilidades que se vuelven fundamentales para los niños, como son el amor por la lectura, la resolución de problemas, los valores fundamentales para convertirse en seres humanos íntegros, entre muchas otras.

Por otro lado, los estudiantes deben adquirir habilidades para la construcción de nuevo conocimiento y tener una exitosa integración al mundo complejo y competido en que vivimos, estas son: capacidad de tomar decisiones, habilidades para la resolución de problemas, aprender a usar la creatividad como modo de vida, tener la habilidad de adaptarse al entorno en que le toque vivir, habilidades para asumir riesgos controlados, trabajar en equipo, ser resiliente, tener un pensamiento crítico aplicado a la realidad, ser sensible, y ser perseverante.

Dentro de la nueva manera de adquirir el conocimiento, debido al gran desarrollo de la tecnología, el tercer integrante del proceso enseñanza/aprendizaje son los maestros, y justo aquí podemos señalar las competencias mínimas que debe tener (según la pedagoga Tsisana Palmer), para educar al alumno del siglo XXI:

1-    Estar constantemente aprendiendo nuevas tecnologías: Conocer y utilizar las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) es básico para el nuevo docente, pues este lenguaje es el que los alumnos acostumbran. El gran reto es ser capaz de conectar las TIC con la construcción del conocimiento.

2-    Atender de manera personalizada a los alumnos: todos sabemos que existen diferentes maneras para captar el conocimiento. Unos alumnos serán visuales, auditivos, kinestésicos, etc., por lo que el docente debe ser capaz de leer a cada estudiante y así construir el conocimiento de una mejor manera. El camino es hacer sentir a cada alumno dueño de su aprendizaje.

3-    Crear un salón de clases multicultural: Con el uso de la tecnología, bien vale la pena conectar a nuestros alumnos con niños en diferentes países, ver la geografía de un determinado lugar usando google maps, herramientas de realidad aumentada, entre otros. Hoy más que nunca los niños pueden conocer y vivir el mundo, sin únicamente utilizar los libros de texto.

4-    Llevar a los alumnos a producir conocimiento: Las escuelas se equivocan cuando aún se centran en seguir pidiendo tareas en cuadernos tradicionales. Los alumnos hoy pueden usar herramientas como los blogs, los podcasts, o la generación de videos, para los cuales únicamente requieren su celular. También deben entender y apropiarse de los problemas de su comunidad para desarrollar soluciones novedosas.

5-    Digitalizar las aulas: el uso de cuadernos debiera ser cada vez menos constante en el aula. Tenemos que lograr que los celulares se conviertan en una herramienta de apoyo para la construcción del conocimiento. Publicar el conocimiento por parte de los alumnos en sus redes sociales, es un buen inicio. También pueden usar Google Classroom, Google Groups, Wiki, o Moodle, entre otros.

Todos sabemos que la educación es fundamental para que un país funcione de una buena manera. Hoy más que nunca debemos lograr que la triada educativa en México trabaje de la mejor forma para que cada día logremos formar los educandos que nuestro país necesita para convertirse en el lugar donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

ADIÓS AL PETRÓLEO

Según la investigadora Aleida Azamar Alonso de la Universidad Autónoma Metropolitana, al mundo le quedan escasamente 30 años de uso del petróleo convencional, cuarenta años de gas natural, ocho de uranio, y dos siglos de carbón, debido a las grandes proporciones de extracción de estos combustibles y al crecimiento poblacional acelerado.

Hace un tiempo estuve por trabajo en varias ciudades de Israel y pude constatar que este país tiene un plan a muy corto plazo para ser el primer país del mundo cero dependientes del petróleo, 100% de vehículos eléctricos y ningún uso de derivados del petróleo como el plástico.

Otro país que sorprende con sus medidas es Noruega quien ha decidido ser la primera nación del mundo con cero emisiones, y saben que para lograrlo deben cambiar todos los vehículos tradicionales por eléctricos, o por lo menos, híbridos.  Según la Norwegian Road Federation: “durante 2017, el 52% de los coches vendidos en el país fueron eléctricos o híbridos, es decir, un importante aumento en comparación con el 40% reportado durante 2016”.

La venta de vehículos diésel en este país va en caída libre, pues en el 2012 el 64% de los autos vendidos fueron con motores diésel, y en el 2017 bajó el porcentaje a únicamente 23%.

Los países que más están adquiriendo vehículos eléctricos o híbridos en su orden son Noruega, Holanda, Suiza, Francia, Inglaterra, China, Estados Unidos, Alemania, Canadá y Japón.

¿Cómo lograr que un país migre al uso masivo de los vehículos eléctricos?

Noruega tiene sus maneras: Incentivos gubernamentales a quien adquiera vehículos eléctricos, estacionamiento gratuito para estos vehículos, exención de pago de peaje en carreteras, y beneficios fiscales para los propietarios.

Además, Noruega ha lanzado una política bastante radical, señalando que para el 2025 se prohibirán la venta de vehículos a gasolina y diésel.

México necesita tener una visión clara en el mediano y largo plazo en cuanto al uso de combustibles fósiles, y más, cuando aún el petróleo, sigue siento nuestro primer ingreso del país.

Creo que tenemos las condiciones idóneas para migrar al uso masivo de vehículos eléctricos, más cuando en la actualidad somos uno de los primeros exportadores de vehículos (a gasolina) en el mundo. La experiencia adquirida en las diferentes armadoras de vehículos podríamos usarla para que México siguiera siendo el líder en este ramo, pero enfocados a los autos eléctricos.

Definitivamente pensar que nuestro país siga sosteniendo su economía en el petróleo es un grave error que le puede costar caro a muchas generaciones de mexicanos, pues ante la negativa del mundo a continuar usando el petróleo como combustible (cada vez más países se suman a esta idea), nuestro país debiera enfocar sus fuerzas en otros giros que nos auguren un mejor y más sostenido crecimiento, de allí que la construcción de nuevas refinerías en México es una muy mala decisión estratégica del gobierno actual.

Al final las tendencias en el mercado son claras, y seguir pensando que México puede vivir muchos años más a expensas de este recurso natural no renovable, les costará caro a las siguientes generaciones.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

EL ASOMBRO: EL MEJOR MOTOR DE LA EDUCACIÓN

El sistema educativo se equivoca cuando cree que el conocimiento memorístico es el objetivo principal. Nos equivocamos cuando creemos que el niño que memoriza es bueno, y quien no, es deficiente. Nos equivocamos cuando creemos que las mentes de los niños son receptáculos que deben ser llenados con números y datos. Ya decía un gran investigador educativo: “Un maestro que únicamente pregunta datos a sus alumnos, se pierde la grandiosa oportunidad de conocer lo verdaderamente importante que está en la mente de los niños”.

El conocimiento solo es importante cuando este se aplica y genera más conocimiento.

En algún momento, Thomas Edison preguntó a Einstein por la velocidad del sonido, a lo que Einstein respondió: “No lo sé, procuro no cargar mi memoria con datos que puedo encontrar en cualquier manual, ya que el gran valor de la educación no consiste en atiborrarse de datos, sino en preparar el cerebro para pensar por su propia cuenta y así llegar a conocer algo que no figure en los libros”.

Para preparar a los niños para recibir el conocimiento, digerirlo y aplicarlo, debemos desarrollar el asombro. El asombro es el mejor motor que puede tener un niño para soñar y crear; en lugar de inculcar conocimientos, teorías y datos, debemos dejarlos observar, preguntar, escuchar, probar, decidir, hacer, actuar, errar, aprender, repetir, corregir, caer, y levantarse.

El asombro tiene un papel fundamental en el desarrollo de un individuo en sus primeros años de vida, y el perderlo, puede perjudicarlo en su adultez.

Como escribe atinadamente Catherine L´Ecuyer en su libro educar en el asombro: “Los padres que piensan que, después de un día de trabajo, deben hacer de animadores de ludotecas con sus hijos, ya pueden estar más tranquilos. La calidad no se mide por el número de estímulos que le damos al niño. Solo con estar, estableciendo un vínculo con el niño, darle una papilla, mirarle, hablarle suavemente, sonreír, acariciarle, es suficiente”.

Y es que los “nuevos padres” nos hemos equivocado cuando creemos que el mejor camino es el de sobreestimular a nuestros hijos. Desde muy pequeños atiborramos sus agendas con clases matutinas y vespertinas. En la mañana están en sus escuelas con la “mejor tecnología” (pues creemos que las instituciones que las usan son mejores), y en las tardes con clases de matemáticas, inglés, robótica, artes, deportes… al final, nuestros hijos necesitan ser mucho más niños. Deben correr en el jardín, enamorarse de las plantas, jugar con animales, escuchar historias, perseguir una mariposa, caminar por los campos. Asombrase con un atardecer, con la lluvia, con los truenos y relámpagos.

Nuestro afán por hacerlos “súper niños” nos ha llevado a equivocarnos. Queremos que lean y escriban antes de iniciar la primaria (en México los niños empiezan a leer a los 4 años, en Finlandia hasta los 7 años). Queremos que hablen tres idiomas, que sean “mini expertos” en todo, cuando al final el camino correcto debería ser el de dejarlos ser felices construyendo el mundo desde el asombro.

Según varios autores, la sobreestimulación de los niños genera que se anule el sentido de asombro, la creatividad y la imaginación. Existen muchos estudios que hablan de los delicados daños que genera la sobreestimulación, pues tras la euforia de esta, el niño se apalanca, se vuelve pasivo, no toma iniciativa, se aburre. Pero, además, el niño se vuelve hiperactivo, nervioso… la sobreestimulación genera impaciencia por buscar más estímulos, los vuelve ansiosos. El grave problema es que el niño sobreestimulado se vuelve un adolescente que lo ha visto y tenido todo. Quizás esta saturación los lleve a buscar realizar actos de vandalismo, violencia, o consumo drogas.

Al final debemos entender que el sistema educativo debe centrarse en la persona y no en el conocimiento. Un sistema centrado en la persona permite que el asombro sea el motor para la construcción de un conocimiento que se pueda aplicar a la vida diaria. No debiéramos preocuparnos por la acumulación única del conocimiento, pues en el mundo este se duplica cada 4 años, y cada 2 días se genera la misma cantidad de información que la que la humanidad generó en 5000 años de historia previa a las nuevas tecnologías. Tenemos que enseñar a los niños a pensar, a soñar, a crear, vivir y gozar de la hermosura de la simplicidad, y el asombro es seguramente el mejor motor para llevarlos a disfrutar de ese maravilloso mundo y desde allí forjar al ser humano que el planeta necesita.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx