Monthly Archives: April 2019

EDUCACIÓN TERCIARIA, UN RETO PARA MÉXICO

La educación es la clave para el crecimiento económico, no me cabe la menor duda, y en la actual economía donde “el conocimiento es el nuevo petróleo”, los países tienen la obligación de apostar por tener mejores sistemas educativos.

Según investigaciones del Foro Económico Mundial “la educación terciaria en particular, está en el centro de las innovaciones que vemos a nuestro alrededor. Algunos descubrimientos como las tecnologías MP3 y GPS nunca hubieran existido si no fuera por las investigaciones de los graduados con título de doctorado”.

Desde esta perspectiva, tenemos que mejorar los sistemas educativos a fin de llevar a los educandos a la construcción de conocimiento por medio de un adecuado proceso de innovación, dejando de lado la repetición de contenido, como han sido educadas las últimas generaciones en casi todo el planeta.

México tiene una gran necesidad de mejorar su sistema educativo, para que logremos a mediano plazo formar doctores con aportaciones científicas en áreas que le ayuden al país a crecer su economía.

Según Alex Gray del Foro Económico Mundial, “en un informe de la OCDE, Estados Unidos tiene por lo menos el doble de egresados de doctorados que Alemania, su rival más cercano. En 2017, 67.449 personas se graduaron con título de doctorado en los EE. UU., en comparación con 28.147 en Alemania. El siguiente en la línea es el Reino Unido, que apenas supera a India, y que se encuentra en el tercer lugar con 25.020 graduados. En India, 24.300 estudiantes obtuvieron un título de doctorado. Algunos campos científicos son más populares entre los estudiantes de doctorados. Alrededor del 40 % de los nuevos doctorados otorgados en el área de la OCDE son en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM)”.

Para el periodista César Suárez “de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), menos de un millón de personas en México cuenta con estudios de posgrado. En el país existían hasta 2010 alrededor de 73 mil personas con estudios de doctorado de acuerdo con datos del centro de investigación de Bancomer (BBVA).

Si bien ya son pocos los mexicanos con doctorado, el porcentaje que reside en el país es aún más pequeño si consideramos que el 21% de este grupo emigra a los Estados Unidos”.

En la actualidad menos de 0.1% de los mexicanos cuentan con doctorado, mientras que en Estados Unidos es de 1.8%. Peor aún, nuestros doctores son en mayor grado en áreas como ciencias sociales y humanidades, mientras que en Estados Unidos están en ciencias, ingenierías y agricultura.

Debemos entender claramente que la producción de nuevo conocimiento es el camino para que una economía crezca, por lo que nuestro país tiene una importante necesidad, no sólo de mejorar su proceso educativo, sino también de elevar sus porcentajes de formación de doctores enfocados a las áreas que el mundo necesita para generar riqueza.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

SAN MARCOS 2019. Tomemos nuestras propias medidas.

En pocos días iniciará en Aguascalientes el más importante festejo donde tendremos la oportunidad de recibir a miles de visitantes que serán parte de los eventos culturales, deportivos, y de la gran diversión que promete nuestra Feria de San Marcos 2019.

Si bien la feria es un espacio de esparcimiento necesario para nuestra sociedad, por otro lado, es el inicio de las preocupaciones de muchos padres de familia que ven en este festejo el espacio donde sus hijos pierden la compostura, arriesgando inclusive, su integridad.

Y es que nuestra ciudad tiene cifras preocupantes. Según las encuestas del Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones, en nuestra ciudad 8 de cada 10 jóvenes universitarios son consumidores habituales de alcohol (una o dos copas por semana como mínimo), siendo el 52% hombres y el 48% mujeres, situación que se presenta aún más preocupante cuando conocemos que somos uno de los primeros estados de México con mayor número de accidentes de tránsito a causa de conductores que manejan en estado de ebriedad.

Por otro lado, encontramos que 7 de cada 10 jóvenes de educación superior alguna vez en su vida han probado drogas ilícitas, sin que esto quiera decir que son adictos, pero lo más preocupante es que el 98% fueron inducidos por sus propios amigos. Las drogas más comunes en consumo han sido la marihuana, cocaína, y las drogas químicas.

También debemos recordar que, según nuestras autoridades nacionales, en México existen 3 millones de alcohólicos y 10 más, en proceso de serlo, siendo muchos de estos jóvenes universitarios.

Otro dato que nos debe llamar la atención es que el 50% de los jóvenes que consumen alcohol antes de los 18 años, se convertirán en alcohólicos.

Como vemos el alcoholismo y la drogadicción son temas que definitivamente nos deben preocupar a quienes somos padres de familia.

Yo realmente considero que para nuestro máximo festejo debemos generar una estrategia tripartita entre gobierno, instituciones educativas y por supuesto, la familia.

En primera instancia, nuestras autoridades, deben generar las normas de control y vigilancia que nos ayuden a evitar los excesos; por otro lado, las instituciones educativas deben comprometerse seriamente con el problema, instruyendo a sus alumnos sobre las consecuencias y el peligro del descontrol, y apoyar a los padres de familia con capacitación en cuanto al manejo preventivo de este tipo de situaciones, además de las acciones a seguir cuando el problema ya es una realidad familiar. Por último la familia deberá, por medio de un diálogo real y de confianza con los hijos, estipular las reglas y normas que se sigan con los hijos durante los espacios de diversión.

Definitivamente nada nos garantizará la seguridad de nuestros jóvenes, pero considero que un trabajo conjunto nos ayudará a evitar las consecuencias de dejar la guía de nuestros hijos, únicamente en manos de sus amigos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO: RISA, ALEGRIA Y APLICABILIDAD

Somos el resultado de nuestra educación, no me cabe la menor duda, así que mientras mejor sea el proceso educativo, los resultados serán mucho mejores; de tal manera que la educación es el aspecto fundamental en la nueva economía mundial que ha entendido que el conocimiento es la nueva riqueza.

Para Francisco Mora Doctor en Medicina y Neurociencias, y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, “la educación debería ser la joya de la corona”, y lastimosamente muchos gobiernos no han comprendido la importancia de entender, analizar y mejorar sus sistemas educativos, y México no es la excepción.

Desde hace varios años he estado trabajado con algunos docentes e investigadores en el desarrollo de un aprendizaje significativo que ayude a mejorar el resultado de los niños en el proceso educativo. Si bien este no es un concepto nuevo, pues mucho se ha escrito sobre esto, le hemos agregado algunos elementos extras, que ayudan a que este aprendizaje se convierta en la mejor herramienta para enfrentar el mundo real, estos son: la risa y la alegría. De este estudio hemos desarrollado el concepto: JumpStart, al cual hemos relacionado con mantener el asombro y la curiosidad en el educando por medio de un “choque eléctrico de emoción” que le damos al alumno, previo a la construcción del conocimiento. Este “choque eléctrico” puede ser un chiste introductorio alusivo al tema, un disfraz, un apunte tecnológico desconocido, o cualquier actividad que genere curiosidad y ganas de aprender.

Es completamente común en los sistemas educativos tradicionales (como el que usamos en México), que el aprendizaje sea aburrido, tedioso, poco aplicable y completamente repetitivo, lo que hace que los niños pierdan rápidamente el interés en el conocimiento, un interés que es fundamental para la construcción de nuevo conocimiento.

Según el Dr. Mora, cerca del 25% de los niños tienen problemas para aprender, por lo que el sistema rápidamente los cataloga como “tontos”, pues no memorizan bien, o no se integran, olvidando que está completamente demostrado que cada individuo tiene unas necesidades específicas durante el aprendizaje.

El Dr. Mora propone, “si la estandarización mata y limita el surgimiento de la verdadera personalidad, la neuroeducación quiere un modelo donde el docente sea capaz de conocer los tiempos y características de cada niño, y darle los tiempos que necesita y no valorar su desarrollo conforme a medidas y tiempos académicos artificiales, y contrarios a los tiempos reales del desarrollo cerebral de los niños”.

Desde que un niño ingresa al sistema educativo, su curiosidad y entusiasmo se encuentran a tope, pero al creer que un niño es una caja donde únicamente se debe almacenar conocimiento, rápidamente los niños pierden el interés por este y terminan alejados de lo que realmente debería buscar nuestro sistema educativo: Formar jóvenes creativos que generen innovación aplicada a problemas cotidianos o a nuevo conocimiento, generando riqueza.

 

¿Quién dijo que la educación debe matar la emoción, la felicidad? Cuando reímos nuestro cuerpo libera endorfinas, neurotransmisores que nos ayudan a que nuestras experiencias de aprendizaje puedan ser significativas y se mantengan en nuestra mente, para que este conocimiento se convierta en el combustible para la generación de nuevo conocimiento, por lo que un buen motivador de la educación (JumpStart) es la mejor manera de forjar los elementos que requiere esta nueva economía del conocimiento que nos exige el siglo XXI.

México tiene mucho camino que recorrer, pues su sistema educativo además de ser completamente tradicional y centrado en la memorización de conceptos y no en la persona, forma únicamente empleados, olvidando que el mundo desarrollado ha entendido que los emprendedores son el motor de una economía; por lo que un emprendedor que use el conocimiento para aplicarlo a nuevo conocimiento que genere riqueza, es el mejor aliado que tiene un país para crecer su economía.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

INTELIGENCIA ARTIFICIAL: ¿EL CAMINO?

No me cansaré de señalar que el nuevo petróleo del planeta se llama: CONOCIMIENTO, y el mundo desarrollado lo ha entendido, por lo que se han estado preparando para esta nueva economía.

Los países que pretendemos seguir viviendo de los recursos naturales estamos condenados a la pobreza, pues, como es el caso de México, creer que vamos a vivir del petróleo es un absurdo, cuando el mundo ha decidido migrar a los vehículos eléctricos, por señalar un ejemplo; además de que ya no queremos incluso usar derivados del petróleo como el plástico.

Y si el conocimiento es el nuevo petróleo, nuestro presente es complejo, pues en México únicamente generamos 222 patentes cada año, mientras que Estados Unidos genera 159 mil, Corea del Sur 91 mil, y China 18 mil. Es más, todos los países de América Latina juntos generan menos patentes que Israel, un país que no llega a 10 millones de habitantes.

Sabemos que la razón de que muchas multinacionales se quieran venir a trabajar a nuestro país, es debido a la mano de obra barata, situación que China ha decidido cambiar, pues es el país que más está invirtiendo en robots, con el fin de automatizar esa mano de obra, así que en los próximos años ni siquiera podremos ofrecer ese bajo costo del trabajo en México, pues los robots chinos no comen, no hacen huelgas, no se enferman, no demandan… así de simple.

Según CNNMoney “Cuando se trata de fabricar máquinas para realizar tareas que los seres humanos llevan años haciendo, Estados Unidos, China y la India están muy por delante de cualquier otro país, según un alto ejecutivo de la industria.

Estos tres países lideran una revolución de inteligencia artificial, explicó Malcolm Frank, acerca del impacto que tendrá la inteligencia artificial en la economía global durante los próximos años”.

Empresas norteamericanas como Amazon, Google, Tesla y Facebook, ya invierten miles de millones de dólares en robotizar muchas tareas que hoy son competencia de los seres humanos, en áreas como la medicina, la agricultura, y el sector automotriz, entre otros.

En esta carrera China no se queda atrás, pues empresas como Tencent, Baidu, Alibaba, también invierten miles de millones de dólares en estos procesos, muchos de ellos financiados por el gobierno chino. Hoy sabemos que este gobierno está invirtiendo cerca de 150.000 millones de dólares para desarrollo de inteligencia artificial, con el objetivo de convertirse en el centro mundial de innovación de la inteligencia artificial en el planeta, para el 2030.

La India, el único país aún subdesarrollado de estos “tres grandes”, ha logrado que empresas como Infosys, Tata Consultancy Services, y Wipro, entre otras, inviertan 143.000 millones de dólares en temas de inteligencia artificial, empleando a cerca de 4 millones de personas.

Ante este panorama México queda muy mal parado, pues ni nuestro gobierno, ni los empresarios y mucho menos el sistema educativo estamos preparados para formar a los jóvenes que este nuevo mundo centrado en la generación de nuevo conocimiento, necesita, por lo que es tarea inmediata revertir esta situación para añorar en los próximos años a equipararnos con los países que han entendido el concepto, y que hoy nos llevan varias décadas de ventaja.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx