Monthly Archives: August 2019

LA POBREZA: EL GRAN RETO

El principal reto para el presidente de México es buscar disminuir la pobreza. Los caminos pueden ser variados: se puede fortalecer la economía, regalar dinero a los más necesitados, mejorar la educación, fortalecer el emprendimiento, pedir dinero prestado, etc., etc. Cada alternativa deberá tener su estrategia, un fin directo y una medición en el mediano plazo.

Veamos algunos datos del CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social) sobre el tema:

El número absoluto de personas en México en situación de pobreza creció de 49.5 a 52.4 millones de personas entre 2008-2018. Aunque el porcentaje de la población en situación de pobreza se redujo de 44.4% a 41.9% para la misma década, lo que representa una disminución media anual de 0.24 puntos porcentuales.

El número de personas en situación de pobreza extrema disminuyó de 12.3 a 9.3 millones de personas entre el año 2008 y el 2018. Igualmente se redujo el porcentaje de la población en situación de pobreza extrema que pasó de 11.0% a 7.4% durante la citada década.

Las entidades federativas que más disminuyeron la pobreza fueron Aguascalientes, Hidalgo y Tlaxcala; y las que siguen siendo el mayor reto son (mayor porcentaje de población en pobreza): Chiapas (76.4%), Guerrero (66.5%), Oaxaca (66.4%) y Veracruz (61.8%). Con estos datos es completamente comprensible que el presidente López Obrador quiera apoyar al sur de nuestro país.

Según un informe del Maestro Eugenio Herrera Nuño, “en Aguascalientes, uno de cada cuatro es pobre, es decir 351 mil habitantes o 26% de la población, de acuerdo con las cifras 2019 del CONEVAL. La cifra dada a conocer es que en la entidad hidrocálida se cuenta con 18 mil pobres menos que en el año 2016 y a diferencia del país, se ha reducido el número en 84 mil pobres menos con relación a los contabilizados hace una década, de ahí que lidere el abatimiento de la pobreza entre las entidades del país”.

El reto es enorme, pues si bien estos datos de por sí son alarmantes, para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en nuestro país tenemos cerca de 70 millones de personas con algún grado de pobreza.

Considero que debemos unirnos principalmente los empresarios y la ciudadanía en general, para que conjuntamente con el gobierno desarrollemos un plan que nos ayude a disminuir la profunda desigualdad que hoy tenemos entre ricos y pobres, y en el camino, lograr que más personas salgan de la pobreza.

¿Cuál es el camino? Yo encuentro varios:

1-    Necesitamos urgentemente mejorar el sistema educativo de México. En el siglo XXI donde el conocimiento y la innovación son la mayor riqueza para un país, el contar con un sistema educativo mediocre, nos condena a la pobreza.

2-    Fortalecer la enseñanza del emprendimiento en niños y jóvenes. No hay mejor camino para desarrollar una economía que buscar que las personas creen empresas que se mantengan en el tiempo. Es la mejor herramienta.

3-    Crear un programa de incentivos fiscales para empresarios con el fin de promover el crecimiento de las empresas y así colaborar en la generación de un mayor número de empleos. Por supuesto en este punto habrá que mejorar las condiciones de contratación para evitar los abusos al personal contratado.

Ideas pueden existir más y mejores, pero el tema central es que debemos entender que la pobreza en México está muy lejos de desaparecer si seguimos haciendo las cosas de la misma manera. Ojalá aprovechemos las intenciones del presidente de México en este rubro para que juntos construyamos ese México menos desigual, donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

45 MILLONES PARA EMPRENDEDORES: Excelentes Noticias

No me cansaré de señalar que los principales ingresos de nuestro país se encuentran más amenazados que nunca. El petróleo, nuestro principal ingreso, pronto será remplazado en el planeta entero, pues el mundo ya no quiere ni vehículos a gasolina, ni derivados del crudo, como el plástico. Luego tenemos a las remesas como nuestro segundo ingreso, las cuales, desde mi opinión, se encuentran muy amenazadas al contar con un presidente vecino como Trump, dispuesto a usar TODO lo necesario para lograr las negociaciones a conveniencia suya. No dudo que algún día las bloquee o las disminuya, para lograr que México le cumpla con uno de sus “caprichos”. En tercer lugar tenemos al turismo, nuestro más valioso patrimonio y capital para crecer nuestra economía, pero que también se ve amenazado por la inseguridad (una violencia que no hemos logrado controlar), la falta de conectividad (un aeropuerto principal de la Ciudad de México saturado y poco funcional), carreteras inseguras, falta de trenes de alta velocidad de conexión entre ciudades… hasta el cambio climático nos la está jugando en contra, como es el caso del sargazo en nuestras playas de la Riviera Maya, al cual no le estamos dando ni su justa dimensión, ni tampoco resolviendo a la velocidad que requiere nuestra golpeada economía que debería soportarse en el turismo; y es que México tiene todo para soportar su economía en este rubro: playas hermosas, arquitectura prehispánica, colonial, moderna, gastronomía, ecoturismo, todos los climas, etc., etc.

Viendo este panorama, donde nuestros ingresos se ven amenazados, y donde la percepción de nuestra economía es de recesión técnica (según los especialistas), es muy loable que nuestro Gobernador del estado Martín Orozco Sandoval decidiera apostar por los emprendedores; pues los emprendedores son y serán el motor de nuestra economía.

Hace unos días se lanzó en el estado el Programa de Fortalecimiento a Emprendedores y Mipymes 2019 en el que se invertirán 45 millones de pesos para emprendedores, los cuales podrán usar en equipo, tecnología, infraestructura, y capacitación. Estos apoyos estarán enfocados a tres grupos, “Emprendedores Mayores de 30 Años”, “Microempresarios”, y “Pequeñas y Medianas Empresas”, con montos de 100 mil, 150 mil, y hasta 500 mil pesos respectivamente.

Para nuestro gobernador es claro que las micro, pequeñas y medianas empresas generan el Aguascalientes el 70 por ciento de las fuentes de trabajo, y por tal motivo, debemos fortalecerlas y ayudar a generar más nuevos proyectos que mejoren nuestra economía.

Creer en el emprendimiento y fortalecerlo, es la mejor aportación que un gobernante puede hacer para garantizar que la economía de una región se mantenga viva y funcionando. No importan las crisis si una sociedad es capaz de adaptarse y generar empleo, por lo que el camino que Aguascalientes está tomando ante una posible recesión del país, es el adecuado.

Quienes nos dedicamos a la educación ahora tenemos la obligación de ayudar a estos emprendedores para fortalecerlos y orientarlos en el camino de generar nuevas empresas. El emprendimiento es complejo, y más cuando venimos de un sistema educativo como el mexicano que forma empleados antes que emprendedores; pero el contar con el recurso (que decididamente nuestro Gobernador ha generado), es un gran avance para encontrar esas grandes ideas que ayuden a que nuestra economía sea cada vez más fuerte.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

¿DIVIDE Y VENCERÁS? o, ¿DIVIDE Y DESTRUIRÁS?

Tal parece que el odio se sigue sumando a los discursos de nuestros políticos, e incluso, al de nosotros mismos.

Estados Unidos lleva más de 200 tiroteos mortales en este 2019, siendo los de El Paso, Texas y Dayton, Ohio los más recientes, con un tremendo dolor para la comunidad latina en Estados Unidos; y todo pasa frente a un gobierno norteamericano que hace “oídos sordos” ante la venta indiscriminada de armas de fuego.

Según el periodista David Santos Gómez: “El joven asesino de Texas, un hombre blanco de una localidad cercana a Dallas había escrito un manifiesto racista en el que prometía eliminar la mayor cantidad posible de hispanos para frenar la invasión del territorio estadounidense. Para hacer la vida más sostenible. Sus palabras, calcadas de la retórica de Donald Trump, revelan vínculos inocultables con la normalización del discurso xenófobo impulsado desde la Casa Blanca: las ideas de que los mexicanos son ladrones y violadores, que los latinos son ilegales, o que la gente de color debe volver a casa”. Para la periodista Holly Yan “por cada historia que hace noticia, hay muchos otros casos que no involucran a la policía. Clientes negros que son seguidos muy de cerca por los empleados de la tienda. Estudiantes hispanos y musulmanes a los que se les pregunta si son realmente estadounidenses. Esto es una categorización racial cotidiana, y no solo lastima a las víctimas. Tiene un efecto malicioso multiplicador en el resto de la sociedad, en los negocios, la salud y la seguridad pública”.

Para Yan, algunos estudios demuestran que la comunidad latina y negra de Estados Unidos sufre enfermedades crónicas relacionadas al estrés al sentirse constantemente perseguidos; incluso señalan que en muchos casos a las minorías se les cobran tasas de interés más altas que a los clientes blancos con historiales crediticos similares.

En México las cosas no son diferentes; si bien me sumo a la estrategia del presidente López Obrador en busca de lograr una justicia social, la cual es completamente necesaria para un país que ya acumula 70 millones de pobres según datos de la OCDE, considero que ese discurso completamente destructivo de dividir a México entre “fifís y pobres”, entre “quienes están con él, y quienes no”, es completamente destructivo y genera un profundo daño a nuestro país. Justamente ahora es cuando más necesitamos unir, ser tolerantes, entender y construir ese México que los “de derecha” o los de “medio derecha” tampoco fueron capaces de lograr.

México necesita sumar a su gente para lograr un equilibrio que nos augure igualdad y oportunidades para todos; a los del norte con su desarrollo, y a los del sur con su tradicional abandono… El peor error que podría cometer nuestro presidente es creer que el país puede prescindir de unos para lograr los objetivos de otros, pues todos somos México, los ricos, los pobres, los abandonados, los políticos, los inversionistas… esta economía se ha construido entre todos, y seguramente algo se ha hecho bien, pues seguimos siendo una de las 15 más grandes del mundo, pero justo ahora es momento de sumar, y eso se logra con un discurso de trabajo en equipo, de tolerancia, de aceptación, más que de división.

Ojalá que estos políticos Trump y AMLO entiendan que en este “juego” la vieja frase atribuida a Julio César de “divide y vencerás” es completamente contraproducente para la construcción de un país… pues una nación plena, rica, igual e incluyente siempre necesitará de su TODA su gente para alcanzar la grandeza.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL TURISMO: Un Camino para AMLO

Para una parte importante de México, el panorama pareciera de total incertidumbre frente a las acciones del gobierno del presidente López Obrador. Algunos hablan de desaceleración, otros de recesión… unos más invitan comprar dólares o euros como alternativa de negocio en el mediano plazo. Particularmente creo que el presidente se ha equivocado bastante, algunas de sus decisiones parecieran salidas de la terquedad antes que del análisis que obliga el cargo de conducir a la economía trece del mundo.

Yo quisiera encontrar otro panorama, y por eso sigo confiado en que su política en contra de la corrupción y la búsqueda de disminución de gastos innecesarios nos generen una luz de esperanza y un camino para disminuir las desigualdades que son aberrantes en nuestro país, y que crecieron gracias al olvido de los 70 millones de pobres que hoy viven en México.

Del trabajo del presidente deseo que se castigue con todo el peso de la ley a quienes han abusado y abusan de este país con la complicidad de gobiernos. Espero que la impunidad no sea el común denominador en las acciones en contra de México. Espero que de los 1.63 billones de pesos que hoy nos cuesta la corrupción, se logre llevarla al mínimo posible para que este recurso se invierta en el desarrollo de la economía.

Trataré de guardar la esperanza, hasta lo posible, en el presidente, y buscaré, desde mi espacio (la educación), alternativas que nos ayuden a construir antes que dividir.

Con esta posición me permito señalar que de los 3 principales ingresos que tiene nuestro país, y de los cuales esta sostenida nuestra economía: petróleo, remesas y turismo, es el turismo el camino que tenemos para que México siga creciendo y desarrollándose, pues de los otros, el petróleo ya se va a terminar, más bien, se va a dejar de usar en los próximos años, pues el mundo ya no quiere usar ni gasolina, ni derivados del petróleo como el plástico. En cuanto a las remesas, creo que hoy más que nunca están amenazadas, al tener un vecino presidente como Donald Trump, capaz de usar las herramientas que sean necesarias para lograr sus objetivos a la hora de negociar. No me extrañaría que, ante una negociación compleja, las remesas sean limitadas o incluso frenadas por el presidente de Estados Unidos.

Pero el turismo es el camino ideal para México, y desde ese punto de vista la idea del presidente sobre el tren Maya es bastante adecuada, eso sí, con los estudios de impacto y desarrollo que amerita un proyecto de tal magnitud.

Según la WTTC (Consejo Mundial de Viajes y Turismo) la industria del turismo creará 30 millones de nuevos empleos en los próximos 10 años, lo que llevará a 100 millones el número de trabajos directos en el sector turismo en el mundo para 2027.

Según Gloria Guevara presidenta de WTTC el auge del turismo de debe no sólo porque la gente tendrá más tiempo libre y el envejecimiento de la población hará que tengamos más jubilados dispuestos a viajar, sino también por el crecimiento de la clase media China y otros países asiáticos, y porque los millennials tienen muchas más ansias de viajar que las generaciones que los antecedieron (en las tres cosas que más desea un millennial siempre se encuentra viajar). Para la generación X, anterior a los millennials, el comprar una casa o un coche siempre eran prioridades.

Otro elemento que según Guevara genera el amor por los viajes, es la realidad virtual, pues esta tecnología permitirá mejorar la experiencia: “Podemos estar en el Coliseo Romano, por ejemplo, y con un visor de realidad virtual, ver una lucha de gladiadores, tal como ocurría en ese lugar en la antigüedad”.

Ojalá que nuestro presidente encuentre la ruta para llevar a México por el camino donde todos podamos vivir bien, crecer, pero también disminuir esas profundas desigualdades que tanto nos afectan; seguro estoy de que, si decidimos apostarle TODO al turismo, México por fin encontrará la vocación para su tan anhelado desarrollo.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO PARA SALIR DE LA POBREZA

México, ¿Cómo Vamos? es un colectivo de investigadores integrado por un grupo de académicos y expertos en economía y política pública mexicana, quienes buscan impulsar el crecimiento sostenido en el país, tratando de reducir la desigualdad, atacar las principales carencias y lograr una mejor distribución del ingreso con el máximo bienestar e inclusión social. Su meta estratégica es que el país crezca de manera sostenida a un 6% o 7% y que se generen más de 1 millón de empleos formales al año.

Periódicamente este colectivo evalúa el desarrollo de cada uno de los estados del país en relación a 6 puntos básicos: inversión, competencia, competitividad, bienestar, productividad e impulso a las exportaciones.

Los datos de Aguascalientes son:

- Crecimiento económico al cuarto trimestre de 2018 fue de 8.6%, cuando la meta era de 4.5% anual. Junto con Baja California Sur, es el estado que más está creciendo.

- Los Empleos formales generados fueron de 5.548 al primer trimestre de 2019, cuando la meta anual es de 12.200.

- El salario diario en Aguascalientes asciende a $327.80. Media nacional $348.11.

- La pobreza laboral bajó a 34.6%. La media nacional es de 39.8%.

- La informalidad bajó a un 39.7%. La media nacional es de 52%.

- La deuda pública es de 0.9%. La nacional es de 2,7%.

- El índice de desigualdad laboral es de 0.307, el nacional es de 0.378. La OCDE recomienda 0.300.

Para el mundo entero la desigualdad sigue siendo un gran reto, pues en la actualidad la mitad de la población del planeta vive con 2 dólares o menos al día, y la pobreza laboral, que crece constantemente, indica que, aunque se cuente con trabajo, los ingresos no alcanzan para pagar lo básico, un común denominador en nuestros países de América Latina.

Después de muchos años analizando los sistemas educativos en América Latina y las políticas económicas que supuestamente buscan disminuir las desigualdades y erradicar la pobreza, he llegado a la conclusión de que debemos apostar por dos elementos prioritarios para mejorar el desarrollo de nuestros países, estos son: construir sistemas educativos que promuevan la innovación hacia la solución de problemas cotidianos o hacia nuevo conocimiento, pero generando riqueza, y el segundo, que se conecta con la innovación, es el de desarrollar habilidades empresariales en nuestros estudiantes; pues este sistema que hemos creado formando empleados, nos ha llevado a ser pobres y a convertirnos en la mano de obra “barata” de los países industrializados.

Estoy seguro que formando habilidades de espíritu emprendedor y de pensamiento empresarial y ojalá exponencial, tendremos la llave que aún no encontramos para mejorar los ingresos de las familias, pues un ser humano que entiende y se siente cómodo con la incertidumbre del siglo en el que nos ha tocado vivir, y es capaz de usar esa incertidumbre en energía creativa, seguramente desarrollará soluciones

innovadoras que impacten al mundo y le genere riqueza a él, a su familia, a la comunidad y al país entero.

Cada día me convenzo más de que nuestras políticas asistencialistas que pretenden erradicar la pobreza, regalando, están en contra del crecimiento que un país añora para alcanzar el primer mundo. Si canalizamos esos recursos en desarrollar las habilidades educativas de innovación y emprendimiento, seguro estoy de que en menos de 3 décadas un país como el nuestro estaría creciendo a niveles inimaginables.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx