MUSULMÁN NO ES IGUAL A TERRORISTA

En la actualidad los países ricos invierten 100.000 millones de dólares al año para aliviar la pobreza en el mundo, pero gastan 13 veces más, en armas y soldaos.

En América Latina invertimos cerca de 50.000 millones de dólares en armas y soldados… datos que nos llenan de preocupación cuando nuestro planeta vive el inicio de la que algunos periodistas (basados en los estatutos de la ONU) han denominado la “tercera guerra mundial”; y lo comentan en el entendido de que para que se considere una guerra mundial deben estar involucrados al menos 5 países, y en lo que hoy vivimos se encuentran Estados Unidos, Francia, Rusia, Irán, Irak y Alemania.

Siempre he creído que los peores delitos que alguien puede cometer son la violación y el secuestro, pero tratando de ponerme en el lugar de muchos que hoy sufren, el terrorismo ocuparía la tercera casilla; desde mi particular punto de vista.

Lo que hoy vivimos en el mundo a causa de radicales terroristas, es terrible, pues la intranquilidad de todos al esperar lo peor, nos lleva  aun desgaste abrumador que termina por volvernos paranoicos.

Ver las imágenes de los desplazados en el mundo quienes huyen para salvar sus vidas y las de sus familias dejando atrás toda una historia y su patrimonio, es definitivamente desgarrador.

Ver las imágenes de inocentes acribillados por hombres que se escudan en una religión, es completamente lamentable; y allí en medio de las dos caras de la moneda, el mundo, sus potencias y sus grandes líderes, que se unen por “tercera vez” para regresar el equilibrio al planeta.

Usando las redes sociales, miles de personas decidieron lanzar frases de repudio en contra de los musulmanes, además de exigir a los refugiados que regresen a su país para enfrentar su realidad… como diría la joven periodista Tatiana Lozano: “Parece que no entienden que el islam es una religión con millones de practicantes y que los extremistas representan solo una porción, y que los refugiados están huyendo justamente de estas personas. Pienso en las mezquitas que fueron atacadas en Francia tras el atentado a Charlie Hebdo, de las que poco se habló, y me pregunto a cuántas más les espera el mismo destino”. 

Una pena que nuestra ignorancia culpe a TODOS los musulmanes de las atrocidades de unos pocos. Esta acción equivale a decir que todos en Brasil son buenos jugadores de fútbol o que en México todos somos narcotraficantes… muy lamentable.

El terrorismo nuca tendrá justificación; sin embargo generalizamos en contra de una religión, de una población, de un país. En México tenemos poca influencia de esta cultura y quizás no la conozcamos bien, pero bien valdría la pena invitar a la población a escoger sus palabras a la hora de expresarse sobre lo que estamos viviendo. No seamos partícipes del odio y el miedo global hacia otros credos que en este caso también se sustentan en la fe y el amor,  pues la ignorancia en temas como este, es la mejor manera de destruir y dividir al mundo que ya bastantes problemas y dolores guarda.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx