PARA MI HIJO

Educar hoy es sinónimo de transformar, mejorar, cambiar de rumbo… cimentar el México que soñamos y que los adultos no hemos sido capaces de construir.

Siempre he creído que el camino más fácil ante las adversidades que vive México es el de desacreditar a nuestros gobernantes antes que el de aceptar nuestra complicidad.

Siempre he creído que es igual de grave entregar una “mordida” a un policía de tránsito, que los millones de dólares que se pudiera robar un político.

¿Qué México queremos? El que estemos dispuestos a construir; y ante las incapacidades que hemos mostrado como sociedad, nos quedan nuestros hijos y la educación como herramientas para en el largo plazo, construir el país que todos deseamos.

Como padre de familia siempre he inculcado a mi hijo desde su nacimiento, muchos valores, y he pretendido que vea en mí a una persona trabajadora y cercana a los demás, capaz de aceptar sus errores y con la tenacidad de construir sus sueños. He tratado de comentar en su lenguaje, las amenazas que existen en cuanto a las drogas y los vicios en general. También le he dicho que una buena calificación escolar no le va a garantizar un futuro exitoso, pero que el emprendimiento, la perseverancia, la tenacidad, el trabajo en equipo, la ética, el compromiso, la lectura, el respeto, y la alegría, seguramente le abrirán las puertas para lograr cualquiera de las metas que se proponga.

Paradójicamente, mi hijo se ha convertido en un estudiante excelentemente evaluado en su colegio, lo que me ha llevado a fortalecer mi paradigma en el cual considero que el conocimiento es una consecuencia de un ser humano fortalecido. Y digo fortalecido, pues hoy veo que mi hijo se ha convertido en un emprendedor, que es perseverante, tenaz, sabe trabajar en equipo, es ético, además de comprometido con su familia y su entorno, le gusta leer, respeta a los demás, y es un niño alegre.

Después de conocer miles de casos de jóvenes y sus familias, y el mío propio, quisiera tratar de presentar algunos de los puntos que considero fundamentales para hacerlos parte de la formación de nuestros hijos. Elementos que seguramente les ayudarán a ser exitosos y a cumplir con los sueños que se propongan. Estos son:

-       Debemos lograr que nuestros hijos sean capaces de resolver problemas por medio de una adecuada toma de decisiones.

-       Debemos enseñarles a que sepan asumir riesgos, perocon la habilidad de medir y controlar las consecuencias de sus decisiones.

-       Tenemos que formarlos como emprendedores, desarrollando su espíritu emprendedor y el pensamiento empresarial.

-       Tenemos que inculcarles el amor por la lectura. Es fácil, se leemos con ellos 5 minutos cada día desde que estan chicos.

-       Es muy importante llevarlos con las personas menos favorecidas, enfermos, gente humilde, sólo así entenderán el mundo en el que viven para poder  comprometerse con un cambio.

-       Tienen que ver en nosotros los valores que pretendemos inculcarles. Un niño primero aprende de lo que ve, luego de lo que le dicen otros que no son su familia, y por último de lo que le dicen sus padres. Así que si quieres un niño ético y respetuoso, nosotros debemos ser éticos y respetuosos con los demás y con la naturaleza.

Educar es construir y transformar. Ojalá entendamos el valor de esta palabra, solo así lograremos aportar en la construcción del México donde todos queremos vivir.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx