LLEGA FRANCISCO: UNA LUZ PARA MÉXICO

Se llegó la hora de recibir al papa Francisco, el argentino Jorge Mario Bergoglio, quien seguramente nos llenará de esperanza en un México que vive un estado económico y de seguridad, bastante complejo.

Muy interesante me resultó la entrevista realizada por la revista Newsweek a la maestra Gretel Arcos Alvarado en la que se analizan los perfiles de los últimos 3 papas. Para ella Juan Pablo II era más fenomenológico, plasmaba una idea y la llevaba a su máxima expresión, un discurso complejo que para los jóvenes se tornaba siempre complicado, pero definitivamente, y desde mi punto de vista, Juan Pablo Segundo era un papa “para ver, y no para leer”.

Benedicto XVI fue un papa teológico, su gran virtud, la escritura. Definitivamente se entendía su legado mucho más fácil leyéndolo que viéndolo, y como en la actualidad “todo entra por los ojos”, no fue un papa para nada popular entre muchos católicos. También fue el papa de los “memes” y el inicio de la variedad en las redes sociales, por lo que su imagen se difundió inclusive como burla en muchos de estos espacios que la gran mayoría de las personas usan muy mal.

El papa Francisco, es muy diferente a sus predecesores, es un papa práctico, humilde, cercano a la gente y que ha decidido hablar de temas que para la iglesia siempre fueron motivo de “vergüenza”.

Francisco ha decidido encontrar lo mejor de las personas, potenciarlo y desde allí transformar el mundo en que vivimos. Para Francisco los gobiernos son únicamente los guías, pero no deben hacer todo el trabajo. Somos los seres humanos quienes decidimos construir el mundo que soñamos.

En la agenda del papa en nuestro país se encuentra la visita a un penal, a algunas zonas de cruce de migrantes, además de visitar comunidades de muy escasos recursos y violencia con el fin de llevar un mensaje de esperanza a quienes tanto sufren en nuestro país cada día.

Recordemos, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en México contamos con 70 millones de personas con algún grado de pobreza; además ocupamos el ultimo lugar en calidad educativa por más de una década en los países miembros de este organismo.

También se calcula que entre los gobiernos de Felipe Calderón y el actual presidente, se acumulan más de 100 mil muertos debido al flagelo del narcotráfico y en general, del crimen organizado.

México hoy más que nunca necesita de una luz de esperanza, y que más que la del máximo jerarca de la iglesia católica, un papa que ha logrado ganarse muchos espacios considerados “perdidos” por la iglesia, como el de ciertos grupos de jóvenes que habían decidido alejarse del catolicismo por los escándalos que la iglesia, desde mi punto de vista, no había sabido manejar bien, y que Francisco ha estado enfrentando desde la humildad, el respeto y el perdón.

Esperemos que su mensaje nos de la fuerza y el entendimiento de que a nuestro México lo hacemos nosotros y no únicamente sus gobernantes. Lo más sencillo es criticar a quienes nos lideran… lo complejo es aceptar nuestra responsabilidad en la construcción del México donde todos queremos vivir, recordemos que: Cuando se es buen ser humano, lo demás viene por añadidura.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx