RICHARD GERVER, BUENAS IDEAS PARA UN SISTEMA EDUCATIVO DIFERENTE

Siempre he comentado que un país con un deficiente sistema educativo está condenado a la pobreza.

México hoy tiene un reto enorme, pues si bien su economía nos es pequeña (somos la 15 economía más grande del mundo), la brecha entre nosotros y los países desarrollados cada vez se hace más grande, muy similar a lo que nos ocurre al interior, los ricos cada vez más ricos y los pobres cada día tienen menos oportunidades.

También he señalado que el enfoque actual de nuestro sistema educativo en el “conocimiento con fin último”, es un grave error, pues los países exitosos en este aspecto, como Finlandia, han decidido centrar su sistema en la persona, a fin de que el se humano fortalecido reciba el conocimiento como una consecuencia.

Hace unos días un diario español entrevistó a uno de los más reconocidos expertos de su generación, en educación en el mundo, el londinense de 42 años Richard Gerver, quien defiende su postura de  que “las universidades ya no son la respuesta para una vida de éxito”, postura con la que concuerdo plenamente, pero a la que agregaría, que gran parte de la educación inicial y las universidades en el mundo, ya no son la respuesta que requerimos.

Gerver, quien logró transformar un centro educativo de su país con pésimos resultados académicos en uno de los mejores, comentó que su única clave fue la motivación: Para que la educación sea la mejor necesitamos tener pasión, creer, ser auténticos, y nada de esto estaba pasando, porque los profesores no sentían emoción y cuando estaban dando clases no transmitían pasión a los niños. Los niños son muy buenos para percibir cuando realmente ellos nos importan”.

El cambio en el sistema educativo debe ser inmediato pues ya no sólo se exportan mercancías, hoy el mejor capital intelectual de un país  va a otros, buscando crecimiento y desarrollo.

Sobre un cambio de paradigma, comenta: “A mucha gente le da miedo porque la dimensión del cambio que es necesario es enorme. Se trata de un cambio muy drástico en la cultura y necesitamos empezar a tener conversaciones: ¿qué debería ser la educación?, ¿qué queremos que nuestros hijos sean como seres humanos?, ¿qué necesita el mundo económico de nuestros niños?, ¿qué necesita la ecología de nuestros niños?, ¿cuál es el clima social que necesitamos para nuestros niños? Y después, comenzar a reconstruir el sistema educativo”.

Para este investigador el emprendimiento debería ser la clave en el nuevo modelo educativo mundial, y comenta: “Aún tenemos un sistema que enseña a los niños lo que tienen que aprender, se les dice lo que es importante y luego existe un examen sobre eso. La mayoría de los empleados llegan a su puesto de trabajo esperando que les digan qué hacer y como hacerlo, una cultura en la que predomina el control. Pero el futuro de los países tiene que ser construido sobre el espíritu emprendedor, ya no somos una sociedad con grandes compañías que nos van a emplear el resto de nuestras vidas y nos van a pagar buenos salarios y buenas pensiones. Por eso necesitamos movernos de esta atmósfera de control a una de fortalecimiento”.

La realidad es que el mundo necesita educar de manera diferente, pues quedarnos en la comodidad nos podría llevar a más años de pobreza y desigualdad. El gobierno no debiera ser el único responsable de la educación, bastaría con solo ser una pieza más en el esquema de familias, empresarios y gobierno, todos unidos desarrollando el educando que el país necesita para crecer y ser competitivo.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx