ADMINISTRADOR vs EMPRENDEDOR: México necesita más al segundo.

Definitivamente el camino que México debe recorrer en el presente y futuro debiera ser hacia el emprendimiento como filosofía económica sustentada en el sistema educativo, pero un sistema que fomente estas habilidades desde la temprana edad.

Si bien en la actualidad México invierte más de 3 mil millones de pesos al año en apoyos para proyectos emprendedores, la realidad es que no se están rindiendo los frutos esperados, pues de cada 10 empresas que se abren, sólo una sobrevive pasando los primeros 5 años.

Tratando de entender el proceso de emprendimiento podemos decir que hace décadas ciertos investigadores se sumergían en sus ideas y creaban algún proyecto, luego iban a una incubadora con la idea de desarrollarlo con la colaboración de asesores en transferencia del conocimiento. Terminando este proceso salían a la búsqueda de los millones de pesos necesarios para lanzar el invento, encontrándose con que eran pocos los recursos que los inversionistas estaban dispuestos a arriesgar. Debido a esto, durante muchos años tuvimos una gran fuga de cerebros, sobre todo a Estados Unidos, pues este país les abría la posibilidad de generar patentes que muchas veces se convertían en grandes negocios.

Al final de la ecuación, el Mercado asumía el invento, lo acogía y lo asimilaba.

Hoy es muy diferente el esquema, pues el Mercado es quien manda.

Hoy un emprendedor deberá estar muy enfocado en encontrar lo que le “duele” al Mercado… observar sobre lo que le falta al Mercado y así, solucionar o generar un servicio que el Mercado necesita.

Para tal fin, un emprendedor debe llevar un proceso de observación exhaustivo sobre las carencias en el Mercado y pasar a construir el producto para determinado problema.

Comúnmente se ha querido definir de la misma manera a un Administrador que a un Emprendedor, y la realidad es que su “ADN” es completamente diferente. Para un administrador su objetivo es centrarse en procesos de optimización buscando los menores costos y el menor tiempo posible, pero obteniendo un gran beneficio y buena calidad de un determinado producto. Al final, un Administrador buscará Eficiencia.

Un emprendedor es un “ser” muy diferente. Quizás una especie de “loco” con sueños de explorar y crear pero no con una mente optimizadora. Un emprendedor sabe los recursos con que cuenta, inicia su travesía e infiere a donde pretende llegar pero está seguro de que quizás el camino lo lleve a otro lugar diferente al que pretendió llegar.

Hoy nuestro país necesita más de estos “locos” capaces de ver áreas de oportunidad y en el camino crecer y generar el empleo que necesita nuestro país.

Es realmente triste saber que en México las 20 empresas más grandes no se crearon en los últimos 20 años, son grandes “elefantes” que nunca se reinventan completamente, únicamente mejoran ciertos procesos para hacerse más EFICIENTES, a diferencia de Estados Unidos donde el ecosistema emprendedor ha logrado que se genere riqueza derivado de grandiosas ideas.

México debe cambiar su enfoque hacia la creatividad enfocada al emprendimiento y este proceso solo se logrará si cambiamos la manera en como se encuentra concebida la enseñanza en la educación básica y media superior, pues en la actualidad tristemente nuestro sistema educativo se ha centrado en formar empleados.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx