¿CÓMO DECIDIRSE POR UNA U OTRA UNIVERSIDAD?

La semana anterior escribía sobre el complejo proceso que enfrentan nuestros egresados de bachillerato para la escogencia de una universidad para el desarrollo profesional y sobre la aberrante mercantilización de la educación superior que vive nuestro país.

Algo muy extraño pasa en México con el sistema educativo: protestas, abusos de poder, corrupción, malos resultados en evaluaciones, malas decisiones. Todo este “caldo de cultivo” lleva a que perdamos competitividad, lo que nos aleja de los resultados que requiere el país para competir con las principales economías. No todo es malo, eso es cierto. México cuenta con maravillosos estudiantes que dejan en alto el nombre del país en algunos concursos de robótica, matemáticas y ciencias, entre otros; pero cuando nos vamos al promedio, que es lo que realmente importa si buscamos una mayor equidad en México, allí justamente es cuando salimos REPROBADOS.

Nuestra máxima casa de estudios y orgullo de México, la UNAM, quien fuera la mejor universidad de Latinoamérica por varias décadas, hoy tristemente ha cedido este honroso lugar a la Universidad de Sao Pablo, institución que ha venido mejorando de manera sostenida su investigación y desarrollo, lo que la ha llevado a convertirse en la mejor de la región. Hoy nuestra UNAM ha caído al 4 lugar después de las Universidades de Sao Pablo, Estadual de Campinas y la Católica de Chile. La universidad hidrocálida mejor ubicada en Latinoamérica en el Ranking QS, se encuentra en el lugar 181, y es la UAA.

 Aguascalientes tiene más de 40 universidades, de las cuales muy pocas cumplen con los elementos básicos para denominarse: Universidad.

¿Qué deberá analizar un educando de la Universidad donde desea ingresar?

-       Revisar y comparar los planes de estudio de las universidades seleccionadas. Tratar de ver la actualidad de los programas. Una pseudo-universidad nunca actualiza sus programas, por lo que el conocimiento no es pertinente y seguramente no ayudará a la exitosa inserción laboral.

-       Comparar las instalaciones específicas de la carrera deseada en cada una de las universidades seleccionadas.

-       Conocer el porcentaje de egresados laborando. Una buena universidad siempre ubica exitosamente a sus egresados.

-       Revisar que los programas y metodologías lleven al joven a una formación integral que incluya los 5 elementos fundamentales: académico, social y de valores, deportivo, construcción del conocimiento, y el cultural.

-       Conocer las certificaciones nacionales e internacionales de la institución.

-       Conocer el porcentaje de maestros de tiempo completo de la institución.

-       Conocer si la universidad en cuestión genera conocimiento por medio de procesos que fomenten la investigación.

 Además de estos, siempre será importante revisar los procesos y canales de comunicación de los alumnos con sus autoridades universitarias. Una universidad “sorda” a sus alumnos y necesidades, está completamente alejada del perfil de los jóvenes actuales.

La mejor arma que un joven puede tener en la actualidad es su educación, es el principal valor que podemos tener, y una educación mediocre seguramente los llevará a un fracaso en su inserción laboral, así que escoger bien o mal, podría abrir o cerrar las puertas del futuro.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx