DISCRIMINACIÓN SOCIAL: UNA NUEVA MODALIDAD DE RACISMO

Para el creador de la Teoría de la Evolución Charles Darwin todos provenimos del Homo sapiens. Al pasar de la historia, los científicos se debatieron en dos corrientes que explicaban las diferencias entre las subespecies humanas; la que promovía cinco tipos de razas como consecuencia de las diferentes mezclas de las poblaciones primitivas, y la que explicaba que era demasiado subjetiva esta división, ya que se basaba en los simples rasgos físicos de los pobladores.

Lastimosamente la primera teoría que en ciertos casos perdura hasta nuestros días, dio superioridad al hombre blanco, y la inferioridad a los de piel más oscura, lo que acrecentó el racismo que tristemente hoy todavía tenemos que soportar.

Para los más serios investigadores de la actualidad, el desarrollo de la genética les ha permitido comprobar que todos los seres humanos tienen un mismo origen, y su genoma varía por los cambios que a través de millones de años han experimentado debido a la adaptación al medio ambiente en que les toco habitar, es decir, la geografía marcó sus genes y cambió su apariencia.

Es increíble que en la evolución de los humanos que se llevó a cabo en los últimos 200.000 años, en unas 10.000 generaciones, donde gracias a la creatividad y al intelecto se consiguieran desarrollos tecnológicos inimaginables, dentro de una supuesta civilización que nos volvió la “vida más fácil”, todavía tengamos que escuchar de racismo y desigualdad.

Hoy en un país considerado desarrollado y civilizado como Australia, vemos con preocupación que de nuevo existen algunos brotes de racismo y discriminación como lo sucedido hace dos años cuando unos 5.000 jóvenes blancos generaron violentos enfrentamientos contra un grupo muy pequeño de inmigrantes libaneses, recordando con tristeza lo generado por las leyes de corte racista que promovía este país, hasta los años 70´s.

Sudáfrica también vive su propia historia. El nuevo racismo de este territorio hoy promueve con gran desfachatez su discriminación originada por el color de la piel, con el lema: “No se admiten blancos”.

Nuestro vecino del norte diariamente nos presenta a través de diferentes medios de comunicación, el racismo sin escrúpulos que aún perdura en gran parte de su población…

Alemania no se queda atrás. Sus jóvenes neo-nazis que continuamente golpean de manera brutal a los inmigrantes de piel más oscura, también ya son tema de preocupación para su propio gobierno.

En fin, nuestro mundo definitivamente está al revés. Gracias a Dios nuestro Aguascalientes no ha presentado brotes de este cáncer de la supuesta “superioridad”. Si bien el término racismo no lo conocemos en nuestras calles, si vemos cotidianamente un hecho que nos debe preocupar profundamente: la discriminación social, la cual considero como una actual “modalidad de racismo”.

Definitivamente todos somos iguales, si bien unos hemos tenido la fortuna de ubicarnos en una posición más favorable, eso no nos otorga el derecho de despreciar o peor, de discriminar a nuestro semejante. Muchas veces no vemos o entendemos esta discriminación, pero la vive y la sufre el niño huérfano de la esquina, o el inválido del semáforo. Debemos realizar un análisis de conciencia que nos permita entender nuestra responsabilidad en el momento que nos ha tocado vivir, por que de nosotros dependerá nuestra existencia sin esta nueva “modalidad de racismo”.

Leave a Reply