YA VIENE LA NAVIDAD…

Ya viene la navidad, momento de reflexión, de disfrutar, de “nacer” y cambiar; de reconstruirnos.

Tristemente nuestras navidades se han convertido en espacio de compras y regalos, de consumo y gasto únicamente. La navidad es mucho más que eso. Cada año en estas fechas tenemos la posibilidad de analizar nuestro paso por la tierra, ver si nuestro actuar está ayudando a dejar un poco mejor el mundo al que llegamos.

Navidad significa nacer; nacer para mejorar nuestros defectos, nacer para construir una mejor familia, un mejor Aguascalientes, un mejor mundo.

La cruda realidad en que vivimos nos exige que los seres humanos logremos “romper nuestra burbuja” de individualismo, tratando de entender la gran responsabilidad que tenemos como seres humanos. Hoy más que nunca debemos entender la “irracionalidad aceptada” del planeta; esa irracionalidad que nos lleva a acumular millones y millones de pobres, desplazados, golpeados e indigentes que deambulan en nuestras ciudades ante nuestra cada vez mayor aceptación.

Pareciera que nos dimos por vencidos en la guerra contra el subdesarrollo. Hoy tenemos 1.200 millones de personas que diariamente pasan hambre en el planeta, 50 millones más que hace 2 años… ¿qué nos está pasando?

Una sociedad que pierde la capacidad de sentir dolor por el otro, está perdida, y quizás hoy nuestro individualismo nos esté llevando a esta cruda premisa.

Cada uno de nosotros necesita ponerse en los “zapatos del otro”, ayudando a quienes nos necesitan, dando más de lo que simplemente nos sobra, respetando las reglas, siendo coherentes entre lo que damos y lo que exigimos.

Este país que ya acumula 70 millones de personas con algún grado de pobreza (según datos de la OCDE) pide a gritos que quienes tenemos otra realidad nos sumemos en la construcción de un México diferente, menos desigual, más incluyente. México nos exige menos indiferencia y más compromiso, desde cualquier posición en la que estemos, gubernamental, empresarial, familiar o educativa. Necesitamos sumarnos cada uno en un trabajo conjunto que nos lleve a marcar el camino del México que soñamos, pero también el que estamos dispuestos a construir, sacrificándonos y luchando cada día por llegar a él.

Ya basta de quejarnos de que todo esta mal; ya basta de la indiferencia ante el dolor del otro; ya basta de la corrupción; ya basta de la doble moral; ya basta de ser mexicanos que todo critican pero poco actúan.

Esta navidad nos da una nueva oportunidad de nacer, de cambiar, de reinventarnos. Una oportunidad de unirnos con el Creador para forjar en nosotros a los seres humanos que lleven a nuestro México, al lugar que merece. Un México diferente, con esperanza, un México de lucha, de tenacidad. Este país tiene TODO para ser más justo y equilibrado… ojalá que esta navidad sea nuestra mayor fortaleza para construir un 2017 diferente, mejor. Un nuevo camino que nos lleve al México donde todos queremos vivir.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx