¿NUESTRO TURISMO AMENAZADO?

Para nadie es extraño que nuestro país sea señalado como un destino peligroso para turistas. También sabemos que la criminalidad se ha incrementado con bandas de delincuencia común y crimen organizado.

Nuestro Aguascalientes no ha sido la excepción, pues cada día conocemos de un mayor número de personas que son asaltadas, o a quienes han recibido las indeseadas visitas de los maleantes en sus hogares, o han sido víctimas del típico “cristalazo” para robar las pertenencias de sus vehículos.

Las agencias de turismo de muchos países, en especial los de la Unión Europea tienen la obligación de decir a sus connacionales que desean viajar a México, que si lo hacen es bajo su propio riesgo, pues “México está en guerra”.

Estados Unidos no es la excepción, pues periódicamente emite comunicados sobre los estados de México que sus ciudadanos deberían evitar cuando vienen a nuestro país.

Particularmente, hace un par de meses, el gobierno norteamericano emitió un comunicado donde señala los riesgos de viajar a Cancún y a Los Cabos debido la “delincuencia creciente” en estos lugares. En ambos casos, el Departamento de Estado dice que “las batallas entre grupos criminales han resultado en crímenes violentos en áreas frecuentadas por ciudadanos estadounidenses. Han ocurrido tiroteos en los que transeúntes han resultado heridos o muertos”.

Lo paradójico del asunto es que el turismo en nuestro país ha crecido un 12 por ciento en el último año, lo que hace pensar que quienes nos visitan, o arriesgan sus vidas, o están más informados de nuestra realidad, que el Departamento de Estado norteamericano.

No podemos tapar el sol con un dedo, pues los homicidios en  México han aumentado, y esto incluye a los destinos turísticos como Cancún y Los Cabos. En Cancún, particularmente, han ocurrido 169 asesinatos en los primeros 6 meses del año, casi tres veces más que los ocurridos el año anterior; y Baja California Sur, registró cuatro veces más homicidios que el mismo periodo del año anterior.

Si bien estos datos no son nada halagadores y obligan a nuestras autoridades a actuar de inmediato en beneficio del turismo que es el tercer ingreso económico para el país, bien vale la pena señalar que estos datos, comparados con los de las principales ciudades de Estados Unidos son realmente bajos. Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México, la tasa de homicidios de Cancún es de 20 personas por cada 100.000 habitantes, y la de Los Cabos es de 14 homicidios por cada 100.000 habitantes. Nunca es bueno justificarse, pues bien sabemos que México vive una ola de violencia terrible, pero la tasa de homicidios de Detroit es de 50 personas por cada 100.000 habitantes, la de Baltimore de 52 por cada 100.000 y la de Washington de 20 por cada 100.000 habitantes.

Siempre es común recibir “insultos” de Estados Unidos donde se nos señalan nuestros errores, pero es particular ver como ellos mismos no han podido resolver los graves problemas que viven en su país, día a día.

Sin embrago nuestra realidad es la de un México donde crece y crece la violencia, misma que seguro terminará afectando nuestros ingresos pues estas alertas no dejan de ahuyentar a quienes desean vivir y disfrutar las bellezas de nuestro país.

Ante estos ataques, esta ocasión fuimos más inteligentes; el secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid, dijo que el país ve estos comunicados como una “llamada de atención” para que México sea más eficaz en su lucha contra el crimen organizado.

Así es, nos queda trabajar unidos por la construcción de ese México hermoso donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx