MÉXICO REPROBADO: DE 4, EN 3 MAL.

Llega el fin de año y bien vale la pena realizar un análisis de los resultados de nuestro país.

Para un ciudadano común, existen cuatro aspectos fundamentales para medir los resultados de un país, estos son salud, educación, empleo y seguridad.

Lastimosamente nos hemos visto mal en 3. La seguridad de México es preocupante. Se prevé que al final del gobierno del actual presidente se llegue a la dolorosa suma de 117.000 muertos, que se sumarían a los más de 121.000 muertos del gobierno de Felipe Calderón, tanto así, que según informes internacionales, México es el segundo país con más muertos después de Siria.

En salud no vamos bien, pues según un informe publicado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), se presenta un lamentable desempeño de la salud en el país. Según el informe México es el primer lugar mundial en sobrepeso y obesidad, pues las ¾ partes de la población lo poseen, sobrepasando a Estados Unidos que fuera el país histórico con este delicado problema. Lo más preocupante es que también somos el primer lugar en obesidad infantil, lo que nos augura un panorama complicado. Según el informe, México tiene también el primer lugar en diabetes de personas adultas duplicando la media de OCDE que tiene el 7%, contra un 15.8% de México. Para terminar, el informe presenta que nuestro país tiene el primer lugar en mortalidad de pacientes hospitalizados por infartos cardiacos, lo que claramente presenta un panorama complejo en cuanto a la atención en la salud pública de México. El informe comenta que casi 1 de cada 5 pacientes hospitalizados por este padecimiento muere antes de 30 días.

En el tema educativo las cosas no cambian, pues según la OCDE llevamos más de una década en el último lugar en calidad educativa de los miembros de este organismo (en la OCDE están las economías más grande del mundo. México es la 15), lo que nos pone en franca desventaja con los países con los que nuestra economía compite, más aún cuando sabemos que el capital intelectual es el motor económico de un país.

En cuanto al empleo las cosas parecen diferentes. Según los datos del IMSS, en el sexenio de peña Nieto se han generado más de 3 millones de empleos formales, que se suman a los 2 millones 300 mil empleos del sexenio de Calderón.

La tasa de desempleo de nuestro país de de apenas el 3.6% lo que nos ubica entre las 5 más bajas de la OCDE (promedio OCDE: 6.2%), nada despreciable cuando vemos a España con 19.2% de desempleo, Italia 11.9%, Portugal 10.5%, Letonia 9.6% y Francia con 9.5%.

Al final del año, bien vale la pena evaluar y este es un panorama real de nuestro país. El 2018 será trascendental para México pues viene elecciones presidenciales por lo que el discurso de quienes aspiran dirigir a México debe estar enfocado en resolver y fortalecer los 4 aspectos principales que la sociedad señala como prioritarios para el desarrollo de México.

El cambio no será inmediato, entendemos que lo que vive México es producto de años y años de gobiernos que gastaron mucho y planearon poco, pero lo que debemos exigir al próximo Presidente de México, es sentar las bases en estos 4 aspectos básicos para que nuestro país se desarrolle y marque un mejor camino en las próximas décadas.

Ojalá que las elecciones cuenten con electores analíticos que entiendan que más que una elección, el 2018 pudiera marcar el inicio de un mejor o un peor México para nuestros hijos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx