TRABAJO CONJUNTO: MAYOR POSIBILIDAD DE ÉXITO

Desde hace algún tiempo se ha estado hablando en Aguascalientes de crear un consejo ciudadano que represente a la sociedad y le ayude a nuestro gobierno a tomar mejores y más acertadas decisiones en beneficio de una mayor representatividad de nuestra población.

Y es que algunas ciudades importantes del mundo han optado por aceptar las opiniones de los ciudadanos para que conjuntamente se realicen las obras que ayuden en algunos aspectos que quizás por desconocimiento, los gobernantes no han tomado en cuenta.

Casos como el de Barcelona en España, o Curitiva en Brasil, son buenos ejemplos de cómo el trabajo conjunto entre sociedad y gobierno han dado excelentes resultados en materia de planeación, desarrollo y crecimiento de las ciudades.

Un ejemplo interesante de análisis fue lo ocurrido en Bilbao al norte de España, donde un visionario Alcalde propuso, en primera instancia al consejo de su ciudad, y posteriormente a la fundación Guggenheim, la instalación de un museo que fuese una obra de arte en si misma y le ayudara a salir a esta ciudad del anonimato. Y es que Bilbao, una ciudad desconocida en el panorama turístico de Europa, siempre opacada por las capitales históricas del viejo continente, donde su mayor desarrollo industrial se dio gracias al acero, pretendía cambiar su giro, buscando convertirse en un destino turístico internacional. En una primera instancia la idea parecía absurda, ya que las características de esta ciudad gris, no constituían un buen recinto para las obras de arte de tan prestigiada fundación.

En su momento, el actual presidente de la fundación, condicionó enormemente el proyecto, instaurando parámetros complejos que quizás frenarían el ímpetu de toda una ciudad. Millonarios costos, infraestructura de apoyo, entre otros, fueron los primeros obstáculos al proyecto, los cuales siempre fueron respaldados por las autoridades de gobierno, y por la decidida acción de un consejo ciudadano inteligente, que vio en ésta, una gran oportunidad de desarrollo para esta capital.

Para el gran proyecto, se decidió la contratación de uno de los arquitectos más importantes de la actualidad, Frank Gehry, un Judío Norteamericano que ha revolucionado la arquitectura llevando al deconstructivismo arquitectónico a un juego de formas que cautivan la retina de cualquier observador sea especialista o no.

Hoy después de algunos años de terminado el proyecto, Bilbao se ha convertido en una de las 10 ciudades más visitadas de Europa, lo cual obligó al desarrollo de una importante infraestructura hotelera que dio a esta ciudad un gran desarrollo y por ende una generación increíble de empleos de todo tipo.

Bilbao es un ejemplo audaz de ese trabajo conjunto de la sociedad ordenada y participativa con el gobierno, pero son muchos los ejemplos que podríamos analizar buscando que nuestro Aguascalientes se convierta en una ciudad que sobrepase el reconocimiento nacional por medio de un trabajo de planeación que trascienda la unilateralidad de las decisiones del gobernante en turno.

Ojalá el proyecto del consejo ciudadano siga adelante, y quienes decidan aportar en él entiendan el gran compromiso y la excelente oportunidad que se tiene para que en una ciudad que de por si es bastante gobernable, se logre la toma de decisiones adecuada para que la ciudad crezca hacia el desarrollo equitativo de toda su población.

Leave a Reply