ESTO QUISIERA DEL NUEVO PRESIDENTE

Se vienen las elecciones y muchos aún estamos indecisos, en mi caso, no de a quién elegir, sino más bien, de si a quien elija será capaz de construir el México donde sueño vivir.

Lo que sí me queda muy claro es que un presidente que pretenda cambiar a México, impulsando la agricultura a cielo abierto, por ejemplo, sin pensar en la tecnificación del campo, está completamente desenfocado.

¿En qué aspectos se debe enfocar un presidente y cómo creo que debiera actuar?

-       Seguridad. Considero que tenemos 4 caminos para combatir el narcotráfico (quizás nuestro problema más delicado en seguridad), con las siguientes opciones: Legalizar las drogas, negociar con ellos, combatirlos con el apoyo del ejército, o “abrir las puertas” del norte del país para que sea Estados Unidos quien resuelva el problema.

-       Corrupción. Quizás el Bronco no estaba tan perdido en cuanto a cortar las manos a los corruptos (aunque fue exageradamente radical)… necesitamos leyes drásticas y un cumplimiento exhaustivo de las mismas.

-       Educación. El sistema NO FUNCIONA. Mientras esto no cambie, México seguirá creciendo su pobreza. OJO: no se trata de cobertura, se trata de CALIDAD.

-       Salud. El sistema actual está por colapsar. Necesitamos repensar la salud y el esquema de pensiones para asegurar el futuro de nuestra población.

-       Desigualdades. México acumula cerca de 70 millones de personas con algún grado de pobreza, y a esto se contrapone ruidosamente que el 1% de la población tiene el 25% de la riqueza del país. Esta desigualdad se combate con 2 cosas básicamente: una mejor educación centrada en la persona y no en el conocimiento como hasta ahora lo hemos hecho, y en el desarrollo de habilidades emprendedoras desde la temprana edad (emprendimiento con incentivos serios para emprendedores y para quienes los apoyan).

Sumo un colofón: Nuestras desigualdades no se combaten REGALÁNDOLE las cosas a las personas, esto lo cambiamos dándole a las personas mejores herramientas (educación y emprendimiento).

-       Diversificación de la economía. Seamos honestos, el petróleo se nos acaba, o quizás antes los países buscarán otras energías… así de simple. Las remesas no son eternas y nos hacen dependientes de una “limosna” mensual. El turismo, nuestro tercer ingreso es el camino a explotar, pero necesitamos mejorar nuestra seguridad, ampliar nuestra conectividad (trenes de alta velocidad, más y mejores aeropuertos con líneas de bajo costo, mejores carreteras y más seguras, etc.). La industria automotriz, en la cual nos hemos hecho grandes maquiladores, debe usar ese conocimiento adquirido para enfocarse en la creación de vehículos con energías limpias, y autómatas… y lo ideal sería que nuestras empresas mexicanas se volvieran fuertes en la creación de autopartes para pasar, en el mediano plazo, a la creación de marcas mexicanas, ¿por qué no?

-       Energías limpias y medio ambiente. Tenemos a una de las ciudades más contaminadas del mundo… es tiempo de pensar en un mejor aire para nuestros hijos y nietos. México necesita migrar al uso masivo de energía eólica, o solar, entre otras. Quizás podríamos convertirnos en potencia mundial de nuevas energías limpias, lo que nos podría llevar a ser creadores de nuevas tecnologías aplicadas a la energía (eso solo lo alcanzaremos cuando nuestro sistema educativo mejore).

Ya estamos próximos a elegir al nuevo presidente, ojalá que a la hora de emitir nuestro voto seamos lo suficientemente analíticos para decidir desde la objetividad y no desde las “vísceras”. México no es el mejor país del mundo,  ni tiene las mejores condiciones, pero es la 15 economía más grande, con esto ya tenemos un gran avance para construir el México del siglo XXI.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx