MAYOR EDUCACIÓN: Mayor Éxito Empresarial.

En México 8 de cada 10 empresas cierran sus puertas en los primeros dos años de vida, esto debido a varias situaciones que en definitiva nos han vuelto un país donde muy pocos se arriesgan al camino de ser emprendedor. También es importante conocer que en nuestro país el 99% de las empresas son Micro, Pequeñas o Medianas, y en su gran mayoría son dirigidas por personas con una escolaridad muy baja.

Con respecto a la generación de MiPyMEs muchos avances hemos tenido en los últimos años, donde los gobiernos han decidido crear espacios de apoyo a quien decide tomar este camino, pero aún estamos lejos de los estándares que todos deseamos.

Un aspecto importante a analizar de quienes se han lanzado al camino de crear una MiPyME, es que el 95% son mayores de 26 años; 65%, mayor a 40 años, y sólo 5% son menores de 25.

Si recordamos que en el país de los 14 millones de educandos que inician en la primaria, menos del 2% culminan una licenciatura, esto nos lleva a analizar que quizás el grado académico pudiera afectar en el buen funcionamiento de una nueva empresa.

Cabe señalar que no pretendo decir que el éxito empresarial depende en todos los casos del grado académico de su iniciador, ya que existen varios casos que dicen lo contrario, pero considero que mientras se tenga una mayor formación, quizás pudiera disminuir el grado de incertidumbre para el futuro del negocio.

La gran mayoría de las empresas se están teniendo que enfrentar a la globalidad que nos exige un mayor grado de preparación a fin de no ir perdiendo competitividad, incluso en los mercados locales, y para ello cuentan con muy pocas herramientas gerenciales que les ayuden en su toma de decisiones, por lo que constantemente nos seguimos enfrentando al cierre de este tipo de empresas.

Los países asiáticos de nuevo son un excelente referente, ya que nos han demostrado que existe una relación directa entre el nivel de escolaridad de los directores de las empresas, y el éxito de las mismas, por lo que se han dado a la tarea de apoyar a los empresarios facilitándoles el camino de su formación profesional.

Considero que es tiempo de inculcar en nuestros jóvenes el amor por el desarrollo emprendedor; si bien seguimos en su mayoría formando a los jóvenes en las Universidades para ser empleados, es tiempo de cambiar esta dinámica y apostar por el desarrollo de creadores de empresas, que vean en ello la oportunidad inigualable de labrase un futuro laboral más seguro; por que la instrucción recibida en las universidades, estoy seguro les proveerá las herramientas para un mayor éxito empresarial, teniendo como consecuencia una amplia generación de empleos y por consiguiente, la solución del grave y creciente problema al que se enfrentan los profesionistas al salir de las universidades a conseguir un espacio laboral, el cual es ajeno para muchas de las profesiones más demandadas por nuestros universitarios.

Leave a Reply