LAS DROGAS, UN PROBLEMA SIN RESOLVER

Para todos el tema del aumento del consumo de drogas ilegales entre los jóvenes es una preocupación creciente. Según datos del CICA (Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones) de algunos años atrás, el 70% de los universitarios en Aguascalientes habrían probado una droga ilegal en sus vidas, sin que esto quisiera decir que fuesen adictos, pero las probaron por vivir la experiencia, evadir problemas, o por presión social, entre otros. El grave problema es que muchos jóvenes se enganchan en este camino luego de probar sus destructivos efectos.

Al delicado problema del consumo se suma el de las entregas cada vez más complejas para rastreo, pues según la Policía Federal (PF) existe una red de distribución de drogas que son compradas en el darknet (internet o red oscura), y que son entregadas en varias ciudades de México usando el correo postal mexicano y las empresas privadas. Recientemente se ha detectado una red de traficantes chinos que ofrecen drogas sintéticas que van desde los 130 pesos por una pieza, a los 2 mil 600 por 25, entre las que se encuentran NboomE, LSD+Doc (drogas sicoactivas y estimulantes).

Como siempre, el negocio de las drogas es sumamente atractivo para los delincuentes por su alta utilidad; según los periodistas Pedro Villa y Julián Sánchez de el periódico El Universal, un gramo de 25i-NBOM tiene un costo de 9 mil 200 pesos. Ese gramo sirve para 36 planillas, cuyo costo es de mil 500 cada una; es decir, se obtiene una ganancia de 54 mil pesos por 36 planillas.

Gracias a la comunicación entre nuestro país y el gobierno chino fueron detectados y desmantelados dos laboratorios en este país, los cuales enviaban el total de su producción a México.

En cuando a otro tipo de drogas “tradicionales” como la marihuana, sabemos por informes de nuestras autoridades mexicanas, que se ha vuelto una moda el consumo de brownies, muffins, chocolates y hasta mantequilla elaboradas con marihuana, los cuales son repartidos con relativa facilidad y conocimiento público, en varios puntos concurridos de nuestras ciudades.

Como vemos el tema es complejo, y los padres de familia tenemos la obligación de estar atentos y conocer del tema, a fin de ayudar en la prevención de nuestros hijos.

Según la PF, los jóvenes están usando códigos cifrados en el darknet a fin de evitar los rastreos de las conversaciones entre distribuidores y consumidores, los cuales usan las redes sociales como medio de compra y venta de todo tipo de drogas.

El tema de las drogas crece de manera preocupante, pues a las drogas “tradicionales” como la marihuana, cocaína y heroína, hoy se suman las drogas sintéticas que se producen más fácilmente y que generar un daño mucho mayor al cerebro de sus consumidores.

Al final de la historia necesitamos entender que es en la familia donde debemos resolver el problema, pues necesitamos hablar abiertamente del tema con nuestros hijos; debemos conocer los detalles de las diferentes drogas; además de enseñarles a resolver problemas y a tomar buenas decisiones, ya que solo así, en el momento “oscuro” donde les ofrezcan alguna droga, puedan ser capaces de decir: NO, no lo necesito para ser feliz y vivir la vida.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx