¿CUBA ES NUESTRO MODELO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA?

Cada día tenemos más señales de que el petróleo se va a acabar en el planeta… ¿será cierto? Quizá no físicamente, pero el mundo ya no quiere seguir usando este recurso no renovable. Para los más optimistas la migración masiva de los vehículos de combustión interna (gasolina) a los vehículos eléctricos, no tardaría más de 10 años; y el desuso de derivados del petróleo, como el plástico, no más de 15 años.

Dentro de este panorama, el que un país considere seguir viviendo del petróleo es un verdadero suicidio económico, tanto así que los países petroleros del medio oriente han decidido invertir en ciencia, tecnología y desarrollo, entendiendo que muy pronto no podrán seguir recibiendo recursos por el crudo.

Personalmente considero que el nuevo petróleo del mundo se llama CONOCIMIENTO, por lo que invertir en mejores sistemas educativos es el camino que deben llevar quienes deseen mejorar sus economías, en el mediano plazo.

Nuestro presente es complejo, pues en México únicamente generamos 222 patentes cada año, mientras que Estados Unidos genera 159 mil, Corea del Sur 91 mil, y China 18 mil. Es más, todos los países de América Latina juntos generan menos patentes que Israel, un país que no llega a 10 millones de habitantes.

Por estos motivos considero que algunas decisiones del actual presidente de México no han sido muy adecuadas, pues seguir invirtiendo en refinerías, por ejemplo, no se vuelve rentable en el mediano plazo cuando el mundo está muy cerca de desaparecer los vehículos a gasolina.

Otra gran preocupación que surge en el tema, fue la decisión del presidente sobre desmantelar la reforma educativa y las evaluaciones de maestros por medio de un organismo autónomo, pues el camino avanzado, que ahora se detiene, nos hará retroceder frente a China y otros países asiáticos, que han mejorado sus sistemas educativos para dejar de ser únicamente proveedores de mano de obra barata, a ser generadores de tecnología.

Apostar a la innovación que debiera ser el objetivo principal de cualquier gobierno del siglo XXI, queda en deuda en nuestro país, al escuchar las declaraciones de María Elena Álvarez-Buylla del Conacyt, quien días atrás comentó en una entrevista, que su modelo en materia de ciencia y tecnología es Cuba… un gran disparate desde mi punto de vista, pues Cuba es un país tecnológicamente atrasado que únicamente produjo 9 patentes en el 2018.

Comparto plenamente la idea del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre querer reducir la pobreza en nuestro México, pero quizás debe entender que el camino para llegar a sacar de la pobreza a más mexicanos únicamente se dará cuando mejoremos nuestro sistema educativo haciéndolo más competitivo (y esto será cuando lo centremos en la persona y en la innovación), y cuando entendamos que un país moderno debe vivir de la generación de nuevo conocimiento, pero enfocado a la generación de riqueza, y no en entregar muchos recursos en pocas cantidades, a muchas personas, pues convencido estoy de que ese recurso aplicado en un buen modelo educativo, que genere ideas, innovación y riqueza, llevaría en pocos años a nuestro país, al lugar que merece.

rectoria@ucuauhtemoc