FINLANDIA: Un modelo educativo del que podemos aprender

Muchas veces he señalado que el sistema educativo de Finlandia es quizás el más competitivo y eficaz en el mundo. Si bien en las últimas pruebas PISA aplicadas por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) Singapur se llevó los honores del primer lugar, Finlandia se sigue sosteniendo en los primeros lugares de las últimas aplicaciones, pero con un altísimo grado de motivación y felicidad en sus estudiantes.

¿Qué cosas hace Finlandia en su sistema educativo y que perfectamente podríamos aprender y aplicar en México?

1-    Cooperación antes que competencia: Los niños y las escuelas no compiten, cooperan. La idea de alcanzar objetivos individuales se concibe desde la obtención de metas globales que ayuden a todos a mejorar.

2-    Los maestros: una profesión respetada. Para nuestros pueblos tradicionales mexicanos, el padre, el médico y el cura eran las profesiones más respetadas. Dramáticamente nuestros maestros han perdido el valor y el respeto de su sociedad. Los maestros en Finlandia ganan bien, y se preparan bien. Para ser parte del sistema educativo básico se debe contar con mínimo, una maestría. Los profesores son el centro del sistema educativo.

3-    La investigación es fundamental. El gobierno de este país invierte un porcentaje importante de los recursos en investigación educativa; y por encima de procesos políticos (como los que nos aquejan en México) donde se da prioridad a cuestiones extra educativas, en Finlandia se aplican en el aula los buenos resultados obtenidos en las investigaciones.

4-    Experimentar es parte de la vida diaria. El gobierno finlandés alienta a los profesores para que cada aula se convierten un mini laboratorio de investigación y experimentación de nuevas prácticas que mejoren el proceso. Los resultados se comparten y aplican.

5-    Jugar es fundamental. La fórmula es sencilla: por cada 45 minutos de clase, los niños deben tener mínimo 15 minutos dedicados al juego, fomentando la idea de que los niños deben permanecer niños por el mayor tiempo posible.

6-    Poca tarea, más espacio para vivir. El tiempo de tarea en casa se ha reducido significativamente. Los niños deben jugar en las tardes, hacer su deporte favorito, convivir con sus amigos y familiares.

7-    Preescolar es la base de éxito. Los primeros años de vida de un niño forjan el futuro exitoso, por este motivo los mejores y más capacitados docentes de Finlandia se ubican los primeros años escolares.

Desde mi punto de vista el objetivo del sistema educativo debe ser el de formar jóvenes creativos que generen innovación aplicada a problemas cotidianos o a nuevo conocimiento, generando riqueza… y para este objetivo, Finlandia nos presenta un modelo sencillo que no pretende descubrir el “hilo negro”; más bien busca, en el proceso cotidiano de la enseñanza/aprendizaje, entender la posición de cada actor (alumno, maestro, padre de familia) para potenciarla, y así desarrollar planes de vida de los estudiantes, sustentados en la emoción y el disfrute por aprender.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx