UN ORGULLO NUESTRO AGUASCALIENTES

Hace unos días fui invitado al tercer informe de la alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel. Ambos patios de Palacio Municipal se encontraban repletos de quienes queríamos conocer el trabajo realizado por la alcaldesa.

Entre otros puntos, señaló:

-       La revista “Alcaldes de México” nos otorgó el premio: “La Mejor Ciudad para Hacer Negocios”.

-       Somos la segunda ciudad en crecimiento económico del país.

-       Somos un municipio de cero deuda pública / además tenemos la calificación financiera municipal más alta.

-       Inversión de 255 millones en rehabilitación de pozos y obras de suministro de agua / anuncio de Plan Hídrico que revolucionará el servicio del agua.

-       Señaló la instalación de cámaras de seguridad de 360 grados y reconocimiento facial y de placas que, sumado a 200 millones en lámparas de luz blanca, apoyan en gran medida a la seguridad de zonas críticas.

-       Instalación de 100 puntos de internet gratuito para apoyo a la comunidad.

-       Plantación de medio millón de árboles y plantas / se declararon La Pona y Cobos, como áreas naturales protegidas.

-       Se dieron mil becas escolares; apoyo a universitarios para su titulación y apoyos para 500 jóvenes aplicados a movilidad extranjera.

No puedo dejar de sentirme sumamente orgulloso de vivir en una ciudad, en un estado que, a pesar de los problemas que tiene nuestro país, seguimos siendo ejemplo de crecimiento, desarrollo, gobernabilidad, e incluso, seguridad.

Quienes vivimos en este estado tenemos la obligación moral de seguir sumando para que Aguascalientes siga siendo la “Suiza de México”, ese calificativo que algún día decidí acuñar. Y es que de nosotros dependerá que trabajemos de la mano de nuestras autoridades para seguir creciendo y desarrollando nuestras condiciones como el centro de crecimiento y calidad de vida de nuestro país.

¿Qué áreas de oportunidad tenemos?

Si bien tenemos mucho de que sentirnos orgullosos, es importante señalar:

-       Necesitamos disminuir la desigualdad entre ricos y pobres, pues tenemos una zona oriente en la cual vive un tercio de nuestra población, y con la que tenemos una gran deuda moral. Debemos mejorar sus condiciones de empleo, salud, educación, seguridad e infraestructura.

-       Tenemos que diversificar nuestra economía, pues depender casi exclusivamente de la industria automotriz, nos hace muy vulnerables.

-       Necesitamos agregar, a las buenas acciones del Gobierno del Estado en cuanto al plan de movilidad (YOVOY), un sistema de transporte público masivo. Para tal fin, dependeremos de una perfecta coordinación entre los gobiernos estatal y municipal.

-       Tenemos que mejorar las vías de nuestra ciudad, pues los bacheos no son suficientes. Necesitamos cambiar los pavimentos tradicionales por calles en concreto hidráulico.

-       La seguridad es una obligación de todos. La denuncia debe ser nuestra mayor arma para combatir la delincuencia. Juntos podremos seguir construyendo un Aguascalientes lejos de la inseguridad.

-       La educación es la base del desarrollo de cualquier lugar, por tal motivo debemos coordinarnos entre las autoridades, los empresarios y los padres de familia, a fin de formar los educandos que requerimos para ser mucho más competitivos en este siglo XXI.

Estas y otras ideas son las requerimos para seguir soñando con un Aguascalientes mejor. Pero de lo que sí estoy seguro es de que nos debemos sentir muy orgullosos de vivir en un lugar como nuestro bello Aguascalientes, el cual ha sido el resultado del trabajo de todos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx