LA NUEVA ORIENTACIÓN VOCACIONAL

Los más importantes ingresos para nuestro país son en primer lugar el petróleo, en segundo lugar las remesas de los millones de coterráneos en el extranjero, y en tercer lugar, el turismo.

En últimas fechas hemos escuchado sobre las reformas urgentes que nos permitan estrategias para extraer el necesario “oro negro” de aguas profundas, a fin de poder contar con este precioso recurso que sostiene gran parte de nuestra actual economía.

Lo que aún parece extraño es que si analizamos las opciones educativas en México, son muy pocas las universidades que ofrecen licenciaturas que estén enfocadas a fortalecer las áreas que en la actualidad sostienen nuestra economía.

Por una lado las ingenierías no son recurridas por nuestros estudiantes, por el mítico “miedo a las matemáticas”, situación que causa extrañeza, cuando en la actualidad existen variadas técnicas que resuelven la instrucción en esta vital área del conocimiento.

Por otro lado, el turismo como licenciatura, y la administración de establecimientos turísticos, son áreas que han venido bajando su matrícula en los centros educativos.

En fin, tal pareciera que nos hace falta algo que encauce a nuestros jóvenes hacia la instrucción  que necesitamos para fortalecer nuestras mejores áreas.

Definitivamente tenemos que concluir que nuestra actual orientación vocacional de estudiantes no está resolviendo las necesidades, y simplemente los jóvenes  terminan por enfocarse a las carreras tradicionales, o a las que ellos consideran que les resolverá su futuro económico.

Desde ya, México necesita definir claramente su vocación. Cada estado deberá contribuir a esa vocacional nacional y a su propia vocación. Por ejemplo: Si en Aguascalientes tenemos graves problemas de agua, claramente no podemos seguir siendo considerados como un lugar de producción lechera, pero quizás sí, debiéramos ser un lugar donde se obtengan productos por medio de la transformación de la leche…

Lo que definitivamente necesitamos, es que las instituciones educativas de nivel superior se sumen al proyecto de ofrecer espacios académicos que aporten al fortalecimiento de las carreras que México necesita para crecer y consolidar nuestras actuales áreas económicas fuertes.

En definitiva, México necesita establecer estrategias para logar que las universidades apoyen en el fortalecimiento del las áreas que requerimos; y aunque el país seguirá necesitando profesionistas de todas las áreas, si debemos establecer una estrategia conjunta, que nos permita conocer el número de profesionistas que requiere el país por área de conocimiento (como lo hace el sistema educativo holandés), además de la creación de carreras que nos ayuden a fortalecer las áreas que son vitales para el sostenimiento de nuestra economía en cada estado, y por supuesto, del país.

Leave a Reply