ACATANDO Y RESPETANDO, SUMAREMOS COMO SOCIEDAD

Desde hace algunos días hemos visto como se han incrementado los retenes en la ciudad donde en una muy buena coordinación la policía municipal trabaja con personal de salud, en la búsqueda de conductores irresponsables en estado de ebriedad.

El alcoholímetro, un tema satanizado por mucho tiempo, es ahora un elemento común aplicado por las autoridades en estratégicos puntos de nuestra capital.

En estos operativos hemos visto diferentes reacciones. Por un lado están los que se quejan amargamente por el detenimiento en su ruta, olvidando que nuestra aportación a la sociedad es un granito de arena para ayudar en la sanción de los irresponsables que para mí, son definitivamente “asesinos en potencia”. Por otro lado se encuentran los borrachines que en actos suicidas deciden conducir su vehículos en condiciones deplorables, poniendo en riesgo la vida de los conciudadanos.

Mientras tanto, nuestra ciudad sigue estando en los primeros lugares nacionales en número de accidentes a causa de conductores que manejan en estado de ebriedad. También hoy nuestros jóvenes son consumidores habituales de este “vicio permitido”, que en los resultados de las encuestas aplicadas por el Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones se encontró que 8 de cada 10 jóvenes de Aguascalientes tienen un consumo habitual de alcohol (ingesta de una o dos veces por semana), y que de estos consumidores, el 48% eran jovencitas.

Después de conocer esta información, todavía no comprendo como pueden existir personas que se molesten con estas medidas tomadas por nuestras autoridades, quienes únicamente buscan nuestra seguridad y la de nuestras familias.

Yo considero que la ciudad no la hacen únicamente nuestros gobernantes. La ciudad la construimos todos los que la vivimos cada día, por lo que nuestra responsabilidad está en trabajar arduamente en su construcción, buscando que nuestra aportación sea la de trabajar apoyando a los líderes que nos gobiernen en la consecución de metas que nos ubiquen en el estado en el que deseamos vivir.

El tema del alcoholismo y en general, el de las adicciones, siguen siendo puntos pendientes en nuestra agenda como sociedad hidrocálida, que requieren, primero de nuestra aceptación como padecimiento, para luego generar líneas de acción como sociedad hacia la búsqueda de una estrategia que disminuya el consumo y nos ayude a contar con una sociedad mas sana.

Hoy debemos sumarnos a esta medida municipal de la “Cero Tolerancia”. Hoy debemos ser partícipes y facilitadotes de este tipo de acciones que nos ayudan a tener una ciudad más segura para nosotros mismos.  Hoy debemos entender que el alcoholímetro, el uso del cinturón de seguridad, la prohibición de conducir hablando por el teléfono celular, entre otros, son acciones que debemos acatar y respetar en el entendido de que una mejor sociedad se construye respetando la integridad de quienes pudieran ser víctimas de nuestra irresponsabilidad.

Leave a Reply