GUERRA: Lo Inconcebible. HUGO CHÁVEZ: El Incoherente

La verdad es que las situaciones bélicas en el mundo nos deben llenar de profunda preocupación.

Hoy cuando por fin veíamos una luz de esperanza con un Estados Unidos guiado por un Presidente pacifista que desea cambiarle la “cara dura” a la potencia mundial, nos encontramos con situaciones que cambian el panorama global.

Hoy cuando celebramos 20 años de una Alemania sin divisiones, de nuevo la irracionalidad invade y calienta los ánimos contando con los primeros cañonazos de las dos Coreas en una confrontación que a lo lejos no terminamos de entender; aunque más preocupante por la cercanía del problema, son las constantes amenazas del Presidente venezolano Hugo Chávez incitando a su población y al ejército a una posible guerra con su vecino Colombia.

Y es que de los 50 mil millones de dólares que Latinoamérica invierte cada año en armamento, el 70 por ciento está siendo adquirido por Venezuela, un país que ha optado por el descrédito y las ofensas para sostener la popularidad de un Presidente que en sus “locuras y persecuciones” que dice sufrir por parte de los Estados Unidos, ha terminado por creerse la reencarnación de Simón Bolívar ¿qué tal?

Hoy el Presidente sudamericano se encuentra haciendo alianzas estratégicas con Rusia, Irán, Siria y Libia, a quienes instiga a participar en una eventual confrontación bélica, por lo que es inminente que la ONU se pronuncie con acciones contundentes y de rechazo frente a estas provocaciones de Venezuela.

Luego de las constantes amenazas de guerra contra Colombia, el Presidente colombiano ha tomado la decisión de buscar apoyo en la comunidad internacional, específicamente ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y la OEA, a fin buscar un camino que ayude en la compleja situación que en la frontera entre ambos países ya es inmanejable.

Hoy cuando vivimos en una Latinoamérica sumida en la pobreza, aunado a que para algunos especialistas en el 2020 tendremos el 80% de la población pobre, parece increíble que un hombre como el Presidente venezolano busque un conflicto armado para justificar los problemas internos de su país y la pérdida de popularidad que lo tiene loco. Parece increíble que con los problemas que hoy atravesamos como sociedad un hombre como este arremeta contra el gobierno colombiano y, frente a sus milicias bolivarianas y los militares, quiera encender un falso nacionalismo y los convoque a prepararse para los peor, manteniendo su constante paranoia de ser atacado por los Estados Unidos. Tal parece que su necesidad de fondo es expandir su mal llamado Socialismo del Siglo XXI, que más se parece al caduco modelo soviético del Siglo XX.

La realidad es que las dudas quedan sobre la mesa, más cuando nuestro pueblo latinoamericano se revuelca en la pobreza y la ignorancia, una pobreza que no se podrá solucionar si nuestros mandatarios están más preocupados por demostrar su inconcebible orgullo antes que su intensión de buscar un camino de equilibrio real que saque a la región del aberrante subdesarrollo en el que nos encontramos orillados.

Leave a Reply