EL PROFETA SUDAMERICANO

Dios de mi vida: ¿En manos de que gobiernos tenemos al pueblo latinoamericano?

Hace algunos días se llevó a cabo la primera Conferencia Mundial de los Pueblos contra el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra celebrada en Cochabamba, una reunión paralela para resarcir el fracaso de la cumbre de Copenhague donde ni China ni Estados Unidos fueron capaces de liderar el cambio que nuestro planeta requiere. Imagínese usted mi asiduo lector que el señor Presidente de Bolivia Evo Morales se atrevió a “abrir su bocota”, situación común para varios Presidentes sudamericanos, o “suraméricos” como también lo dijo hace algunos meses el señor Evo, para decir que el homosexualismo se debe a la cantidad de hormonas femeninas que le inyectan al pollo e hizo la salvedad de que él sí es muy macho porque sólo come pollos criollos… hágame usted el bendito favor. Luego, y al mejor estilo de los videntes, comentó que en 50 años, y por el mismo motivo, gran parte de la población del planeta sería calva y que Europa es el mejor ejemplo por la cantidad de calvos que hay allá.

Lo que nunca supo el señor Morales es que por ahora está perdiendo a los seguidores homosexuales bolivianos que hicieron parte de los votantes que buscaba su supuesto “gobierno incluyente”. Y es que de ahora en adelante, con esta teoría revolucionaria, los homofóbicos mirarán feo a todo el que pida pollo en un restaurante, tildándolo de “jotito”. Evo, todos sabíamos que comiendo comúnmente en Kentucky Fried Chicken la gente se volvía obesa, pero no que se convertía en homosexual…

Ah, pero como nuestra bella Latinoamérica está llena de “macacos”  no podían faltar las perlas del señor Hugo Chávez Presidente de la hermana República de Venezuela quien vociferó a su mejor estilo: “Pachamama o muerte”, amenazando con crear unas Naciones Unidas disidentes, que sustituyan a esa “herramienta del imperio” que no ha hecho nada por nuestra tierra. Bueno, desde cierto punto es entendible su comentario, ya que según dicen en Venezuela, se cree que hay iguanas entrenadas por sus enemigos, que provocan daños en las centrales de energía de Venezuela. Hace poco, su gobierno sostuvo que un reptil saboteó una red eléctrica que dejó a cerca del 70% de los venezolanos a oscuras. Mínimo, la iguana era “gringa” o quizá Obama tiene un criadero secreto de reptiles en la Florida.

Lo triste, o más bien patético de este circo latino es que este tipo de vociferaciones salen de estos hombres como si fueran resentidas proclamas ideológicas. Estos tres tristes tigritos, sumando al señor Correa Presidente de Ecuador, que aunque un poco más prudente, es un decidido seguidor del Socialismo del Siglo XXI propuesto por el mandatario venezolano, que en últimas fechas terminó por creerse la reencarnación de Bolívar, han decidido creer que el planeta se salvará cuando el socialismo destruya a los imperialistas que crearon la Coca-Cola y el “pollo homosexualizador”, cuando al final de cuentas la salvación de este adolorido planeta no se encuentra en el capitalismo o en el desgastado socialismo, sino en buscar un equilibrio que logre el entendimiento entre los actuales líderes quienes siguen pensando individualmente en sus pequeños terruños o en su enriquecimiento personal, antes que en el beneficio de todo el planeta.

Al final de cuentas estos personajes cada día muestran más el cobre con sus comentarios improvisados y mediocres que simplemente reflejan la ignorancia y la falta de respeto con que gobiernan. Lo triste de todo esto, es que en las manos de personajes así está puesta la confianza de millones de personas a las que gobiernan.

Leave a Reply